EDITORIAL

PODER BLANDO DE LA 4T

 


*Cultura, idiosincrasia, feminismo

*Píndaro y Netzahualcóyotl

*PIB de artesanías

 

VLADIMIR ROTHSCHUH

 

Con la repatriación de la Reina Roja a Palenque y su imbricación sincrónica con el feminismo del M8,  acentuó Alejandra Frausto sus cartas intelectuales y políticas en concordancia con la agenda  del presidente López Obrador, pues el tratamiento histórico y cultural de  la 4T a nuestro propio feminismo a partir de los mayas, trascendió en milenios a la afamada Lilith estrella de Mesopotamia y princesa del feminismo occidental. Simplemente había que voltear hacia nuestra mismidad para no reproducir las fatuas importaciones que no compiten con nuestra identidad e historia. A partir de la Princesa Cinabrio la agenda de la titular de Cultura se desgranó en cuestión de días hacia parámetros extendidos de nuestro poder blando subutilizado. 

La feria de artesanías con Tatiana Clouthier, Torruco y la simbiosis de la agenda cultural con la educativa que dirige Delfina Gómez, más la rendición de cuentas en la Mañanera del presidente López Obrador sobre la reconstrucción de los monumentos históricos dañados por los sismos, hablan claramente del reposicionamiento de Alejandra Frausto en la encomienda cedida por el presidente López Obrador en la restitución  de todo lo magnificente que nos sucede como Nación en el orden competitivo de Egipto, China, y Grecia. Vincular nuestros artesanos y productos a las acciones de Sectur, Economía y Relaciones Exteriores, es un entrecomillado que Frausto ha intentado extender desde su paso por culturas populares: México y sus artesanías tienen el potencial de alcanzar al Sudeste asiático, a India y a China con la laboriosidad de sus creadores nativos y de productos internos brutos maravillosos. Ahora que México tiene a un Presidente de la República volcado a nuestra historia, usos y costumbres, más el respeto de sus diversidades idiosincráticas, es factible que el esplendor mexicano compita globalmente y que no haya más saqueos ni imitaciones cual ocurre con las subastas de nuestro legado, lo mismo que la usurpación de nuestros textiles en firmas de moda. Cada embajada o consulado debería ser expresión de nuestros artesanos con fines de cernir el poder blando mexicano por todo el orbe, no obstante, el presidente López Obrador ha sido el primero en sorprenderse con los altos precios de los productos que ofrece Fonart como si fuese un espacio privado de las actuales familias que dirigen museos para lucrar con nuestros artesanos. A quienes compran en Fonart le sacan un ojo de la cara, prefieren los turistas irse a la Ciudadela. Estaba Fonart acorde con los neoliberales con su percepción del gobierno como negocio, con la Cuarta Transformación es inamisible, pero posible con la agenda de la 4T de alcanzar los estándares artesanales exportadores de Bali, Hanói y Bombay. La apertura de Palacio Nacional como Casa del Pueblo el pasado dos de noviembre concibió tal cual al poder blando en la transformación del ethos colectivo, así estimulando a nivel internacional las sinergias de Frausto, Clouthier, Ebrard y Torruco para hacerlo posible.

Abrir la currícula de la SEP a nuestra cultura, trascenderá el mayor bien recibido por la Tercera Transformación pero que se quedó corto cuando nuestro sistema educativo olvido nuestra raíces, el encuentro de Frausto y Delfina Gómez por género e ideología apunta a la edificación que el presidente López Obrador y la doctora Gutiérrez Müller articularon a las Coronas de España y Roma sobre la expiación de sus pecados colonialistas, demanda que en ningún momento ha sido caótica según la rendición de cuentas de Frausto en la Mañanera del presidente López Obrador sobre las iglesias y conventos reconstruidos a paso veloz estos dos últimos años, sin exigir obligación alguna al clero o al Papa sobre el usufructo de esos bienes mexicanos y juaristas. El día que México exporte toneladas de artesanías, el día que la niñez mexicana recite a Nezahualcóyotl como a Píndaro, el día que reconozcamos el calendario maya sobre el gregoriano y su anuncio del nuevo orden en el 2021, sabrán en la basílica de San Pedro y  en el Palacio de la Zarzuela por quiénes doblan las campanas mexicanas.

