EDITORIAL

INFELICIDAD Y ECONOMÍA MORAL





*BULLYING DEL ITAM
*CUOTAS DE REPROBADOS
*APROBACIÓN DEL TREN MAYA



VLADIMIR ROTHSCHUH


La crueldad neoliberal de castigar a los jóvenes con el epíteto de Ninis fue enmendado por el presidente López Obrador poniendo en marcha el programa ambicioso de Jóvenes Construyendo el Futuro, los Semilleros Creativos de Alejandra Frausto en todos los municipios del país, aunado a la apertura de universidades públicas como las que Sheinbaum diseñó junto con Jorge Alcocer para solventar el déficit de 50 mil médicos que las universidades tradicionales no han podido generar en detrimento de la salud de millones de mexicanos y del sistema sanitario nacional. Junto al programa de becarización del presidente López Obrador en la STPS de Luisa Alcalde, el finiquito de los rechazados en las universidades de la 4T y la Cultura Comunitaria, se sumó la Cartilla Moral que editaron masivamente Jesús Ramírez Cuevas y Esteban Moctezuma para reeducar a las generaciones presentes y transformar a las futuras. Recientemente estos blindajes y enmiendas del presidente López Obrador a favor de las juventudes mexicanas se cimbraron cuando afloró el deplorable sistema de las escuelas básicas, medias y universidades públicas-privadas en el monstruoso paradigma de ‘Cuotas de Reprobados’: cuatro se suicidaron en el ITAM por no superar el modelo de sanciones o ‘Cuotas de Reprobados’ exigidas por la rectoría y ejecutadas placenteramente por los perversos mentores. 
Ciertamente no hay malos alumnos sino malos profesores y este bullying institucionalizado corre paralelo por la Nueva Escuela Mexicana que opera la SEP y que pese a estar contenida su transformación en la nueva currícula no ha podido apelar públicamente a la sanción directa sobre escuelas, mentores, universidades y directivos que disfrazadamente siguen propugnando por el esquema neoliberal de los Ninis. El ITAM a través de un número insulso de WhatsApp creyó resolver texteando, los suicidios entre sus alumnos, los tres casos anteriores tuvieron la mala fortuna de ser ignorados hasta ahora que Fernanda victimizada por el bullying de los académicos afectó al novio de la joven y figura de liderazgo dentro de la universidad y origen del Paro. El bullying elevado de facto en ley en el ITAM con la Cuota de Reprobados no es un asunto clasista y circunscrito a ese espacio, hay otros casos en universidades públicas, afectando el proyecto transformador del presidente López Obrador y sus diferentes programas y acciones sociales, financieras, culturales y pedagógicas celebradas a lo largo de este año y que en justa medida


 obligarían a Esteban Moctezuma a pronunciarse contra esos vicios que afectan desde raíz al sistema educativo nacional ceñido a los paradigmas del viejo modelo industrial de aula-cárcel y cuya ejemplaridad se expresa en la violencia que representa el magisterio sindicalizado como sinónimo de ineducación. Los suicidios en las escuelas y en universidades privadas como públicas manifiestan la crítica que el presidente López Obrador ha hecho al neoliberalismo y que tiene a Corea del Sur como indicador mundial de ola de suicidios entre jóvenes afectados por las presiones de un modelo educativo sin satisfactores de felicidad. El lema de la Cuarta Transformación a favor de los mexicanos felices contrasta con los ejemplos de economías con buenos PIB pero en estallidos sociales como Argelia, Bolivia, Catalunya, Chile, Colombia, Ecuador, Francia, Georgia, Guinea, Hong Kong, Irak, Irán, Líbano y Reino Unido, que han dejado de lado la felicidad social entre sus variables de satisfactores  por los meramente económicos o democráticos. Los estudiantes universitarios que engrosan las universidades privadas en realidad forman parte de la segregación que las universidades públicas procrearon con los rechazados o Ninis, sin superar los vicios del bullying que no son exclusivos de los espacios privados como los suicidios de aniquilación físicos, sexismos y de drogadicción que invaden los espacios públicos y que desnudó el presidente López Obrador en el arranque de las jornadas contra las adicciones cuando señaló la responsabilidad del modelo social y económico y sus insatisfacciones recrudecidas en los senos familiares. El lema de la doctora Gutiérrez Müller de ‘¡Con los Niños No!' ha sido abrazado por la Cuarta Transformación en las distintas acciones de  SEP, Cultura, STPS, pero el reciente suicidio de una alumna violentada por las cuotas de rechazados en el ITAM, revela que aún hay tramos por transformar. 



