EDITORIAL

GRACIELA – TATIANA

 


*Del nocebo al placebo Pfizer/Moderna

*Sanación sin vacunas

*Nuevo orden del e-commerce

 

VLADIMIR ROTHSCHUH

 

El presidente López Obrador ha colocado a Graciela Márquez en la línea sucesoria del INEGI, aspecto que nadie debería reclamar teniendo en mente la forma en que Eduardo Sojo llegó a dicho organismo. A partir del censo en que Julio Santaella conoció de cerca a la vida familiar, modesta y republicana del presidente López Obrador y la doctora Gutiérrez Müller, obtuvo una visión más acertada del proyecto de país representado en la pareja presidencial, siendo que a partir de ese encuentro cálido entre el Presidente, su esposa y Julio Santaella, el INEGI se volvió más amable con las estadísticas sobre la 4T. Graciela Márquez dejó un buen legado como reconoció el presidente López Obrador con el Tratado de Libre Comercio, con las negociaciones directas que emprendió en temas del acero y agro, la nueva NOM para acabar con el pillaje de las gasolineras, el apoyo crediticio a las MiPymes durante la cruda pandemia, el etiquetado frontal a los alimentos procesados, en fin Graciela Márquez le dejó abonado el terreno a Tatiana Clouthier quien ahora deberá resolver los pendientes en la regulación del comercio digital donde el desbarajuste es extremo con los abusos cínicos de las plataformas que cargan los impuestos a los vendedores, cobran lo que quieren por los alojamientos y ahora el cohecho internacional con el robo de mercancía importada a través de una empresa ‘china’  Quality Post denunciada ante Profeco pero ignorada por el equipo de Ricardo Sheffield, lo mismo que por la SCT de Jorge Arganis cómplices de la extinción de Sepomex. China es el país con más millonarios en el mundo y la mayoría proviene de las plataformas digitales. Jack Ma y Mohamed Yunus signaron convenios de colaboración con Economía y que debería desempolvar Tatiana Clouthier para darle un giro al Banco del Bienestar como la banca de desarrollo de los pobres debido a que Elektra nunca alcanzó esa función, e igual detonar a las MiPymes por la vía de las plataformas cuyo futuro quedó asegurado con esta pandemia al tener que asumir  los tres niveles empresariales mexicanos el e-commerce obligado por la pandemia. Insertar a México en el Nuevo Orden será una tarea que muchos valorarán en Clouthier, especialmente la economía moral del presidente López Obrador.  

 


En el Pulso de la Salud Jorge Alcocer señaló una obviedad que hizo a muchos removerse en sus butacas: la vacuna contra el Covid19 no acabará con la peste. El dato del Secretario de Salud de México se sustenta en que salubridad aplica en todo el país 50 millones de dosis contra la influenza cada año antes de la temporada de invierno sin conseguir acabar con las gripas, porque las cepas del Covid son mutantes y hay más de 3 mil de ellas. El calendario de vacunación mostrado por Alcocer va generacionalmente hacia abajo arrancando con los adultos mayores, sobre el dato que las vacunas no previenen ni curan sino el aparato inmunitario de cada persona.  El referente es cierto, comenzando con el presidente López Obrador como ejemplo de fortaleza física y seguido de todo el equipo del Pulso de la Salud, pues a ninguno le ha dado la gripa china, salvo a un miembro del equipo de Comunicación Social de Marta Cabrera, Víctor Cortés y que la superó bien. Con las vacunaciones masivas, el planeta comienza a desandar la campaña del nocebo que dirigió la OMS, pues los ensayos de Pfizer y Moderna fueron  placebos como las agüitas azucaradas usadas en Veracruz contra el cáncer el sexenio pasado. Irónicamente la inmensa mayoría de ciudadanos que se ofrecieron a probar la eficacia de las vacunas contra el Covid19 consiguieron inmunidad, no obstante que eran ampolletas de agua destilada. A ese placebo que acabará con el nocebo de nuestro Nuevo Orden o fin de una época, se le acerca la Estrella de Belén avistada la última vez hace 800 años. Buenos tiempos se aproximan para México y el mundo.

