EDITORIAL

0.1% MÉXICO – ALEMANIA



*Desaceleración global
*Autarquía del INEGI
*PIB Economía Moral
        

VLADIMIR ROTHSCHUH


México creció en el 2019 a la par de Alemania, es decir en el 0.1%.  Las autoridades teutonas explicaron a qué se debió esa contracción económica aducida al Brexit y la guerra sucia de Trump contra las economías globales. En México el INEGI convierte a nuestra economía en una autarquía, nada tiene qué ver el entorno mundial y deriva penosamente esta ‘recesión técnica’ a la izquierda en el poder presidencial. Durante todo el año pasado el INEGI y Banxico se dieron gusto descalificando la economía mexicana como relejo del gobierno del presidente López Obrador y no como consecuencia de un entorno global ensuciado por las políticas de Trump, cuya paradoja es lo que consiguió a cambio Estados Unidos en el 2019 con un decrecimiento económico al 1.7% y la peor caída laboral de los norteamericanos como no había sucedido hace cincuenta años. La potencia mundial china que llevaba al hilo crecimientos arriba del 6%, tuvo que enfrentar los golpes de Trump y ver desmejorado su crecimiento como hace tres décadas y de ahí proviene en parte su alarma sanitaria subsanando déficit. El lucimiento de Japón fue de los peores, superó a México y Alemania en un punto. El mundo se contrajo en el 2019 y México forma parte de ese concierto económico obviado por el INEGI in vitro: lo que ocurre en México es responsabilidad del gobierno presidencial. ¿A quién culparían los alemanes, chinos o japoneses por su escaso crecimiento? Nadie culpa a sus gobiernos porque tienen una visión global de sus economías, salvo nuestra herencia virreinal de la auto culpa de la cual todavía hay gozo pleno en lo que los alemanes han determinado bien en su vocablo Schadenfreude. Con la creación del Gabinete de Crecimiento Económico, el presidente López Obrador vacunará los vicios de Banxico e INEGI, porque el silencio del sector económico gubernamental durante el 2019 fue penoso concediéndole la posverdad a los grupos neoliberales apoderados de INEGI y Banxico desde el zedillato y foxismo y que el presidente López Obrador ha certificado como versátiles para medir la riqueza en unas cuantas manos y no su distribución social. Y es ahí donde aparecen los nuevos retos para el Gabinete Económico de Alfonso Romo acercándose a Julio Santaella con el afán de redimensionar unas u otras variables de lo que medirá el INEGI en los parámetros de la Economía Moral.


twitter.com/vladrothschuh

MAÑANERAS DEL CRECIMIENTO ECONÓMICO




*El Gobierno, expresión de desarrollo
*Decir y hacer del crecimiento
*Ventanilla ensanchada

VLADIMIR ROTHSCHUH


Ya se tienen los lunes de quién es quién en los combustibles, ya se creó el Pulso de la Salud para los martes y ahora viene Alfonso Romo a la cabeza del Gabinete de Crecimiento Económico con una formalidad a la que se supeditan y vertebran todas las áreas de las dependencias federales involucradas con el PIB. Romo deberá alimentar no sólo las bandas de transmisión de la economía y finanzas de la 4T, sino ofrecer certeza a los mexicanos e inversionistas del buen destino de la productividad nacional alimentando los diálogos circulares de Palacio Nacional; estas obligaciones que ya había asumido el Secretario de la Presidencia desde la transición y más antes en la conformación del proyecto económico de país, regresan configurando los aciertos requeridos para la certidumbre económica a través de la voz y el espejo de las Mañaneras.  La buena visión empresarial de Romo se percibió a mediados del año pasado cuando echó de la Secretaría de Hacienda al obstáculo que atascó durante los primeros meses al país, consiguiendo retomar la brújula del proyecto y unificar en torno de éste a los empresarios sin distingos ideológicos, como lo demostró en el último evento de Palacio Nacional donde sentó a los furibundos conservadores para que acabaran aplaudiendo al presidente López Obrador. La ventanilla única de Palacio Nacional para los empresarios se ha ido ensanchando hasta convertirse en una puerta amplia que ahora da renombre al Gabinete para el Crecimiento Económico y que debería mover los lunes gasolineros de las Mañaneras a los Lunes Económicos, a manera de cartografía para los indicadores financieros y comerciales dominados por los tradicionales prospectivistas de la bolsa, corredurías, bancos, vivienderas, Banxico e Inegi; grueso dedicado a comportarse como adversarios de sus propios intereses como si encabezaran el negocio mediático del amarillismo. El gobierno federal como actor fundamental de los análisis, variables y referentes económicos, fue lamentablemente achicado durante los pasado doce meses,  casi un elefante reumático, reaccionando apenas a las malas nuevas, sin dar sus propios indicadores como lo fueron el pleno empleo de los  ensayos sociales de la economía moral distribuyendo la riqueza a través de Sembrando Vida y Jóvenes con Futuro, aunados a la solidez de la moneda, el retroceso de la corrupción, el aumento del PIB de la felicidad, la creciente inversión externa y el superávit agropecuario que superó los sexenios pasados. Los vacíos comunicacionales bien lo ha externado Jesús Ramírez Cuevas, no existen, siempre están ocupados y si el Gobierno de México minimiza sus logros administrativos, esos ámbitos se vuelven archipiélagos de posverdades. El Gabinete para el Crecimiento Económico tiene la obligación no sólo en el hacer, sino en el decir lo que está haciendo con tal de redondear y sustentar los principios distributivos de la economía moral, empastada en diciembre pasado por el presidente López Obrador y obligada a la circulación retroalimentativa de las Mañaneras. Ya sabemos quién es quién en el huachicoleo energético y sanitario, ahora hay que conocer el envés positivo de una economía creciente y confiable a través del único organismo capaz de lograrlo, el Gobierno en la voz de su único actor fiable, el Presidente de México. 



twitter.com/vladrothschuh


PISO PAREJO




*INEGI rectifica
*Ambientalismo científico
*México superavitario
*PIB de la Felicidad
*Pulso de la Salud

