EDITORIAL

LECCIONES DE LA PANDEMIA

     

 


*Mediciones económicas

*Escuchar a la Naturaleza

*Alemania desmiente al FMI

*Distopías y nocebos

 

VLADIMIR ROTHSCHUH

 

 

Retomó Víctor Toledo el sexto mandamiento del presidente López Obrador de su decálogo sobre la nueva normalidad, donde llama el primer mandatario a cuidar y a disfrutar la naturaleza. El titular de Semarnat como Goodall replica que separarnos de la naturaleza ocasionó esta pandemia. El rebrote de Coronavirus la semana pasada en el mercado de carnes más grande del mundo en Pekín, es otra evidencia de que no se ha entendido el mensaje de esta emergencia sanitaria global con el especismo humano que utiliza a otros seres vivientes para el sufrimiento y alimentación. No han querido advertir la ONU, OMS y FAO que los coronavirus son una gran familia hospedada en las carnes animales de granja y salvajes que esclaviza y depreda el hombre para sus apetitos crueles. Escuchar a la naturaleza, advirtió, Víctor Toledo, evitará reproducir más los efectos devastadores sobre el planeta y la humanidad misma, pero el hombre lo que ha demostrado en estos meses de pandemia es su supremacismo llevando a la miseria a millones de familias multiplicando miedos, desempleo, hambre, codicia y usura. La fraternidad que el presidente López Obrador creyó ver como un rayo de luz sobre el finiquito al modelo neoliberal y sus deviaciones terribles, fue apagada mundialmente cuando la humanidad poco aprendió de esta crisis. 


El decálogo hacia la nueva normalidad lanzado por el Presidente de México hace dos semanas debería ser referente para las Secretarías de su gobierno, pues la teoría de Gaia tan antigua como moderna, la invoca el secretario del medioambiente en una articulación que debe agrupar a Víctor Villalobos como cabeza del sector agrícola, a Esteban Moctezuma como gestor de la Nueva Escuela Mexicana, a María Luisa Albores y su programa de reforestación nacional y de autoempleo rural, a Jorge Alcocer con su modelo sanitario nórdico que debe insistir en la alimentación hipocrática como la medicina a nuestros males y ni qué señalar de Meyer Falcón y sus estrategias de planificación urbana. El llamado del presidente López Obrador a cuidar y disfrutar de la naturaleza invoca la recuperación de otros de los dones de la humanidad, la empatía. Escuchar a la naturaleza es originalmente otro de los mandamientos señalados por el Jefe de Estado mexicano, aprender a oírnos en mismidad de la unidad planetaria; con que cada humano haga su parte con el autogobierno ya habríamos alcanzado la mayor de las utopías.

 


Las postulaciones del presidente López Obrador para modificar los indicadores económicos pepenados en el PIB desde que llegó a Palacio Nacional, ahora convergen con la propuesta del Nobel de Economía Joseph Stiglitz.  La semana pasada Stiglitz cuestionó las acciones económicas contra la pandemia y que fueron ignoradas aún por la izquierda, pero que hoy deberán ser tomadas como referente de las mediciones del INEGI que no reflejan la realidad del desarrollo nacional. Y no se trata del INEGI sino del paradigma que el FMI y BM usan en todo el mundo unificando criterios dispersos de economías diferentes. Esas mediciones sobre el PIB arrojaron resultados distintos en las diferentes economías del orbe, algo semejante a los tratamientos que otro organismo neoliberal como la OMS aplica a tabla rasa siendo que los humanos como las sociedades tienen respuestas distintas.




 La primer economía del mundo en despegar hoy es Alemania, invirtió 1.1 billón de euros en rescates con la conclusión adelantada que esta pandemia se quedó corta frente a lo que debieron afrontar los teutones luego de la Segunda Guerra Mundial; todas las desgracias relatadas por el FMI sobre lo peor de la pandemia que superará a la Gran Depresión, se hicieron añicos en el despegue alemán. El año pasado México tuvo el mismo PIB que Alemania y como señala Stiglitz, ambas economía no se identificaban en lo absoluto. Y en el manejo de nuestro comercio durante la pandemia el presidente López Obrador ha tenido que remar contra corriente de su Gabinete y del conservadurismo que intentaron enfriarlo y enfriar la economía y el bienestar de los mexicanos. Siendo México el primer socio comercial de Estados Unidos hasta febrero pasado, hoy fue relegado paradójicamente por la economía enemiga de Estados Unidos y responsable de esta pandemia como es China. Atrapado nuestro país en la semaforización del Covid19, los chinos lograron rebasarnos y convertirse de odiados adversarios de Trump a primeros socios comerciales.

 

https://twitter.com/VladRothschuh

 

 


SIMULACIONES NEOLIBERALES

 


*El Issste después de 40 años

*Gobierno débil, burocracia obesa

*El Thatcherismo a la mexicana

 

VLADIMIR ROTHSCHUH

 