 Quintana Roo, Yucatán, Campeche, Tabasco y Chiapas fueron a la consulta del Tren Maya convencidas que atraerá para sus regiones y comunidades prosperidad porque pondrá fin a siglos de abandono por parte del poder centralista. El hecho mismo de preguntarles a las comunidades fue un avance notorio frente a los siglos de caciquismo e imposiciones. Diversas dependencias federales se integraron a ese ejercicio de consulta, destacando Víctor Manuel Toledo como observador directo sobre ese proyecto que atravesará las áreas naturales protegidas a cargo suyo en Semarnat, pero al que ya otorgó el visto bueno de los impactos ambientales previos porque hoy día es posible la sustentabilidad entre desarrollo, turismo, medioambiente y cultura. La aprobación general en la Consulta del Tren Maya desarma el monólogo opositor de quienes por prurito se aferran al no y a quienes por uso y costumbre de confort izquierdista esconden su usurpación con otras formas de saqueo resiliente.  Con esta aprobación popular el Tren Maya se enriela a otros factores como los que vivió Santa Lucía y ahora enfrenta Dos Bocas con las protestas politiqueras como si Tabasco hubiese ganado muchísimo en el sexenio de pobreza y miseria de la alternancia nuñista. El sí colectivo y mayoritario de las comunidades, es la atracción a todos ellos a ese proyecto inclusivo, de turismo, transporte y movilidad, con el Tren Maya todos ganan.





GANSOS Y PATOS




*Gobierno y sociedad reumáticas
*Consulta Maya
*Neoliberales vs. Asistenciales



VLADIMIR ROTHSCHUH


En Amatán el presidente López Obrador se encontró con los motivos del fracaso de la Tercera Transformación cuyo Estado de Bienestar no enmendó los vicios asistencialistas sino que los fomentó en un círculo vicioso de clientelismo político. A diferencia de los pasados Presidentes que concluidas sus campañas no volvían a empolvarse los mocasines, ni a sudarse de pueblo, López Obrador tiene la costumbre de regresar por donde anduvo ya muchas veces, constatando ahora como Presidente de México que la corrupción social heredada por los tecnócratas y asistencialistas en la autogestión, es hacerse patos o guajes con el dinero de Sembrando Vida que reciben los campesinos: cobran pero no cumplen los compromisos de reforestar para ellos mismos y sus generaciones venideras. Esa astucia campesina chocó con una dura realidad, María Luisa Albores al ver engaños y cero resultados, dio de baja a 17 mil familias inscritas en Sembrando Vida que estuvieron cobrando cinco mil pesos mensuales a cambio de nada. Otras 17 mil familias que sí están dispuestas a reforestar a cambio de un salario, escenifican que quienes se hicieron patos apostaron mal al clientelismo que atrajo a los neoliberales con un nuevo modelo económico cercenador del bienestar social. La nueva economía moral de la 4T debe resolver los dos fracasos económicos y sociales del neoliberalismo y del asistencialismo, porque no solamente Sembrando Vida se enfrenta a ese legado sino que también los Jóvenes Construyendo el Futuro entendieron los apoyos económicos como una gratuidad. Los reumatismos gubernativos a los que usualmente se refiere el presidente López Obrador, señalan una sistematicidad porque no se trata nada más del elefante gobierno, sino de la sociedad elefante con la que topó el Primer Mandatario en Chiapas y la subcultura rural asistencialista. La evidencia de las 17 mil familias dadas de baja del programa Sembrando Vida ejemplifica que la economía moral de la 4T evitará reproducir los errores de la 3T sin caer en los extremismos crueles del neoliberalismo.


