EDITORIAL

EL BEATO LAICO





*Intemporalidad sindicalista
*Vicios privados, virtudes públicas
*Cultura contra la corrupción
*Sembrando vida y bienestar


VLADIMIR ROTHSCHUH


Ahora que la Cuarta Transformación ha puesto ojo sobre los líderes sindicales corruptos que con recursos públicos se han eternizado en los encargos, al líder del STUNAM, se le ocurrió ponerse la venda antes de la herida que ya sufren Juan Díaz, Romero Deschamps, Joel Ayala y Carlos Aceves, ajustándose la camiseta curtida  para mostrarle los bíceps en procacidad de pleno zócalo al Presidente de México. Cuando la sucesión por Rectoría UNAM transita de la manera más aterciopelada, las mantas de lana cruda con letras rojas las toreaba Agustín Rodríguez y su séquito de luchadores laborales tanto para el presidente López Obrador como para el titular hacendario, Arturo Herrera: más dinero a la UNAM para que el STUNAM se lleve un 20% de aumento sin que dijera Agustín Rodríguez qué hizo su sindicato contra la violencia de género en CU y los CCH o qué hicieron sus protegidos con los crímenes como el de Lesvy o el narcomenudeo tolerado por la seguridad interna del STUNAM. El que pide ofrece, pero nuestros Fidelitos Velázquez cobijados por el espíritu del ogro filantrópico nomás extienden la mano. Ayer que el presidente López Obrador adelantaba nuevas de su libro que aparecerá en diciembre, mencionó al inolvidable Santa Anna y sus once ascensos al poder, sin imaginar el Primer Mandatario que por la tarde lo visitaría en la explanada del Zócalo, otra imitación santaannista con Agustín Rodríguez de quien no se tienen datos ciertos de cuántos lustros lleva al frente del STUNAM porque en el 2007 se habla de veintiocho años,  en el 2014  que llevaba veinte conduciendo la agrupación y en este 2019 apenas desfloraba la radiante minoría de edad nini de 26 abriles.  Cuando la  lista de dirigentes sindicales corruptos rebosa en el despacho de Luisa Alcalde, nadie está contento con achicar la cifra a Romero Deschamps, Joel Ayala o Carlos Aceves, estando otras perlas en la UNT, STUNAM, SME y el nobiliario SNTMMSRM. Kafkianamente Agustín Rodríguez fue a tocar una puerta que no debió hacer sonar,  la de Palacio Nacional.
En vísperas del compromiso del presidente López Obrador y de Jorge Alcocer con Kena Moreno y su programa de medio siglo contra las adicciones, la estrategia de la Cuarta Transformación es anteceder los hechos de manera proactiva para no llegar después como fomentó el modelo económico en su combate a las adicciones; por eso fue certero el diagnóstico del presidente López Obrador cuando afirmó que  ‘los problemas de drogadicción como otros problemas sociales tienen que ver con la desatención a las necesidades de la gente, con la desatención a los jóvenes, con la falta de oportunidades de trabajo, la falta de oportunidades de estudio, con la desintegración de las familias, con la pérdida de valores culturales, morales, espirituales’. Y prevenir no es hacer una campaña contra las drogas sintéticas, es ir mucho antes en la Nueva Escuela Mexicana que orienta Esteban Moctezuma; prevenir es una alimentación sana y empleo como provee Sembrando Vida a través de Albores y Villalobos; prevenir también es demostrar con la conducta del Jefe de Estado moralmente responsable en su vida privada como en su vida pública. La misma Kena ha de recordar aquel mandatario alcohólico que hundió a miles de familias en el luto fratricida gracias a sus decisiones etílicas pero que solía darse golpes de pecho. Hay que ejemplificar hacia fuera como reflejo interior, porque hay buenos vicios, leer, escribir, estudiar, ejercitarse, veganismo, respetar la diversidad, dejar de golpear a la esposa; en fin, representaciones de las que las familias mexicanas no son disímbolas del poder político. Y los mexicanos a diferencia de los grandes consumidores de drogas en Estados Unidos, tienen una enorme riqueza en su pasado cultural que ahora Alejandra Frausto actualiza y reconstituye en el tejido social, pues la cultura también transforma, un chico que lee y crea tiene salidas a sus pasiones de manera positiva a través del arte como se manifiesta en los Semilleros Creativos de la Cultura Comunitaria. La ejemplificación del poder político es el causal de que durante cincuenta años las adicciones por las drogas y el alcohol se incrementaran. Y para ser congruentes con esta campaña, hace poco la política de No Violencia del presidente López Obrador recibió un espaldarazo fuerte del presidente Donald Trump, inmediato al tiro por la culata de la DEA en Culiacán, reconociendo el inquilino de la Oficina Oval que la Cuarta Transformación resultó el mejor aliado abriendo a revisión el trasiego de armas desde USA a nuestro país. A Trump no le atrae la legalización de las drogas, al presidente López Obrador un beato laico, menos, y no se diga a la ONU que se ha expresado adversa al interés politiquero mexicano desde hace rato. Y en ese contexto el canciller Ebrard etiquetó una caja de pasifloras en bolsitas individuales para el Senado por la vía de Palacio Nacional. El líder de la Jucopo, Ricardo Monreal, serenó a su bancada y a los miembros del Gabinete como Sánchez Cordero que otra vez se las ve con el Súpersecretario Ebrard corrigiendo la política interior conforme las coordenadas de la diplomacia vecinal y que alcanzó a la dinámica que había desde el peñanietismo con China aminorándola nada menos que en voz del subsecretario Julián Ventura. La pasiflora o la droga del amor con menos efectos colaterales que la cannabis, fue detallada por el senador Monreal como la oportunidad de serenarse ante los intereses creados de las farmacéuticas, laboratorios y cigarreras que a pesar de la regulación del lobby en el Legislativo siguen teniendo peso en las decisiones de los senadores y diputados. La tarea es inmensa como sentenciara el presidente López Obrador en los elementos que detonan las malas adicciones y que han desnaturalizado el tejido social mexicano, la congruencia es necesaria en estos momentos y el que mejor la asume es el inquilino de Palacio Nacional acostándose temprano y madrugando para trabajar dieciséis horas todos los días. De esas buenas adicciones presidenciales ¿cuántos miembros del Gabinete las comparten, ya no digamos de la sociedad mexicana?




CULIACÁN: AUTODERROTA DEL NARCO



*Articulación cultural comunitaria
*Tope salarial y tope temporal
*Orgullosamente indios
*No violencia, sí violencia