Los simulacros del ISSSTE están representados en los cuarenta años que el instituto no tuvo inversión en infraestructura hospitalaria desde las administraciones de De la Madrid, Salinas, Zedillo, Fox y Calderón,  presidentes desobligados de sus responsabilidades desviando los miles de millones de las aportaciones laborales. No es sino hasta hoy con el presidente López Obrador y Luis Antonio Ramírez Pineda cuando el ISSSTE recibe atención de urgencia reconstruyendo sus hospitales, modernizando clínicas, distribuyendo sin amiguismos créditos personales y de vivienda. La inauguración del hospital en Cuernavaca remodelado por Sedena para atención inmediata de las víctimas de la pandemia, era una evidencia mayúscula e imperceptible para quienes hoy naufragan en la abyección del reclamo, pues la calificación de la obra pública como simulación hizo a un lado lo que desde José López Portillo el ISSSTE no conseguía en infraestructura hospitalaria: ampliación, inversión y actualización.  Los cuarenta años de simulacros neoliberales saqueando los ahorros de los trabajadores, estafándolos con el Fovissste, pudriendo la adquisición de insumos médicos e ignorando los derechos a la basificación laboral, condujeron al maltrato en el servicio a los derechohabientes y a una depredación cruel y cínica de sus pensiones. Los recorridos del presidente López Obrador con Ramírez Pineda durante el año pasado por la red hospitalaria de Coplamar abandonada por la tecnocracia, permitió a ambos adelantarse a la crisis por venir con el Coronavirus. Las clínicas, centros de salud y hospitales en total abandono, eran monumentos de la abulia neoliberal que prefirió usar los ahorros de los derechohabientes del ISSSTE para los rescates fobaproicos o invertirlos insensatamente entre sus testaferros como ocurrió en el aeropuerto de Texcoco.  Ese ISSSTE que vivió durante las últimas cuatro décadas en la simulación tecnocrática y cuando al fin sale de esa pesadilla con el presidente López Obrador y Luis Antonio Ramírez, recibe una nueva dosis de la enajenación conservadora cuando ésta desaprueba la transformación de la infraestructura hospitalaria de los trabajadores al servicio del Estado en el Hospital General ‘Dr. Carlos Calero Elorduy’.   Los opositores a la 4T los ha identificado el presidente López Obrador en el estertor de la corrupción de las pasadas cuatro décadas neoliberales, no es de manera alguna protesta, es el rictus de un viejo orden que fenece.




Acabadas las simulaciones tecnocráticas en contra del progreso del ISSSTE, el presidente López Obrador ha encontrado otra variedad de simuladores en los organismos autónomos y desconcentrados creados desde que el Thatcherismo a la mexicana vendió en garaje los bienes públicos y amplió la baraja de puestos públicos a un mayor número de personajes afines. El lema neoliberal de un gobierno mínimo fue más buen un enfisema: el Estado obeso durante el periodo del Estado Hegemónico se liposuccionó mañosamente porque a la vez que regalaba los bienes del pueblo al empresariado cercano, aumentó las cargas burocráticas duplicando funciones en el servicio público. El presidente López Obrador encuentra en los organismos desconcentrados y autónomos la otra pandemia de la obesidad neoliberal que ha servido muy poco a lo largo de cuatro décadas. Como crearon nuevos espacios para la burocracia dorada y de cobre, se llegó a la aberración de crear el servicio administrativo de carrera durante el foxismo y calderonismo para colocar en los puestos intermedios la toma de decisiones generalmente adversas al gobierno en turno. Había destinado para este año Arturo Herrera una partida presupuestal para finiquitar los cargos adjuntos que siguen posesionados de los mandos medios y creados ilegalmente en un falso decreto por Martínez Cázares. La tesis del presidente López Obrador es bastante idónea: el gobierno austero y socialmente responsable solamente podrá conseguirse devolviendo a la autoridad federal sus funciones originales usurpadas por la multiplicidad de organismos paralelos.

 

https://twitter.com/VladRothschuh

 


DECÁLOGO PARA LA VIDA


 

 

*Covid, cura con agua

*Gozar la naturaleza

*Bien-estar en lo simple

 

VLADIMIR ROTHSCHUH

 

Uno de los mandamientos del Decálogo del presidente López Obrador hacia la Nueva Normalidad, apunta al disfrute natural de la vida o el retorno práctico a una existencia simple y alejada horacianamente del mundanal neoliberalismo. Así en este disfrute original de nuestros bienes ambientales, el agua es un adversario poderoso contra el Coronavirus. Es el vital líquido otra de las vacunas de la naturaleza que compone la mayoría del planeta y de nuestros cuerpos, salvo que hoy día el agua  que bebemos  ha sido sometida a procesos de erradicación de sales y minerales, impidiendo el PH que hace desfavorable  que los microorganismos dañinos avancen. El virus de la pandemia ha encontrado a nivel global un aliado en la industrialización del agua, el líquido que consumimos en las urbes no es agua sino una sustancia que ha perdido todas las propiedades para curar al ser privada de los minerales y sales naturales que consienten el desempeño entre la acidez y la alcalinidad o PH.



 Los virus, bacterias y hongos, se reproducen fácilmente en cuerpos que han perdido la alcalinidad volviéndose extremadamente ácidos por lo que comemos o por las emociones bajas, a las cuales también atañe el Decálogo del presidente López Obrador cuando menciona el rescate y ejercicio de la felicidad. Las aguas actuales embotelladas han sido diseñadas de tal forma que ahí nada prolifere y como líquidos muertos puedan permanecer años sin descomponerse. Lo que a simple vista parece un gran logro moderno con la esterilización del agua, resulta todo lo opuesto porque al llegar a nuestras células carecen de elementos para los procesos químicos dando lugar a la deshidratación con sus resultados devastadores expresados en hipertensión, diabetes y obesidad, los tres factores sobre los que el Covid-19 interactúa fatalmente. La normalidad expresada en diez puntos por el Presidente de México es más una vuelta al pasado debido a que el actual modelo económico engendró los diversos estilos de vidas y sus epidemias consumistas. De ahí nace que las industrias alimentaria y farmacéutica se hayan encargado de diseñar cadenas de males que les permitan obtener ganancias económicas a costa de la enfermedad. Una humanidad sana deja de tener sentido en las ambiciones del capitalismo y el agua ha resultado ser esa materia angular que hoy se compra embotellada, como advirtió Toffler, para dañar las estructuras vitales de los humanos. 



