EDITORIAL

LA ESTAFA MAESTRA




 *Mexicanas al grito de guerra
*Terciopelo por cero-fino
*Flexibilidad no rendición
*Diplomacia sin gabinetes
*Cromática de gobierno


VLADIMIR ROTHSCHUH


Meyer Falcón acudió a la Casa de la Transición a explicarle al Presidente electo por qué la alternancia de terciopelo se había tornado áspera en Sedatu. El creador de Amlópolis era el menos indicado para abundarle a López Obrador el tema de los millones desviados entre Sedesol y Sedatu, no es cuestión suya el conflicto de interés que mantiene la ex líder nacional del PRD, ex jefa de gobierno, ex titular de Sedesol, con una inmensidad de adversarios como de aliados. Porque a Román lo envuelven como ese niño que dio mucho qué hablar entre  el delegado de la Cuauhtémoc y los capos de la demarcación, ha de saber Meyer que en Sedatu están muy relajados aduciendo las buenas migas que mantiene Rosario Robles con el jefe de asesores del Presidente electo, Cárdenas Batel y con el líder de los senadores morenos y cercano al Grupo Hidalgo, Ricardo Monreal, como al diputado Gómez. El hecho que llamaran a Román Meyer a rendir cuentas de unas cuentas jamás rendidas por Rosario Robles desde el edificio del PRD, pasando por Ahumada hasta la Estafa Maestra, confirma que la ex Jefa de Gobierno y del Grupo Universidad vinculado a la violencia frente a Rectoría, conseguirá la absolución del pejismo y la integración de sus grupos de choque en las nóminas no sólo de Meyer sino además en las de María Luisa Albores en Sedebien.
 
A nombre de la transición el canciller Videgaray amarró la agenda futura de México con la secretaria de Seguridad Interna de Estados Unidos, Kirstjen Nielsen. En la reunión de Washington no participó el responsable de la diplomacia de la Cuarta Transformación, Marcelo Ebrard. Los temas que Videgaray replanteó con Nielsen son los tradicionales de la vecindad, migración, seguridad y comercio. El ex titular de Hacienda y cercano al yerno de Trump, afina sus próximas responsabilidades como embajador de López Obrador ante la Casa Blanca. En ningún momento ha dudado de su futuro Videgaray como lo manifestó ante la secretaria de Seguridad Interna de Estados Unidos  que más bien es par del futuro Secretario de Seguridad Pública, Alfonso Durazo. La riqueza de la agenda binacional México – USA, apuntó Ebrard en días pasados, debe radicar en su diversidad para que cada sector de los gabinetes de Trump y Amlo atiendan  uno a uno sus memorándums. Ello implica que el canciller Ebrard dará un giro a la actual relación con Estados Unidos para no concentrar en su figura todas las responsabilidades administrativas como a la fecha viene sucediendo con Videgaray. Cada día que avanza en la alternancia de terciopelo el ex titular hacendario se afianza para conseguir el beneplácito de Washington como fusible con México el próximo sexenio. La frase que Trump manifestó sobre Videgaray cuestionando a Peña Nieto por haberse deshecho de un estupendo Secretario de Hacienda, sigue vigente en el dossier: el ex canciller puede funcionar lo que políticamente sobreviva Trump en la Casa Blanca. Asistimos con Ebrard al final de una diplomacia vecinal concentrada en una sola figura que como trataba temas de comercio, también lo hacía en cuestiones militares, turísticas, ambientales, sanitarias y agropecuarias entre muchas más. El giro espectacular que revela el nuevo Canciller de Amlo es desenganchar por completo el devenir mexicano con Estados Unidos extendiendo la diplomacia con Rusia y China.
 
Las trabas y tentativas obstruccionistas fraguadas contra la UNAM, las asimiló bastante bien el rector Graue.  Quienes lo trataron de avasallar en el CCH Azcapotzalco sólo en su imaginación cupo considerar la humildad y servicio de Graue como una rendición. La historia de los conflictos, no sólo de la UNAM, sino de México y del  mundo se originan en la soberbia. La flexibilidad de Graue y hay que acentuarlo en su persona porque el rectorado tiene distintos matices como estilos personales de quienes han pasado por dirigir la Máxima Casa de Estudios. La flexibilidad de Graue para decirle sí al pliego petitorio, desarmó a quienes usaron una circunstancia como en el 68 para configurar una emergencia nacional. Graue atendió las quejas absurdas, concretas, desparramadas y ciertas de estudiantes, madres y agentes externos que metían cizaña provocando al Rector como si fuese un político obcecado que no admite críticas y no sabe dónde está la reversa. El asunto no está concluido, pero la flexibilidad de Graue anuncia que nada está concluido en la vida universitaria enriquecida en el sí-conflicto pues lo contrario apunta a aniquilar el saber, la innovación, la juventud y la creatividad. 
Comienza a escuchar Claudia Sheinbaum a los heraldos manceristas enquistados en Morena para advertirle de buen modo, que su convocatoria para modificar el logo de la CDMX es inconstitucional. Uno de esos representantes de Mancera tiene peso y presencia dirigiendo la mesa directiva de San Lázaro. ‘Adiós DF, bienvenida CDMX’ era el eslogan de Muñoz Ledo como operador de Mancera en el Constituyente que daba paso a las reformas que actualizaban la dependencia de la Capital del País hacia el poder presidencial. La CDMX llegó para quedarse es el estribillo de Mancera ante sus aliados y correligionarios del Senado y de la Cámara de Diputados, obviando que la convocatoria de la Jefa de Gobierno para la imagen institucional es exacta: ‘Adiós Mancera, bienvenida Claudia’.
 
Olga Sánchez Cordero asentó que ella no designa los encargos en las áreas y desregulados de Gobernación, la próxima titular de Inmujeres obviamente será una mujer y la decisión la tomará el Presidente electo. No es que López Obrador vaya a designar hasta la intendencia, más bien es una responsabilidad de todos los Ejecutivos; Peña Nieto y no Osorio Chong, designó a Lorena Sánchez como a Marcela Eternod. A nadie le pareció excesivo que el  Presidente de la República diagramara su equipo de trabajo hasta los mandos inferiores, salvo que siendo López Obrador se tilda su derecho como una acción unipersonal o autoritaria. Lo meramente positivo para las mexicanas es que una mujer, la primera en la historia del Estado Nacional o de las tres pasadas transformaciones, recaiga en una mujer con carrera al servicio público, como es la madre, la abuela, la notaria, la ex impartidora de justicia en los distintos niveles del Poder Judicial que promete mucho. Lo que sí hay que permitirle a Sánchez Cordero es la autoridad plena para encabezar la jefatura de gabinete que por ley tiene que asumir  la titular de la política interior. Hasta el momento, a la Secretaría virtual de Segob los morenos la ven advenediza y se la brincan para cometer torpezas como chicos recién llegados a la política. Le será más fácil al Presidente electo permitirle maniobrar a su titular de Bucareli para que no se desmadejen tanto las formas constitucionales, si no qué sentido tendría poner ahí a una ex ministra de la SCJN. Con Inmujeres se comprometió Sánchez Cordero a consolidar la agenda avanzada y las proyecciones que aún falta por cumplir en el empoderamiento de las mexicanas.