VLADIMIR ROTHSCHUH


La mejor guerra, recomienda el manual bélico Sun Tzu, es la que no se hace. Y a unos días de lo sucedido en Culiacán, el tiempo le ha concedido la razón al presidente López Obrador: con la violencia del narco y los brazos caídos de las fuerzas policiales y militares, la auto derrota fue del crimen organizado. Desde el diálogo de Arjuna con Krishna, el primer documento de No-Violencia que retomaría Gandhi, la supremacía de la paz ha conseguido desarmar y derrotar a quienes han replicado la herencia reptiliana de nuestra neo-corteza cerebral y que en nuestra historia desde el 68, la Guerra Sucia, EZLN, el fratricidio calderonista y los 43, el derrotado siempre fue el Estado por ejercer la violencia. En Culiacán culminó un clímax de muchos abusos de poder autoritario abriendo paso el presidente López Obrador a un nuevo ejercicio del poder distante y distinto a la superestructura de un modelo económico, porque es a partir del dominio de los economistas a finales de los sesenta del siglo pasado, cuando el Estado comienza a perder su esencia hasta la degeneración interna máxima del neoliberalismo. En todos los eventos violentos de la historia mexicana reciente el enemigo natural fue el Estado y de ahí no había forma de cambiar las percepciones de la sociedad porque se ufanaba la violencia institucional en demostrar su obcecación. Al ordenar al presidente López Obrador a las fuerzas policiales y militares dar un paso atrás en Sinaloa, facilitó que el velo se descorriera y los mexicanos vieran cómo el narco usaba la violencia contra gente inocente tal lo había hecho tiempo atrás pero imperceptible por la otra violencia institucional del Estado. Muchos mexicanos en los últimos sexenios, alabaron al narco, imploraron figuras públicas por la  bonhomía del Chapo, metieron sus manos al fuego en todos los eventos donde los capos eran los civiles y su persecutor el gobierno. Con la decisión de Culiacán, el presidente López Obrador antepuso su aureola moral en la circunstancia, atrajo los errores procedimentales de las policías y dio un paso que consolidó su estrategia: pagarle a los criminales con No-Violencia su violencia. La estrategia de no aplicar la ley del Talión la ha  abundado muchas veces el Presidente de México, si atacamos el fuego con fuego quedaremos chimuelos y tuertos todos. La percepción ciudadana en Sinaloa se expresa ahora condenando al narcotráfico por usar a los civiles como escudos humanos, nadie ha dicho, ni la Zavaleta, ni la Kate, pobrecitos de los capos. 

Mientras el presidente  López Obrador llevaba bienestar a las tribus Guarijíos y Mayos, su operadora cultural, Alejandra Frausto, comparecía ante el Congreso en los términos de la Glosa del Primer Informe. Allá en Sonora el Presidente de México acertaba con la mejor acepción de Cultura al señalarle a esas etnias: ‘Ustedes son poseedores de una cultura milenaria, que viene de lejos y es algo extraordinario, los que se creen de sangre azul, los Fifís, desprecian las culturas indígenas, son racistas y esto lo han llevado a cabo, ese desprecio, desde hace mucho tiempo y esto ha llevado a que el indígena llegue a avergonzarse de su cultura, de su grandeza, debe de entenderse que no es lo mismo educación que cultura, educación es lo que se aprende, La cultura es lo que viene de lejos, lo que se hereda, por tradición, de generación en generación y no hay que avergonzarse de eso, al contrario, el que no sabe de dónde viene nunca va a saber hacia dónde va’. Y el enfoque de la Cuarta Transformación en la Secretaría de Cultura ha sido por engrandecer lo que durante quinientos años ha sido vergüenza inculcada por los conservadores en sus distintas tipologías colonialistas hasta los momentos neoliberales recientes. El enfoque del presidente de México diferenciando cultura de educación y haciendo de la primera el pilar de nuestra matriz que permite cartografiar desde el reflejo pasado hacia dónde nos dirigimos los mexicanos. La transformación de Frausto se muestra bastante simple como son casi todas las resoluciones ingeniosas y que ha sido mover del centro tradicionalista de las urbes y su cultura alambicada, hacia la periferia comunitaria o popular erradicando una cultura de primer piso y otra cultura secundaria emanada de las tradiciones del pueblo. La Cultura Comunitaria vertebra toda la transformación cultural de la 4T, adicionada con un complemento sugestivo que lleva hacia los pueblos y municipios el conocimiento occidental, por así decirlo a las disciplinas artísticas, para acrisolarlas en la otra percepción casi pura de las comunidades. Y de esa sincronía emanaba Toledo haciendo ver a través de sus ojos el México original,  que debe otra vez recuperarse sin decaer en la castración del realismo como renueva Cultura Comunitaria trasladando la estructura compositiva visual, acústica y manual en los semilleros creativos. El enorme bagaje de Alejandra Frausto en las culturas populares la muestra como pincel en el lienzo coloreando la enorme tarea reconstructiva y casi arqueológica de desentrañar ese pasado que alumbre el devenir ético y social en las nuevas generaciones reeducadas dentro de los semilleros. El lema cultural de que nadie se quede atrás no es una sentencia física que arrastre a los desposeídos como sustratos de un justificante ideológico y que caracterizó a fallidas revoluciones, este es el quantum mexicano que pocas naciones y culturas aún mantienen con frescura y que el presidente López Obrador ratificó ante los nómades Guarijíos víctimas de esas crueldades racistas que intentaron desaparecerlos, cuando los llamó a sentirse orgullosos de una cultura que viene de lejos,  heredada por tradición, de generación en generación, hoy bajo su programa  cultural comunitario  que teje y reconstruye un nuevo futuro moral para los mexicanos.
 
La deshonestidad valiente de Rosario Robles desafiando a la justicia con su presentación física ante la autoridad, demostró a la ex clase gobernante que es mejor seguir la ruta de Lozoya como lo hizo Romero Deschamps desapareciendo de escena y poniéndose a buen recaudo. Otros reflejados en la circunstancia del ex líder petrolero optaron por renunciar al PRI pero aferrándose al sindicalismo sempiterno en el que está el grueso de sindicatos independientes con varias décadas violentando la máxima ética de la tercera transformación que prohibía reelegirse en sus encargos o permanecer mucho tiempo en ellos. Con la reforma del presidente López Obrador para que ningún funcionario de Estado, ni de los tres niveles de gobierno, gane más que el Jefe del Estado Mexicano, abona el terrero para acabar de completar con la Cuarta Transformación los pendientes del siglo pasado y prostituidos por el neoliberalismo que rebasó la temporalidad del Presidente de la República en la SCJN, organismos autónomos y desconcentrados. El presidente López Obrador demostró cómo en uno de esos organismos se han venido reeligiendo sus titulares con sueldos superiores al Ejecutivo Federal y creando una sobre representación de élite burocrática, obviamente con cargo al erario. Los líderes sindicales entronizados sexenio tras sexenio como los Fidelitos Velázquez que repudiaban en la figura inamovible del dirigente cetemista, son el doble rasero de la corrupción institucional, con millonarias fortunas inexplicables e indefinidamente tomas de notas de los gobiernos federales. La Ley de Salario Máximo es una medida sanitaria en el bien de la República, pero queda otra a completar ajustando a seis años la permanencia de cualquier personaje público en el encargo ya sea en la SCJN, en el INE, INEE, INAI, Senado, Congreso, Banxico CFC, sindicatos, escuelas, universidades, donde pululan los excesos desnaturalizadores del maderismo y cuya abyección la encarna el Bonillazo que como Maduro, Evo, Daniel o Castro, amplió su mandato a cinco años consecuentando el ensayo criminal del salinismo que intentó primero con El Vuelo del Águila y Martínez Corbalá, la relección vía telenovelas de Televisa y el golpismo en San Luis Potosí, sin que ello detuviera el magnicidio de Colosio en Tijuana y que ahora Bonilla retoma con su ejercicio antidemocrático.  Como Romero Deschamps existe  media docena de dirigentes venales, como Lozoya y Robles, existe una docena de exfuncionarios semejantes, así que la corrupción no es solamente hincar el diente en las arcas públicas, sino eternizarse en los encargos enrareciendo las obligaciones. La Ley de Salario Máximo que topa las ambiciones de lucrar con el servicio público, por naturaleza propia decanta en una Ley de Tiempo Máximo para todos los puestos públicos: si nadie debe ganar más que el Presidente de México, de la misma forma nadie debe permanecer en un encargo más que el presidente López Obrador.