 Un cuerpo con un PH alcalino impide que los virus, hongos y bacterias se multipliquen anómalamente.  El agua embotellada que no es agua, ha permitido a nivel mundial que la pandemia haga de la humanidad su caldo de cultivo. La tal asepsia recomendada por la moderna medicina y sobre la cual la Cuarta Transformación ha emprendido cambios hacia el modelo sanitario nórdico, atrajo con sus esterilizaciones daños colaterales, pero que afortunadamente pueden llegar a corregirse hirviendo el agua de la llave para alcalinizarla o añadiendo sal marina a la embotellada, con tal de conseguir aún los beneficios primigenios del agua natural a través de su PH.  El Decálogo del presidente López Obrador para una nueva normalidad puede valorarse no después de la pandemia sino mucho antes que el neoliberalismo destruyera los valores simples de la convivencia humana.  Es por ello que ese valor que tuvo en el pasado la sal para la humanidad que llega hoy día entre nosotros como sal-ario y abrió las rutas mundiales del comercio, permite restituir la salud que nos privó el capitalismo con sus industrias alimenticia y farmacéutica haciendo creer que el agua no era un bien común y que la sal era dañina para la vida.  

 

 https://twitter.com/VladRothschuh

 

 


POLITIQUERÍAS

 

*A 500 años de la Conquista

*La Nueva Escuela Mexicana postcovid19

*La dimensión política de López Obrador

 


VLADIMIR ROTHSCHUH

  

Los gobernadores de Acción Nacional cuando dicen que ellos son el envés de la Cuarta Transformación acabaron ratificando lo que su ex líder Felipe Calderón reconoce como déficit ante la fuerza política del presidente López Obrador.  Como inquilino de Los Pinos Felipe Calderón batalló contra su ilegitimidad esforzándose en lo que intuía redentor con la guerra fratricida y abandonado a su vez por los gobernadores panistas que lo vieron pronto como un obstáculo en sus ambiciones transexenales explicando la muerte de Mouriño y posteriormente el cáncer devastador de Lujambio. La candidatura de Vázquez Mota resumió sus proyecciones cuando los gobernadores panistas poco hicieron elevando la autoridad política de Calderón aproximado más a la ilegitimidad presidencial de Carlos Salinas que al despilfarro del bono democrático foxista. El envés de los gobernadores albiazules auto ungiéndose los salvadores de México no alumbra totalmente la identidad de alguno de ellos con una capacidad administrativa y un carisma sorprendente para superar la buena estrella que Felipe Calderón reconoce en la figura presidencial de López Obrador. En política cuentan las representaciones y no las ocurrencias salvadoras por intentonas condenatorias a la democracia que dicen simbolizar. La coyuntura de cada gobernador albiazul sumada al grueso, redondea la figura tostada y pegajosa del muégano y no de una arrolladora bala de cañón. La confesión del ex presidente  achicando en ilegitimidad su mandato frente a la enorme legitimidad del presidente López Obrador, deben tomarla muy en serio los gobernadores panistas, siendo el primero en haberlo valorado el actual Jefe de Estado mexicano cuando definió en Veracruz como politiquería a  las acciones de los ejecutivos locales azules pues ninguno alcanza su estatura para encajonarlos como lo hizo Cuitláhuac García.



El presidente López Obrador definió el año pasado la agenda histórica México – España con la crueldad de la conquista y la disculpa que ni la monarquía ni su parlamento tuvieron a bien ofrecer a los mexicanos y a Latinoamérica. Ese tema está abierto como lo dejaron ver nuestra secretaria de Cultura, Alejandra Frausto y la secretaria de Estado de Cooperación Internacional de España, Ángeles Moreno.  La agenda bilateral de Cultura la atendieron a distancia ambas funcionarias sobre los proyectos museográficos, de cine, investigaciones, los 500 años de la llegada de Cortés, intercambios, la economía creativa y los laboratorios culturales.  La coyuntura para Alejandra Frausto es magnífica en los objetivos trazados por el presidente López Obrador y la doctora Gutiérrez Müller, cuando apelaron desde el anfiteatro maya a la humildad del Rey Felipe y del Papa Francisco para reconocer la brutalidad de un pasado inadmisible a ser tolerado hoy y omitirse con los golpes de pecho abundantes de las epitomes racistas actuales que sacuden al planeta.



Desde que Esteban Moctezuma y  la Secretaría de Educación Pública establecieron criterios para evaluar al alumnado durante el confinamiento por el Coronavirus,  tienen certeza los padres que enviaban a sus hijos a escuelas particulares, tampoco estos estudiantes podrán ser reprobados debido a que dejaron de cubrir las cuotas de sus colegiaturas. En vez de atender la agrupación nacional de padres de familia los derechos de sus hijos en escuelas privadas a no ser reprobados y al éxito del modelo de educación digital ‘Aprende en Casa’, exaltan la incapacidad presencial de los espacios públicos para albergar a los miles de alumnos afectados por el desempleo de sus progenitores como una burda crítica actual y no al fracaso del modelo heredado por los neoliberales. La nueva normalidad educativa postcovid19 atendió desde marzo pasado las regulaciones sanitarias del aislamiento con las nuevas tecnologías. El legado industrial de la escuela figurando un espacio de entrenamiento hacia la fábrica con horarios, capataces, descansos y timbres, había sobrevivido a varias oleadas de invención y desarrollo. Entre los beneficios que atrajo la pandemia está la conclusión del paradigma de socialización económica capitalista desarrollado en las aulas educativas. Las consultas que emprende Esteban Moctezuma sobre el devenir de la Nueva Escuela Mexicana, toman otro rumbo desmarcándose de lo que preocupa a las agrupaciones conservadoras o paterfamilias, como es el presencialismo.

