EDITORIAL

EDUCACIÓN PARA EL BIENESTAR






*Canasta básica enriquecida
*Año de Hidalgo
*Calificaciones petroleras
*Policía comunitaria
*Cien días de Gobierno

  

VLADIMIR ROTHSCHUH



Desde que López Obrador  siendo joven creó en Tabasco las tiendas populares y la canasta básica de Diconsa/Liconsa, el Estado no había enriquecido con más productos la alimentación de las clases populares. En San Luis Potosí, el Presidente de México aumentó el número de productos de la canasta familiar y en San Lázaro se dio el mayor acierto de la Cuarta Transformación cuando Esteban Moctezuma adelantó en la currícula de la SEP la ‘Educación para la Paz’.  La metáfora es formidable, todos los programas sociales en Sedebien, en Sader, en STPS, estaban urgidos de una urdiembre que los contuviera y les diera forma, porque de lo contrario era lanzar perlas como lo fue a lo largo de los pasados sexenios a nuestra sociedad que sin civismo, ética y valores, pudo recibir toda la ayuda gubernamental con conclusiones nefastas para la paz y la convivencia del Estado de Derecho y de Bienestar. La metáfora de la educación pública con nuevas materias para acrecentar el lado humanístico de los mexicanos, simboliza la canasta o el cesto que debe contener y darle forma a la inmensa ayuda social que el presidente López Obrador ha volcado como principios rectores de sus políticas sociales públicas. La educación para la paz adelantada por Esteban Moctezuma a los legisladores federales, mientras el presidente López Obrador hacía lo propio en San Luis Potosí con los 41 productos básicos de la canasta familiar, sumado el libro de la Cartilla Moral, completan el arcón de la Transformación de México: solamente con educación será posible erradicar el huachicoleo, la corrupción de guantes y cuellos blancos, la posverdad,  la violencia organizada y desorganizada, la desorientación juvenil, la homofobia, el feminicidio y las intolerancias ideológicas. Únicamente con el cesto de la educación para la no violencia habrá contenido en las acciones de la sociedad civil porque ninguna arma de fuego o arma blanca, ninguna cárcel o juzgado, transformará a México por la violencia y la coerción. De ahora en adelante el Presidente de México no podrá emprender ninguna acción social desde de los programas sociales, rurales o laborales, si no va presencialmente de la mano de lo educativo, porque basta el ejemplo del Bronx donde la violencia social alarmante se corrigió cuando un grupo de maestros y familias decidieron desdoblar  las aulas en cada calle hasta lograr la paz pública. Y en México la mayor red social, cuadra por cuadra, pueblo por pueblo, la integran los maestros de la SEP, para lograr con ellos desde el corazón de cada familia los propósitos transformadores. El dilema de Erich Fromm lo han hecho válido López Obrador y Esteban Moctezuma: ‘Si eres lo que tienes y te quitan lo que tienes, qué eres’. Por décadas las familias mexicanas han recibido asistencia social pero sin educación toda esa ayuda los desnudó como lo que eran, porque privados de las migajas asistenciales del Estado carecían del capital educativo que los hacía diferentes y mejores y que nadie podía despojarles.  La educación para la paz es el cesto o canasta que dará contenido al bienestar de los mexicanos.


Hasta el despacho de Irma Sandoval se escucharon los reclamos del edil de Jiutepec, Rafa Reyes, sobre la inmensidad de delitos federales con la obra pública municipal.  El año de Hidalgo en Jiutepec comprometió no sólo a la cleptocracia gobernante sino que involucró a las empresas constructoras que recibieron los pagos totales de acciones incompletas. No obstante que Mario Delgado haya desaparecido las partidas presupuestales de los moches entre alcaldes, legisladores, gobernadores y empresarios, eso no diluye las obligaciones de Irma Sandoval estando de por medio las denuncias de Rafa Reyes tanto al gobierno de Cuauhtémoc Blanco como al nacional del presidente López Obrador.


La policía comunitaria o de barrio es la mejor pagada en muchos países de Europa, en la CDMX ha modificado Claudia Sheinbaum la tradición donde la comunidad estaba por debajo de los cuerpos uniformados y lo peor, sujeta a sus extorsiones. La mayoría de la criminalidad en las colonias de la CDMX como en el resto del país se sustenta en la corrupción policial que el presidente López Obrador y Alfonso Durazo buscan erradicar con la Guardia Nacional y que para Sheinbaum no puede esperar más tiempo. La experiencia parisina con los policías de barrio la conoció Sheinbaum en su visita a Anne Hidalgo: como las parteras que saben al dedillo  los árboles familiares de cada comunidad, así los uniformados franceses traen el pulso comunitario llegando hasta chocar con los demás cuerpos policiales cuando éstos irrumpen el orden local. Es posible para Sheinbaum y Tomás Pliego regresar a la Ciudad de México a su originalidad bucólica comenzando por regresarle a los barrios los controles de los 847 cuadrantes para la seguridad de sus colonias. A esto hay que sumarle las estrategias de Ernestina Godoy horizontalizando el servicio de la Fiscalía.  En gran medida será posible conseguir la Transformación de la CDMX si en los vértices del poder político no anida la corrupción de sus actores públicos. Habría que aguardar los primeros resultados de este ensayo social de Sheinbaum en la CDMX para que el presidente López Obrador y Alfonso Durazo lo tomen como referente nacional.


Los bancos de Carlos Hank y Roberto Hernández dieron una calificación positiva a las medidas tomadas por Carlos Urzúa en Pemex. Hasta el titular de la SHCP no se destanteó con la calificación de Fitch porque no se trata de ningún castigo como hicieron ver algunos fifís adversarios de la Transformación petrolera. Como toda medición la de Fitch no es definitiva o cosificada, responde a la inmediatez que Urzúa había adelantado a las corredurías internacionales pero que en el mediano plazo deberá corregirse porque las enmiendas internas para eficientar a Pemex como una empresa y no como un nicho de corruptelas, comienzan a dar resultados con ganancias jamás vistas por la petrolera en los pasados sexenios en que panistas y priístas hincaron el diente como grupos con fideicomisos privados, licitaciones directas, sobrecupos burocráticos y huachicoleo. Sobre las ficciones de la reforma energética de la que aún aguarda explicaciones el presidente López Obrador de los partidos políticos que la aprobaron, las viejas buenas calificaciones de Fitch encajan para el Presidente de México, en esas apreciaciones sesgadas del neoliberalismo.


Cultivar la Comunidad es el lema de gobierno de la Alcaldesa de Tlalpan, Patricia Aceves Pastrana. En cien días logró concretar cien acciones gracias a un plan de gobierno sustentado en cuatro ejes como son  Gobierno desde la comunidad; Tlalpan sustentable y solidaria; Desarrollo Social Incluyente con igualdad de Oportunidades y Desarrollo Ambiental Sustentable. En su primer informe de gobierno desglosó Patricia Aceves las obras sociales, culturales, convenios con universidades, conservación de suelo, tolerancia a la diversidad sexual, las jornadas sanitarias gratuitas, el fomento turístico  la inversión millonaria a microempresarios y la creación de 33 mil nuevos empleos en la demarcación. El desafío inmediato para la alcaldesa de Tlalpan para los próximos cien días, estará en el desarrollo y adecuación geográfica del programa de Sheinbaum con la policía comunitaria.




https://twitter.com/VladRothschuh