Invitó el presidente López Obrador a los cinco estados involucrados con el Tren Maya y a sus ciento doce municipios pidió escoger lo que mejor le parezca en la consulta recordándoles que es divisa de su gobierno hacer todo por la razón y el derecho, que se trata de una gran obra, donde los que decidirán son los lugareños como democracia y como pueblo, sabiendo que por mayoría se decidirá el resultado y ese el objetivo del sí o el no. En los sondeos que medios, partidos y encuestadoras han celebrado a lo largo de este año, prevalece el sí de los lugareños a la obra, aunado a las preguntas mortales soltadas a bocajarro respecto a los asuntos técnicos que nadie conocía y que no es el sentido del plebiscito, sino determinar a grandes rasgos la aceptación o no de una transformación histórica y no un timo como resultó en el zedillato la venta del ferrocarril a   Kansas City Southern y Ferromex, como el retiro de su concesión  hace tres años.  En 1999 el zedillato no consultó a nadie con la privatización de Ferronales, ningún municipio, estado o lugareño, se le preguntó si estaban de acuerdo con la privatización presuntamente para atraer bonanza y seguridad pero en beneficio de la élite gobernante como resultaron los tecnócratas asimilados como consejeros de esas transnacionales; en el 2016 tampoco a nadie se le consultó por la estatización del Chiapas – Mayab, y de ese EZLN que hoy es furibundo crítico de la 4T no se tuvo noticia alguna sobre el conflicto de interés del salinato en la SCT con Ruiz Esparza y OHL para justificar el retorno de La Bestia al gobierno. El EZLN que considera violatorio el Tren Maya en su zona de confort, obviamente que no tendría el respaldo de Rosario Piedra en la CNDH y aunque así creyera el Sub Marcos con los juicios del Ingeniero Cárdenas en el periódico El País (propiedad de quienes privatizaron Ferronales), pues más bien estaría recibiendo Marcos el sopetón por la culata, porque el anhelo del Ingeniero Cárdenas es que Lázaro su hijo construya ese Tren Maya en lugar de Jiménez Espriú y que luego Lazarito decante como heredero de su abuelo en la 5T, dando así traste  a la transformación lopezobradorista con un carácter nobiliario por no decir fifí.  



ABRAZOS NO BALAZOS


*Acuerdos zapatistas
*Consejería jurídica y urbanismo
*Mineras a cielo abierto



VLADIMIR ROTHSCHUH


Abrazos, no balazos, es una consigna del presidente López Obrador que vuelve a conseguir eficacia notoria desde que pidió a las partes a resolver el desaguisado de presuntos zapatistas contra la exposición pictórica de Bellas Artes. La solicitud del presidente López Obrador a Alejandra Frausto para conciliar con la familia del General Zapata, se acató en lo inmediato y fue atendida también por la descendencia del Caudillo con resultados admirables: la pintura en cuestión se queda con una adenda de los Zapata, descalificando ésta a la violencia cometida en su nombre por terceros interesados en notoriedad como lo demostró esa agrupación rural en sus protestas contra el presupuesto agrario de días atrás en San Lázaro. Ese acuerdo solicitado por el presidente López Obrador, promovió un gesto moral del Primer Mandatario para el mes entrante moviendo los festejos usurpadores de la Ley Agraria carrancista a los terruños morelenses de los Zapata. El Presidente de México adelantó para mal de Cuitláhuac García, que en la Cuarta Transformación los mal llamados festejos agraristas en Veracruz se corren a Morelos para rememorar al luchador por el derecho social de la tierra. Así como el presidente López Obrador llamó a la tolerancia artística sobre uno de los cuadros de la exposición sobre Zapata en Bellas Artes desde la fecundidad de su estrategia cultural en los Semilleros de Cultura Comunitaria, de igual forma devolvió al General Zapata su identidad cuando desnudó la usurpación de la Ley Agraria. La eficacia presidencial contra todo tipo de violencia y supremacismo volvió a rendir buenos frutos en el diálogo de Alejandra Frausto, Natalia Toledo, Lucina Jiménez, Miguel Fernández, Felipe Ávila y Antonio Martínez, con los Zapata: Isaías, Julieta, Lina, Ulises, Luis, Hilarión, Alicia, Daniel, Hilario, Sen y Edgar.