DESAGRAVIO DE AMÉRICA





*Stalin, Evo y Franco
*Burocracia y ahorro nacional
*Partidos,  parasitosis subsidiada


VLADIMIR ROTHSCHUH


No tenemos por qué pedir perdón a México, fue la frase de Pedro Sánchez a la solicitud del presidente López Obrador sobre el genocidio español en México y América, pero el socialista de outfit skinny, sacó al dictador Franco de la ignominia y lo puso en un altar público para que se le rindan honores. El socialista Pedro Sánchez consideró un paso trascendental que el genocida protegido de Stalin fuera perdonado formulando una nueva época para los españoles reconciliados con su pasado. La petición del Presidente de México para que España, su Rey y su Gobierno, pidieran disculpas junto con El Vaticano reconciliándose con su pasado colonial, fue una afrenta y bueno hasta el dizque amigo de López Obrador en la Cantabria le retiró el habla porque se sentía ofendido por el perdón exigido por el Primer Mandatario chontalpa, olvidando ese españolete como diría Polevnsky, que los Obrador tienen blasón en Santander. Y la otra gran afrenta dictatorial provino de un indio entronado franquista andino con una procaz reelección donde no le importa cuántos años lleva en el poder cerrándole el paso a las alternancias necesarias en la retroalimentación política y social de los bolivianos. Y lo que hizo Ebrard representando los intereses de México y los latinoamericanos con las cartas del Presidente de México al Rey Felipe y al Papa Francisco, se hizo añicos cuando el subsecretario de Relaciones Exteriores Maximiliano ¿Maximino? Reyes felicitó  el maximato reelectivo de Evo Morales,  no obstante el descarado fraude no sólo en estos comicios sino al juarismo  de ideales indígenas que identifica a la Cuarta Transformación; porque no es Evo, como se auto vanagloria, el primer indio en ser Jefe de Estado en el Continente, lo fue nuestro Benemérito pilar del liberalismo en América. Después de esa mezquina felicitación del subsecretario Maximino Reyes, la Cancillería podría comenzar la repatriación del osario de Porfirio Díaz y reinstalarlo en  México como presea de nuestra reconciliación tal versificara Pedro Sánchez con abyección y de paso podría reabrirse el cimiento de Santa Anna recién descubierto en la plancha del Zócalo de la Ciudad de México coronando las vetas conservadoras que identifican a la reacción mexicana adversa a López Obrador y su programa de transformaciones. No hay dictadores de izquierda o derecha, no hay genocidas de derecha malos o izquierda buenos, por algo eran íntimos Stalin y Franco.
 
Los 18 mil millones de pesos en pasivos que recibió Luis Antonio Ramírez en el ISSSTE representaban el monumento de cómo los regímenes neoliberales saquearon los bienes de los trabajadores públicos y hay que añadir sus ahorros, porque casi toda la infraestructura de gobierno e IP se financió con el dinero de los millones de derechohabientes del ISSSTE. De esos 18 mmdp legados a la Cuarta Transformación y de los que nadie haya llamado a cuentas, son los baluartes de la corrupción, como aún sucede entre violencia y saqueo veracruzano o el cinismo  elbista o calderonista buscando nuevos registros electorales en el INE. Las últimas grandes obras del ISSSTE sucedieron con López Portillo y a la fecha sin el respaldo del presidente López Obrador y de Arturo Herrera como reconoce Ramírez Pineda, el ISSSTE estaría naufragando en números rojos ante la desfachatez del Fobaproa del NAIM donde los ahorros de las Afores se entregaron a la IP. Elevar las cuotas y aportaciones del gobierno como la mejor salida a la recuperación financiera del ISSSTE, obvia la corrupción que los neoliberales fundaron con las Afores entregándolas a manos de testaferros de la tecnocracia. El presidente López Obrador  leyó la cartilla a Herrera y legisladores morenos, en su sexenio no se volverá a cometer otra chicana como la Ley Manlio en la edad de los pensionados. Y una vez que el Presidente de México y el director del ISSSTE buscan nuevas opciones sin lastimar a los trabajadores públicos, las Afores surgen como la resolución al saqueo fobaproico que se sigue cometiendo al ahorro de la burocracia.  El presidente López Obrador enmendó la corrupción del NAIM donde los recursos de las Afores se tomaron sin consultar a nadie en un correlato vicioso de poder político y empresarial en otra defraudación, en MAIM es epígono de las críticas lopezobradoristas a los rescates bancarios y carretero en los noventa.  Durante las giras por los 80 hospitales de IMSS Bienestar, Ramírez Pineda pudo establecer buena química con el presidente López Obrador  e intercambiar perspectivas sobre la transformación del ISSSTE para que constantemente refiera el oaxaqueño, como en el convenio reciente con el INAH, cuando dijo tener instrucciones directas del presidente López Obrador  en beneficio del turismo social  con tal de fortalecer la actividad económica en todos los estados y municipios del país y al mismo tiempo, beneficiar a los derechohabientes, en especial a los más de un millón 200 mil pensionados´. 
Reivindica Mario Delgado su liderazgo pretendido en Morena reduciendo a la mitad los subsidios a los que llamó el presidente López Obrador darle contención moral por los excesos partidocráticos. Incapaz Polevnsky de ejemplificar la medianía juarista del Presidente de México aceptando el desafío del líder de la Cuarta Transformación, optó como Rosario Robles con el PRD, adquirir un lujoso inmueble con los sobrados subsidios del INE, antes que devolverlo a la Tesorería de la Federación, o sea, a la hacienda de Arturo Herrera. El candidato a dirigir el partido en el poder hace simetría con el Presidente de México, no puede haber partidos ricos con pueblo pobre, y lo hizo Mario Delgado por la vía que pudo, el Congreso. La decisión positiva al interior de Morena que no ha tenido la ética de enmendar su Bonillazo ante la SCJN, comienza a ser tildada por el prianismo como una venganza a todos ellos y quienes vengan a crear nuevas organizaciones ante el INE. Bajo el Partido de Estado era urgente que el Partido Hegemónico justificara su democracia repartiendo subsidios entre la chiquillada con tal de legitimarse en el poder presidencial, conforme avanzó la transición democrática se notó lo anacrónico del subsidio a los partidos políticos debido a que la regla neoliberal de que el dinero hacía mejores a los partidos resultó fallida al obtener por la vía privada e ilegalmente esos organismos mucho más dinero que lo obsequiado por el Estado. La reducción del 50% del subsidio a la partidocracia, tendrá consecuencias como la Ley de Salario Máximo,  no avanzará más allá de Puntos Constitucionales y del interés del presidente López Obrador y los morenistas honestos, la mayoría legislativa de izquierda, derecha y agridulces bloquearán la reforma que los tiene como élite saqueando el erario y ampliando con esos elitismo la brecha de la pobreza nacional. La vía corta sigue siendo la óptima, Morena debe ejemplificar reduciéndose a la mitad los subsidios del INE, con o sin reforma electoral.