 

https://twitter.com/VladRothschuh

 

 


GATELL AL IMSS

 

 

*Afores, legados tecnocráticos

*El Grupo Chiapas

*Domar la pandemia

*Gallinas come huevo

 

 

VLADIMIR ROTHSCHUH

 

A ver si esta vez Monreal y Delgado ponen a discusión en el Senado y San Lázaro lo que por enésima vez el presidente López Obrador ha señalado como otras de las herencias tecnocráticas lesivas para la clase trabajadora de México: las Afores. También hay otras herencias negativas de ese periodo neoliberal como el IVA al 16% y  en negociaciones tras la iniciativa de la bancada monrealista, el zacatecano. El modelo económico de las pasadas décadas hizo magia demostrando a los mexicanos que los bienes públicos del Estado debían pasar a mejores menos como ferrocarriles, ejidos, minas, fertilizantes, agua, telecomunicaciones, refinación, electricidad, juegos de azar, educación y el ahorro nacional. El presidente López Obrador prometió nuevamente atender los problemas creados por la privatización del manejo de las pensiones contrastando que la única eficaz de esas Afores es la que opera el ISSSTE.  En un cuarto de siglo el manejo privado de las Afores contradice la reforma que las puso en manos de los amigos de los Presidentes de la República, rinden pocas utilidades, financiaron proyectos pútridos como el más reciente en Texcoco y concede utilidades onerosas a los tecnócratas que las dirigen.  Los estallidos sociales en diversos países latinoamericanos se originaron en los ajustes en detrimento de las pensiones y en México la cuenta regresiva se aceleró con la Ley Manlio contra los trabajadores del IMSS e ISSSTE. Las Afores son una de las tantas arbitrariedades que la tecnocracia lesionó poniendo en manos privadas el ahorro nacional, algo semejante a lo sucedido con el dinero público cedido a los fideicomisos que no debían rendir cuenta. Desmontar el vicio privatizador de los neoliberales con las Afores es un buen comienzo para darle curso a los demás pendientes como la 4T en el agro que intenta hacer andar Víctor Villalobos, lo mismo que Nahle en Energía y Moctezuma con la Nueva Escuela Mexicana.




La nueva encomienda que prepara el presidente López Obrador para promover el desempeño de Hugo López Gatell, sería un estupendo reconocimiento en el control de daños de esta pandemia y el aseguramiento moral del proyecto sanitario de la 4T. Y es que después de los sucesos recurrentes con los contratos irregulares en el IMSS, al doctor López Gatell lo muestran con buena estrella porque siendo quien atajó los excesos del Seguro Popular y el despilfarro financiero de los recursos públicos a organizaciones no gubernamentales que tomaron millones de pesos mensuales del sector público sin rendirle cuentas a nadie, haría buen rol en los controles internos del Seguro Social. Finiquitar la corrupción calderonista es una afrenta que los panistas no superan en el domador de la pandemia y de ahí nacen las fobias contra las decisiones nacionales de López Gatell en el manejo del Coronavirus y que lo elevaron a figura internacional en la OMS, perfil contra el que también propugnan los conservadores.  Para el Grupo Chiapas que encabeza el senador Manuel Velasco el presunto arribo de López Gatell al IMSS representaría la segunda pérdida a sus intereses financieros pues toda la campaña contra Josefa González Blanco  concluyó como un tiro por la culata como bien lo entendió y aplicó el presidente López Obrador desmontando la maledicencia del senador; en esa circunstancia el Presidente optó por no beneficiar  a ningún miembro del Grupo Chiapas en Semarnat sino que puso a un biólogo con trayectoria de izquierda y cercano a su proyecto de país como es Víctor Manuel Toledo. La cuarentena por Covid-19 que aísla a los funcionarios involucrados en la corrupción del IMSS la han entendido en Palacio Nacional como un intento de tocar el corazón del presidente López Obrador y que sensibleramente perdone por segunda vez a las gallinas come huevo que comanda el Grupo Chiapas.  La figura de López Gatell en el Seguro Social la ven idónea y urgente teniendo décadas el IMSS dirigido por abogados y economistas pero no por un médico con el prestigio ganado a pulso en esta pandemia mundial y que ha elevado al gobierno del presidente López Obrador a paradigma en el nuevo orden.

 

https://twitter.com/VladRothschuh

 

 

 

 


EL DOCTOR MUERTE


 


*Democracia panfletaria

*Sonora consigue inmunización

*Vato, boa, veto

  

VLADIMIR ROTHSCHUH

 