De la mano del rescate y preservación de los Centros Históricos de la CDMX que Claudia Sheinbaum obtuvo este año, finalmente el desorden urbanístico de la Ciudad de México llega a su fin cuando la Jefa de Gobierno  consigue que en los primeros días del 2020 arranque el Instituto de Planeación que se dilató en su aprobación debido a que en el Congreso capitalino prevalecían los intereses inmobiliarios perredistas y panistas que caracterizaron la administración pasada y actuales alcaldías. El Cartel Inmobiliario de la CDMX es otro de los monstruos que heredó Sheinbaum como la violencia del crimen organizado en 35 mil narcotienditas y sus respectivas plazas cedidas por los partidos políticos gobernantes, factores de la violencia reclamada por perredistas y panistas en su guerra sublimada contra la Cuarta Transformación. Igual a ese fenómeno criminal, la denominada Mafia Inmobiliaria fue de la mano con las pasadas autoridades capitalinas, como del notariado y sistema bancario organizando una red compleja para poder hacer cambios de usos de suelo y vender una misma vivienda o departamento a tres o cuatro dueños distintos, sin ninguna consecuencia judicial. El caso de un juez en Jalisco que defraudó con notarios, autoridades políticas y bancos a 51 mil familias a quienes despojó de sus bienes, quizá se quede ínfimo frente a la urdimbre del Cártel Inmobiliario de la CDMX.  La certeza del nuevo Instituto de Planeación de la CDMX está contenida en los cambios que Sheinbaum celebra en su área de Consejería Jurídica con Néstor Vargas Solano para acabar con el mancerismo y sus acciones terribles como se califica el entramado inmobiliario capitalino y eventos como los que el Registro Público de la Propiedad sostiene desde el 2013 desapareciendo actas que dan origen a diversas irregularidades. El RPP que resolvía en unas semanas trámites comunes, hoy los extiende a meses en detrimento de las políticas de Sheinbaum contra la corrupción y de ahí la innovación de Néstor Vargas para finiquitar esos excesos. El nuevo Instituto de Planeación necesitaba también identidad con la Consejería Jurídica ahora bajo proceso de transparencia y de reingeniería.


Hacen mancuerna Jorge Alcocer y Víctor Toledo con el desastre ambiental y sanitario de 2014 de la minera Buenavista del Cobre en Río Sonora, irán juntos por instrucción del presidente López Obrador a atender cada uno las áreas de Semarnat y Salud. Esa desgracia sigue siendo río revuelto y adelantó el Primer Mandatario que resolverá la SCJN, porque habiendo dos mil mdp para mitigaciones se desconoce su paradero. Sobre la minería a cielo abierto existe el antecedente del presidente López Obrador en Los Cardones cuando por consulta popular se decidió cancelar los permisos. Para no seguir consultando al pueblo sobre la minería habría que tomar de ejemplo la reciente legislación salvadoreña y única del mundo que prohíbe la extracción de minerales de su subsuelo. El hospital de Grupo México para los afectados de la zona de Río Sonora, regresó por sugerencia de Jorge Alcocer a sus objetivos iniciales de ayuda sanitaria, confirmando el presidente López Obrador que no será ocupado por la Guardia Nacional.









LA NUEVA IZQUIERDA MEXICANA



*Zapata gay
*Ruptura de las distopías
*Economía moral, paradigma
*Cultura comunitaria y tolerancia
*4T y Revolución Cuatro Cero


