EDITORIAL

OPTIMISMO




*Arquetipos del viejo y nuevo orden

*Susana Distancia es emblema

*Tren Maya, vacuna al desempleo

*Fakes y cacería de brujas

*Lo que no funcionó en la Pandemia

 

VLADIMIR ROTHSCHUH

 

La nueva normalidad a nivel mundial atrajo el optimismo económico y México se ha visto favorecido con el precio de petróleo a 30 dólares y el dólar en 22 pesos. Ese nuevo optimismo fue prefigurado por Hegel en sus estudios históricos cuando decía que luego de toda crisis emerge un nuevo optimismo social. El entusiasmo sin embargo no calmó los malestares sociales en Hong Kong e Irak, pero sí en Francia, Chile, Haití, España y Colombia. La semana entrante el presidente López Obrador se sumará a ese optimismo económico dando el banderazo  al primer tramo del Tren Maya que va de Cancún a Valladolid; al día siguiente en Mérida dará el otro banderazo al tramo del Tren; el jueves serán dos inauguraciones de arranque de obra en Escárcega y el otro en Palenque; el viernes volverá el presidente López Obrador a constatar la salud de Adán Augusto y a evaluar los trabajos de Nahle en Dos Bocas; para el sábado supervisará  las obras de ampliación del puerto de Coatzacoalcos y el domingo dará banderazo en Sayula sobre los pendientes del Tren del Istmo. Son dos millones de empleos los que piensa recuperar con esta obra el Primer Mandatario a manera de compensar las afectaciones laborales de la cuarentena. Imponiendo  su optimismo laboral ojalá la abulia que caracterizó a la burocracia federal, finalmente concluya porque en estos meses de cuarentena se violó el trabajo a distancia desde Secretarios a subdirectores que se fueron de vacaciones.  La Pandemia le llegó como anilló al dedo al presidente López Obrador para evaluar en la emergencia a su Gabinete, abriendo espacio a una nueva reingeniería administrativa para podar lo que no funcionó y borrar las maledicencias partidistas bajo sueldo del Gobierno Federal, porque es un hecho que en el ejército de burócratas del calderonismo están los instigadores anónimos en las redes sociales. El acompañamiento del Gobierno al optimismo del presidente López Obrador tiene que ser a la par pues finalmente tuvo razón el Primer Mandatario sobre la manipulación del miedo global por parte de FMI, BM y OMS. Afortunadamente la 4T y su Economía Moral no incurrieron en los errores de Argentina y de muchas otras naciones endeudadas conforme los arquetipos del viejo orden.



Faroleada primero Polevnsky en el periódico que todos los días publica fakes al presidente López Obrador y citada luego a explicar los manejos financieros de su ex dirigencia en Morena que ese mismo diario hizo, como hiciera sobre la casa de campaña, optó Yeidckol por ampararse en la Susana Distancia sin subordinarse al mal gusto de su adversario Ramírez Cuéllar. El virus que aniquiló a los negriamarillos se replica con el tema de los inmuebles de Morena y Polevnsky como ocurriera con los inmuebles del PRD y Rosario Robles; será falta de creatividad o excesiva indolencia mental para repetir la cepa destructiva de la izquierda en el poder.  La ex dirigente nacional y ahora con la delegación especial en Jalisco para contener el crecimiento exponencial de Alfaro, acusa a varios del CEN moreno de tenderle celadas y meterle canilla absurdamente desde el laboratorio del calderonismo en la esquina de Bucareli y Reforma. Tampoco puede Yeidckol declararse una chica colombera de blanco plumaje habiendo hecho de las suyas, como cualquier dirigente partidista, en la máxima autoridad del el No-Partido-en-el-Poder. Las luchas intestinas meteorizan la sinuosidad requerida por el presidente López Obrador en su mandato, alejar a Morena de Palacio Nacional fue la primera sensatez juarista del Jefe de Estado porque representa a todos los mexicanos. Curiosamente la Susana Distancia alegada por Polevnsky para no acudir presencialmente ante Ramírez Cuéllar, la aproxima con Rosario Robles y sus comunes enfermedades crónicas por las que exigía volver a la ex casona de Diego Rivera.

 

https://twitter.com/VladRothschuh