Moralmente derrotados sigue viendo el presidente López Obrador a sus adversarios políticos cuando le escurren bajo el portón de Palacio Nacional un documento que solamente habla bien del Presidente de México por instituir la Revocación de Mandato como garante de la legitimidad del Jefe de la Nación. Ni Fox, ni Calderón, pusieron por delante de sus gobiernos el certificado democrático que autenticara a los mexicanos la calidad de su sufragio. El bono que ganó Fox en el 2000 lo dilapidó en un par de años y Calderón que repetía la ilegitimidad salinista no buscó el pundonor de arbitrar su mandato por medio de una prueba revocatoria. El hilvanado inconexo de todas las oposiciones en el actual horizonte es lo único común que dio a conocer el portavoz presidencial Jesús Ramírez Cuevas mostrando el panfleto de BOA para conseguir como siempre las negativas de los integrantes en la alineación conspirativa pues en el actual régimen democrático todos los miembros de BOA cuentan con el derecho a disentir como lo han venido haciendo sin censura. Ni siquiera las eminencias de partidos opositores tradicionales o en ciernes tienen la decencia de aceptarle a Ramírez Cuevas en público lo que realmente hacen cotidianamente buscando dinamitar la agenda nacional de transformaciones. El ajetreo de los adversarios, institutos y opositores al proyecto de país encabezado por el presidente López Obrador es un magnífico simulador del fracaso que ven replicar en BOA desde Palacio Nacional pues ninguno de los personajes abajo-no-firmantes es un cuadro singular de inspiración innovadora habiendo demostrado como gobernantes y acompañantes orgánicos las razones de por qué los mexicanos le dieron esos más de 30 millones de votos a López Obrador. Todos los Presidentes llegaron por seis años, gobernaron entre aciertos y desaciertos, para bien y mal del país sobre la premisa neoliberal de que una vez adquirido el producto no había devoluciones. Ese vicio de nuestra democracia fallida lo enmendó el presidente López Obrador con la consulta popular para que sean los electores quienes digan si merecen los Presidentes de México, actual y futuros, seguir en el poder y cuyo adelanto al 2021 con la consulta revocatoria la rechazaron todos esos miembros de BOA.

 


Sonora está dando a México prestigio internacional con la aplicación de la vacuna contra el Covid-19. Ninguna otra nación del mundo posee en estos momentos la vacuna, hay ensayos de laboratorio en China, Estados Unidos, Rusia y Europa, los que nos coloca jefaturando la investigación científica y a la gobernadora Claudia Pavlovich como tesón gubernamental que soporta y promueve esos éxitos bioquímicos.  Hasta las oficinas de los doctores Jorge Alcocer y López Gatell no ha llegado aún la solicitud de aprobación de dicha vacuna para que Cofepris dé luz verde al medicamento como ya hizo con la Cloroquina. Los médicos sonorenses que inmunizan contra el Coronavirus guardan el secreto, sin decir acaso que sea plasma de personas curadas como practica el IMSS para bien del doctor Zoé Robledo y su inminente sanidad física. Una vez suministrada la vacuna por los galenos sonorenses las personas entran en shock sobreviviendo los más fuertes y muriendo los más débiles, en cuestión de un par de días las personas saben su destino y para las estadísticas sanitarias del sector salud nada queda registrado, porque en Cajeme, Guaymas o Hermosillo, como en la CDMX, los doctores particulares ofrecen a los familiares de sus pacientes fallecidos actas de defunción con causas ajenas al Covid-19.  Cajeme es uno de los municipios sonorenses con mayores brotes y decesos por la pandemia, la gobernadora Claudia Pavlovich reclama un pacto social para sacar adelante la crisis que viven los sonorenses. La petición apunta a despolitizar la emergencia estatal y que los tres niveles de gobierno trabajen conjuntamente, para los adversarios de la mandataria equivale a una auto vacuna política aplicada por la mandataria priísta ante la crisis de salud pública señalado el costo electoral. La inmensa mayoría de muertes y contagios en Sonora se deben a la desorganización, no hay distanciamiento físico, no se usa cubrebocas, pocos se lavan las manos, muchos se auto medican y el reflejo impera a tal grado que Sonora siendo la primera ciudad del mundo que ya cuenta con la inmunidad contra el Coronavirus, los resultados benéficos de la cura aún no se extienden a toda la población porque son escogidos los vatos viriles que dan el paso al frente en la obtención del remedio prometido por los Doctores de la Muerte.

 

https://twitter.com/VladRothschuh

 

 

 


FIGURAS INTERNACIONALES

 

 

 

Gatell y Seade, OMS - OMC

Monreal sepultará la Roqueseñal

Vicios empresariales

 

VLADIMIR ROTHSCHUH

 

Es obra de los neoliberales haber elevado el IVA al 15%, la Roqueseñal perdura como monumento de oprobio tecnocrático haciendo buena la sentencia inglesa de que un mal gobierno  usualmente recurre a elevar impuestos.  Ricardo Monreal convertido en conciencia de su partido Morena ha atajado desde el Senado las intentonas de los diputados por crear nuevos impuestos y elevar otros; el líder de la Jucopo ve ahora fluir en las filas de sus senadores la iniciativa de regresar el IVA al 10% a manera de estimular la economía nacional.  La ineficacia del sistema tributario radicaba en las exenciones fiscales que la tecnocracia otorgaba a los grandes empresarios y que ahora el presidente López Obrador puso fin, de nada sirvieron el IVA y el ISR elevados si quienes contribuían con el SAT no eran las élites empresariales. Esos sectores se están poniendo al corriente con Raquel Buenrostro devolviendo al SAT adeudos multimillonarios.  Durante la era Thatcheriana de los ochenta, Giovanni Sartori se expresó contra los gobiernos tecnócratas llamándolos fallidos por buscar por la vía tributaria una legitimidad que solamente reflejaba el déficit democrático.  Desde el ámbito de Ricardo Monreal está ahora la oportunidad de saldar cuentas con la aún viviente Roqueseñal del IVA al 16% y que entonces por razones partidarias llevaron al zacatecano a romper con el zedillato y ahora, décadas después podrá resarcir esas lesiones neoliberales que marcaban los estertores decadentes del Partido de Estado.