VLADIMIR ROTHSCHUH


Cada mes las grandes empresas norteamericanas deben actualizar a sus equipos de importaciones/exportaciones, porque cada mes el presidente Trump se pelea con una nación o con un gobernante y hay nuevos aranceles a estudiar. Este dato hace sobresalir la firma del T-MEC avalado por la Casa Blanca puesto que en cada crisis suscitada entre los renegociadores, debía el presidente López Obrador buscar directamente a su homólogo norteamericano y resolver entre pares el diferendo. El estilo del mandatario mexicano lo exaltó Lighthizer dirigiéndose en Palacio Nacional exclusivamente al presidente López Obrador, sobre quien derramó loas, reconocimiento y respeto, desde el azoro personal de toparse cara a cara con una figura mítica para Washington y con el que jamás imaginó establecer acuerdos sobre bases de confianza y respeto. El mensaje de Lighthizer provenía directamente del presidente Trump, quien tampoco ha escatimado en público reconocer al presidente mexicano de ideas socialistas pero con quien ha podido establecer simpatías comunes. La palabra escogida por Lighthizer fue ‘testamento’ como el legado del presidente López Obrador a las generaciones del siglo XXI  por haber actualizado el viejo mamotreto del TLC hacia uno más moderno en los tangibles de la Revolución Cuatro Cero y que curiosamente arrastra identidad con la Cuarta Transformación Mexicana como desafío para las instituciones financieras, y económicas de gobierno. 

Poco se ha dicho de la guerra de mediana intensidad pero sostenida por los adversarios de la 4T a lo largo de un año para descarrillar el T-MEC y arrastrar en esa tragedia comercial el proyecto transformador del país y en consecuencia la reelección misma del presidente Trump; esto es, el conservadurismo no implicaba a la derecha sino a la izquierda tradicional mexicana y Latinoamericana que usa en su metalenguaje estaliniano al Imperialismo Yankee como soporte de sus distopías. Como los cientos de amparos generados por los adversarios de Santa Lucía, algo semejante se reprodujo en los heraldos negros de la economía mexicana y sus recurrentes descalificaciones econométricas como balas perdidas hacia la humanidad del T-MEC. Quizá esto sea lo destacable de las renegociaciones del nuevo acuerdo comercial cuando el presidente López Obrador instruyera a sus negociadores a sacar de la agenda doméstica el T-MEC para evitar fuera blanco directo y que a un año dio estupendos resultados con conclusiones finales como la sorprendente firma de Estados Unidos y Canadá en Palacio Nacional. En lo sobresaliente de la agenda bilateral competen casi todos los asuntos México –USA desbrozados a lo largo de doce meses, aunque ciertamente con más tiempo cuando el presidente López Obrador, al parecer el único con memoria generosa, para recordar que desde el primer día de julio del año pasado la anterior administración lo incluyó en las renegociaciones haciendo fácil el tránsito de régimen y de conocimientos comerciales discutidos. La magnanimidad del presidente López Obrador hace posible que México cumpla las pasadas tres transformaciones desde una óptica incluyente y generosa, lo que ha permitido evolucionar el ejercicio político doméstico como erigir a nivel internacional un nuevo desempeño de la izquierda en el poder presidencial que rompe con el criollismo latinoamericano en una especie de retroalimentación a semejanza de la izquierda europea, superando a ésta por el contenido ético del que carece aquélla desde que los extremismos estalinistas fueron el paradigma universal. Por ende habría que añadir que Manuel López Obrador ha roto con los tabúes del maoísmo, polpotianismo, estalinismo y castrismo, que desnaturalizaron los proyectos sociales de bienestar de las naciones en tres Continentes. El ‘testamento’ que señaló Trump vía Lighthizer no se suscribe entonces a lo meramente comercial regional del T-MEC como sinónimo de estabilidad inalcanzada entre otros gobernantes con Trump,  añadiendo la trascendente figura política del presidente López Obrador en el orbe como modelo a armar por otros Jefes de Estado  en la instauración de la nueva economía moral y punto de quiebre de la tercera vía y la socialdemocracia fallida en el desconocimiento de la ética del servicio público y la inclusión de las familias como ejes del bienestar de gobierno.