INCLUSIÓN COMERCIAL



*Tres de los cuatro en la UNAM
*Marcos, la Belisario y la 4T
*Tecnocracia versus economía moral



VLADIMIR ROTHSCHUH



México no es el país con el mayor número de millonarios del mundo, es China, y eso demuestra cómo está en nuestro país la distribución de la riqueza que se contempla teniendo un solo multimillonario en los primeros sitios de Forbes. Contra esa percepción de un capitalismo vertical acudió a rendir cuentas ante la Cámara de Diputados la titular de Comercio y hay que llamar así a la dependencia que dirige Graciela Márquez y no Secretaría de Economía, pues sus funciones públicas son estimular los negocios en los distintos pisos de ingenio y desarrollo de los empresarios micros hasta los inmensos. Márquez Colín se mostró ante los diputados en sentido opuesto del neoliberalismo,  especificó que la misión de su dependencia es fomentar el desarrollo social de los mexicanos y no atesorar riquezas como sucedió desde los finales de los años ochenta cuando los tecnócratas desnaturalizaron los fundamentos de la Tercera Transformación y que tiene al presidente López Obrador enmendando esos vicios. La inclusión social por la vía del comercio fue la perspectiva central con que Graciela Márquez orientó el desarrollo de su comparecencia por la primera glosa del Informe Presidencial y que el presidente López Obrador denomina ‘Economía Moral’,  donde la finalidad del gobierno es procurarle a los mexicanos un desarrollo feliz por la horizontalización de la riqueza. Y de ahí derivó el informe de Márquez Colín por las desigualdades del desarrollo nacional entre un norte próspero y un sur olvidado, hasta ahora que la Cuarta Transformación ha posado sus objetivos con el Tren Maya, Dos Bocas y la  ampliación de Sembrando Vidas hacia Mesoamérica con tal de generar prosperidad en la zona y se mitigue por el crecimiento económico las crueles migraciones hacia la ficción del sueño gringo.  Así que fue coincidente Graciela Márquez corriéndole el velo a los diputados cuando les dijo que el T-MEC no es la panacea cuando México tiene infinidad de tratados comerciales con todas las naciones del mundo, anclar el futuro nuestro al vecino del norte  solamente atrajo recesiones, crisis financieras, humanas como la actual de la insensatez de levantar un muro berlinesco en un mundo globalizado. Frente a la economía neoliberal, la economía moral es la dialéctica de los contrarios que permitirá a través del comercio erigir un nuevo país, porque finalmente todos vendemos algo cada vez que hablamos con alguien y de eso se tratan los diálogos interpersonales o colectivos, estamos comerciando ideas, pasiones, productos, lo cual hace a la Secretaría de Comercio (Economía) el área privilegiada de la cotidianidad de todos los mexicanos. Las grandes épocas de las naciones es cuando el comercio florece y se expande, Márquez Colín es esa hada madrina para hacerlo notable en México desde la Secretaría que dirige. 

Sí hay cuarto malo y de esos  cuatro que quedaban, sólo quedan tres. La Junta de Gobierno de la UNAM achicó a tres aspirantes la sucesión de la máxima autoridad universitaria: los doctores Angélica Cuéllar Vázquez, Enrique Luis Graue Wiechers y Pedro Salazar Ugarte.  Sobre ellos especifica la Junta de Gobierno que cumplen de mejor manera con los requisitos establecidos en dicha convocatoria y en la legislación universitaria. La triada era la mejor figura matemática para Pitágoras y a partir del cuatro de noviembre ¿por qué no el domingo tres? Esos tres notables unamitas presentarán ante la Junta sus ofertas innovadoras y que al momento ya han sido divulgadas en el road show mediático que inteligentemente diseñó Néstor Martínez a manera de ágora con tal de alcanzar la mayor exposición pública entre los cientos de miles de mexicanos comprometidos con la UNAM.
 
Rosario Ibarra es la mujer que introdujo a López Obrador hasta los aposentos del EZLN y hace poco como Presidente de México, López Obrador compartió imágenes que valían por mil palabras ante la testarudez del Subcomandante Marcos de desconocer a la Cuarta Transformación como un verdadero cambio sin violencia a favor de todos los mexicanos. A la Viuda de Piedra le reconoció el Senado de México su trabajo por transformar al país siendo la primera mujer que en 1982 buscó la Presidencia de la República, abriendo brecha para que Marichuy lo hiciera en el 2019 y fuese derrotada nada menos que por el candidato de doña Rosario, el ahora presidente López Obrador. Nadine Gasman, como Sánchez Cordero, Alejandra Frausto, María Luisa Albores, Luisa Alcalde y por supuesto Graciela Márquez Colín, aplaudieron la Belisario Domínguez a favor de una mujer que es todas las mujeres de México. Cultura, Trabajo, Bienestar, Economía, Gobernación, Inmujeres representan esa nueva paridad en el ejercicio del poder público cuyo rostro simboliza el tratamiento distinto en el equilibrio gubernamental del socialismo nórdico donde las mujeres comparten las mismas decisiones como ahora la 4T permite en un Gabinete con simetrías de género. ¿La Belisario Domínguez acercará más a Rosario Ibarra con el EZLN? Finalmente es una presea de un chiapaneco y ojalá ahora que ha visto Marcos las transformaciones del país permita que el presidente López Obrador y a la Viuda de Piedra regresen a algún lugar de la selva chiapaneca a fumar literalmente la pipa pacifista.


JEFE DE ESTADO NO DE PARTIDO



*La rifa del puma
*Nafin: Dispersión Pyme
*La Mafia del Poder insiste


VLADIMIR ROTHSCHUH


El presidente López Obrador no puede llamar a cuentas a Bertha Luján, a Yeidckol Polevnsky, Mario Delgado o Alejandro Rojas, por la marrullería con que se disputan la dirigencia nacional de Morena, lo que hizo el Presidente de México fue llamar a cuentas a los delegados estatales de su gobierno para recalcarles que es Jefe de Estado no el cabecilla pandillera de un partido de Estado. Las conductas de las facciones morenas no alcanzan siquiera ese término porque el Partido de Estado era monolítico y bajo unidad militar férrea, nadie se movía si no lo autorizaban en Los Pinos; en Morena cada cual y cada quien hace lo que se le pega la regalada gana, montoneramente y nada que ver con los radicales sudamericanos, sino en el término de hacer la vaquita y echarse montón entre ellos se pican los ojos, se meten zancadillas como lo hacían antes en las tribus negriamarillas y que los acabó venciendo. Ojala Morena y sus militantes tuvieran la mística partidaria para guiarse bajo los propósitos republicanos y juaristas que el presidente López Obrador les leyó como cartilla a todos los súper-delegados y que decantara entre las huestes de Luján, Polevnsky, Delgado y Rojas, en beneficio de la regeneración del régimen partidario fallido en la posdemocracia cuyo muladar es su partidocracia, porque ciertamente es abyecto que el presidente López Obrador pidiera a los partidos reducir sus prebendas o subsidios públicos a la mitad y que Morena se hiciera guaje como si el Santo les hablara y no el líder que los puso a todos ellos en la cúspide de la máxima magistratura nacional. Varios asistentes al regaño del presidente López Obrador, salieron giñándose los ojos porque creyeron que la reprimenda era un discurso de consumo externo ignorando los recursos contra el caudillismo de Bonilla en la SCJN pero ya subsanado con la remoción de Batres y Muñoz Ledo que apostaban a sempiternos violentando el marco legal de ambas Cámaras. Los súper-delegados vivieron el republicanismo lopezobradorista como desheredad, al Presidente de México lo único que lo identifica con el Estado es su gobierno sin distingos ideológicos o políticos pues juró desde su toma de posesión abolir el pasado de corrupción presidencialista para dar paso a la real Transición Democrática denigrada y transada por la derecha en la primera década de este siglo. A los ojos de los miembros de Morena resultó claro, vaya tragedia, que el enemigo de ellos era la honestidad republicana del presidente López Obrador y tienen una opción, irse del Gobierno y cobijarse bajo la Mafia del Poder.
 