 

https://twitter.com/VladRothschuh

M8 – REINA ROJA


*Diosas mexicanas

*Primera Tlatoani

* Panteón, mujeres, mismidad


VLADIMIR ROTHSCHUH

 

La repatriación de la Reina Roja a Palenque fue una benéfica circunstancia para el presidente López Obrador y su gobierno de paridad de género. Una administración pública federal con dominancia de mujeres en el servicio, permite lucir  la restitución de la  esposa de Pakal, madre y abuela de futuros mandatarios mayas a su origen en las selvas chiapanecas, pues desde el estallido zapatista hasta ahora, la Reina Roja anduvo errante. La visión de la 4T y de Alejandra Frausto de que la mandataria maya reposara en su tierra, con sala e identidad propia, refleja también a un gobierno nacional compuesto en su mayoría por mujeres. Quienes no conocen su pasado, reza la frase, están condenados a repetirlo, por fortuna México tiene historia y bien sería que esa condena se expresara en el conocimiento de sus mujeres, quienes ocuparon antes de la conquista personalidades, espacios y acciones. La repatriación de la Reina Roja a la selva chiapaneca es un recado a las generaciones actuales y los papeles ejercidos por las mexicanas ancestralmente cuando no había el patriarcado traído por el catolicismo.  La Reina Roja quizá diga a nuestro momento que las mexicanas tenían roles respetables y respetados y que nuestra caída también sucedió con la inoculación de credos ajenos.

 Realmente ese trabajo del presidente López Obrador, de su esposa Beatriz Gutiérrez Müller, de Alejandra Frausto y Diego Prieto en torno a la sala definitiva que albergará a la Reina Roja, es apenas el eslabón inicial de la restitución histórica de las mexicanas en las culturas nativas, porque es México de las primeras naciones del planeta en poseer una mujer gobernante electa como fue la Tlatoani Atotoztli que dirigió el Imperio Mexica en 1469 y fue la abuela de Moctezuma Xocoyotzin. El rol de esa mexicana gobernante lo extinguió la otra narrativa española que se encargó de sepultar la existencia y validez de la gobernante mexica y de todas las demás mujeres, por las razones naturales del patriarcado. En esta época con un gabinete de la 4T donde predominan las mujeres, la Reina Roja no es un accidente como tampoco deberá serlo la restauración histórica de la Tlatoani Atotoztli para dejar de auto condenarnos en el desconocimiento de nuestra historia. José Vasconcelos educado por los hermanos helenistas Henríquez Ureña, igual que Alfonso Reyes y Salomón de la Selva, creyó sacrilegio incluir en la currícula de la SEP nuestro propio panteón clásico  de dioses y diosas naturales de México para no destronar a Zeus y su Olimpo. El presidente López Obrador ha dado un paso adelante con Alejandra Frausto y la Reina Roja, como para que Delfina Gómez detenga este empuje en la creación de la currícula de la SEP un espacio sobre la mitología mexicana. La Reina de Cinabrio, la tlatoani Atotoztli y el Panteón de Coatlicue, Ixchel, Centeotl, Metztli, Xtabay, Coyolxauhqui,  Tlazoltéotl, sustanciarán nuestra recia e indescriptible mismidad desde la educación básica. 

  

https://twitter.com/VladRothschuh 


DIOSIDENCIAS

  



*Jolopo, Zedillo, Amlo

*En el lugar y momento correctos

*Ni ciencia, ni exacta

 

VLADIMIR ROTHSCHUH

 

El programa transformador del presidente López Obrador apuntaba hacia la época dorada del Milagro Mexicano, léase bien, el ‘Milagro’, no la técnica o disciplina del manual de Ortiz Mena  que encarnaba el panóptico financiero y económico de la 4T, al menos hace dos años. Antes que la pandemia desbaratara ese horizonte de prosperidad para el país, había edificado el presidente López Obrador otros manuales como abecedarios propios en la nueva cartilla de la conducta pública y en la nueva economía moral. El Covid19 parecía haber cortado esa inspiración del Milagro Mexicano con la nueva recesión del 2020 y sin que tuviesen el Primer Mandatario y su equipo, obcecación del desarrollo económico con la agenda nacional diaria asaltada por la circunstancias. El vislumbre o lamparazo de la sorpresa la acaba de dar Banxico: México crecerá en el 2021 hasta rangos de 1981 y 1997 cuando el PIB nacional alcanzó 9% y 6.8%.  La sentencia común de que la pandemia llegaba como anillo al dedo, la comparte el presidente López Obrador con el ex presidente Ernesto Zedillo que usó entonces la misma frase. Los gobiernos de la Cuarta Transformación y de la Transición Democrática se tocan en el elevado PIB y se distancian en cuanto tecnocrático uno y de derechos sociales el otro; el Fobaproa del  primero y el primero los pobres del rescate pandémico, del segundo. El Efecto Tequila pudo ofrecer ese alzado Producto Interno en el 97 como la Pandemia en el 2021, corroborando lo que Hegel expresaba en su interpretación histórica y el resurgimiento de las naciones luego de catástrofes y guerras. El anuncio de Banxico con un PIB prospectado para este año en el 6.7% armoniza en la administración del presidente López Obrador como ‘Diosidencia’: estar en el lugar correcto, en el momento correcto. Volviendo a las frases comunes que usó Zedillo como la mano de Dios, al igual que Maradona; hoy esa misma mano celestial puso a López Obrador en la Presidencia de México, bajo una emergencia sanitaria y con conclusiones previstas por el FMI para todo el mundo luego de haber enfriado la economía global con la gripa china. La prospectiva de Banxico casi al 7% es semejante para el resto de las economías emergentes, su incidencia con las proyecciones del FMI y BM, reúnen eventos afortunados que convergen aquí y ahora con la administración de López Obrador. En el 97 el rescate a los ricos y la deuda por décadas a cada mexicano, el 2020 y la negativa del presidente López Obrador de repetir el Fobaproa; una administración neoliberal y ahora un gobierno social, revelan esos golpes de Dios en el cubilete para decirle a los economistas que su disciplina no es ciencia, ni es exacta. Ese Milagro Mexicano anhelado por el presidente López Obrador deviene finalmente para él, su proyecto de país y los mexicanos, como portento en mero siglo XXI al crecer en lo inesperado, el PIB al 6.7%.

