EDITORIAL

CONSTITUCIÓN Y TRANSFORMACIÓN






*La UNAM Global
*Turismo ancla
*Interparlamentaria
*Finanzas sanas


VLADIMIR ROTHSCHUH



Hay varios onomásticos públicos que el presidente López Obrador ha obviado mandando a miembros de su Gabinete Legal y Ampliado a representarlo. Con el aniversario de la Constitución  optó por partida doble explicar primero los alcances del 17 e ir luego a Querétaro a formar parte del evento que señala la ruta de la Cuarta Transformación desde el Constituyente, el cardenismo y enseguida por las acciones nacionalistas de López Mateos, Díaz Ordaz y Reyes Heroles. El tema fundamental para el Presidente de México es el petróleo, lo marcó de por vida en su origen tabasqueño y hace girar su transformación sobre los hidrocarburos devolviendo ese bien nacional a los mexicanos. Encuentra aún esencia en la Carta Magna actual para señalar que los neoliberales intentaron de muchas maneras el despojo petrolero sin conseguirlo completamente con la reforma energética, pero que también contienen su esencia en los derechos sociales prometidos para hoy con el anuncio en materia de vivienda sobre los apoyos a los derechohabientes del Infonavit y que días atrás asentó  con la productividad de la tierra con el programa Sembrando Vida. Antes de partir a Querétaro abundó el primer mandatario en los alcances históricos de la expropiación cardenista para el bien público, habiendo también otras expropiaciones que traicionaron la sustancia del Constituyente y de la primera transformación reformista cuando se modificó el 130 constitucional como una verdadera estocada anti juarista.  En la Constitución encuentra el presidente López Obrador las raíces de su programa de gobierno por contener las últimas transformaciones del país y con la que no podía distanciarse en Querétaro como sí ocurrió con la ley carrancista del agro en los primeros días del año en Veracruz y que habrá de atender a su debido tiempo una vez que los objetivos zapatistas en el 27 constitucional fueron también traicionados por los neoliberales.


Bajo el rectorado de Enrique Graue, la UNAM ha dado un salto de sus objetivos presenciales  nacionales, a lo global con la educación virtual y a distancia. A principios del siglo XXI cuajó su perfil de Universidad Nacional inaugurando la modalidad de intercambio estudiantil,  sumando a la fecha quince mil estudiantes que se han desplazado de provincia a estudiar en CU y viceversa, pero dos millones de estudiantes de todo el mundo en los últimos cinco años han estudiado los cursos gratuitos que la UNAM imparte a través de su plataforma en línea CUAED.  Geográfica y curricularmente tiene la UNAM aprobaciones y reconocimientos internacionales debido a su carácter nacional, en cuya trascendencia presente destaca la digitalización que le ha permitido instalarse como la primera universidad en redes sociales de todo el mundo en el 2018 y gozar ahora en habla hispana, de los cinco cursos en línea más populares diseñados por ella misma en todo el planeta. La actualización bajo la administración de Graue es que jóvenes de África, China, India, Sudamérica, Europa, accedan gratuitamente a la educación en línea como otro tanto, el sesenta por ciento mexicanos,  tomen licenciaturas y posgrados. En 1910 la UNAM representaba el 90% de la educación superior de México, en 1970 contaba con 70 mil estudiantes, en 1980 su número creció hasta 250 mil y en el 2018 su cifra alcanzó 349 mil presencial y 400  mil en continua. Estas son las buenas cuentas que bajo el rectorado de Graue pueden expresar orgullosamente a la UNAM a nivel doméstico y global.


Mientras el presidente López Obrador reúne a su Gabinete con miras al informe de los primeros cien días de gobierno, Ricardo Monreal adelanta los temas de la segunda plenaria con los Secretarios Moctezuma, Sánchez Cordero, Márquez Colín, Urzúa, Albores, Nahle, Durazo, Gertz y Alcocer. Los senadores morenistas tienen los tiempos encima con la Guardia Nacional y que viene urgiendo el Presidente de México, pero también la reforma educativa, así como los nombramientos diplomáticos, la nueva ministra de la SCJN, la Reguladora de Energía y las salas regionales electorales. Hay puntos de trámite, uno de consenso como es lo educativo y otros de disenso como la Guardia Nacional donde las tablas de Monreal deberán destacar sobre el trabajo de Mario Delgado en San Lázaro y que dejó insatisfecho a López Obrador con las conductas de varias diputadas que dinamitaron la iniciativa original y que el líder de la Jucopo debe volver a sus detalles iniciales al menos con el concierto de morenos. Quizá a eso se deba que Sánchez Cordero inaugure los trabajos de la segunda plenaria para no tener que llegar después como en San Lázaro a enmendarles la plana a los legisladores de su partido.


A ver qué  buena mano tiene Miguel Torruco colocando la primera piedra del Acuario más grande de Latinoamérica en Mazatlán. Las constantes giras del presidente López Obrador a Sinaloa han tendido vasos comunicantes con el Gabinete, circunstancia que Quirino Ordaz ha utilizado ahora con Miguel Torruco para detonar el proyecto de mil 500 millones que será aviario y acuario de las especies del Mar de Cortés. La nueva estrategia turística de la Cuarta Transformación la detalló Torruco a los hoteleros sinaloenses, invitándolos  a mejorar la oferta que ‘incentive a los turistas a conocer los atractivos del destino y eleve la derrama económica generada por su consumo en restaurantes, tiendas artesanales, mercados, bares y centros nocturnos, dejando atrás el turismo mochilero que nos llevó a destacar en el top de la OMT por persona y no por gasto. El reto de Torruco a Quirino y a los empresarios turísticos es mover a Sinaloa del sitio ocho del ranking nacional superando la derrama de cuatro mil millones de pesos. Y el Acuario del Mar de Cortés lo visualizó el titular de Sectur como atractivo ancla para los cruceros en Mazatlán.


Consiguió Rafa Reyes un acuerdo salarial con los trabajadores de base de su municipio: de aquí a diciembre estarán recibiendo mes a mes los adeudos que la administración saliente les quedó a deber. De los 600 millones  de deudas heredados por la administración saliente, 44 millones son pasivos de sueldos y salarios a trabajadores de confianza, sindicalizados, jubilados y pensionados. A partir de esa negociación Rafa Reyes abrió espacios para acordar con el sindicato las condiciones generales de trabajo de este año evitando una huelga en los servicios públicos y que paralizaría al municipio según la prospectiva perversa de los adversarios políticos. Representando Rafa Reyes un gobierno social de izquierda como el del presidente López Obrador, retuvo la confianza de sus trabajadores pactando en buenos términos el finiquito legado, ampliando los derechos laborales, restituyendo los servicios públicos y saneando las finanzas municipales.



https://twitter.com/VladRothschuh