VLADIMIR ROTHSCHUH

El segundo Pulso de la Salud evidencia que a unas semanas el paciente nacional mejora: 21 estados se han sumado al Insabi, 26 han abrazado las compras consolidadas y únicamente Neurología rechaza la gratuidad en el tercer nivel hospitalario. Los saldos son positivos a casi cuatro semanas de iniciado el nuevo modelo nacional de Salud, donde se han escuchado dos voces, las de la Cuarta Transformación y las del conservadurismo, pero ahora surge una voz tercera que es de interés primario con los trabajadores que exponen desde las entrañas del sistema de salud la corrupción del Seguro Popular, la subcontratación, la pérdida de derechos laborales, la putrefacción del desabasto farmacéutico, los intríngulis de la IP, esto es, la otra cara de una moneda chapeada por la posverdad de la mafia bata blanca y a la cual se aferran varios gobernadores sin el más mínimo decoro. La exposición de médicos, enfermeras, odontólogos, psiquiatras, optometristas, esclavizados por el Seguro Popular, permitirá desnudar desde dentro las maneras de la cleptocracia prianista y del empresariado deshonesto a costillas de enfermar a México con fines de lucro y que en cualquier Estado de Derecho equivale a crímenes de lesa humanidad sancionables, salvo aquí, donde aún se tolera este tipo de crímenes disfrazados a los que se aferran directores hospitalarios, mandatarios estatales, farmacéuticas, ex funcionarios priístas y panistas. El segundo Pulso de la Salud reveló la eficacia de la transformación sanitaria, desmontando y reconstruyendo un solo piso parejo para todos los mexicanos en gratuidad y con honrada medianía de sus servidores y de la sociedad civil.


El organismo que dirige Julio Santaella expresa indicadores favorables para la economía mexicana y que desdicen el perfil del INEGI como un heraldo negro contra la Cuarta Transformación. A pesar que en las mediciones estadísticas poco aprecio se tuvo durante los meses del año pasado a los adelantos de Víctor Villalobos sobre el crecimiento exponencial de las exportaciones agrícolas, así como de los datos constantes de Graciela Márquez sobre la inversión externa, al cabo, el equipo de Santaella deja de ver exclusivamente los cisnes negros y vaya, observa uno blanco con el superávit de las exportaciones del sector rural que rebasaron al último año del peñanietismo. Obviamente que este reconocimiento del INEGI es un elemento para que Jesús Ramírez Cuevas incite al gabinete económico a ofrecer mejores perlas para la Mañanera Presidencial, habiendo tanto de dónde abundar en los éxitos financieros, comerciales y económicos de la Cuarta Transformación a tan sólo un año en el poder presidencial. La Economía Moral y la Economía de la Felicidad van de la mano del crecimiento y desarrollo de México, tanto las áreas de Villalobos como de Márquez habían venido anunciando lo que ahora formaliza Julio Santaella; no obstante, los estragos ocasionados por Banxico en sus pronósticos malsanos del 2019 y a los cuales ahora se ha sumado tristemente Alito Moreno liado al resentimiento ideológico de la derecha panista, cuando tienen mucho qué recuperar esos tricolores más allá de la pervertida tecnocracia que dio al traste con la Tercera Transformación de México.  El INEGI aún tiene mucho que informar sobre la distribución de la riqueza, sobre los avances reconocidos a México internacionalmente contra la corrupción, las nuevas variables laborales del IMSS y sobre todo, ponderar el Índice de Bután en la reingeniería de las mediciones sociales en devenir.


El empirismo ambientalista que identificó los pasados sexenios y ciñó el primer año de la 4T, sufrió un vuelco con la llegada de Víctor M Toledo en Semarnat: de las ocurrencias y cuotas de poder concedidas por los neoliberales al PVEM, ahora la agenda ambiental se rige por criterios biológicos y científicos. Ha hecho hincapié Víctor M Toledo en la educación ambiental de añejo lustre en la ONU e incumplida por todos sus miembros, como de la formación académica con enfoque ambiental, para hacer frente a la crisis climática y de restauración en el país. La ecología no es una pose efímera como se le entendió en los años setenta del siglo pasado y a la cual hoy día en el siglo XXI se adhieren otros lucrando con temas teleológicos pero personalmente lucrativos, cuando los políticos y los activistas desplazan al conocimiento científico por la ola funesta del fin del mundo, hoy amenazada por el otro desconocimiento masivo generado en las redes sociales. La agenda ambiental mexicana es prioritaria en las estrategias transformadoras del presidente López Obrador y de ahí que el re-cambio en Semarnat con Víctor M Toledo le haya brindado nuevo enfoque y orientación en los sustratos que la 4T arrastraba en sus compromisos políticos que no científicos, como ahora está garantizado. La Economía Moral implica un medioambiente sano y eso atraviesa la bioética de cabo a rabo, en la pobreza moral descansa la pobreza de nuestras industrias y empresarios, con sus repercusiones consumistas entre los que menos tienen.

twitter.com/vladrothschuh










INFORMACIÓN PÚBLICA




*Nueva NOM de etiquetados
*Prevención sanitaria y contra la violencia
*TMEC detonando el sureste
*UNAM, factor de estabilidad y cambio


VLADIMIR ROTHSCHUH


Otro de los nuevos logros de la Cuarta Transformación en el sector salud es su primera NOM sobre etiquetado de alimentos y bebidas. Las últimas protestas de padres con niños con cáncer están asociadas a la falta de prevención alimentaria que dio origen a esos desarreglos suicidas de las células cancerosas desorientadas por la mala alimentación. El cáncer no es una enfermedad sino el desenlace emocional y metabólico propiciado por las industrias criminales de los alimentos procesados y las farmacéuticas. Las protestas de las mafias batas blancas de la farmacopea y de los galenos coludidos en el pasado en el jugoso negocio de la subrogación de servicios que enfermaron y postraron el sistema de salud nacional, ha llegado a su fin, como lo han venido señalando el presidente López Obrador, Jorge Alcocer, Graciela Márquez, Zoé Robledo y Luis Antonio Ramírez, con la nueva Ley de Salud que dio origen al INSABI y la nueva normatividad contra la letra chiquita y desinformadora de los etiquetados.  La prevención para una vida sana debe ser el sentido del sistema sanitario y no un sistema fincado en la enfermedad como negocio. La nueva NOM frontal y relevante de lo que tienen los alimentos procesados ahorrará al erario miles de millones de pesos evitando sobrepeso, hipertensión, cáncer, diabetes, infartos, en fin, los primeros cuadros de ‘enfermedades’ en los  que invierte el Estado la mayoría de sus recursos humanos, estructurales y financieros. Y habrá un subsecuente detonante con la prevención a la salud en las respuestas emocionales a la violencia, entre menos se intoxiquen los mexicanos con azúcares, grasas trans, sodio, grasas saturadas e infinidad de químicos, así como de cadáveres animales, habrá más empatías sociales, es decir, un México en Paz.