No acababa de entregar Alejandra Frausto con el presidente López Obrador y el rector Enrique Graue los Premios Nacionales, cuando una sola obra de 170 que componen la exposición “Emiliano Zapata después de Zapata” ha conseguido el propósito de todo arte que se presuma como tal provocando las libertades, la intolerancia, el mal gusto, el monólogo versus diálogo y el eterno retorno de lo masculino/femenino y el resentimiento de Marx hacia los campesinos. Cultura e Inbal pusieron a Zapata en la discusión de los viejos tiempos que entonces generaron el Rey David y Alejandro Magno o Sócrates y Jesús o Julio César y Napoleón: la homosexualidad como censura a sus talentos llevando a la hoguera sus virtudes públicas cuando lo indiscutible era lo privado. El Zapata gay que enojó la falsía campesina machista refresca al Zapata brujo que etiquetó mal el film de Arau cuyos antivalores no son nuestros sino importados por el catolicismo, como eso de usar el fuego para no ensuciarse las manos de sangre con el crimen como se pretendía quemando el óleo de Zapata. Censura que afectó  la homosexualidad que formaba parte de nuestras tradiciones étnicas y fungió un poder precolombino quizá semejante al de los eunucos en Egipto, pero reprobada por el clero. Pero como señaló Marx sobre el conservadurismo campesino y su opio, con ellos no esperaba contar por su marginalidad cultural y arraigo a la tierra. Y es entonces cuando en México bajo la Cuarta Transformación afloran la Cultura Comunitaria y sus Semilleros Creativos bien vistos en su debut del Auditorio Nacional, permeando el sector rural inmenso mexicano y sumándolo a las distintas expresiones artísticas y culturales de respeto, tolerancia y diversidad. El lema de Frausto de no dejar a nadie atrás en la Cultura es una acotación al neoliberalismo y al marxismo y sus vacíos morales que relegaron al campesinado de la Revolución obrera y urbana. Declarar a Zapata gay como a Daniel, Alejandro, Jesús y Sócrates, sería como vilipendiar la obra de Marx por haber preñado a su ‘sirvienta’ y desconocer inmoralmente el hecho. La presunción del Zapata gay es la paradoja del arte de no cómo se ve, sino cómo brota de las entrañas masculinas esa sensualidad negada. 





CLAUDIA Y EL PRESIDENTE




*Universalidad Sanitaria
*Concertación aniquilada
*Cegueras conservadoras


VLADIMIR ROTHSCHUH

En su primer año de gobierno, Claudia Sheinbaum ha celebrado los mismos tiempos en el poder, que el presidente López Obrador: los cien días, el constitucional de septiembre y el arranque de administración en este mes. Es favorablemente la Jefa de Gobierno, una mandataria a la sombra del Presidente de México: lo que el Jefe del Estado nacional magnifica con su estatura moral en cada tramo avanzado y de propuestas concluidas, Sheinbaum desarrolla a la par eventos ajustados a la modestia estatal y colaborativa con el Primer Mandatario. Para este evento del cinco de diciembre, la Jefa de Gobierno ofreció un acto austero en el que abunda de lo conseguido de septiembre a la fecha y de aquellos pendientes que reflejan no un problema de la CDMX sino nacional como el de inseguridad y crecimiento económico, herencias ajustadas a las rutinas transexenales, además de los arranques lentos de todo inicio de nueva administración pública. La Jefa de Gobierno, como si procediera de la Casa de los Claudios, se ha enfrentado a su  refractario, el perfil presidencial que guarda aunado al buen desempeño del mandato y que la catapultan al 2024 ofreciéndole a sus adversarios los flancos para cuestionar lo bien o lo mal que haya hecho en estos meses. Hasta su derecho legal a informar lo aglutinado en su informe de gobierno, se lo intentaron conculcar como lo han tratado de hacer con el presidente López Obrador ante las autoridades electorales. Gobernar bien no es sinónimo de nada en la posdemocracia, cuando las fobias del conservadurismo desconocen todas las buenas obras de Sheinbaum pues su encargo y proximidad con Palacio Nacional le vuelven presa de los ataques de las oposiciones y hasta identidades ideológicas. Ningún Regente tuvo estatura en la sucesión presidencial y de los Jefes de Gobierno tampoco, salvo ahora con Sheinbaum, costo que deberá sortear los próximos años.


