EDITORIAL

POLITIQUERÍAS

 

*A 500 años de la Conquista

*La Nueva Escuela Mexicana postcovid19

*La dimensión política de López Obrador

 


VLADIMIR ROTHSCHUH

  

Los gobernadores de Acción Nacional cuando dicen que ellos son el envés de la Cuarta Transformación acabaron ratificando lo que su ex líder Felipe Calderón reconoce como déficit ante la fuerza política del presidente López Obrador.  Como inquilino de Los Pinos Felipe Calderón batalló contra su ilegitimidad esforzándose en lo que intuía redentor con la guerra fratricida y abandonado a su vez por los gobernadores panistas que lo vieron pronto como un obstáculo en sus ambiciones transexenales explicando la muerte de Mouriño y posteriormente el cáncer devastador de Lujambio. La candidatura de Vázquez Mota resumió sus proyecciones cuando los gobernadores panistas poco hicieron elevando la autoridad política de Calderón aproximado más a la ilegitimidad presidencial de Carlos Salinas que al despilfarro del bono democrático foxista. El envés de los gobernadores albiazules auto ungiéndose los salvadores de México no alumbra totalmente la identidad de alguno de ellos con una capacidad administrativa y un carisma sorprendente para superar la buena estrella que Felipe Calderón reconoce en la figura presidencial de López Obrador. En política cuentan las representaciones y no las ocurrencias salvadoras por intentonas condenatorias a la democracia que dicen simbolizar. La coyuntura de cada gobernador albiazul sumada al grueso, redondea la figura tostada y pegajosa del muégano y no de una arrolladora bala de cañón. La confesión del ex presidente  achicando en ilegitimidad su mandato frente a la enorme legitimidad del presidente López Obrador, deben tomarla muy en serio los gobernadores panistas, siendo el primero en haberlo valorado el actual Jefe de Estado mexicano cuando definió en Veracruz como politiquería a  las acciones de los ejecutivos locales azules pues ninguno alcanza su estatura para encajonarlos como lo hizo Cuitláhuac García.



El presidente López Obrador definió el año pasado la agenda histórica México – España con la crueldad de la conquista y la disculpa que ni la monarquía ni su parlamento tuvieron a bien ofrecer a los mexicanos y a Latinoamérica. Ese tema está abierto como lo dejaron ver nuestra secretaria de Cultura, Alejandra Frausto y la secretaria de Estado de Cooperación Internacional de España, Ángeles Moreno.  La agenda bilateral de Cultura la atendieron a distancia ambas funcionarias sobre los proyectos museográficos, de cine, investigaciones, los 500 años de la llegada de Cortés, intercambios, la economía creativa y los laboratorios culturales.  La coyuntura para Alejandra Frausto es magnífica en los objetivos trazados por el presidente López Obrador y la doctora Gutiérrez Müller, cuando apelaron desde el anfiteatro maya a la humildad del Rey Felipe y del Papa Francisco para reconocer la brutalidad de un pasado inadmisible a ser tolerado hoy y omitirse con los golpes de pecho abundantes de las epitomes racistas actuales que sacuden al planeta.



Desde que Esteban Moctezuma y  la Secretaría de Educación Pública establecieron criterios para evaluar al alumnado durante el confinamiento por el Coronavirus,  tienen certeza los padres que enviaban a sus hijos a escuelas particulares, tampoco estos estudiantes podrán ser reprobados debido a que dejaron de cubrir las cuotas de sus colegiaturas. En vez de atender la agrupación nacional de padres de familia los derechos de sus hijos en escuelas privadas a no ser reprobados y al éxito del modelo de educación digital ‘Aprende en Casa’, exaltan la incapacidad presencial de los espacios públicos para albergar a los miles de alumnos afectados por el desempleo de sus progenitores como una burda crítica actual y no al fracaso del modelo heredado por los neoliberales. La nueva normalidad educativa postcovid19 atendió desde marzo pasado las regulaciones sanitarias del aislamiento con las nuevas tecnologías. El legado industrial de la escuela figurando un espacio de entrenamiento hacia la fábrica con horarios, capataces, descansos y timbres, había sobrevivido a varias oleadas de invención y desarrollo. Entre los beneficios que atrajo la pandemia está la conclusión del paradigma de socialización económica capitalista desarrollado en las aulas educativas. Las consultas que emprende Esteban Moctezuma sobre el devenir de la Nueva Escuela Mexicana, toman otro rumbo desmarcándose de lo que preocupa a las agrupaciones conservadoras o paterfamilias, como es el presencialismo.

 

https://twitter.com/VladRothschuh