El road show de los aspirantes a dirigir Rectoría UNAM, refresca en los medios la vitalidad universitaria y definitivamente los cuatro años de Graue al frente le dieron una visión y experiencia que sus contrincantes no tienen pese a formar parte de la vida académica. La Máxima Casa de Estudios como parte sistémica del país se adecua a los tiempos políticos, ha respondido a lo largo de su historia al azogue de los cambios y el actual de la Cuarta Transformación se percibe con claridad, como lo evidencia la sinuosidad con que la sucesión finalmente se resolvió excluyendo las violencias que desde mediados del 2019 comenzaron a ejercer presiones pero que conforme a la conducta  republicanista de López Obrador la quietud regreso a sus márgenes. Enrique Graue ha encontrado en el Presidente de México respeto a la autonomía y un cariño obvio como ex alumno de la UNAM y que desde Zedillo como ex alumno del IPN, como Fox emanado de los perversos jesuitas, como Calderón rechazado de la UNAM y recogido por la Libre de Derecho o Peña Nieto hijo ilustre de los Legionarios de Cristo, es decir, veinticuatro años sin un Presidente de México unamita es patente que la homeostasis entre la UNAM y Palacio Nacional es exaltada hoy entre Graue y López Obrador en sus valores autónomos y presupuestales. Las circunstancias son ad hoc, Graue ha sido un Rector sencillo y con carisma sabiendo buscar lo que une a la Máxima Casa de Estudios con México y eso incluye al poder político, simplemente hay que ver el pasado estridente de Narro ahora metido a enemigo jurado de la Cuarta Transformación, traicionando a su partido que le dio todo y traicionándose a sí mismo en aquelarres con la reacción de Futuro XXI. Por supuesto que debe mencionarse ese ex rectorado cuando las ambiciones saltimbanquis formaban parte de la turbiedad conflictiva procreada en violencias, pues a ese grupo se le hizo fácil pasar del fémur de la CNDH al de la UNAM y es aquí donde esa tersura de la 4T reveló sus dones haciendo recular modestamente esas desmedidas codicias. La autonomía de la UNAM debe representarla y engrandecerla todo unamita pero sobre todo el rectorado, antes y después, porque también valen los ejemplos posteriores de portar la camiseta de ese tigre al que bien pudo  identificar  Graue como sacarse la rifa del maravilloso Puma.
Dejó de escuchar quejas empresariales el presidente López Obrador una vez que Alfonso Romo supo corregir los estreñimientos financieros que Hacienda provocaba por los entreveramientos ideológicos  y ahora plenamente superados con Arturo Herrera. El paso fundamental de la fusión Bancomext y Nafinsa tuvo que aguardar varios lustros hasta que la Cuarta Transformación anclara en el poder presidencial  designando al experimentado regio, Eugenio Nájera, al frente de ambos organismos financieros. Y lo que ocurrió entre Nafin y Hacienda meses atrás se reprodujo en la CDMX entre Nafin y Fondeso, obligando a la perspicaz Sheinbaum a detectar la resolución en Desarrollo Económico con el relevo de Akabani para que impulse con urgencia comercio, servicios, construcción e industria. Los 96 mil millones de pesos dispersados por Nafin entre las Pymes chilangas en los pasados seis meses,  pudo alcanzar una cifra mayor de no ser por las conductas de Fondeso que le cierra el paso con obstrucciones y prácticas de coyotaje a micros y pequeños empresarios. Alfonso Romo restituyó la normalidad económica entre el gobierno federal y los empresarios, así como le devolvió la autoridad, visión y acción a Eugenio Nájera para que derribados los obstáculos hacendarios comenzaran a fluir los recursos financieros entre los empresarios. Aún puede Sheinbaum alcanzar con Nájera y Akabani, una mayor inversión de Nafinsa en la CDMX modificando la estructura de Fondeso por el mal trato social otorgado a los micro, pequeños y medianos miembros de las Pymes.




TRANSFORMACIÓN DEL PODER

  



*EL NOBEL DE AGRICULTURA
*SALUD PARA EL BIENESTAR
*LA RENUNCIA DE GERTZ
*LA ENFERMEDAD DE ACEVES


VLADIMIR ROTHSCHUH


En los últimos tres meses el presidente López Obrador conoció de cabo a rabo las entrañas del sistema nacional de salud, los datos previos no eran los datos duros que encontró durante la visita a los ochenta nosocomios en compañía de Jorge Alcocer, Zoé Robledo y Ramírez Pineda, ahora resulta que no son 50 mil los trabajadores a basificar sino 87 mil y que igual se amplió el déficit de galenos dictados por la OMS entre el número de habitantes por médico del servicio público. Sobre esos estándares dieron a conocer el presidente López Obrador y Jorge Alcocer la reforma a la Ley General de Salud que permitirá otorgar sanidad a todos los mexicanos a través del Instituto de Salud para el Bienestar. La desaparición del Seguro Popular alebrestó a la mafia bata blanca y sus aliados de las industrias farmacéuticas intentando revertir la decisión de la Cuarta Transformación hacia el fraude institucionalizado que no era ni seguro y mucho menos popular. Con el INSABI, abundó Alcocer Varela, la mitad de la población del país que carece de seguridad social podrá acceder sin ninguna traba a todos los centros de salud no importando sus dolencias. En los hospitales que dirige Zoé Robledo, asimismo se acabaron las rentas superiores a lo que un hospital privado cobraba y que esa procacidad oscilaba en el sexenio pasado entre los seis mil y diez mil pesos de habitación  por noche. La salud con López Obrador deja de ser un negocio y para que sea posible tiene que completarse el círculo de bienestar hacia la prevención que incluye alimentación y ejercicio. Todo el sistema sanitario nacional sufre de las mismas enfermedades sociales debido a la ingesta de alimentos procesados que tienen a miles de jóvenes sufriendo ‘enfermedades’ que antes eran de la tercera edad. La palabra comprometida por el presidente López Obrador de basificar a los trabajadores, la exaltó durante la glosa Jorge Alcocer, el próximo año del ahorro de dos mil millones de pesos será destinado para que seis mil familias de número igual de trabajadores sanitarios, consigan la base laboral por la que habían luchado desde hace más de una década y hasta hoy ven posible con la 4T.
 
Migraciones,  cambio climático, narcotráfico, pobreza, hambre, paz se fundan en las raíces del agro, es la enorme conclusión que expresó en el Premio Nobel de Agricultura, el titular del agro mexicano en la Cuarta Transformación. La violencia resuelta con violencia la cual se resiste a imitar el presidente López Obrador de los sexenios neoliberales se funda en el agro mexicano, haberle dado la espalda al generoso espacio que produce lo que comemos y que durante décadas no ha podido construir la soberanía alimentaria, es la manifestación que expresó Villalobos Arámbula en el Nobel Agrario como la genética de todos los males de nuestro tiempo a corregir con innovación, ciencia y tecnología. No es con más policías, con más represión del Estado, con más paliativos sociales como México conseguirá transformarse y el ejemplo lo internacionalizó el presidente López Obrador ejemplificando al imperialismo gringo que no es con muros, ni con cárceles como se concluirán las migraciones, sino con prosperidad y bienestar que México está exportando a Mesoamérica para cultivar la tierra y elevar cortinas de opulencia entre quienes deben abandonar sus países cuando lo tienen todo en el agro. Es significativo que el Premio Nobel de Agricultura se concatene con el pacifista Borlaug y no menos extraño que Víctor Villalobos haya exaltado en Iowa la pacificación de México con los mismos propósitos humanistas de López Obrador desde la autosuficiencia del agro.
 
