Memorial por Guillermo Rothschuh Tablada




Vladimir Rothschuh 

Hoy venimos a renombrar la Calle Palo Solo. Tarea de un siglo de Guillermo Rothschuh Tablada. Extendida en el sentido demiúrgico de su poesía y en la plenitud de sus acciones. Renombró Guillermo Rothschuh Tablada a Chontales en el oficio literario, versó lo visto y lo oído. Gaia habló por su lengua , siendo sus poemas su voz y, la virtud pública, sus actos. Entre lo dicho y lo hecho, entre lo intelectual y lo social, Guillermo Rothschuh Tablada fue de una sola pieza. Farol de antaño, panóptico futuro: "la ética es lo privado, me decía, la moral, es lo público; jamás lo pierdas de vista, el hombre no puede estar escindido aparentando ser lo que no es". Me anima externar la gratitud de mi familia al pueblo de Chontales por el cariño que le brinda a la memoria de mi padre. De ahí que debamos reiterar una vez más la expresión viva y audaz de la poeta Rosario Murillo, quien me confió, "tu padre nos une y nos reúne". La poeta Murillo supo estar al lado de mi padre y de mi madre siempre. Sobran las emociones para aceptar estos gestos que nos conmueven como el del Clan Intelectual que preside nuestro amigo Holman Marín, promotor cultural y coautor de esta cita ciudadana en torno a la figura y legado de Guillermo Rothschuh Tablada. La placa alusiva y colocada en nuestra casa, subrayará un hito en la memoria de las nuevas generaciones que harán pervivir a quien en tiempo presente, hace de este ahora la mismidad chontaleña. Igualmente manifiesto nuestras gratitudes a un entrañable amigo a quien mi padre tenía en afecto, como en alta estima a su hermano Miguel, obviamente me refiero al maestro y alcalde Ervin de Castilla. Hoy Miguel cumple dos años de no estar físicamente entre nosotros, pero intelectualmente aquí sigue. Miguel en justicia pedagógica, nace un día después que mi padre. Si Guillermo Rothschuh Tablada, "nos une y nos reúne", esa creatividad invitada, nos convoca ahora en esta casa y en esta calle, pues encarnan los sueños de un joven enamorado de María Elba y sobre todo, del amor eternizado en su poesía por Juigalpa.