México siempre ha ambicionado presidir la Organización Mundial de Comercio, con la Cuarta Transformación algo es distinto en la candidatura de Jesús Seade. Las postulaciones pasadas abarcaban las trayectorias de ex Presidentes de la República y ex Secretarios de Estado. Seade no refleja ninguno de esos perfiles, es subsecretario en Exteriores supeditado a Ebrard y más que por razones de género lo rebasó en Economía Graciela Márquez, lo mismo aconteció con las embajadas en Washington y Pekín. El subsecretario Seade emerge de las renegociaciones de Tratado de Libre Comercio y con tres vistos buenos como lo fueron de López Obrador, Peña Nieto y Trump. Ildefonso Guajardo es otra figura para la OMC, pero la gubernatura de Nuevo León ofrecida por los empresarios y por Romo, le llama más la atención. La eternidad de otro mexicano como José Ángel Gurría en la OCDE, desequilibra a Jesús Seade para llegar a la OMC. A diferencia del doctor López Gatell y su consejería a la OMS, aún nadie del conservadurismo ha abierto a Seade una carta con firmas públicas. ¿El subsecretario de Exteriores sería el portavoz de la buena nueva de la Economía Moral mexicana para el nuevo orden económico mundial pospandémico?


Tres sombras traen macilento el arranque prometido a la nueva banca social y de desarrollo o Banco del Bienestar: quién sabe por qué Cabal Peniche, bien se sabe por qué Salinas Pliego y de eje principal René Bejarano. Hay otros que incluyen el desafecto de la secretaria María Luisa Albores sobre el ombligo clientelar de Rabindranath Salazar. Contra la nueva banca que dispersará los recursos sociales de los programas estrellas del presidente López Obrador, se alzan los cuestionables propósitos del conservadurismo y del fuego amigo como sucede con la competencia financiera de Banco Elektra, por ejemplo. En la pandemia las críticas demonizadoras de Salinas Pliego contra las medidas sanitarias de López Gatell y Sheinbaum, rebajaron su calidad crediticia y política: la 4T no es subordinada de ningún empresario y para botón Soriana puso el ejemplo abandonando a un Bringas maleducado en el sexenio pasado cuando aprendió la IP a escupir la mano presidencial que le beneficiaba. La lentitud del Banco del Bienestar parece que no es correlativa si se compara con la velocidad de Elektra, Banorte y Santander.


  https://twitter.com/VladRothschuh

 

 

 

 

 

 

 


LA VACUNA


 

 


VLADIMIR ROTHSCHUH

 

Los epidemiólogos creyeron encontrar en el virus del Covid-19 rastros de mutaciones inducidas en laboratorio, cuando descubrieron que la letalidad del virus es expansiva si éste intuye presencia de muchas personas juntas. Esta teoría va más allá de las secuencias del Sida que el Nobel Luc Montagnier creyó encontrar en el Covid-19.  ¿Tiene inteligencia el Covid-19 para desactivarse entre pocas personas y expandirse entre muchas? En realidad todo organismo que posee capacidad de organización tiene inteligencia y compete al universo entero. En ese juego de azar que Einstein no ponía en manos de Dios el cubilete, los postpitagóricos del siglo XX dieron sentencia en la física cuántica cuando concluyeron que el Observador es el Creador: corpúsculo u onda, tú decides. La pandemia abrió un nuevo horizonte referido a las siete plagas de Egipto cuando los gnósticos de la media actual han visto refrescarse la alianza de Dios con la humanidad al excluir de las víctimas de la pandemia a la niñez y a la juventud, eliminando a quienes ya padecen alguna enfermedad, como la cruz de sangre en las puertas y la cena última de Jeshua. Las lecturas son acertadas no en cuanto a la inteligencia del Covid o de los escogidos de Dios, sino en relación a la vibración en hercios donde opera la simbiosis del Covid-19 con los humanos y con la Tierra. Esta pandemia tiene un origen en los cubículos de la Organización Mundial de la Salud implantando el miedo global, origen de todos los males del planeta, igual como lo han usado las religiones por milenios y el nazismo elevó a rango perverso al descubrir que la música en la frecuencia 440 creaba estímulos para la ira y el odio social, bendito Wagner. 

Todas las tesis de los epidemiólogos son ciertas sobre el Covid-19, es letal en colectivo, es frágil en el medioambiente, es inofensivo para la niñez y la juventud, agudiza a los enfermos, no vive más de una semana en un humano, en fin, son diagnósticos indiscutibles de lo que ha generado el nocebo con el miedo y el nuevo afán de lucro del decadente orden económico en que se han envuelto ciegamente los asiáticos. El Covid-19 como el Ebola, Sida, Viruela, Gripa española o japonesa, remiten a la física cuántica de que el Observador es el Creador. La salud de la humanidad forma parte de las cadenas de su ADN, millón y medio de códigos nos acompañan para sanar nuestros cuerpos, salvo cuando aparecen las emociones bajas que enferman y que el sistema farmacéutico sanciona como hizo con Ryke Geerd Hamer, declarado enfermo mental. El Covid-19 no es más letal que sus antecesores se mueve como las bacterias y hongos en rangos de 5 Hz y 20 Hz, eso significa que vibra en el nivel bajo de los sentimientos del hombre haciéndolo presa de sus propios miedos que oscilan entre 0.1 Hz y 2 Hz. Esta es la real pandemia originada por la OMS, apurando el temor hasta conseguir que la inmunidad se colapse y los humanos vibren igual que el Covid-19. El dicho tibetano de cuando como, como y cuando duermo, duermo, está referido a la detención de la mente como factor de males que desconocen las demás especies del planeta: los murciélagos y los pangolines conviven con el Covid-19 porque simplemente no tienen los temores del sapiens. Los niños y los adolescentes suelen vibrar muy alto, todavía el modelo económico y la educación no han dañado su autoestima y ahí el Covid-19 es incapaz de penetrar esas autodefensas teniendo uno de los estados más elevados 432 Hz de la vibración planetaria, la felicidad. 

