EDITORIAL

SINDICOCRACIA





*La escuela es nuestra 
*Sindicalismo sin salidas
*Ruleteros domeñados


VLADIMIR ROTHSCHUH


Joel Ayala se vio mal que bien en el espejo de Romero Deschamps y colateralmente culpó a la militancia priísta, como se lo dijo a Alito Moreno, de la desgracia del líder que llegó al STPRM por una vía sucia como fue el Quinazo. De esa misma generación de líderes inventados por el salinismo provino Elba Esther Gordillo, el golpe a Jonguitud por parte de su cercana no fue menos infame de parte del chofer de Hernández Galicia. Romero Deschamps no cayó en desgracia por priísta porque fue foxista y apoyó después de Labastida el otro Pemexgate de los panistas y enseguida también se adosó a los intereses del calderonismo que hicieron de las suyas en la petrolera del Estado. Luego se quitó la albiazul Romero Deschamps y se volvió peñanietista y con el triunfo de López Obrador intentó extorsionar al Presidente de México con la crisis del huachicol y ahí se equivocó por completo creyéndose superior con su sindicato al Estado. 
Joel Ayala culpando al priísmo por Romero Deschamps ha tergiversado los hechos pero no así el conflicto interno en el sindicato que ya vivió la FSTSE con el foxismo y parte del calderonismo cuando los panistas le dieron alas a la maestra Gordillo para crear contrapesos a la federación de burócratas, no obstante estando Beltrones de aliado de la derecha desde sus encargos legislativos o más recientemente Gamboa en esos dinos elevados a figura en el Senado. El sexenio peñanietista fue de mieles para Joel Ayala con la Gordillo en prisión, liberada volvió a sus ambiciones políticas y sindicalistas y en ese azogue se refleja Joel Ayala renunciándole a Alito Moreno puesto que no pertenece el campechano al grupo de Manlio, ni de Narro y porque ha decidido trabajar institucionalmente con el presidente López Obrador como es la identidad democrática de todos los dirigentes nacionales que el tricolor tuvo en la Década Perdida y que obviamente le redituaron el regreso al poder presidencial. Como la Gordillo, como Romero Deschamps, el líder de la FSTSE se vacuna a su manera, se libra de partidarismos y usa a la FSTSE como matriz, igual que el SNTE, para recrear a Panal y servirle a quien mejor le funcione en los acuerdos pospolíticos. Cuán blindado está Joel Ayala ante Santiago Nieto y Arturo Herrera, es una duda que también ya se la hizo Gómez Urrutia cuando creyó ser la autoridad sindicalista del país y que hoy lo mantiene silente y disminuido en el Senado ante las posturas adversas del presidente López Obrador al saqueo minero canadiense pero no así de los grupos que pusieron a Napito en el exilio.
 Los pasos que escuchó Joel Ayala en el techo del STPRM los interpretó a su manera y en un país posdemocrático tiene muchas posibilidades de obtener en el INE su cuota partidista especialmente llevando mano los sonorenses que designaron a varios consejeros electorales y que facilitarán los alambicados para que en un tiempo no remoto la FSTSE se incline con Futuro XXI a esa mescolanza que empujaba a José Narro, también éste con problemas ante Santiago Nieto tal lo demostró haciéndose a un lado en las sucesiones de la CNDH y de la UNAM. Culpar al PRI de la corrupción de Romero Deschamps es una ducha con agua fría pero a ver qué tanto resiste la pulmonía Ayala Almeida construyendo salvoconductos a los comicios del 2021 y manteniendo a flote sus intereses en la FSTSE ante los desafectos de la Cuarta Transformación a su inamovilidad democrática.
Oaxaca es la segunda entidad que el presidente López Obrador y Esteban Moctezuma añaden a la reforma que cede a padres, alumnos y maestros, los recursos federales para el mantenimiento de los centros educativos. El primer estado de alta marginación fue Puebla, allá el presidente López Obrador, Moctezuma y Barbosa signaron convenio y lo replicó ahora con Murat. La Escuela es Nuestra emanó de la reforma secundaria y apunta a cubrir 173 mil planteles en zonas de pobreza y conforme la densidad de estudiantes podrán recibir desde 150 mil pesos hasta medio millón si el plantel rebasa los 150 alumnos.
Las amenazas de taxistas que paralizarían a la CDMX por segunda ocasión este lunes se suavizaron en el diálogo de sus líderes con Rosa Icela Rodríguez. La Jefa de Gobierno optó resolver por otra vía esos chantajes ruleteros, metiendo a la cárcel a los operadores de Miguel Mancera y levantando proceso contra otros en fuga. Las baladronadas que sometieron a la CDMX días atrás, no tienen la misma fuerza estando en prisión el mancerismo, no se fue por la vía directa Sheinbaum solicitando el desafuero senatorial del ex Jefe de Gobierno, actuó con pinzas con resultados positivos para la tranquilidad de los capitalinos. La Jefa de Gobierno se apegó al eslogan del presidente López Obrador,  evitó las provocaciones y la violencia.



www.twitter.com/vladrothschuh