Si hacia afuera la derecha que enlutó a México con una guerra fratricida anda desbocada pidiendo renuncias cuando no las pidió con la fuga del Chapo y los dos sexenios de protección criminal, hacia dentro del Gabinete la situación no es menor con las interrogantes de que si Bernardo Bátiz hubiera sido el Fiscal de la República habría tenido  el presidente López Obrador que dar la cara y usar su inmensa autoridad para salvar un error policial en Sinaloa mientras Alejandro Gertz se escondía en su oficina como lo ha venido haciendo estos meses. Y todos los miembros del gabinete de seguridad volteaban a ver a Ricardo Monreal por desobedecer al presidente de México en la terna para Fiscal de la República, pues se prefirió darle gusto a la derecha panista y su mojiganga del fiscal carnal para poner a un panista en lugar del merecido Bernardo Bátiz. Haber sacado a Gertz de su sillón mullido para que hablara a la fuerza sobre lo sucedido en Sinaloa, abrió la baraja de especulaciones sobre la enfermedad que recrudece en el Fiscal y que muy pronto lo tendrán poniendo la renuncia al presidente López Obrador de la misma manera que el conservadurismo se vio obligado a hacerlo en la SCJN por otras enfermedades. No hay dudas en los equipos de Scherer, Durazo, Bátiz, Sandoval y Nieto, que de no ser por las acciones de investigación hacendaria, la agenda de procuración de justicia discurriría en la abulia manteniendo el régimen de intocables. La aparición forzada de Gertz ante el malestar del gabinete de seguridad, anunció lo inevitable de la actualización judicial de la FGR dentro de los dictados transformadores de la 4T encaminándose a presidirla el titular de Unidad de Inteligencia Financiera.
 
La metáfora de la democratización sindical bajo el lopezobradorismo la sintetizó muy bien Aceves del Olmo: amputar un miembro del cuerpo antes que perecer todo el organismo. El huachicol de Romero Deschamps lo tiene con un pie en la cárcel, la negativa de la FSTSE de acompañar a las Secretarías a los estados tienen a Joel Ayala buscando salvavidas renunciando al PRI e intentando crear un nuevo Panal; Arturo Zamora huyendo de la CNOP hacia el nuevo partido tránsfuga es para muchos la manera de quitarle peso a su pasado en el IMSS y la DEA.  El líder cetemista que reconoció el triunfo de López Obrador en las urnas y se puso a su servicio y se lo expresó a Luisa Alcalde para que ésta lo llevara al besamanos del Primero de Mayo, encontró la forma de cruzar el puente de plata otorgado por la 4T: atravesarlo con una sola pierna conservando intacto el resto de su humanidad política y sindical. Y está visto que muchas historias se han construido en la política con una pierna de madera o de titanio. La depuración de los vértices sindicales priístas curiosamente es celebrado en el grupo de Moreno Cárdenas, es su momento de reconstruir un nuevo partido sin las sobrecargas corporativistas.







SINDICOCRACIA





*La escuela es nuestra 
*Sindicalismo sin salidas
*Ruleteros domeñados


VLADIMIR ROTHSCHUH


Joel Ayala se vio mal que bien en el espejo de Romero Deschamps y colateralmente culpó a la militancia priísta, como se lo dijo a Alito Moreno, de la desgracia del líder que llegó al STPRM por una vía sucia como fue el Quinazo. De esa misma generación de líderes inventados por el salinismo provino Elba Esther Gordillo, el golpe a Jonguitud por parte de su cercana no fue menos infame de parte del chofer de Hernández Galicia. Romero Deschamps no cayó en desgracia por priísta porque fue foxista y apoyó después de Labastida el otro Pemexgate de los panistas y enseguida también se adosó a los intereses del calderonismo que hicieron de las suyas en la petrolera del Estado. Luego se quitó la albiazul Romero Deschamps y se volvió peñanietista y con el triunfo de López Obrador intentó extorsionar al Presidente de México con la crisis del huachicol y ahí se equivocó por completo creyéndose superior con su sindicato al Estado. 
Joel Ayala culpando al priísmo por Romero Deschamps ha tergiversado los hechos pero no así el conflicto interno en el sindicato que ya vivió la FSTSE con el foxismo y parte del calderonismo cuando los panistas le dieron alas a la maestra Gordillo para crear contrapesos a la federación de burócratas, no obstante estando Beltrones de aliado de la derecha desde sus encargos legislativos o más recientemente Gamboa en esos dinos elevados a figura en el Senado. El sexenio peñanietista fue de mieles para Joel Ayala con la Gordillo en prisión, liberada volvió a sus ambiciones políticas y sindicalistas y en ese azogue se refleja Joel Ayala renunciándole a Alito Moreno puesto que no pertenece el campechano al grupo de Manlio, ni de Narro y porque ha decidido trabajar institucionalmente con el presidente López Obrador como es la identidad democrática de todos los dirigentes nacionales que el tricolor tuvo en la Década Perdida y que obviamente le redituaron el regreso al poder presidencial. Como la Gordillo, como Romero Deschamps, el líder de la FSTSE se vacuna a su manera, se libra de partidarismos y usa a la FSTSE como matriz, igual que el SNTE, para recrear a Panal y servirle a quien mejor le funcione en los acuerdos pospolíticos. Cuán blindado está Joel Ayala ante Santiago Nieto y Arturo Herrera, es una duda que también ya se la hizo Gómez Urrutia cuando creyó ser la autoridad sindicalista del país y que hoy lo mantiene silente y disminuido en el Senado ante las posturas adversas del presidente López Obrador al saqueo minero canadiense pero no así de los grupos que pusieron a Napito en el exilio.
 Los pasos que escuchó Joel Ayala en el techo del STPRM los interpretó a su manera y en un país posdemocrático tiene muchas posibilidades de obtener en el INE su cuota partidista especialmente llevando mano los sonorenses que designaron a varios consejeros electorales y que facilitarán los alambicados para que en un tiempo no remoto la FSTSE se incline con Futuro XXI a esa mescolanza que empujaba a José Narro, también éste con problemas ante Santiago Nieto tal lo demostró haciéndose a un lado en las sucesiones de la CNDH y de la UNAM. Culpar al PRI de la corrupción de Romero Deschamps es una ducha con agua fría pero a ver qué tanto resiste la pulmonía Ayala Almeida construyendo salvoconductos a los comicios del 2021 y manteniendo a flote sus intereses en la FSTSE ante los desafectos de la Cuarta Transformación a su inamovilidad democrática.
Oaxaca es la segunda entidad que el presidente López Obrador y Esteban Moctezuma añaden a la reforma que cede a padres, alumnos y maestros, los recursos federales para el mantenimiento de los centros educativos. El primer estado de alta marginación fue Puebla, allá el presidente López Obrador, Moctezuma y Barbosa signaron convenio y lo replicó ahora con Murat. La Escuela es Nuestra emanó de la reforma secundaria y apunta a cubrir 173 mil planteles en zonas de pobreza y conforme la densidad de estudiantes podrán recibir desde 150 mil pesos hasta medio millón si el plantel rebasa los 150 alumnos.
Las amenazas de taxistas que paralizarían a la CDMX por segunda ocasión este lunes se suavizaron en el diálogo de sus líderes con Rosa Icela Rodríguez. La Jefa de Gobierno optó resolver por otra vía esos chantajes ruleteros, metiendo a la cárcel a los operadores de Miguel Mancera y levantando proceso contra otros en fuga. Las baladronadas que sometieron a la CDMX días atrás, no tienen la misma fuerza estando en prisión el mancerismo, no se fue por la vía directa Sheinbaum solicitando el desafuero senatorial del ex Jefe de Gobierno, actuó con pinzas con resultados positivos para la tranquilidad de los capitalinos. La Jefa de Gobierno se apegó al eslogan del presidente López Obrador,  evitó las provocaciones y la violencia.