Aprobado el TMEC el sureste mexicano es el gran nicho de oportunidades, desarrollo rural y prosperidad humana y Víctor Villalobos ha acelerado el paso con los empresarios norteamericanos y con su homólogo gringo Sonny Perdue. Las coinversiones del USMEC en esa región de tránsito migratorio, aumentarán los márgenes del agro como espacio para fomentar el empleo y seguridad que los simpapeles buscan lejos de Honduras, El Salvador o Guatemala. Conforme el humanismo del presidente López Obrador tiene claro los objetivos Víctor Villalobos hacia el sureste como ‘un espacio de oportunidad para las empresas agroalimentarias, por lo que habrá una coadyuvancia del Gobierno de México en los planes de trabajo, a fin de que los proyectos sean viables y con un impacto productivo en una región que cuenta con los recursos naturales y humanos para su impulso, con tal de generar riqueza y certidumbre en una zona que ha sido olvidada y relegada'. Sembrando Vida es el mejor ejemplo de la simbiosis ambiental, productiva y humana, donde los mesoamericanos han sido involucrados con ayuda millonaria del presidente López Obrador con tal de poner punto final a esas imágenes dolorosas de la expulsión de hondureños.


El nuevo periodo autonómico de Enrique Graue en el rectorado de la UNAM se manifiesta por ser parte de las resoluciones que han facilitado la toma de decisiones del presidente López Obrador como fue la evidente incorporación del ex ombudsman de la CNDH a los derechos humanos de los unamitas y así liberar el tránsito para Rosario Piedra en el organismo de defensoría del pueblo.  Y en la agenda común de país entre la UNAM y la Cuarta Transformación, han decantado los distintos convenios científicos y de administración pública con las dependencias federales y la Máxima Casa de Estudios como ha sido con, Alejandra Frausto, Irma Sandoval, Esteban Moctezuma, Marcelo Ebrard, Mario Delgado, María Luisa Albores Ricardo Monreal, Claudia Sheinbaum y Meyer Falcón, entre otros. Para la UNAM estos acuerdos de país imantan afectos y desafectos en torno a los equipos de la Cuarta Transformación como ha resultado ser la agudización del feminismo violento dentro de la UNAM como en sus expresiones callejeras en la demanda de derechos comunes con los varones y desobligaciones también. En el segundo rectorado Graue ha puesto énfasis en la resolución de legados críticos de administraciones pasadas y que lindan con los derechos humanos y que han dado lugar en estas fechas a distintas mesas de acuerdo con los universitarios, prepas y CCH, devolviéndole el perfil democratizador a la base estudiantil frente a los excesos mal entendidos de maestros y burocracias universitarias.


twitter.com/vladrothschuh


CONFIANZA CIUDADANA





*Sheinbaum ante la privatización del agua
*Sociedad autogestiva
*Toledo y Toxitour, agenda ambiental
*Graciela Márquez en Davos


VLADIMIR ROTHSCHUH


Dio la bienvenida el presidente López Obrador a la Ley de Confianza Ciudadana como un ejercicio de autogobierno para que cada emprendedor o comerciante se autorregule y evite ser presa del cobro de piso del crimen organizado y de la corrupción de los inspectores de los tres niveles de gobierno. Comenzando por ahí y sustentado en la Cartilla Moral, será posible construir un nuevo país. Este ejercicio de confianza ciudadana ahora deberá replicarlo Sheinbaum como gobierno a la sombra del presidencial para acabar con la nefasta herencia en las que exitosamente ha intervenido Sheinbaum como han sido las fotomultas y de las cuales sobreviven otras tantas en vías de ajuste. El presidente López Obrador extiende esta Ley de Confianza Ciudadana al cobro de servicios federales, arrancando después de este ensayo en Economía y Salud, en la Comisión Federal de Electricidad; promete el Primer Mandatario acabar con la corrupción de abajo en la CFE para que sean los usuarios de electricidad quienes midan sus consumos y vayan a pagarlos. Será un paso de credibilidad ciudadana el de Manuel Bartlett si lo consigue en lo inmediato. Sheinbaum heredó la privatización del agua potable en la subrogación de la lectura de medidores, emisión de boletas y cobro de las mismas. Por esta vía podrá enmendar Sheinbaum el cabo suelto de Raymundo Collins, pues de ese mismo origen neoliberal proviene la privatización del agua potable de la CDMX en la subrogación de algunas prácticas. El autogobierno es la dinámica para hacer posible el anhelo de muchos en la reducción del Estado, ampliando a la sociedad deberes, derechos y obligaciones. Concediendo a los usuarios de agua potable y de electricidad el pago de esos servicios, se achicará el gasto administrativo y tendrá que redundar en una baja de precio en esos bienes catalogados dentro de los derechos humanos.


La agenda ambiental mexicana no es exclusiva de gobierno y Víctor Manuel Toledo ha abierto las puertas de su innovadora gestión en Semarnat a los distintos grupos sociales abocados en la restitución y conservación del medioambiente, como volvió a ocurrir con la Caravana Toxitour México. Y si la primera vez los alentó al diagnóstico de las crisis regionales, por segunda vez los atiende para recibir sus conclusiones con las que trabajará el gobierno del presidente López Obrador, con la academia, legislativo, estados y municipios. La promesa de Toledo Manzur a la Caravana Toxitour México, es dividir el país en seis regiones y desahogar sobre el modelo de Tula las distintas agendas de trabajo. Hay doce propuestas de Toxitour que abrazó con buen temple Víctor Manuel Toledo pues apuntan a un interés en la agenda del presidente López Obrador atendida en diciembre pasado con los derrames tóxicos en Río Sonora y recientemente en el Alto Golfo de California;  consecuencias previstas para las reformas legislativas sobre las distintas contaminaciones actuales que afectan los ecosistemas del país y las nuevas que se presentarán con las ambiciones mundiales por el oro blanco.


Hasta Davos llegó la instrucción del presidente López Obrador a Graciela Márquez para acompañarlo la semana entrante en el diálogo circular de Jesús Ramírez Cuevas con los medios de comunicación en Palacio Nacional. Y es que al Primer Mandatario lo sorprendió el tema del desabasto de carne de pollo y el apetito de los oligopolios de estos nichos por volver a hacer del tema aviar un agosto comercial como sucedió durante el calderonismo con la Fiebre de Pollo que enriqueció a unas cuantas familias y empresas mexicanas. En Davos la titular de Economía arribó con el pie derecho, aunque debería decirse ideológicamente izquierdo, cuando solamente hay ventajas para la economía mexicana luego de la aprobación gringa del USMEC, la revaloración de peso internacionalmente y los nichos de inversión extranjera bien posicionados en nuestro país.  Hasta el viernes, Graciela Márquez estará participando en Davos sobre foros de reflexión económica en cinco temas que tratarán asuntos como el panorama estratégico de América Latina, los retos del comercio internacional, Industria 4.0 y manufactura avanzada, las oportunidades económicas de México, y el futuro de la interdependencia económica global.