El segundo gran plan maestro para infraestructura de la Cuarta Transformación, prefirió el presidente López Obrador manejarlo aparte del primer programa de infraestructura por 42 billones con la empresa privada. El sentido que visualiza el presidente López Obrador es que dicho programa nacional de salud corra solo por sus implicaciones sociales que México no había visto desde que la Tercera Transformación comenzó a invertir en la salud del pueblo cuyo clímax es el periodo del Milagro Mexicano y, su época negra, la neoliberal que frenó las inversiones del Estado en el Derecho a la Salud. La inversión billonaria en el sector salud se presentará el año entrante y quienes la conocen como Alfonso Romo y Jorge Alcocer, no dejan de llamarla majestuosa y acorde con el programa de salud para todos, que puso a andar el presidente López Obrador desde el primer día de su mandato. A un año de esa transformación sanitaria destacan en la división sanitaria, ahorros por dos mil 500 millones para la creación de nuevas plazas médicas, el nuevo etiquetado;  la conformación  del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi); un sistema de salud bajo los principios de universalidad, reducción de la desigualdad y combate a la corrupción;  la Estrategia Nacional de Prevención de Adicciones; refugios para mujeres víctimas de la violencia;  el Compendio Nacional de Insumos para la Salud y el Programa de Servicios de Salud y Medicamentos Gratuitos para zonas de alta y muy alta marginación. El uno de diciembre tuvo mucho qué contarle al pueblo el presidente López Obrador en la universalización de los derechos sociales sanitarios de la Cuarta Transformación. Para el año entrante tendrá más que relatar el Primer Mandatario cuando el plan de infraestructura en salud devuelva a México su grandeza institucional palpada en desgracia durante los meses de recorrido al IMSS-Coplamar y que ahora Jorge Alcocer ha puesto dentro de su agenda, porque en octubre no concluyó ese trabajo cercano del presidente López Obrador con las comunidades altamente marginadas, sino que fue el comienzo de un plan maestro y socialmente ambicioso para el 2020.


“Había acuerdos en lo oscurito, sentenció el presidente López Obrador sobre la historia de Baja California y el reciente fallo del TEPJF contra el Bonillazo, y luego utilizaban a los órganos de legalidad para legitimar lo que ya habían negociado, lo que ya habían transado. Ya es distinto. Hay un auténtico Estado de Derecho. No es Estado Chueco”. Ahí nacieron las concertaciones de Manuel Camacho y Carlos Salinas y ahí el magnicidio fomentado por ambos contra Colosio. Lo que los conservadores apostaban se trataba de un ensayo de la Cuarta Transformación, resultó fake y no lo sostienen como tampoco tienen la humildad católica de gritar por nuestra gran culpa, reconociendo el gesto presidencial en esta loable circunstancia democrática. Porque para casi todos los asuntos políticos los adversarios suelen culpar al presidente López Obrador, no obstante suelen ignorarlo para cuando las circunstancias son positivas como el revés al Bonillazo. Entre los valores del presidente López Obrador destaca no solamente Juárez, también Madero y cuyo homenaje al General Ángeles ahora se legitima en adosarse el Presidente de México a este fallo que él propició cuando pidió al Poder Judicial decir cuán apegado o desapegado estaba la extensión de mandato de quien se decía amigo del Primer Mandatario aunque anduviera transitando por la derecha y no por la izquierda. La expresión del presidente López Obrador sobre el fallo judicial del Bonillazo si lo menosprecian los conservadores, los morenos deberían abrazarlo a manera de retroalimentación al vicio partidocrático que por uso y costumbre solía taparle el ojo a la democracia. La autoridad moral del presidente López Obrador, resulta que damnifica no sólo a los adversarios sino tristemente a los propios, en beneficio, afortunadamente, de su figura de Jefe de Estado de todos los mexicanos.