www.twitter.com/vladrothschuh

ODISEA HOSPITALARIA



*Paradigma incluyente
*40 años de olvido
*Salud para todos



VLADIMIR ROTHSCHUH


Cada fin de semana recorrió los museos hospitalarios de IMSS Coplamar y así los llamó el presidente López Obrador porque eran edificios que conservaban reliquias que  servían para poca cosa, eran piezas de museo infraestructura y equipos hospitalarios. Lo valioso seguía siendo su gente del personal médico, enfermeril y pueblo, a todos ellos en más de cien días, prometió el Primer Mandatario servicios de calidad y en cantidad farmacéutica suficiente como buenos salarios y la basificación de 50 mil trabajadores que han esperado por lustros dejar la incertidumbre del empleo. Acompañado del Gabinete Sanitario que encabeza Jorge Alcocer, un médico al que poco le encanta el faroleo y se aboca a sus obligaciones técnicas prometidas por el presidente López Obrador de un sistema de salud mexicano inspirado en el socialismo nórdico. En ese Gabinete la joven promesa de Zoé Robledo ha resultado eficaz en sus obligaciones del IMSS luego del patético desempeño de la derecha desacorde con la 4T pero amamantándose de la ubre morena en el Senado de la República e igual de funcional resultó Ramírez Pineda en la seguridad social de los trabajadores del Estado; con los tres funcionarios del Gabinete de Salud, el presidente López Obrador cerró un ciclo en Oaxaca comprometiéndose en su última gira de los 80 hospitales de IMSS Bienestar, a reanudar otro ciclo de comprobación sobre cada una de las demandas inscritas en la bitácora abierta de julio pasado para acabar con la corrupción del circuito farmacéutico para proveer a todos los nosocomios y clínicas del país medicamento de calidad y suficiente. 
Y en esos tres meses abatió el huachicol del coyotaje en la circunstancia del desabasto  del Metotrexato y que creó una crisis artificial que pensaba doblegar a la Secretaría de Salud, al IMSS y al ISSSTE, como a la Presidencia de México como no pudo el crimen organizado que ordeñaba los ductos de Pemex. Las conclusiones fueron magníficas importando directamente de laboratorios franceses el medicamento y a su vez creando un organismo para concentrar los fármacos con ahorros millonarios como explicó Jorge Alcocer en su Glosa del Primer Informe de Gobierno. Los adversarios políticos de la 4T han confundido la austeridad republicana con el ahorro precarista que identificó a la Década Perdida de la derecha cuando rebrotaron virus erradicados en el país por adquirir aguas destiladas como vacunas o por dejar de prevenir renació el dengue, parasitosis y epidemias por quirófanos sucios; el colmo regresó la tuberculosis y rabia humana como los extremos no de la pobreza sino de la miseria que en una de esas giras palpó el presidente López Obrador en la Tarahumara donde las etnias se mueren de hambre.
 Como parte de esa austeridad republicana, Jorge Alcocer, complementó los propósitos empeñados por el presidente López Obrador entre los asalariados del sistema sanitario, anunciando dos mil millones de pesos para basificar a seis mil trabajadores; esto es, que a mitad de sexenio habrá conseguido el Presidente de México aquilatar su compromiso basificador una vez que Zoé Robledo y Ramírez Pineda hagan su aporte para conseguir esos 50 mil puestos de base y llenar el déficit de galenos que se vuelven inapetentes para el servicio público alejado por los bajos emolumentos. En tres meses y 19 mil kilómetros, el presidente López Obrador y su Gabinete de Salud transformaron un legado de cuatro décadas de ineficiencia con este cierre de ochenta hospitales de Coplamar ahora literalmente de Bien-Estar. El ciclo no concluye en Oaxaca sino que renueve en una espiral en ascenso retroalimentando lo observado y el mejor testimonio lo darán las comunidades rurales en la segunda etapa de IMSS Bienestar, pero más bien de una salud pública conforme los estándares sanitarios humanizados.


www.twitter.com/vladrothschuh
vladyroth@gmail.com

EL SÍNDROME URZÚA

  



*Ave de mal agüero
*Alfileres de Aspe
*Economía Moral
*Fobaproa y NAIM
*Afores pasasitarias

  
VLADIMIR ROTHSCHUH


Cuando el Secretario de Hacienda se vuelve ave de mal agüero, al país le va mal, por fortuna la Secretaría de Hacienda tiene dos enormes candados que le impiden multiplicar los desastres económicos y se llaman López Obrador y Alfonso Romo. Hasta ahí y es más que suficiente para los empresarios contar con ese doble refuerzo inmediato a los desvaríos del titular hacendario cuyos costos los dispersó cruelmente Carlos Urzúa pero que no se han disipado del todo cuando Arturo Herrera dejó las áreas sensibles hacendarias en el equipo ajeno, así que no es raro que algunas veces caiga en las trampas de los urzuístas  y asuste con sus declaraciones tal fue su adelanto catastrofista de la recesión que viene y azotará la economía mexicana.
 Hay que ser francos, para que la economía nacional se destruya hace falta más que un tsunami azuzado por el FMI pues México no está atado exclusivamente al destino de una economía como sucedió con Estados Unidos por medio de la herencia salinista del TLC, sino que ahora juega en muchas canchas como otras naciones emergentes a las cuales las grandes crisis no les pegaron y les permitieron crecer inauditamente ante quienes se especializaron en desastres (FMI/BM) y no en desarrollo. Hay que resaltarlo, para que a la economía mexicana le vaya muy mal hace falta un Felipe Calderón en la Presidencia encabezando la corrupción y los crímenes de lesa humanidad por hambre y por narcoviolencia. Para que le vaya mal a México tiene que erigirse el Jefe de Estado en enemigo de los mexicanos, como Calderón que declaró a México un narco-país y a través de su titular hacendario, Carstens, le dio vuelo a la pauperización social ajustándole el cinturón a las familias haciendo de la economía un proyecto social perverso. La Economía Moral y próximo a ser un bestseller, es la vacuna contra las expresiones retrógradas del neoliberalismo que fomenta pánicos económicos sacando raja de esos miedos y donde México es ejemplo en el Efecto Tequila y los negocios inmorales de Soros. 
En frases inmortales de Pedro Aspe, el doctor Herrera no quitó ni un alfiler de Urzúa en la Secretaría de Hacienda. 
Así se le vio acosado por los políticos testaferros del neoliberalismo y propietarios del ahorro de los trabajadores, conocidas como Afores, a los que no frenó de tajo con la abyecta y descarada oferta de repetir la Ley Manlio con tal de mantener las abultadas ganancias con dinero ajeno. Porque el problema de las pensiones no está en la economía, no es culpa de los trabajadores, de los gobiernos o de los empleadores, la responsabilidad decae en el Fobaproa que bien analizó el presidente López Obrador en su momento al desnudar las maneras ingratas de la tecnocracia para enriquecerse a través de empresarios que como se hicieron dueños de bancos, carreteras, también de las Afores. El doctor Herrera acosado por los ‘aforistas’ atinó a decir que primero debería consultarse a los trabajadores, hecho plausible, pues nadie de esos ‘aforistas’  consultó a los trabajadores sobre el destino de sus ahorros en el NAIM de Texcoco. La reforma urgente en las pensiones será intervenir el andamiaje de la economía inmoral tecnocrática para extinguir las Afores y pasar el manejo del ahorro nacional al Estado Nacional como se hacía muy bien antes. Como es un proyecto sacar a la Secretaría de Hacienda de Palacio Nacional ahora que lo habita el Presidente de México moviendo la burocracia a las oficinas del SAT frente a la Alameda, igual es urgente la sanidad económica en el régimen de pensiones manoseado y carcomido por la élite neoliberal del siglo pasado y que hoy impúdicamente pide  más sanciones financieras al ahorro de los desvalidos trabajadores.
 Los políticos de la tecnocracia adueñados de las afores están metiéndole zancadilla a Arturo Herrera contra el presidente López Obrador, porque son las pensiones el instrumento perverso de la IP que llevó a Daniel Ortega a modificarlas con más años de retiro para desatar la sangrienta Primavera Nicaragüense que tiene a ese país hundido en la represión militar y en la miseria económica, como ya se lo narró el poeta Ernesto Cardenal al presidente López Obrador y todo, por la ambición de malversar el ahorro de los trabajadores.  Sí hay maneras de reconstituir el sistema de pensiones y es volviendo a los años ochenta y noventa cuando comenzó la traición tecnócrata, no deben seguir en manos privadas los ahorros de los trabajadores y cuya primera enmienda ya la hizo el presidente López Obrador metiendo reversa en el monumento a la corrupción del NAIM en Texcoco. La bonanza de la economía, la felicidad en las economías de los hogares proviene de un Presidente generoso y de un Secretario de Hacienda semejante.



