EDITORIAL

HONESTIDAD REPUBLICANA





*Cocteles derecha-izquierda
*Piedras en el zapato
*Inundaciones y burocratismo
*Un solo magisterio
*Naranjo, autodefensas y la SSP

  
VLADIMIR ROTHSCHUH


Alfonso Romo es de los pocos colaboradores del Presidente electo que no tiene redes sociales, son otros los que anuncian las actividades del empresario y virtual Secretario de la Oficina de la Presidencia de México. Así como a través de la cuenta de López Obrador  se enteró México de la visita del Presidente electo a sus agroempresas en Chiapas para el proyecto de siembra de cítricos y maderables en la Lacandona bajo reserva y protección de bosque en la NOM  de Semarnat, ahora es la cuenta de Mnuchin en Twitter la que narra la visita de Romo al titular del Tesoro gringo. Entre Steven Mnuchin y Alfonso Romo hay muchas coincidencias como casabolsistas  e inversionistas en otros rubros de negocios, por lo que es más fácil el entendimiento de lo que sería en la formalidad institucional de Carlos Urzúa con su par norteamericano. La Oficina de la Presidencia da manga ancha a Romo a intervenir en todas las esferas del Gabinete aunque sus funciones reales sean de escritorio coordinando la particular, vocería, asesores, el Consejo de Seguridad y de la Ciencia. Está en las habilidades de cada Secretario de la Presidencia desempeñar su rol porque en el sexenio de Zedillo el mandamás era Liébano Sáenz y no Luis Téllez, o bien entre Erwin Lino y Aurelio Nuño estando por encima de ellos Luis Videgaray. Las andanzas de Alfonso Romo como un  todopoderoso Secretario sin Cartera se definirá a medida que avance el sexenio si no es que antes como intentaron hacerlo sus críticos por el conflicto de interés  que notaron con su empresa de agroinsumos. Para consolidar esa responsabilidad que intenta asumir el virtual Secretario de la Oficina presidencial hará lo que dispone la ley, renunciar a todas sus empresas para acuerpar a López Obrador en sus objetivos de honestidad republicana.


Como la Tía Tati, 
 está dispuesto el profesor Bejarano a convertirse en una piedra en el zapato del Presidente Electo. Las acotaciones de María Luisa Albores al Movimiento por la Esperanza con los programas sociales de Sedebien o Sedesol hirieron al Profesor para que llamara oportunistas y acomodaticios a todos los convocados por el Presidente electo a su equipo y para coordinar las bancadas legislativas. Hasta el mismísimo López Obrador queda mal parado con su creatividad de ‘becarios y no sicarios’, pues se arroga Bejarano su invención de la que no le dieron crédito. Entre esos oportunistas califica a Mario Delgado ya por competirle a Padierna la coordinación de la bancada lazarina o bien por formar parte del equipo del Canciller Ebrard a quien le achaca el Profesor la maniobra con Ahumada para echarlo de la Secretaría. Esto es, quien responde al canciller Ebrard acerca de las canalladas de Mancera sobre su exilio parisino y californiano, es el discípulo de Jonguitud y que de paso zarandea a la maestra Gordillo por la canallada al líder potosino del SNTE. 'Yo sí hice campaña por López Obrador en mil 500 municipios' es la verdad que lanza a los cuatro costados el líder del Movimiento por la Esperanza y para recibir marginación  a su persona, a su mujer, a sus cuñados y a sus discípulos. El Presidente electo ya no ha de saber a ciencia cierta quienes son más peligrosos, los advenedizos pepenados o los allegados de casa devaluados. Entre Tatiana Clouthier y el profesor Bejarano, el coctel es explosivo.


Ramón Aguirre dio 
una respuesta neoliberal a Claudia Sheinbaum: con 270 mil millones se acabarán las inundaciones en la CDMX. Quién sabe si Aguirre le vio la cara a la Jefa de Gobierno porque ese cantar millonario fue reiterativo con Mancera cuyas fortunas danzantes llevaron a Sheinbaum a frenar la planta de termovalorización y no se diga de las sonatas multimillonarias de Gaviño para hacer de primer mundo el Metro. Si el gobierno de la CDMX omite sus obligaciones de calendario desazolvando a tiempo, 270 mil millones serán inútiles. Persiste el asfaltado que impide la infiltración de lluvia al manto freático dando pie a que esas aguas buenas vayan a las aguas negras. Sheinbaum sumando a su Gabinete a la política mundial de zero waste  podrá reinvertir esos 270 mil millones que quiere Ramón Aguirre, en  más derechos sociales, por eso será determinante que la Jefa de Gobierno incluya en sus equipos a Millennials y Decennials con tal de erradicar la obsolescencia burocrática y política que domina la gobernanza capitalina.   

Sin ambages René Fujiwara
 asienta la caída de Juan Díaz en el SNTE porque su abuela está de regreso. Y a la CNTE no le agrada mucho elbismo descarado para que en su nombre prometa hacerle la vida a cuadros al Presidente Electo. Los sindicatos magisteriales hicieron historia en la contienda electoral y como en el pasado de suma cero, no caben los dos bajo el mismo techo de Esteban Moctezuma. Para todos hay es la frase bíblica de López Obrador y su amnistía no tiene cabida en ninguna de las posturas de la Coordinadora o del SNTE. Obteniendo Moctezuma conciliar las partes sindicales en pugna, quienes ganan serán los alumnos y el país con la diversidad y la tolerancia de los gremios divididos por el Ex Partido de Estado en sus fines de control.


Alfonso Durazo suma a Silvano
 Aureoles al proyecto pacificador y al Gober michoacano poco le importa seguir amenazada su militancia en las filas perredistas con ese guiño del sonorense. Por esa crisis de inseguridad que detonó Calderón y agudizó el General Naranjo es que Aureoles supo llegar por Murillo Karam y Beltrones a la silla de gobierno, hecho que marcaría una rutina colmada por el antipriísmo de Ochoa Reza. Fue Michoacán el conejillo de indias de las autodefensas y de un Fiscal Especial que obligaron a Alfonso Durazo a replantearle a López Obrador la separación de la agenda política de la agenda policial con una SSP autónoma. Como en Chihuahua con Corral, en Michoacán Silvano no es ajeno a la violencia.