UN AÑO




*Estadista Moral
*Republicanismo restituido
*Transformación de conciencias


VLADIMIR ROTHSCHUH


Como todas las mañanas de ineludible responsabilidad estadista, el presidente López Obrador puso en su discurso del uno de diciembre a la economía moral frente a 250 mil almas que ratificaron su mandato como no había sucedido al primer año de sexenios pasados cuando los bonos democráticos ya había sido dilapidados en doce meses. Esa economía moral, la puso el presidente López Obrador cabeceando el desarrollo del país con una economía popular secundada por la empresa privada doméstica y la inversión externa, así como los 648 mil nuevos empleos, más lo que faltan por contar en el IMSS y en el INEGI con los dos grandes programas sociales. Volviendo así a dar luz verde el presidente López Obrador a Zoé Robledo para que incluya en las estadísticas de pleno empleo del IMSS a 900 mil jóvenes trabajando como aprendices que reciben tres mil 600 pesos mensuales y a 230 mil sembradores que están recibiendo un jornal de cinco mil pesos mensuales. Desconocer al millón ciento 30 mil nuevos empleos formales, redunda en las cifras grises que el INEGI no percibió ya porque opera en viejas variables y no ha incorporado las nuevas de la Economía Moral o bien porque el Seguro Social no se había dado a la tarea de contabilizar entre los empleos formales al millón de Jóvenes Construyendo Futuro y al cuarto de millón de agricultores de Sembrando Vidas. Reflejando esos datos en las estadísticas del empleo, no estaría Banxico diciendo que se contrajo la economía terciaria, siendo que hay una derrama financiera considerable por estos dos salarios sociales. Por la ruta del IMSS podrá gestionar Arturo Herrera la integración de nuevas variables en las mediciones del INEGI y que vale recordar,  prometió desde mayo pasado considerar y a las que habría que sumar otros indicadores que usan otras naciones del mundo para darle una imagen redonda a sus economías y no meramente parciales como acontece.
 En el primer año del presidente López Obrador el aumento al salario mínimo ha hecho que la media en el IMSS por trabajador beneficiado sea de once mil pesos. Y como parte de esa ética moral la Cuarta Transformación no le ha declarado la guerra a nadie y asumió las deudas del peñanietismo a los grandes proveedores por casi 500 mil millones de pesos. En esas circunstancias favorables están las respuestas de banqueros e industriales y luego la CEPAL negando que México hubiera entrado en recesión. Lo que encontró Alicia Bárcena eran puntos a revalorar por Arturo Herrera en la ejecución del presupuesto y en la inversión mixta Gobierno – IP. En estos dos ámbitos Herrera se ha abocado como lo resaltó el formidable acuerdo con la IP anunciado en esta semana por Alfonso Romo y que deberá ser complementado con otros dos grandes convenios en petróleo y en salud. Arrancada tarde la ejecución presupuestal, ahora se enfrenta a los tiempos fatales del cierre de diciembre que tienen a todas las dependencias federales luchando absurdamente con la herencia burocrática de sexenios pasados. Está obligado Arturo Herrera a repensar los presupuestos multianuales con tal de no frenar de diciembre a marzo el gasto como sucede por tradición con resultados nefastos para este 2019 como los pasados sexenios negados a aceptar los programas encabalgados año con año. El voto de la CEPAL por el crecimiento mexicano otorga certidumbre a una economía creciente en inversión externa y de exportaciones, más la solidez de su moneda. Como todo primer año de sexenio, la Cuarta Transformación ha arrancado a lomo de un gobierno reumático y que hizo que el presidente López Obrador reconociera que se podría ir a mejores ritmos como los que hay en ínsulas agroexportadoras, IED, remesas, freno a la caída petrolera, valuación de peso y el lugar tercero como nación global favorecida en el comercio con Estados Unidos debido a la crisis de Trump y Jinping. 
El músculo de la Cuarta Transformación en el evento del Zócalo de la CDMX, es el refrendo al mandato moral que sobrepasó los estándares que como oposición señoreaba López Obrador: son más los mexicanos convencidos este año por la estatura de Estadista del Presidente de México, que aquellos incrédulos de su eficacia juarista opositora en los pasados dos sexenios.
 En Palacio Nacional se apersonaron esta misma semana, los añejos conservadores para abrazar la generosidad infinita de López Obrador; esos recalcitrantes hombres del capital ahora repiten que ningún ejemplo de administraciones cercanas se empareja al hecho de la restitución republicana del ejercicio del poder como el del presidente López Obrador.