twitter.com/vladrothschuh


EL PULSO DE LA SALUD






*Panistas con Alcocer
*Tres niveles hospitalarios gratuitos
*Insabi 01800

VLADIMIR ROTHSCHUH


Se acabó la perversidad conservadora, soberbia burocrática, el abuso político y la corrupción en los tres niveles sanitarios que fueron blancos de ataques y en los que algunos estuvieron condicionando la asistencia a los mexicanos que buscaron apoyo en clínicas, generales y especializados, cuando López Gatell  midió el Pulso de la Salud y reveló la línea telefónica abierta para cualquier denuncia, sugerencia o queja que tengan que hacer los 69 millones de mexicanos sin seguridad social. Así el primer Pulso a la Salud tomado en la mañanera presidencial, demostró una clara articulación y conocimiento del Sistema de Salud que el conservadurismo había asesinado las pasadas dos semanas cuando tuvieron manga ancha en el sabotaje, no al proyecto de país del presidente López Obrador, sino de la sagrada salud de los mexicanos. Ahí fue contundente López Gatell señalando que no se extinguía el Sistema de Salud sino un paradigma financiero que usurpó funciones y malversó el erario en eventos putrefactos entre la vieja clase gobernante, la élite bata blanca, las farmacéuticas y los empresarios deshonestos. Y el reforzamiento a este primer Pulso de la Salud, lo acabó dando el jefe de López Gatell, Jorge Alcocer, sentándose platicar con el representante de los gobernadores panistas indispuestos por cohecho calderonista con la transformación del Insabi. 


Igual como se les vio comportados a los gobernadores albiazules en la comida de año nuevo entre el presidente López Obrador y los mandatarios estatales, semejante llegó al despacho de Jorge Alcocer, el hidrocálido Martin Orozco, para no hablar más de su suicidio por la desaparición del seguro impopular, sino de las coincidencias que hay entre los panistas y una salud de calidad que brindará el Insabi y a la cual ya se sumaron catorce gobernadores, más los que faltan de aquí a finales de mes o del martes de salud pública que viene. A partir de las coincidencias y de aquello que ha hecho premisa el presidente López Obrador en afinidad de lo que une a los mexicanos, los acuerdos entre Jorge Alcocer y Martín Orozco fueron afortunados, como providencial el Pulso de la Salud revelado en la mañanera de Palacio Nacional.  Lo cardinal que faltaba en el Insabi ha sido subsanado con el diálogo circular que Jesús Ramírez Cuevas abrió en las mañaneras: de la crisis nacional del crimen organizado sobre el huachicol en el 2019,  el pulso energético de los lunes quedó como remembranza al buen comportamiento exigido a las gasolineras con el quién es quién en precio; y ahora, con los martes que medirán el Pulso de la Salud nacional y  que ha comenzado a llenar  los vacíos informativos en los que el conservadurismo se había encharcado intentando como en el 2019 empujar a la Cuarta Transformación hacia su ineficacia administrativa. El Insabi garantiza la salud gratuita a 69 millones de mexicanos en abandono neoliberal y se erige en piedra angular de los derechos sociales recobrados de la Tercera Transformación Nacional y su legado constituyente ahora: salud gratuita para todos los mexicanos.


twitter.com/vladrothschuh




EL AVIÓN: PREMIO AL FRATRICIDIO






*Semilleros de paz
*Música contra la violencia
*Huachicol del Seguro Popular



VLADIMIR ROTHSCHUH

Quizá ha llegado el momento que el presidente López Obrador instruya a Santiago Nieto a revelar sus pesquisas acerca de los orígenes de la adquisición del avión presidencial y que se relaciona a la guerra fratricida del calderonismo. La industria militar que aún identifica el imperialismo gringo, estuvo presente en México durante el Plan Mérida y como parte de esas compras millonarias de equipo bélico, el calderonismo aceptó como mitigación la suma del Boeing entre el equipo aéreo de combate al crimen organizado.  Las investigaciones de Santiago Nieto hacia las familias mexicanas dedicadas a la compra y ventas de armas, habrán de desembocar en reveladores confesiones que confirmarán los motivos del presidente López Obrador para designar al titular de Sedena lejos de la rutina secuencial y promocional de divisionarios. El avión presidencial a la venta no sólo representa en los señalamientos del presidente López Obrador  cómo “se sentían reyes, eran como una monarquía criolla y vivían colmados de lujos y privilegios; nada tenían que ver con la realidad de pobreza que existe en nuestro país, es un reflejo, una expresión de cómo eran dos mundos. El mundo del pueblo y el mundo de los gobernantes.” Los acentos los ha puesto, el presidente López Obrador, en el boato y las dimensiones del despilfarro que simboliza el avión del viejo presidencialismo mexicano. Gobierno de pobreza y violencia como el calderonista, hizo lo que no se atrevieron los salinistas que repetían haber llevado a México al Primer Mundo con su modernización: superar al avión presidencial de la Casa Blanca infamando a Morelos y Pavón. Desnudar el secreto de la guerra fratricida del calderonismo  vía el avión presidencial en venta, es la tarea inmediata de Santiago Nieto, no obstante los reparos de Gertz sobre la presunción de inocencia de las familias y políticos que hicieron de la violencia un lucro y lo simbolizaron con el avión de la inmoralidad del poder presidencial omnímodo.


La expresión del presidente López Obrador de que es más poderosa una flauta que un arma, sintetiza la transformación cultural que han iniciado en Oaxaca, Alejandra Frausto y Susana Harp, pues en enero del 2019 en esa entidad no existía ningún Semillero Creativo de Cultura Comunitaria. Se logró en tan sólo un año que la Cuarta Transformación creara en Oaxaca  catorce espacios que atienden a más de 500 niñas y niños con talentos creativos en música, textil y poesía, en los municipios más pobres como Tlaxiaco y Zahuatlán; a nivel nacional son 340 los semilleros y 12 mil infantes los beneficiados. Los semilleros creativos forman parte de la política cultural de paz que teje una nueva urdimbre emocional en las comunidades alejándolas de la violencia como constató el presidente López Obrador rememorando a los Hermanos Grimm. Los Semilleros piensan doblarse en número este año en Oaxaca y llegar a las comunidades donde no hay apoyo para expresiones artísticas, más ahora con la oferta financiera del presidente López Obrador para nuevo equipo musical, siendo que la niñez oaxaqueña va más lejos en diversidad creativa de cocina, barro, madera, herbolaria y escritura. De ahí que entre los resultados de la política cultural lopezobradorista de Frausto y Harp en Oaxaca,  con la rendición de cuentas de ‘Tengo un Sueño’ en el Auditorio Nacional, corriera por cuenta del talento escenográfico oaxaqueño de los talleres Santa María Ixcotel, Siqueiros y Cereso. Así como el presidente López Obrador ha inaugurado cinco nuevos caminos de veinte en construcción, igual los Semilleros Creativos han trazado nuevos caminos culturales entre las comunidades pobres de Oaxaca.

