EDITORIAL

SIMULACIONES NEOLIBERALES

 


*El Issste después de 40 años

*Gobierno débil, burocracia obesa

*El Thatcherismo a la mexicana

 

VLADIMIR ROTHSCHUH

 

Los simulacros del ISSSTE están representados en los cuarenta años que el instituto no tuvo inversión en infraestructura hospitalaria desde las administraciones de De la Madrid, Salinas, Zedillo, Fox y Calderón,  presidentes desobligados de sus responsabilidades desviando los miles de millones de las aportaciones laborales. No es sino hasta hoy con el presidente López Obrador y Luis Antonio Ramírez Pineda cuando el ISSSTE recibe atención de urgencia reconstruyendo sus hospitales, modernizando clínicas, distribuyendo sin amiguismos créditos personales y de vivienda. La inauguración del hospital en Cuernavaca remodelado por Sedena para atención inmediata de las víctimas de la pandemia, era una evidencia mayúscula e imperceptible para quienes hoy naufragan en la abyección del reclamo, pues la calificación de la obra pública como simulación hizo a un lado lo que desde José López Portillo el ISSSTE no conseguía en infraestructura hospitalaria: ampliación, inversión y actualización.  Los cuarenta años de simulacros neoliberales saqueando los ahorros de los trabajadores, estafándolos con el Fovissste, pudriendo la adquisición de insumos médicos e ignorando los derechos a la basificación laboral, condujeron al maltrato en el servicio a los derechohabientes y a una depredación cruel y cínica de sus pensiones. Los recorridos del presidente López Obrador con Ramírez Pineda durante el año pasado por la red hospitalaria de Coplamar abandonada por la tecnocracia, permitió a ambos adelantarse a la crisis por venir con el Coronavirus. Las clínicas, centros de salud y hospitales en total abandono, eran monumentos de la abulia neoliberal que prefirió usar los ahorros de los derechohabientes del ISSSTE para los rescates fobaproicos o invertirlos insensatamente entre sus testaferros como ocurrió en el aeropuerto de Texcoco.  Ese ISSSTE que vivió durante las últimas cuatro décadas en la simulación tecnocrática y cuando al fin sale de esa pesadilla con el presidente López Obrador y Luis Antonio Ramírez, recibe una nueva dosis de la enajenación conservadora cuando ésta desaprueba la transformación de la infraestructura hospitalaria de los trabajadores al servicio del Estado en el Hospital General ‘Dr. Carlos Calero Elorduy’.   Los opositores a la 4T los ha identificado el presidente López Obrador en el estertor de la corrupción de las pasadas cuatro décadas neoliberales, no es de manera alguna protesta, es el rictus de un viejo orden que fenece.




Acabadas las simulaciones tecnocráticas en contra del progreso del ISSSTE, el presidente López Obrador ha encontrado otra variedad de simuladores en los organismos autónomos y desconcentrados creados desde que el Thatcherismo a la mexicana vendió en garaje los bienes públicos y amplió la baraja de puestos públicos a un mayor número de personajes afines. El lema neoliberal de un gobierno mínimo fue más buen un enfisema: el Estado obeso durante el periodo del Estado Hegemónico se liposuccionó mañosamente porque a la vez que regalaba los bienes del pueblo al empresariado cercano, aumentó las cargas burocráticas duplicando funciones en el servicio público. El presidente López Obrador encuentra en los organismos desconcentrados y autónomos la otra pandemia de la obesidad neoliberal que ha servido muy poco a lo largo de cuatro décadas. Como crearon nuevos espacios para la burocracia dorada y de cobre, se llegó a la aberración de crear el servicio administrativo de carrera durante el foxismo y calderonismo para colocar en los puestos intermedios la toma de decisiones generalmente adversas al gobierno en turno. Había destinado para este año Arturo Herrera una partida presupuestal para finiquitar los cargos adjuntos que siguen posesionados de los mandos medios y creados ilegalmente en un falso decreto por Martínez Cázares. La tesis del presidente López Obrador es bastante idónea: el gobierno austero y socialmente responsable solamente podrá conseguirse devolviendo a la autoridad federal sus funciones originales usurpadas por la multiplicidad de organismos paralelos.

 

https://twitter.com/VladRothschuh