  

  https://twitter.com/VladRothschuh

INFORMACIÓN, BIEN PÚBLICO

 


 

*504 mañaneras

*Nadie atrás, nadie fuera

*La fiesta del pueblo

 

 VLADIMIR ROTHSCHUH

 

504 conferencias de prensa y ocho informes de gobierno del presidente López Obrador en dos años, son los clavos que remachan la sepultura del viejo presidencialismo  y la añeja expresión del Jefe de Estado que enteraba a los mexicanos, seis veces en seis años. A esa función cuasi monárquica se le conoció como la fiesta del Presidente pero no del pueblo que tenía poco qué festejar. Los informes presidenciales en día de muertos y luego en septiembre, llenaron baúles lúgubres sin transparencias sobre el uso y desuso de los bienes públicos; la opacidad presidencial era sinónimo de corrupción y cinismo al grado que en los últimos sexenios la decadencia del modelo optó por  alejarse de la parafernalia en el Legislativo. El monólogo presidencial en su versión de los informes ha dejado de existir en la retroalimentación de las Mañaneras del presidente López Obrador que como cierra el pasado, abre un desafío al devenir de los futuros inquilinos de Palacio Nacional como remedo de quien busque imitar a López Obrador o bien en la restauración conservadora exhumando el viejo presidencialismo. Prácticamente los diálogos abiertos del Presidente de México dieron cabal sepultura al esclerotizado paradigma de los Informes de Gobierno y ponen en jaque a las administraciones estatales que no han sabido asimilar la transición del modelo aferrándose al pasado y que incluye a los omisos gobernantes locales emanados de Morena. La figura de López Obrador pesa demasiado y su sombra extingue hasta a los suyos. El uno de diciembre, el Jefe de la Nación recorrió dos líneas de tiempo, la de sus cien promesas de campaña cumplidas al 97% y el cotidiano paralelo con decenas de acciones de gobierno que permiten un país en paz, en desarrollo, con finanzas sanas, moneda estable en un entorno global pandémico y que conjuntamente han permitido recuperar la mitad del millón cien empleos perdidos por la crisis sanitaria.  Si las 504 conferencias mañaneras del presidente López Obrador ponen por vez primera al Gobierno de México en caja de cristal, los ocho informes de gobierno escalan los picos de estos logros populares como ‘delitos graves la corrupción, el robo de hidrocarburos y el fraude electoral, la Guardia Nacional, la condonación de impuestos, las consultas populares, la revocación del mandato, eliminación del fuero al presidente para que pueda ser juzgado por cualquier delito como cualquier otro mexicano’. Los informes de gobierno, la fiesta del Presidente, eran las expresiones del que todo lo debía y nada temía, la conclusión con la Cuarta Transformación es que el Jefe de Estado se ajusta al común de los mortales.

 


En el segundo informe de gobierno del presidente López Obrador el sector cultural se consolidó en dos vertientes propias de la Cuarta Transformación no dejando a nadie atrás y a nadie afuera. Alejandra Frausto ha denominado a esta inclusión un derecho cultural bajo principios de diversidad y respeto a las libertades, que al final de cuentas contiene los objetivos señalados a lo largo de estos dos años por el Presidente de México acerca de la imposibilidad de lograr un real cambio en los mexicanos sin la cultura. Esos dos ejes de la política cultural del gobierno de México hacen a un país más justo y democrático contra el racismo, sexismo y todas las supremacías invisibles/tangibles que subyugaron las diferencias sociales a lo largo y ancho del territorio bajo el neoliberalismo.  Con el presidente López Obrador la cultura centralista desapareció y ésta se movió a la periferia, una periferia muy ancha de todo el país, consiguiendo hacer a un lado el trabajo de escritorio por uno de territorio, mejor conocido como Cultura Comunitaria que en el último año acercó manifestaciones culturales y artísticas,  a más de 1 millón 800 mil personas en más de 500 municipios del país, quienes pudieron disfrutar de alrededor de 5 mil actividades artístico culturales. La pandemia puso a prueba el talento de las instituciones y Cultura creó un paradigma ‘Contigo en la Distancia’ elogiado internacionalmente por la Unesco, pudiendo ofrecer cerca de 10 mil contenidos en distintas disciplinas artísticas, con más de 3.5 millones de visitas. Frausto suele decir, la cultura no ha parado en esta emergencia sanitaria, ciertamente lo demuestra la reconstrucción del legado virreinal destruido por los sismos, las exposiciones de nuestro arte en Europa, la intervención de Chapultepec, Los Pinos como residencia médica, la Casa del Maíz en Molino del Rey, la declaración de Chapoltepek sobre lenguas indígenas, la Casa Museo Lázaro Cárdenas, la digitalización del Cervantino, el resguardo del patrimonio nacional, la red de bibliotecas en lenguas indígenas, la defensa de nuestras creadoras ante modistas internacionales, la repatriación de piezas culturales y lo esencial durante la pandemia, sostener y fomentar con estímulos a los creadores.

 

   https://twitter.com/VladRothschuh