 

La defensa de gobernadores, grupos de choque panistas y hasta de los Lebaron, del Seguro Popular, ha conseguido una explicación por parte de Luis Antonio Ramírez Pineda acerca de los modos en que la corrupción usó la enfermedad para subrogar servicios y cobrar por medicamentos que no se generaban.  Bajo el esquema sanitario de los servicios médicos integrales el ISSSTE pagó por servicios, medicinas e infraestructura a la empresa privada, cancelando de esta manera la expansión médica del Instituto de los Trabajadores del Estado. Dejó de invertir el ISSSTE en su base laboral, en medicamentos y en nuevos hospitales, para cubrir los negocios de políticos y empresarios de la enfermedad. Los datos de Ramírez Pineda son alarmantes, el ISSSTE cedía y pagada a la IP 270 mil operaciones por año, apuntalando con esos datos las sentencias del presidente López Obrador sobre el huachicoleo médico. Aquí se fundamentan los motivos de oposición al INSABI  y que pone fin a ese circuito que agangrenó a la Secretaría de Salud, al IMSS y al ISSSTE e inclusive a Pemex y al ISSFAM. Darle fortaleza financiera, técnica y humana al ISSSTE es la proyección de Ramírez Pineda para sumarlo a la universalización de los derechos sanitarios del INSABI.



twitter.com/vladrothschuh





MARTES DE SANIDAD



*Usmec y los simpapeles
*Tablas presidenciales
*El Hermano Mayor


VLADIMIR ROTHSCHUH


El presidente López Obrador volvió a demostrar tablas políticas cuando sentó al Gabinete sanitario en la conferencia matutina y ahí mismo mató varios pájaros con una mañanera: silenció los rumores sobre los cambios en la Secretaría de Salud cuando puso al activo López Gatell a rendir cuentas los martes junto con Ferrer y los otros cuatro operadores; cuando amarró a cada funcionario del sector IMSS (Zoé) e ISSSTE (Ramírez Pineda) a su chamba y redimensionó el destino social del INSABI; cuando encueró los negocios de los gobernadores desviando los recursos de salud para fines distintos y repitió el tiro de gracia a tres empresas, que no farmacéuticas, monopolizadoras de las medicinas en el país; cuando calendarizó la basificación de los trabajadores de la salud y responsabilizó a Svarch, Alipi, Sánchez y Lamoyi de los cuatro pilares del Insabi. Enmarcó el presidente López Obrador metas que establecen tiempos de conclusión para infraestructura, equipo, medicinas y enrolamiento, consolidando a la cabeza del sector a Jorge Alcocer, serenando a los que anduvieron tatemando en el 2019 grillas politiqueras: les volvió a señalar el Jefe de Estado que son tiempos de trabajo y de transformar México. El nuevo esquema sanitario del martes, ideado por el presidente López Obrador, pepena las giras del año pasado por ochenta hospitales del IMSS-Bienestar y las encabalga en la dimensión del huachicoleo donde cada lunes los mexicanos saben quién es quién en las gasolinas y que ahora obliga a Sheffield a decir quién es quién en las tortillas cuando el kilo rebasa los 20 pesos. López Gatell será un personaje visible los martes, odiado y querido entre quienes lo ven cumpliendo y entre quienes incumplen sus obligaciones como los 23 gobernadores que andan retrasados en los convenios. Discreto y firme el presidente López Obrador dio una overhaul  al otro sector social valioso de su Gabinete como es el sanitario y que para finales de año deberá tener concluido hasta el tercer nivel la atención gratuita a todos los mexicanos.


El formidable anuncio del canciller Ebrard en Guatemala sobre el muro con que toparía la caravana de migrantes hondureños cuando llegaran a México, fue bien recibida en Washington: los legisladores aceleraron la aprobación del USMEC y Trump a estampar su firma. A la sentencia de Ebrard se sumó Sánchez Cordero negándole visado, trabajo, movilidad y servicios médicos, a esos hondureños que deberían estar trabajando los millones de dólares que el presidente López Obrador les envió conforme los acuerdos con USA y Mesoamérica del nuevo Plan Marshall. El destino de esos millones de dólares mexicanos a Guatemala, El Salvador y Honduras, tenía para los analistas de esos países, un destino determinado en la corrupción de sus gobernantes. El mal que combate la Cuarta Transformación en México, es el mal de Mesoamérica y Latinoamérica formulado desde la Conquista, quizá de ahí provenga la poca confianza de Washington a la derrama financiera regional para aumentar la prosperidad y evitar las migraciones masivas; las fortunas que ha invertido la Casa Blanca desde la Alianza para el Progreso a mediados del siglo pasado en sus vecinos del sur, simplemente avivaron la codicia de unos y el resentimiento justo de otros. Escuchó el canciller Ebrard del nuevo mandatario guatemalteco su compromiso público de frenar en la frontera sur de su país a los hondureños y no lo hizo. En las puertas del Suchiate otra nueva oleada de sin papeles aguarda cruzar México y culpar a sus autoridades por no brindarles ayuda, siendo que los programas de Sembrando Vida ya les fueron entregados en millones de dólares meses atrás. Doblemente el gobierno del presidente López Obrador ha cumplido a Washington y a las naciones mesoamericanas para extender nuevamente la mano del hermano mayor a esos desplazados con cuatro mil empleos en el sureste mexicano. Frente a los discursos del canciller Ebrard y de la titular de la política interior, Sánchez Cordero, el presidente López Obrador abre una ruta humanitaria a los migrantes ofreciéndoles trabajo y seguridad social en Sembrando Vidas. Esto es, el primer mandatario mexicano cumple aquí lo que allá los gobernantes salvadoreños, hondureños y guatemaltecos incumplieron con los recursos mexicanos para el desarrollo. 



twitter.com/vladrothschuh





NEOLIBERALISMO PENALISTA




*Música y poesía, poder y creadores
*Estado de Bienestar contra Estado policial
*INSABI y la Mafia Bata Blanca


