EDITORIAL

MÉXICO HACIA LA IZQUIERDA EUROPEA




*Salarios universitarios
*Música en la comunidad
*La diplomacia España – México
*Gobernanza es simbiosis


VLADIMIR ROTHSCHUH


Nutrida la agenda de los mandatarios de España y México, dando muestras que la juventud del nuevo gobierno de izquierda mexicano tiene una agenda clara en las relaciones internacionales con el Viejo Continente. Una docena de acuerdos signaron Pedro Sánchez y López Obrador, oscilando desde los actos binacionales por los Refugiados que quedarán a cargo por parte nuestra del Ingeniero Cárdenas y de Paco Ignacio Taibo como dos hijos muestrales del cardenismo y de las víctimas de la Guerra Civil, pasando por la Casa México, los recientes arreglos turísticos de Torruco y sin hacer a un lado las responsabilidades autónomas de México y España frente a la crisis venezolana que lleva dos décadas sin resolución interna y mucho menos externas. Con España la vinculación del presidente López Obrador data de sus orígenes maternos en la Cantabria y que lo llevaron con Gutiérrez Müller a recorrer las tierras de su abuelo Pepe Obrador y a establecer cercanías con el gobierno de Miguel Ángel Revilla, sin obviar el estupendo clímax ideológico con el expresidente Felipe González cuando fue Jefe de Gobierno de la CDMX y que le permitió trasplantar de España el modelo pensional para adultos mayores del PSOE. Los que aventuraban un serio conflicto de intereses por el ultimátum de Pedro Sánchez a Nicolás Maduro, volvieron a encontrar en el estilo personal de López Obrador su vocación sabateriana por el no-conflicto y a sujetar su administración del Estado mexicano a los propósitos nacionales de transformación y que excluyen calenturas bolivarianas como mal suponían los integrantes de ALBA tildando a López Obrador como un furibundo soldado chavista. Obtuvo Pedro Sánchez para el Viejo Continente una visión cercana de los objetivos trazados por el presidente López Obrador para refrescar las relaciones políticas y económicas con la UE desde una ideología de izquierda más colindante a los europeos que a los criollismos latinoamericanos ahítos de feudalismo. Regresa Pedro Sánchez frente a sus aliados alemanes, franceses e ingleses, con estupendas nuevas mexicanas: el Presidente López Obrador tiene una visión ideológica y social semejante a la de ellos.


La UNAM por algo es la UNAM y de eso se encarga su rector Enrique Graue al implantarle a los tres poderes del Estado la jerarquía ética y cultural que la distinguen como la máxima casa de estudios de México y una de las mejores de América como del mundo. En el proceso de transformación política del país, Enrique Graue se adosó al republicanismo  devolviendo parte de su salario y que puede parecer obvio cuando otros lo han hecho; sin embargo, luego llegó la diferencia que distingue a una autoridad unamita: elevó los salarios de los maestros  universitarios. La rutina en el Ejecutivo ha sido achicar emolumentos, en el Judicial hay renuencia a aceptar la Ley de Remuneraciones y en el Legislativo procedieron con controversias contra la austeridad de los salarios máximos. Enrique Graue imprimió el sello de la UNAM a la coyuntura,  el Rector puede ajustarse el sueldo pero el grueso de la planta laboral y educativa merece mejores prestaciones y contar con estipendios decorosos. Si el Rector de la UNAM cree que debe compartir con la clase gobernante emanada de la UNAM sus pareceres de medianía juarista, se compromete regresando parte de sus emolumentos, pero Enrique Graue no compromete procustianamente a trabajadores y catedráticos, más bien ha acentuado sus salarios directos, elevado sus prestaciones económicas e incrementado los estímulos a la productividad. Este es el gran ejemplo que la UNAM, sus autoridades, maestros y trabajadores reflejan a la vida pública nacional o como bien lo señalara el rector Graue sobre el destino financiero de las universidades públicas durante su exposición magistral en el Tecnológico de Monterrey.
  

Los músicos son el siguiente sector cultural con el que Alejandra Frausto estrecha vínculos. Con casi un centenar de miembros de la Sinfónica Nacional acordó sacar de ´cámara’ la sinfonía hacia lo comunitario; esto es, despojar del falso oropel a la música clásica como ha de ser en cualquier cantón alemán y que puede fructificar en los pueblos mexicanos. Hay muchas orquestas de viento en todos los rincones del país y de esos lugares ha extraído Cultura nuevos talentos pero hacia el centro y los propósitos de Alejandra Frausto son centrifugar la música hacia la periferia. La solicitud de la Secretaria de Cultura a los miembros de Sinfónica Nacional no estuvo de más ‘recorrer el país para que más personas tengan oportunidad de conocer el trabajo que realizan y despertar el interés de niños y jóvenes por la música’, más ahora con el anuncio de Esteban Moctezuma para incluir en la currícula de la SEP los talentos creativos como ocurre en Japón o Finlandia y que implica destacar los hemisferios cerebrales con magníficos resultados en la paz social y su convivencia activa. La misión señalada por Frausto a los músicos virtuosos de la Sinfónica apunta a descender de la torre de marfil y pisar tierra en los pueblos y comunidades repletos de talentos creativos y que nada más requieren de una chispa para encender pasiones culturales.


La política interior debe caminar de la mano con el legislativo, es la síntesis que Sánchez Cordero realizó ante los diputados de Morena para la efectividad de la Cuarta Transformación. Se deshizo la Secretaria de Gobernación de las obstrucciones que representaba en Bucareli Tatiana Clouthier pero se marchó a San Lázaro la hija del Maquío con su Rolex en la derecha. Fue esta diputada la que alebrestó a la demás compañeras de bancada contra la Guardia Nacional y en vez de fincar Morena la unidad interna y afianzar la legitimidad transformadora con el acompañamiento de otras fuerzas, abrió brecha con adversarios de derecha que pusieron al Ejército en las calles y ahora se dan golpes de pecho. A cada diputado le recordó Sánchez Cordero que están con curul, salarios y viáticos por López Obrador, al menos deberían tener un ápice de equidad pagando con amor aquello que los tiene representando la soberanía popular. Concedió la Secretaria de Gobernación a Yeidckol Polevnsky la razón de semanas atrás cuando la líder nacional se mostró pragmática ante las zancadillas fifís acerca de los aliados parlamentarios de Morena, pues abundó Sánchez Cordero en la unidad partidista y parlamentaria para edificar acuerdos entre las demás fuerzas políticas con responsabilidad y capacidad de informar  para introducir cambios entre todos. Las puertas de Bucareli volvió a abrirlas Sánchez Cordero a los diputados para que el presidente López Obrador no se diga insatisfecho en las iniciativas torcidas por el manoseo que trata de ignorar la gobernanza obligada con quien maneja la política interior del país.  



https://twitter.com/VladRothschuh