PLAN B





*Consolidaciones farmacéuticas
*Sucesión en la UNAM
*Libre comercio
*Plebiscito


VLADIMIR ROTHSCHUH


Donald Trump no es un hombre de acuerdos y menos que los respete, el T-MEC transita en la dinámica empresarial del presidente gringo y se perfila en la dirección del Plan Marshall Mesoamericano que México ha dignificado y la Casa Blanca incumplido para salir Trump con una vía personal distinta porque lo redituable a su reelección es mantener vivo el conflicto de los migrantes mas nunca resolverlo. Las tres visiones de la inminente aprobación legislativa gringa del TMEC, una pertenece a Ebrard que de buenas a primeras lo da por un hecho y calzó en la agenda del presidente López Obrador un encuentro fugaz con legisladores  opuestos a Trump; la otra visión es del responsable negociador en la Cancillería, Jesús Seade quien asegura que como Trump está acorralado con el juicio político, la tabla de salvación de aferrarse al TMEC, lo que equivale a darle el tiro de gracia a quien jamás se ha dado por muerto desde el conflicto ruso y menos ahora con el ucraniano; la tercera visión es de Graciela Márquez, asegurando riesgos mínimos porque no hay Plan B y tanto Trump como los legisladores tienen sólo una sopa a escoger, el TMEC. El referente del acuerdo comercial México, USA y Canadá está en los comicios mexicanos del 2018, Trump y los legisladores aguardaron los resultados, hoy los resultados de las elecciones presidenciales gringas, ciñen el devenir del TMEC en los estilos empresariales de Trump que están por encima de la lógica política. La visión unidireccional del futuro económico mexicano enganchado al comercio vecinal con Canadá y USA forma parte del discurso de Relaciones Exteriores, no así del resto de la Cuarta Transformación que sigue haciendo comercio con Estados Unidos y ampliando sus exportaciones en la Cuenca del Pacífico y abriendo nuevos mercados en Medio Oriente para asombro de ellos mismos al usar el corporativismo empresarial los valores decadentes de la autarquía incitando oposición a la entrada comercial de los Emiratos. Las experiencias del BRIC siguen vigentes para Graciela Márquez, mientras México no creció en el pasado por atarse al TLC y fue arrastrado por sus crisis, las economías de Brasil, India, Turquía, Rusia y China emergieron hasta volverse las dos últimas referentes obligados en la nueva multipolaridad.  Como sentenció Márquez Colín no hay Plan B y en lo que el cabildeo de Ebrard prospera, el comercio mexicano se expande por otras partes del planeta con resultados superavitarios para la agroindustria.


Solamente cuatro aspirantes a rectoría UNAM se registraron,  Enrique Graue, Angélica Cuéllar, Daniel Velázquez y Pedro Salazar. Y los demás, es la sonora duda que aclimata las ambiciones desmedidas que desde septiembre pasado tensaron a través de la violencia y en el marco del 68 y el gobierno nacional de izquierda, la sucesión en la Máxima Casa de Estudios. Demasiados intereses externos de partidos, pandillas y camarillas apostaban fuerte a hacer de la UNAM un nicho de conflictos los próximos cuatro años. Y el proceso ahora se torna sinuoso y de terciopelo, Graue se reelegirá conforme las reglas sucesorias ante tres adversarios dignos que lo acompañarán en la dinámica de fortalecer con sus propuestas la visión de la UNAM los próximos años, donde Jurídicas como Ciencias Políticas tienen muchísimo qué aportar. Ahora resta cuidar el proceso porque las infamias sobran y la mezquindad se asoma en la tersura, no obstante que todo lo dicho se aniquila a sí mismo cuando supo Graue resolver el tránsito amarrando de uno y otro lado los hilos sueltos y negros que ahora lo declaran un experto en las filigranas políticas. Volteando a ver lo que hizo Graue en estos cuatro años, promete doblarlo en los que vienen, se trata en cierta medida su reelección de un refrendo plebiscitario en el que muchos convergen sobre su buen desempeño pasado que catapulta a la UNAM a un buen futuro.


Los industriales farmacéuticos no han dado su brazo a torcer luego de sus presiones ejercidas con el  Metotrexato que acabó comprándose directamente en laboratorios franceses. El abuso con el anticancerígeno permitió a la 4T desazolvar ese sector mafioso de las batas blancas y a partir de ese éxito, la transformación en el sector sanitario apunta más alto. Y no es que Jorge Alcocer haya ido especialmente a revisarle la garganta al presidente López Obrador luego de los cuatro días de gira y los cambios de clima que resintieron al vocero presidencial en su mañanera del lunes, porque el Secretario de Salud puso a discusión nuevamente el tema del huachicol farmacéutico pues no bastó con los consolidados IMSS, Ssalud, Issste, Issfam, para ahorrar recursos millonarios porque el envés de esas compras masivas es lo subsiguiente, hacerlo llegar a todos los rincones del país y fue la caja de Pandora que abrió el doctor Alcocer con la creación de un organismo responsable de centralizar y distribuir las medicinas del sector salud federal. La venta de garaje neoliberal no supo que le quedaba un laboratorio farmacéutico que a la fecha sobrevive con participación estatal mayoritaria y sobre el cual ha posado su mirada el titular de Salubridad para incluirlo en el instituto que distribuirá los medicamentos. El gobierno adquirirá por su cuenta y directamente en los laboratorios internacionales de calidad y a mejor precio, como el Metotrexato, y a su vez deberá encargarse de moverlo mucho mejor que esas aguas negras gasificadas a las que continuamente se refiere el presidente López Obrador como el colmo del consumismo y el déficit gubernamental en el abasto en hospitales y clínicas del sector público.