VLADIMIR ROTHSCHUH


Filtradas o no las reformas al sistema de justicia penal, su aniquilación in vitro devuelve la certeza jurídica al Estado de Bienestar que busca erradicar, en percepción del presidente López Obrador, el modelo económico como matriz de los males en la procuración e impartición de justicia. Sexenio tras sexenio las rutinas legislativas de culpar a las leyes del fracaso judicial, aparecen como panaceas entre las nuevas clases gobernantes y, en esta ocasión, la Cuarta Transformación no quedó exenta de la reformitis miope y excusadora del modelo neoliberal como paradigma sistémico.  Gertz, Monreal y Sánchez Cordero, forman parte de ese Establishment, siendo la excepción Julio Scherer, con visión particular del juarismo reivindicativo que el Presidente de México ofrece como resolución a nuestros problemas tras una constitución moral a las carencias del Estado de Derecho. El borrador original de las reformas recrudecía la obsolescencia de leyes crueles contra los derechos humanos y cuyo monumento es el saldo sanguinario del Estado policial y represor de las pasadas décadas. Antes que las reformas sociales den los primeros resultados del proyecto lopezobradorista, se formularon reformas al sistema penal cuando insiste en señalar el presidente López Obrador la decepción del neoliberalismo y la putrefacción de los demás sistemas comunicados por el cáncer de la corrupción. La persistencia del modelo económico ha fomentado las autoderrotas de los sistemas de justicia, salud y educación, bajo un sentido claro que en los fracasos radica la pervivencia del modelo posdemocrático, lamentablemente reivindicado ahora con esta nueva reforma penal.


Música sin poesía es igual a borrachera. Esta ecuación es lo que distingue la formación intelectual del presidente López Obrador y Beatriz Gutiérrez Müller por esas dos pasiones del ágora, frente a las que alguna vez hubo parcialmente en Los Pinos cuando el alcoholismo decidía los destinos de México y los cuates de la farándula dirigían la comunicación social y dependencias federales. No por ello López Obrador es el primer Presidente de México en celebrar esta fecha con los compositores.  Compartieron el disfrute del Día del Compositor y sus creadores, la pareja presidencial y la titular de Cultura, bajo una nueva identidad poética que muestran a Gutiérrez Müller tras la rareza dariana de Solón Arguello o de la trova social. Las relaciones del poder político con los artistas siempre han sido complejas ponderando lo esencial de su respeto y libertades cuando ese poder se distingue por su conocimiento y disfrute de las artes, pues lamentablemente todo presidencialismo se caracterizó por los sobrados donaires de incultura que ribeteaba la chabacanería política. Y Manzanero ahí ha estado en los últimos tiempos frente a la perennidad de un oficio y los accidentes políticos. La grandeza de México destacada por el presidente López Obrador involucra en esa hermandad mayor latinoamericana, el legado cultural mexicano, curiosamente derruido por la tecnocracia neoliberal que empequeñeció las artes en las pasadas cuatro décadas. La mejor celebración de López Obrador, Gutiérrez Müller y Frausto a los músicos, ha sido el fomento económico y la independencia creativa desde la Cultura Comunitaria y sus Semilleros Creativos. Sin la embriaguez del alcohol y del poder presidencial, el respeto a los artistas y sus creaciones, hoy es la paz. Porque en los equívocos del intelectual y la política, como dijo García Márquez, siempre es más que un asunto de dos.  


Ayer Jorge Alcocer puso en marcha el primer hospital del INSABI que dará atención en Yucatán a once municipios de la región y hoy el presidente López Obrador reúne su Gabinete para tratar intersecretarialmente el desenvolvimiento del INSABI. La malversación de la salud con fines políticos raya en la apología de la criminalidad y es lo que ha venido haciendo la derecha panista al fomentar entre grupos sociales afines supuestas carencias, articuladas con farmacéuticas que han operado el falso desabasto. Una vez Jorge Alcocer detuvo a la camada neoliberal de ex secretarios de Salud agrupados en torno a la perversión certificadora del Seguro Popular, fue penoso encontrar ahí a Soberón y a Narro, pero al fin y al cabo mezclados en esos intereses desnaturalizadores de la salud pública y que dio pie a ser denominada por muchos como la Mafia Bata Blanca, ante la cual emerge ahora Julio Frenk defendiendo lo indefendible no sólo del Seguro Popular, sino de su gestión como servidor público. La apología de la violencia fue tipificada delictiva por los neoliberales, bajo esa sombra están ahora los promotores del Seguro Popular.   Afortunadamente el presidente López Obrador y Jorge Alcocer son factores de concordia, sabiendo superar el año pasado las distintas provocaciones que fallaron en detener la transformación nórdica en el sector salud y que ahora ambos sabrán hacerlo en estos estertores conservadores contra el INSABI.


twitter.com/vladrothschuh

SCJN - INEGI: LO MORALMENTE INCORRECTO



*Autonomía neoliberal
*Economía pobre, funcionarios ricos
* SAT: abrazos, no balazos
*La Presea Francisco Toledo

VLADIMIR ROTHSCHUH


El ministro Pérez Dayán usó entre sus recursos a favor de los miembros del INEGI a ganar más que el Jefe del Estado Mexicano, una variable neoliberal: más dinero salarial garantiza la autonomía de los órganos. Este juicio es de valor y se distancia del positivismo jurídico que requiere la SCJN para sus sentencias, judicialmente no dijo Pérez Dayán, y si lo dijo lo traspapeló, que no hay retroactividad de la ley. Sostener que los miembros del INEGI por ganar más que el presidente López Obrador son superiores que el Jefe de Estado, envuelve el amparo de la SCJN al organismo cuya responsabilidad debe ser la neutralidad estadística y que la ha perdido desde que decide competir a la vencidas legaloides con el Presidente de la República. Y ciertamente que los criterios econométricos de Julio Santaella han sido de reprobación constante y obcecada a la Cuarta Transformación en sintonía con Díaz de León, en lo que juntos consideran un triunfo cruel como heraldos negros del escaso crecimiento económico mexicano, pues dejaron de medir las variables reales de la economía de la felicidad  y cuya ausencia ha generado estallidos sociales ahí donde el PIB es de los más altos internacionalmente, o bien que internamente no midieron Banxico e Inegi, los nuevos empleos de Sembrando Vidas y de Jóvenes Construyendo  Futuro. Y para el INEGI lo legalmente correcto es lo moralmente incorrecto, habiendo sancionado a lo largo del 2019 el escaso crecimiento nacional por ninguna razón esos indicadores rozaron la ética del equipo de Julio Santaella para asegurar que si el país estaba empobrecido era inadmisible que los altos funcionarios del INEGI percibieran salarios elevados en disparidad del resto de la población y de los trabajadores del Estado suscritos a la Ley de Salarios Máximos. La sentencia neoliberal del ministro Pérez Dayán de que los funcionarios de Julio Santaella son autónomos por ganar más que los demás, es pírrica porque el neoliberalismo paga conforme las habilidades y capacidades gerenciales, de lo que carecen los funcionarios del INEGI al ir desacordes con el crecimiento de la economía. Con un país empobrecido según Julio Santaella, el INEGI merece ser un instituto de la riqueza salarial parasitario de la pobreza mexicana. El ministro Pérez Dayán también justificó con esa bala perdida los privilegios que aún detentan los ministros de la SCJN enrolando al Máximo Tribunal de Justicia en un conflicto de interés: los beneficios otorgados por la Corte al INEGI son sus beneficios.

