EDITORIAL

DEPORTE NACIONAL

  

  
*Posverdades en Bucareli
*Turismo con magia
*TLC de tres
*Beisbol, F1 y NFL
*Presupuesto UNAM
*Crueldad animal


VLADIMIR ROTHSCHUH


Trazó el Presidente electo los pilares del deporte nacional a Ana Guevara poniéndole el trompo en la uña con el beisbol como deporte nativo y recientemente amparado en una encuesta que le da el mismo porcentaje de aceptación que el que tiene López Obrador entre los mexicanos. Apasionada por la velocidad uno creería que a la virtual titular de la Conade le agradaría algo semejante a la Fórmula Uno, pero no le atraen los autos de carrera salvo el motociclismo donde destaca en lo personal. La F1 tampoco es un deporte oficial de los mexicanos, ni está en las áreas de la Conade como lo es el futbol pero ha cuajado en la CDMX atrayendo miles de aficionados y millones de dólares en derrama turística.
 Cancelar la F1 tendría que consultarlo Ana Guevara con Torruco y Sheinbaum por vincularlos a ambos pues también están los juegos amistosos de fut americano. Entre las nuevas tareas de Ana Guevara será hacer posible  en los rubros de la Conade el beisbol, comenzando por la reversibilidad los estadios pamboleros para jugar beisbol como se hace con el de Santa Úrsula con la NFL. El Presidente electo ha dicho que quiere sentarse próximamente a ver un partido de grandes ligas aquí en México y que otra vez el país sea incubadora para exportar internacionalmente peloteros.
Enrarece 
Alejandro Encinas aún más la relación entre el Presidente Electo y las Fuerzas Armadas: promete el virtual subsecretario de Derechos Humanos llamar a cuentas a los castrenses por Ayotzinapa. Involucrar al batallón de la zona de Iguala atrajo la ruptura entre Osorio Chong y el general Cienfuegos porque se apuntaba a la milicia y se venía omitiendo la relación de la narcopolítica con los Cárteles que dominaban la goma de opio desde Guerrero hasta Chicago y que no promete ser algo distinto entre los Divisionarios y Olga Sánchez Cordero.  Encinas añade nada nuevo a la Verdad Histórica de Murillo Karam y oculta la obviedad de los normalistas usados como mulas en la compleja red de negocios que envolvían a Venezuela, Cuba y el Cártel del Pacífico. La administración política de Ayotzinapa no resultó como deseaba el Grupo Tuzo, el plagio de Peña Nieto para la sucesión presidencial como en el 68 entre Echeverría y Díaz Ordaz  fue un tiro por la culata. En el sexenio pasado Segob controlaba la seguridad pública y por ende Iguala fue de su jurisdicción; con la separación de la SSP ya no debería competir a Bucareli este tema policial sino pasar a manos del nuevo Fiscal o del Secretario Alfonso Durazo.  Echarle en cara al Ejército su papel en la desaparición de los 43 es un puntapié de Encinas a los cojones del Presidente electo, se comporta el Subsecretario de Derechos Humanos como un eterno opositor gubernamental haciéndole el harakiri a la Cuarta Transformación Nacional cuando en Iguala repiten que los siguientes a abandonar la cárcel luego de Elba Esther son nada menos que los Abarca Pineda. Bucareli se está convirtiendo en un espacio de muchas ocurrencias porque los Subsecretarios se asumen pares de Olga Sánchez Cordero y no lo son, Encinas como miembro de la izquierda tendrá que comedirse porque su función de sabueso en el crematorio de Cocula será como el del Moya Palencia explicando Tlatelolco.
 