Tampoco es completamente cierto que el Covid-19 sea letal ante los cientos de miles de humanos curados desde octubre a la fecha en todo el orbe; la OMS ha conseguido que los gobiernos se enfoquen en las muertes que son escasas frente a la magnitud de los recuperados de esta gripa. El miedo es la escala más baja de las emociones y la felicidad se encuentra en el extremo opuesto, en esos términos pendula la pandemia excitada por esta penúltima degradación económica. El pánico provocado con el aislamiento social tiene la demostración de su ineficacia frente a la naturaleza vibrando a 36 Hz, así en el medioambiente el Covid-19 es indefenso: si le da el viento, si le llueve, si se empolva, si aumenta o baja la temperatura, deja de ser eficaz y no se muere, porque ese es otro de los misterios sobre la no-vida de los virus como de la animalidad de los hongos. Afortunadamente la Tierra vibra ahora más alto en las mediciones de Schumann y ahí ese Covid-19 se autoaniquila. ¿Entonces por qué la humanidad no aprende a recuperar su esencia y a vibrar como Gaia? Los niños, los jóvenes y las demás especies lo hacen, inclusive llegando a vibrar en la frecuencia de la luz. La vacuna para esta pandemia la poseemos todos, la enfermedad también está en nosotros cuando nos rebajamos emocionalmente en la señal vibratoria de los virus, hongos y bacterias. 

Llevamos miles de años en el planeta, como la Tierra somos huéspedes de millones de esos microrganismos con los que convivimos haciendo nuestras existencias más benignas. El día que nos queremos volver asépticos comenzamos a morir junto con la fauna que nos acompaña, ahora que comemos legumbres desinfectadas hemos dejado de comer tierra y con ella todas las vitaminas, minerales y microorganismos vitales para nuestra existencia. Aprender a vibrar alto como lo hacen millones de personas en el mundo actualmente no es complicado, son más las personas sanas que las dañadas por el Covid-19. La vacuna a esta pandemia y las demás viralidades de nuestra época y del pasado se consigue vibrando a 432 Hz, siendo feliz.

 

https://twitter.com/VladRothschuh


 

 

 


ESTATURA MORAL

  

 

*Cultura protege a los creadores

*Vacuna moral contra la pandemia

*Blindaje a la informalidad artística

*Ventiladores y bioética

 

VLADIMIR ROTHSCHUH

 

A la gira del presidente López Obrador por el sureste bien llegaron los subsidios para el sector informal de la cultura que Alejandra Frausto negoció con los miembros de la Conago, son 320 millones de pesos a favor de los artistas y artesanos afectados por la pandemia. El presidente López Obrador ha mencionado que el Tren Maya no solamente son rieles, vagones y locomotoras, la obra estrella del sureste viene acompañada de los programas Sembrando Vida, mejoramiento urbano, becarización para jóvenes, apoyos a adultos mayores, inversión agrícola y acuícola como el programa de fertilizantes. Y mientras inauguraba el presidente López Obrador los tramos del Tren Maya, Alejandra Frausto negociaba con la Conago ese respaldo millonario para otro de los sectores informales que integran los artesanos y artistas que dependen de su trabajo diario y no están inscritos en ninguna formalidad por su naturaleza independiente. Identificó la Secretaria de Cultura a los creadores en un régimen informal, añadiendo un perfil al que Gramsci innovó en su tiempo cuando acertó desclasificando de los estamentos sociales a los creadores, Gramsci los denominó ‘desclasados’ y en esta pandemia Frausto los llama ‘informales’. Reconociendo el Gobierno de México a través de Cultura a los creadores como sector económico vulnerable, los 320 mdp son apeos que se suman a los de ‘Contigo en la Distancia’ donde recibieron pagas por ‘entretener culturalmente’ a las familias mexicanas bajo cuarentena. Frausto como el presidente López Obrador, aguarda que los Gobernadores hagan buen uso de esos 320 millones de pesos dispersándolos en las comunidades culturales de sus estados y que lleguen a los creadores, sin que se extravíen como era el uso y costumbre del pasado.  El intermediarismo ha sido una pandemia nacional y ha corrido con acierto el presidente López Obrador entregando directamente los fertilizantes a los productores rurales, concluyendo las estancias infantiles de zaguán, finiquitando el Seguro Popular y cancelando los fideicomisos que no rendían cuenta del dinero público. En la medida que Frausto divulgue entre los creadores de los estados que vía Gobernadores tienen dinero para cubrir las afectaciones financieras de la pandemia, se evitará el mal uso que puedan dar los miembros de la Conago a un dinero que no es suyo. La riqueza del sureste mexicano se acompaña de sus creadores, el presidente López Obrador puede añadir a la estrategia de la Economía Moral los respaldos financieros que Alejandra Frausto diseñó para el grueso informal del sector cultura.