 

El reciente acuerdo de Alejandra Frausto con la familia de Emiliano Zapata debe servir de marco general para enmendar la ridiculez surrealista que preña al diputado Mayer Bretón y a los familiares de Francisco Toledo cancelando la presea del Congreso bajo su nombre. Y es que después de haber compartido Sergio junto con el hijo del senador Napito Gómez la afición por los autos de lujo, el diputado de buenas a primeras aceptó eliminar a Francisco Toledo a la presea que el Congreso de la Unión otorgaría a artistas destacados como el juchiteco.  Toledo desaparecido por decreto del Congreso es una aberración a su obra tras la fruslería que al artista no le gustaban esas distinciones pero que nunca dejó de firmar sus obras, ni de imponerles su estilo personal o de cobrar por las mismas. ¿Cuál de los hijos de Toledo supera a su padre en creatividad para dictaminar qué hacer con un artista que es de los mexicanos y del arte universal? Vale para el diputado Mayer Bretón, ponderar el acuerdo sugerido por el presidente López Obrador a Alejandra Frausto con los parientes del Caudillo del Sur sobre el Zapata Gay en Bellas Artes: la presa Francisco Toledo debe superar las poses de falsa humildad familiar que no dejan por ello de lucrar con su legado.



Raquel Buenrostro hace suyo el lema del presidente López Obrador para los contribuyentes del SAT, cuando prometió su nueva titular, abrazos y no balazos o cero terrorismo fiscal. La promesa de Buenrostro es acorde con los nuevos principios humanistas de la Cuarta Transformación donde el miedo y la coacción gubernamental sean reemplazados por la autogestión de cada contribuyente hasta formar parte del autogobierno que tanto sugiere el presidente López Obrador a través de la Cartilla Moral.  Raquel Buenrostro goza de la confianza del Presidente de México y arriba al SAT con ese perfil impar que no ostentaba ninguno de sus titulares como es contar con el aval directo del Primer Mandatario del País. Abrazos, no balazos o cero terrorismos fiscales, atraerá para el SAT una mayor recaudación con la simplificación y digitalización administrativa, como ya antecedió con la Ley Scherer para acabar con la fiscalización sanguinaria de los verificadores de gobierno que impidieron el crecimiento del comercio y de la economía. Sí hay para el nuevo SAT de la 4T, antecedentes inmediatos de tolerancia y credibilidad a la palabra ciudadana cuando el presidente López Obrador y su Jurídico Presidencial, Julio Scherer revelaron la iniciativa a favor de la apertura comercial sin trabas gubernativas.


  
twitter.com/vladrothschuh


BESAMANOS





*Fake panista
*Comisionados se blindan
*Cumpleaños y nacimiento
*La extrema dura



VLADIMIR ROTHSCHUH


A su octava dimensión redujo Olga Sánchez Cordero la fake de los gobernadores panistas que se dijeron en rebeldía y obligaron a Palacio Nacional a atenderlos en persona. La Secretaria de Gobernación redimensionó los roles de los gobernadores llevando a los 32 mandatarios estatales a una comida con el presidente López Obrador, no sin antes afinar la agenda con ellos a unas cuadras del tradicional encuentro de año nuevo y que antaño se le denominaba ‘besamanos’: los gobernadores desfilaban saludando al Presidente de México deseándole parabienes en su administración pública. No será un encuentro de ocho gobernadores panistas con el presidente López Obrador y su equipo de salubridad, sino un ágape amplio con priístas, morenos, perredistas, turquesas, albiazules y naranja. El mosaico nacional es diverso y extenso, así como las necesidades sociales y económicas, siendo el tema del INSABI parte de las crisis sistémicas heredadas por los neoliberales en salud, como en los pilares de justicia y educación en los que cojea el Estado. Anoche los panistas montaban su aquelarre en el edificio de José María Rico hablando a favor de los pobres como propietarios del Seguro Popular e ignorando que la actual crisis en salud es su legado como el de criminalidad y posanalfabetismo. Señores anoche del encuentro privado entre ellos y el presidente López Obrador, a la mañana siguiente resultó fake la alharaca al conocerse por Sánchez Cordero que todos los gobernadores comerían con el Presidente de la República y analizarían en el marco de las atribuciones federalistas la agenda de país, no sin antes haber aclarado Sánchez Cordero el protocolo del evento republicano en Palacio Nacional. Así como los gobernadores panistas no tenían de rehén al Presidente de México, tampoco el INSABI es rehén de ellos.


Rápido despachó la mañanera del 13 de enero el presidente López Obrador, tenía asuntos urgentes que atender en el frente interno como lo divulgó luego agasajando desde El Cardenal a su cumpleañera, pero además celebrando su nuevo rol de abuelos con Salomón Andrés.  En los sinos de la Fortuna es revelador que el hijo de José Ramón naciera en similar fecha que Beatriz Gutiérrez Müller.


Se pelearon entre sí, primero renunció uno y luego renunció el otro del Gabinete Presidencial, pero gajes del extremismo ideológico, ahora Carlos Urzúa y Martínez Cázares son cuates contra el INSABI. Los que se odiaban mutuamente y no había manera de hacerlos coincidir, chapotean como derecha e izquierda a la sombra mal habida de Morena los intereses espurios de sus extremismos ideológicos. En los lodos de esta soberbia de los exfuncionarios del IMSS y hacienda, resalta la medianía juarista del presidente López Obrador frente a esos polizontes que se subieron a su proyecto de país y supo bajar a tiempo.


