EDITORIAL

FIGURAS INTERNACIONALES

 

 

 

Gatell y Seade, OMS - OMC

Monreal sepultará la Roqueseñal

Vicios empresariales

 

VLADIMIR ROTHSCHUH

 

Es obra de los neoliberales haber elevado el IVA al 15%, la Roqueseñal perdura como monumento de oprobio tecnocrático haciendo buena la sentencia inglesa de que un mal gobierno  usualmente recurre a elevar impuestos.  Ricardo Monreal convertido en conciencia de su partido Morena ha atajado desde el Senado las intentonas de los diputados por crear nuevos impuestos y elevar otros; el líder de la Jucopo ve ahora fluir en las filas de sus senadores la iniciativa de regresar el IVA al 10% a manera de estimular la economía nacional.  La ineficacia del sistema tributario radicaba en las exenciones fiscales que la tecnocracia otorgaba a los grandes empresarios y que ahora el presidente López Obrador puso fin, de nada sirvieron el IVA y el ISR elevados si quienes contribuían con el SAT no eran las élites empresariales. Esos sectores se están poniendo al corriente con Raquel Buenrostro devolviendo al SAT adeudos multimillonarios.  Durante la era Thatcheriana de los ochenta, Giovanni Sartori se expresó contra los gobiernos tecnócratas llamándolos fallidos por buscar por la vía tributaria una legitimidad que solamente reflejaba el déficit democrático.  Desde el ámbito de Ricardo Monreal está ahora la oportunidad de saldar cuentas con la aún viviente Roqueseñal del IVA al 16% y que entonces por razones partidarias llevaron al zacatecano a romper con el zedillato y ahora, décadas después podrá resarcir esas lesiones neoliberales que marcaban los estertores decadentes del Partido de Estado.


México siempre ha ambicionado presidir la Organización Mundial de Comercio, con la Cuarta Transformación algo es distinto en la candidatura de Jesús Seade. Las postulaciones pasadas abarcaban las trayectorias de ex Presidentes de la República y ex Secretarios de Estado. Seade no refleja ninguno de esos perfiles, es subsecretario en Exteriores supeditado a Ebrard y más que por razones de género lo rebasó en Economía Graciela Márquez, lo mismo aconteció con las embajadas en Washington y Pekín. El subsecretario Seade emerge de las renegociaciones de Tratado de Libre Comercio y con tres vistos buenos como lo fueron de López Obrador, Peña Nieto y Trump. Ildefonso Guajardo es otra figura para la OMC, pero la gubernatura de Nuevo León ofrecida por los empresarios y por Romo, le llama más la atención. La eternidad de otro mexicano como José Ángel Gurría en la OCDE, desequilibra a Jesús Seade para llegar a la OMC. A diferencia del doctor López Gatell y su consejería a la OMS, aún nadie del conservadurismo ha abierto a Seade una carta con firmas públicas. ¿El subsecretario de Exteriores sería el portavoz de la buena nueva de la Economía Moral mexicana para el nuevo orden económico mundial pospandémico?


Tres sombras traen macilento el arranque prometido a la nueva banca social y de desarrollo o Banco del Bienestar: quién sabe por qué Cabal Peniche, bien se sabe por qué Salinas Pliego y de eje principal René Bejarano. Hay otros que incluyen el desafecto de la secretaria María Luisa Albores sobre el ombligo clientelar de Rabindranath Salazar. Contra la nueva banca que dispersará los recursos sociales de los programas estrellas del presidente López Obrador, se alzan los cuestionables propósitos del conservadurismo y del fuego amigo como sucede con la competencia financiera de Banco Elektra, por ejemplo. En la pandemia las críticas demonizadoras de Salinas Pliego contra las medidas sanitarias de López Gatell y Sheinbaum, rebajaron su calidad crediticia y política: la 4T no es subordinada de ningún empresario y para botón Soriana puso el ejemplo abandonando a un Bringas maleducado en el sexenio pasado cuando aprendió la IP a escupir la mano presidencial que le beneficiaba. La lentitud del Banco del Bienestar parece que no es correlativa si se compara con la velocidad de Elektra, Banorte y Santander.


  https://twitter.com/VladRothschuh