EDITORIAL

TRANSFORMACIÓN DEL PODER

  



*EL NOBEL DE AGRICULTURA
*SALUD PARA EL BIENESTAR
*LA RENUNCIA DE GERTZ
*LA ENFERMEDAD DE ACEVES


VLADIMIR ROTHSCHUH


En los últimos tres meses el presidente López Obrador conoció de cabo a rabo las entrañas del sistema nacional de salud, los datos previos no eran los datos duros que encontró durante la visita a los ochenta nosocomios en compañía de Jorge Alcocer, Zoé Robledo y Ramírez Pineda, ahora resulta que no son 50 mil los trabajadores a basificar sino 87 mil y que igual se amplió el déficit de galenos dictados por la OMS entre el número de habitantes por médico del servicio público. Sobre esos estándares dieron a conocer el presidente López Obrador y Jorge Alcocer la reforma a la Ley General de Salud que permitirá otorgar sanidad a todos los mexicanos a través del Instituto de Salud para el Bienestar. La desaparición del Seguro Popular alebrestó a la mafia bata blanca y sus aliados de las industrias farmacéuticas intentando revertir la decisión de la Cuarta Transformación hacia el fraude institucionalizado que no era ni seguro y mucho menos popular. Con el INSABI, abundó Alcocer Varela, la mitad de la población del país que carece de seguridad social podrá acceder sin ninguna traba a todos los centros de salud no importando sus dolencias. En los hospitales que dirige Zoé Robledo, asimismo se acabaron las rentas superiores a lo que un hospital privado cobraba y que esa procacidad oscilaba en el sexenio pasado entre los seis mil y diez mil pesos de habitación  por noche. La salud con López Obrador deja de ser un negocio y para que sea posible tiene que completarse el círculo de bienestar hacia la prevención que incluye alimentación y ejercicio. Todo el sistema sanitario nacional sufre de las mismas enfermedades sociales debido a la ingesta de alimentos procesados que tienen a miles de jóvenes sufriendo ‘enfermedades’ que antes eran de la tercera edad. La palabra comprometida por el presidente López Obrador de basificar a los trabajadores, la exaltó durante la glosa Jorge Alcocer, el próximo año del ahorro de dos mil millones de pesos será destinado para que seis mil familias de número igual de trabajadores sanitarios, consigan la base laboral por la que habían luchado desde hace más de una década y hasta hoy ven posible con la 4T.
 
Migraciones,  cambio climático, narcotráfico, pobreza, hambre, paz se fundan en las raíces del agro, es la enorme conclusión que expresó en el Premio Nobel de Agricultura, el titular del agro mexicano en la Cuarta Transformación. La violencia resuelta con violencia la cual se resiste a imitar el presidente López Obrador de los sexenios neoliberales se funda en el agro mexicano, haberle dado la espalda al generoso espacio que produce lo que comemos y que durante décadas no ha podido construir la soberanía alimentaria, es la manifestación que expresó Villalobos Arámbula en el Nobel Agrario como la genética de todos los males de nuestro tiempo a corregir con innovación, ciencia y tecnología. No es con más policías, con más represión del Estado, con más paliativos sociales como México conseguirá transformarse y el ejemplo lo internacionalizó el presidente López Obrador ejemplificando al imperialismo gringo que no es con muros, ni con cárceles como se concluirán las migraciones, sino con prosperidad y bienestar que México está exportando a Mesoamérica para cultivar la tierra y elevar cortinas de opulencia entre quienes deben abandonar sus países cuando lo tienen todo en el agro. Es significativo que el Premio Nobel de Agricultura se concatene con el pacifista Borlaug y no menos extraño que Víctor Villalobos haya exaltado en Iowa la pacificación de México con los mismos propósitos humanistas de López Obrador desde la autosuficiencia del agro.
 
Si hacia afuera la derecha que enlutó a México con una guerra fratricida anda desbocada pidiendo renuncias cuando no las pidió con la fuga del Chapo y los dos sexenios de protección criminal, hacia dentro del Gabinete la situación no es menor con las interrogantes de que si Bernardo Bátiz hubiera sido el Fiscal de la República habría tenido  el presidente López Obrador que dar la cara y usar su inmensa autoridad para salvar un error policial en Sinaloa mientras Alejandro Gertz se escondía en su oficina como lo ha venido haciendo estos meses. Y todos los miembros del gabinete de seguridad volteaban a ver a Ricardo Monreal por desobedecer al presidente de México en la terna para Fiscal de la República, pues se prefirió darle gusto a la derecha panista y su mojiganga del fiscal carnal para poner a un panista en lugar del merecido Bernardo Bátiz. Haber sacado a Gertz de su sillón mullido para que hablara a la fuerza sobre lo sucedido en Sinaloa, abrió la baraja de especulaciones sobre la enfermedad que recrudece en el Fiscal y que muy pronto lo tendrán poniendo la renuncia al presidente López Obrador de la misma manera que el conservadurismo se vio obligado a hacerlo en la SCJN por otras enfermedades. No hay dudas en los equipos de Scherer, Durazo, Bátiz, Sandoval y Nieto, que de no ser por las acciones de investigación hacendaria, la agenda de procuración de justicia discurriría en la abulia manteniendo el régimen de intocables. La aparición forzada de Gertz ante el malestar del gabinete de seguridad, anunció lo inevitable de la actualización judicial de la FGR dentro de los dictados transformadores de la 4T encaminándose a presidirla el titular de Unidad de Inteligencia Financiera.
 
La metáfora de la democratización sindical bajo el lopezobradorismo la sintetizó muy bien Aceves del Olmo: amputar un miembro del cuerpo antes que perecer todo el organismo. El huachicol de Romero Deschamps lo tiene con un pie en la cárcel, la negativa de la FSTSE de acompañar a las Secretarías a los estados tienen a Joel Ayala buscando salvavidas renunciando al PRI e intentando crear un nuevo Panal; Arturo Zamora huyendo de la CNOP hacia el nuevo partido tránsfuga es para muchos la manera de quitarle peso a su pasado en el IMSS y la DEA.  El líder cetemista que reconoció el triunfo de López Obrador en las urnas y se puso a su servicio y se lo expresó a Luisa Alcalde para que ésta lo llevara al besamanos del Primero de Mayo, encontró la forma de cruzar el puente de plata otorgado por la 4T: atravesarlo con una sola pierna conservando intacto el resto de su humanidad política y sindical. Y está visto que muchas historias se han construido en la política con una pierna de madera o de titanio. La depuración de los vértices sindicales priístas curiosamente es celebrado en el grupo de Moreno Cárdenas, es su momento de reconstruir un nuevo partido sin las sobrecargas corporativistas.