La conducta moral del presidente López Obrador es el mayor referente para su gobierno, así lo reconoció el INEGI en su evaluación de la corrupción reducida a la mitad en el Gobierno Federal en comparación con los gobiernos neoliberales. La ejemplificación ética del Primer Mandatario cunde en el equipo de Jorge Alcocer cuando José Luis Alomía, director de Epidemiología de la Secretaría de Salud, refrendó un dato que el sistema de salud nacional y las mafias farmacéuticas escondieron décadas atrás en su beneficio: los intubados tienen pocas probabilidades de vida. Es un evento moral de enorme magnitud que el director de Epidemiología de la Secretaría de Salud confirmara que más del 70% de los intubados en esta pandemia no sobrevivieron. A nivel internacional los indicadores son más altos y rondan en el 95%. En la recta última del aplanado de la cuarentena, la Nueva Normalidad arroja datos positivos en el nuevo sistema de salud federal de la 4T, con ese reconocimiento público de José Luis Alomía sobre la industria criminal de las farmacéuticas, pues a ello hay que añadirle el dato bioético del doctor Jorge Alcocer al promover la Cloroquina para atajar tempranamente las afecciones del Covid-19 y a lo que se ahora se une tardíamente la OMS con sus fatuos estudios sobre el derivado de la corteza del árbol de Quina. En el sureste mexicano que recorre ahora mismo el presidente López Obrador en la ruta del Tren Maya, los lugareños se ríen de la pandemia cuando por siglos han luchado con otros virus peores y que han controlado con herbolaria y pintando sus paredes con el mayor antibiótico, antiviral y antibacterial y antifungicida como es la cal cruda. Eso que ahora industrializan como Cloroquina simplemente se extrae del árbol de Quina con el que las mujeres del trópico ennegrecen sus cabellos, a sus maridos le curan las tiñas y a sus hijos les matan los piojos. Hay que encomiar la sombra ética del Presidente de México sobre el equipo de Jorge Alcocer para reconocer públicamente la Secretaría de Salud que los ventiladores sirven para poca cosa y que es un negocio de las mafias farmacéuticas con el que el modelo nórdico del INSABI ya no volverá a operar.

 

https://twitter.com/VladRothschuh

 

 


FORJANDO CARÁCTER

 

 


*Gatell y Héctor Suárez

*Las pestes parroquiales

*Economía Moral post Covid

*Saco roto de la WHO

 

 VLADIMIR ROTHSCHUH

 

La Nueva Normalidad se topa con dos visiones mexicanas, las del optimismo del Presidente de la República y las del pesimismo de sus adversarios. En ningún momento de la cuarentena afloraron las empatías que los filósofos pronosticaron en el devenir del planeta, un horizonte de quejas acompañó a la peste y se sumó a sus desastres. Y a nivel nacional asalta el provincialismo de que el Covid ocurre acá impidiendo trascender que es el orbe quien sufre los estragos. En lo proactivo se encuentra el presidente López Obrador arrancando bajo la lluvia tenaz del sureste, las primeras obras del Tren Maya; si el Covid no tumbó al presidente López Obrador como imploraban sus adversarios, menos lo va a derribar esta emergencia económica y ni se diga sus adversarios que incumplidos hacen a un lado a la democracia para colocar por encima sus egos. Con la derrota o fraude electoral del 2006 López Obrador no aceptó de conciencia los resultados y se empeñó en alcanzar la máxima magistratura en el 2012 y luego en el 2018; pudo López Obrador haberse quedado cuajado en sal viendo al pasado, pero forjó carácter para que hoy no se jibarice en la circunstancia que sus adversarios apuestan contra él haciendo fracasar a México. Que le vaya mal al país para que le vaya mal a su clase gobernante, no es una enfermedad de nuestra posdemocracia, se aviva igual que la pandemia en todo el mundo. Esa ludopatía por el mal resulta ser una mala apuesta, no se puede quemar la casa para cocinar el guiso, hundir a México o cualquier otra nación por el simple prurito de confirmar la abyección de no haberse equivocado, dificultará más la fraternidad urgente en la reactivación económica post pandemia. En la medida que mantenga la sobriedad juarista el Presidente de México hay prospectivas de un mundo mejor.


El deceso de Héctor Suárez da luz verde en credibilidad a los indicadores diarios que la Secretaría de Salud emite a través del vocero de la pandemia, Hugo López Gatell. Las referencias internacionales cuestionadas en torno al volumen de muertes por la peste china son de saco roto: cualquier muerte era añadida al Coronavirus. Las oposiciones políticas a la veracidad cotidiana de los informes del doctor López Gatell eran de que la pandemia no alcanzaba exposición casi genocida y que por fortuna ni siquiera llegó a un brote natural de Covid como los que acontecen año con año en México con un saldo de 20 mil muertes.  Héctor Suárez minado desde hace varios años por cáncer no ha sido sumado a los indicadores del coronavirus, murió por las causas que lo aquejaban desde el 2015 sin vinculación alguna a la peste china. Los que aún insisten que el doctor López Gatell le miente al presidente López Obrador por no usar el saco roto de la WHO donde van a parar como fosa común cualquier tipo de fallecimiento ajeno a los estados bronquiales del Covid,  quedan atajados en el número de mexicanos como Héctor Suárez separados de las estadísticas de la Secretaría de Salud sobre la pandemia. Esas respuestas las ha dado a diario en sus informes López Gatell, como lo refleja el cáncer de próstata de Héctor Suárez y ajeno a las afecciones virales con las que el conservadurismo intenta engrosar ese saco roto contras las medidas sanitarias eficaces de Salud, ISSSTE e IMSS desarrolladas durante el pico alto de la pandemia en México. Otro asunto no menos colateral es el que Jorge Alcocer evidenció como la peor epidemia que silenciosamente mata a miles de mexicanos por obesidad, diabetes, cáncer, hipertensión e infartos y en los que el sistema nacional de salud invierte, ahora sí en saco roto, miles de millones de pesos en el mantenimiento de seudo enfermedades que podrían evitarse con mejor alimentación y movilidad. La muerte de Héctor Suárez ramifica en dos vertientes originales el mismo mal contra el que la Nueva Normalidad ha de incidir con la autogestión social: el Estado Mexicano  merece orientar la obligación familiar hacia las ‘enfermedades’ prevenibles.

 

https://twitter.com/VladRothschuh