  

https://twitter.com/VladRothschuh

BIDEN - AMLO: PLAN MARSHALL

 


*Migraciones versus desarrollo regional

*Tren Maya, Dos Bocas, Transístmico

*Progreso contra migraciones

 *Normalidad educativa


VLADIMIR ROTHSCHUH

 

El presidente López Obrador y el presidente Biden arrancaron la agenda bilateral con un acierto común que data de cuando el vicepresidente de Estados Unidos creyó que la resolución a los problemas migratorios en la frontera sur se resolverían con un desarrollo regional que involucrase a Mesoamérica. Esa bandera la mantuvo el presidente López Obrador frente a Trump cuando lanzó el canciller Ebrard el Plan Marshall hasta Honduras y donde México invirtió sin el apoyo de Washington varios miles de millones con tal de llevar progreso a los países expulsores de migrantes. El proyecto del presidente López Obrador se inscribía en el Acuerdo de Toluca incumplido en el sexenio pasado pues no se invirtió en el sureste mexicano como se hace hoy con el Corredor Transístmico, el Tren Maya y la Refinaría Dos Bocas, así como la renovación de las zonas francas para el libre comercio aduanal en la región. Con muros, con deportaciones masivas, con militarización de la frontera, Washington exacerbó el fenómeno de las migraciones y sus distintos ilícitos que le acompañan, darle revés a esa pésima estrategia de Trump es el acierto que el presidente López Obrador reconoció en el presidente Biden, para partir sobre el trecho andado por el canciller Ebrard con el Plan Marshall mexicano para Mesoamérica, sumándole la proyección de la Cuarta Transformación con la renovación del programa bracero que humanice y regularice el trasiego de mano de obra mexicana en Estados Unidos. La designación misma del presidente Biden de Roberta Jacobson como Zarina de la Frontera sur, facilitará el diálogo común por su larga experiencia en México y residencia que construyó aquí.  Ojala el presidente Biden sepa apreciar la astucia del presidente López Obrador para darle vida ante Trump al Acuerdo de Toluca con una integración del desarrollo regional hasta el Darién sin que el republicano chistara por una estrategia de Obama para contener el flujo de las migraciones desde Centroamérica y México. El trato de iguales anunciado por el presidente Biden contiene algo más que el tema de soberanías sino el de programas comunes como el desarrollo regional del sureste mexicano y toda Mesoamérica , cortinas naturales al flujo migrante que en estos dos años la Cuarta Transformación ha emprendido exitosamente.

Restituyó el presidente López Obrador la tradición de Torres Bodet en Instrucción Pública designando una titular emanada de las filas magisteriales. Arribó la maestra Delfina Gómez a la SEP en un momento crucial para la educación de México y del mundo a partir de la nueva normalidad engendrada por la pandemia. El parteaguas lo encarna la era digital obligada en todo el planeta para dejar atrás a la obcecada post industrialización y sus rutinas burocráticas presenciales. Las escuelas que reprodujeron el aula-fábrica mantienen hasta la fecha actual una resistencia conservadora negándose a adaptarse a la transformación con escuelas y universidades tal su amago para este mes de marzo con el regreso físico presencialista.  Los paradigmas heredados por los pasados sexenios y por la incipiente Nueva Escuela Mexicana, se muestran vetustos al programa de Delfina Gómez, porque no se trata de la cromática del semáforo de la pandemia sino del salto digital educativo que México deberá emprender. Y a diferencia de las presiones de lustros pasados con los Millennials y la revolución cuatro cero, la educación en México y en el mundo no tiene elección más que la nueva normalidad puesto que en el 2021 no acabará la pandemia sino en el devenir de una década.

 

https://twitter.com/VladRothschuh