Los comisionados del INAI queriendo conocer la plática telefónica entre el presidente López Obrador y el ministro Medina Mora, caminan por la delgada línea de la legalidad que dicen representar. También Medina Mora platicó con sus amigos ministros de la SCJN a los que no ha girado el INAI explicación alguna y de los que hay fallos de certeza jurídica y de protección de datos al Jefe de Estado.  La carta renuncia de Medina Mora que entregó Presidencia al INAI no es suficiente al conflicto de interés partidista que corona las acciones de algunos comisionados del INAI contra el presidente López Obrador y su gobierno, pero había que ponderar hasta dónde blindan el futuro incierto de ese instituto en la reforma legislativa en ciernes. 



twitter.com/vladrothschuh






MORIR EN PALACIO



*SP vs. Insabi
*Moches panistas
*Gober salobres


VLADIMIR ROTHSCHUH

Ha prometido, Martín Orozco, luchar hasta morir para que el Seguro Popular permanezca en Aguascalientes, una promesa que redunda en las dimensiones del calderonismo opositor a la cuarta transformación en el sector sanitario del país. La sobrevivencia del Seguro Popular en el sexenio pasado fue otro de los lastres que se echó encima el peñanietismo, como otros tantos que acabaron pudriendo la alternancia mal entendida. Los gobernadores que se oponen al INSABI, son albiazules confundiendo el gobierno con el proselitismo político; se han destacado los panistas desde la década perdida hasta las acciones de sus gobernadores contra el INSABI en hacer de la administración pública un asunto partidista y no de neutralidad gubernativa. La respuesta del presidente López Obrador a esos mandatarios atascados en la debacle calderonista que envuelve a García Luna y a Medina Mora, es de una dimensión de Jefe de Estado, los atenderá como lo ha hecho otras veces. Esto es, se comporta el Presidente de México como un mandatario de todos los mexicanos y no como un cabecilla de una claque en el poder presidencial como han resultado ser los panistas. Es sucio y anacrónico que el mandatario de Aguascalientes hable de vida o muerte, en la constitucionalidad del federalismo y su aprobación del INSABI. Los gobernadores albiazules serán recibidos en Palacio Nacional por el presidente López Obrador, el secretario de Salud Jorge Alcocer y del INSABI, Juan Ferrer, para encontrarle lógica al interés sectarista de esos mandatarios estatales no tan despistados en las obligaciones constitucionales de pretender mantener el Seguro Popular en sus entidades como capricho  de un fracaso que los arrastró a todos ellos en la corrupción y criminalidad del sexenio calderonista y que aún no concluye ese deslave con el proceso a García Luna. El presidente López Obrador pasó este fin de semana por Chihuahua acompañando a Javier Corral en acciones comunes de ambas administraciones y lo mismo ha hecho con Cabeza de Vaca, Sinhue o Pancho Domínguez, por mencionar a los más afines de la derecha extrayendo los beneficios de la Cuarta Transformación. La sentencia de Martín Orozco, morirá cuando entre a Palacio Nacional y salga convencido del equilibrio federalista y de la practicidad gubernativa partidista, pues no fueron esos mandatarios a cuestionar el INSABI, sino a pepenar las retribuciones colaterales por su buen comportamiento. El Seguro Popular era una estatua de sal que no podían seguir idolatrando los fallidos calderonistas.



twitter.com/vladrothschuh





PERSEVERANCIA



*Opacidad del INAI
*INSABI, Zapata
*Fobias políticas
*Hermandad mayor


VLADIMIR ROTHSCHUH

Dos puntos fundamentales arroja la respuesta de Beatriz Gutiérrez Müller sobre su carrera académica: que el anonimato siga coronando las pesquisas del INAI y que un académico con grado de Doctor perciba un sueldo inferior a un chofer de Uber. Por un asunto que ella misma había ventilado tiempo atrás en beneficio de la transparencia del gobierno del presidente López Obrador, pero que el INAI extendió un crédito en razón de una posverdad, sabiendo las diferencias que permean entre los Comisionados y el Presidente de México debido al perfil de elefante blanco que ostenta el organismo, tanto por su ineficacia en la transparencia como por la ausencia de honrada medianía juarista. A la esposa del presidente López Obrador la acabó echando de Twitter la patraña escondida en el anonimato y que lamentablemente se resiste a ser legislada en este sexenio como ocurrió ya en Europa acerca de la veracidad de los usuarios de redes sociales; sin embargo donde resulta inadmisible que ese vicio de la cobardía persista es en el INAI facilitando a sujetos anónimos exigir información de sujetos reales y públicos. Elevar los sueldos de todos los niveles académicos y poner fin a la opacidad en el INAI merecen ser atendidos por el Congreso y no porque las bancadas de Mario Delgado y Ricardo Monreal sean mayorías o porque la circunstancia parte de Beatriz Gutiérrez Müller, sino porque es un pesado fardo de lustros que no se ha querido atender estando ahora de por medio hechos a favor como el aumento histórico al salario mínimo bajo la 4T, así como el código de ética de la Cartilla Moral que transparenta al servicio público. La doctora Gutiérrez Müller atendió con humor esa historia propiciada por ‘una petición hecha al INAI, seguramente de alguien que codicia mi fracaso (¿o el de mi esposo?) o que nace a la luz de la tiniebla de quien se frota las manos pensando: ‘ya la cachamos, es aviadora’… Sí, quizá sea de este modo: me cacharon confesando que la carrera académica me ha dado sinsabores y desengaños, sobre todo cuando un despistado confunde mi profesión con su fobia política. Sin embargo, mi carrera académica me ha brindado satisfacciones y logros. En vez de decepcionarme este o aquel, me volvió más perseverante’.


Tres eventos de la Cuarta Transformación marcan a inicio del 2020 el cambio en la agenda de gobierno: el INSABI, los festejos del 6 de enero y la reunión con embajadores y cónsules. El presidente López Obrador fue el primero en adelantar el duro arranque del INSABI enfrentando las rémoras del conservadurismo y de los intereses creados por el Seguro Popular entre las mafias farmacéuticas, políticas y batas blancas. Ciertamente que el comienzo del modelo nórdico de salud para todos los mexicanos es usado por la oposición para repetir su autoderrota moral, pero en una semana han conseguido Jorge Alcocer y Juan Ferrer retroalimentar ese nefasta herencia. Encabalgado con el tema sanitario el seis de enero abundó a favor de las enfermeras sus nuevas responsabilidades y el alcance de las promesas de basificación expuestas por el presidente López Obrador, como el giro radical que se mantuvo inamovible a lo largo de la Tercera Transformación como exactitud en la Ley Agraria y que López Obrador despojó de los oropeles carrancistas moviendo su homenaje al terruño del Caudillo del Sur en Morelos. Y el tercer acto de la 4T en la Cancillería permitió destacar a dos mujeres del Gabinete en este año de reconocimiento oficial de género a Leona Vicario en las figuras de Alejandra Frausto y Graciela Márquez. El presidente López Obrador desempolvó la vieja frase de la hermandad mayor de México hacia Latinoamérica que los neoliberales mandaron al retrete histórico cuando desvalorizaron nuestra potencia cultural y económica que destacó reciedumbre en la geopolítica de entonces. La diplomacia cultural vuelve a poner a México a la cabeza no sólo de la región conforme las cifras de Frausto en las acciones del 2019 y prometidas para el 2020.



twitter.com/vladrothschuh