El equipo 
de Enrique de la Madrid, como el subsecretario Gerardo Corona, se adosa a las perspectivas de Miguel Torruco en Sectur. Para el virtual Secretario de Turismo de López Obrador, los Pueblos Mágicos perdieron su misión original para crear un muégano que acabó con la magia de esos municipios con alcanzar participación financiera en el presupuesto federal. Gerardo Corona atrajo los señalamientos de Torruco y cierra la puerta a más de un centenar de ayuntamientos dispuestos a engrosar la desmedida dimensión actual de los Pueblo Mágicos.  Gerardo Corona lo simplificó en la austeridad de López Obrador y de las nuevas proyecciones de Torruco: no hay dinero y esos pueblos están inmaduros aún para formar parte de la magia. Luego de los anuncios del Presidente electo para el Consejo de Promoción Turística de México que encabezará Gabriela Cámara Bargellini, no ha señalado Torruco si entre sus planes de austeridad atraerá Sectur la agenda del CPTM evitando el despilfarro e intereses opuestos que llevaron a Enrique de la Madrid a solicitarle infructuosamente a Peña Nieto la subordinación del CPTM al Estado.
La visita de Freeland 
a López Obrador definió el futuro del TLC, es un tratado de tres y a ese perfil lo ha ceñido Ildefonso Guajardo en las renegociaciones de esta semana en que todo discurría entre México y Estados Unidos; sin embargo, insistió el Secretario de Economía en que los diálogos estaban cojos sin Canadá. En ese discurrir ha ido sobre terciopelo la transición de Márquez Colín y Jesús Seade con el equipo de Guajardo en Economía y del TLC. Lo más factible es que las renegociaciones queden cerradas en la administración de Peña Nieto para librar al Presidente Electo de futuros asegunes del estilo impertinente de Trump, si no es que decide Márquez Colín quedarse con los expertos de Guajardo que manejaron su imagen y proyecto en Economía cuando aún hay pendientes en la Unión Europea y la Cuenca del Pacífico.  
 
El rector Enrique Graue 
no acampanó a la ANUIES al encuentro con el Presidente electo y no porque el hijo del ex ministro Valls esté en ese encargo por decisión del expresidente Salinas, sino porque coincidió la plática de López Obrador con los rectores cuando la UNAM celebraba su reunión de Consejo.  Enrique Graue verá al mandatario electo la próxima semana conforme lo pactado, deberá presentarle un análisis de las necesidades financieras de la Máxima Casa de Estudios para que coincidan esos recursos con la educación superior obligatoria y gratuita proyectada en la Cuarta Transformación. Con la UNAM de regreso en el poder presidencial la circunstancia es óptima para que Graue calibre las dimensiones de su representatividad y en especial cuando un cercano suyo y de López Obrador como Néstor Martínez, es apuntado a la vocería presidencial ahora que César Yáñez se mude de particular de tiempo completo.  Más dinero para elevar la oferta académica y los espacios universitarios en la UNAM es posible en las prioridades de la austeridad republicana.
En la Expo Alimentaria 
México 2018 entendió Víctor Villalobos que no hay tersa transición en Sagarpa. Además de encontrarse con absurdas reticencias, el doctor genetista vegetal y futuro encargado de darle autosuficiencia alimentaria a México, se topó con un Atlas Agroalimentario bastante amañado que celebra al país como el décimo exportador de alimentos en el mundo y que ya somos autosuficientes en crueldad animal porque consumimos carne, leche y huevos en bastas cantidades cuando en realidad las tres cuartas partes de la población nacional no tiene acceso a esas crueles proteínas animales que han sabanizado los bosques del país y desorientado a estados que antes ocupaban primeros lugares en granos, frutas y hortalizas, para volverlos  paraísos del narco. La agenda agrícola de la Cuarta Transformación Nacional ha fincado el desarrollo del campo y de la soberanía alimentaria en los granos y no en los negocios criminales de la industria lechera y cárnica.  El Secretario virtual de la Sagarpa, Víctor Villalobos, se encontró en la Expo Alimentaria con los tabúes que han postrado a México como es la concesión de esta crucial dependencia federal llamada Sagarpa, en nicho de recompensas políticas.