EDITORIAL

LA TRAICIÓN A JUÁRES

 



 *Más partidos, menos democracia

*Migajas del Ogro Filantrópico

*El clero y el fraude del 88

*Educación y familia

 

VLADIMIR ROTHSCHUH

 

El sistema electoral mexicano fue concebido bajo la gratuidad del Estado Hegemónico que intentó alargar su supervivencia concediendo a sus adversarios políticos y guerrilleros espacios en el legislativo con tal de que tuvieran voz y legitimaran del presidencialismo. Las plurinominales provienen de finales de los setenta y en 2021 con la madurez de la democracia no tiene más sentido su pervivencia. El presidente López Obrador adelantó una reforma en el Legislativo que habrá de reducir la falsa representatividad partidista y acotar las meas culpas del presidencialismo priísta con sus migajas a los adversarios. Después de Reyes Heroles el salinismo introdujo el tema del dinero como otro deslumbramiento que laxara a los oponentes del Partido de Estado formando nuevas burocracias partidarias con cargos al erario público y la pulverización del voto entre una chiquillada partidista. El presidente López Obrador va por dichas herencias, el sobrecupo parlamentario no expresó la soberanía popular ni en San Lázaro y menos en el Senado, más dinero a la partidocracia tampoco se tradujo en identidad del pueblo hacia las agrupaciones políticas, nuevos partidos con pocos requisitos legalizaron el lumpen partidismo. La reforma electoral es incipiente en esos términos señalados por el presidente López Obrador, habrá de enriquecerla el jurídico presidencial Julio Scherer con consultas abiertas habiendo más aristas a devastar entre los vicios posdemocráticos que separaron las necesidades de millones de mexicanos de las soberbias de las élites políticas. También es legado neoliberal que el origen senatorial representado por los senectos quedara arruinado en los intereses de Manuel Camacho, los intelectuales orgánicos y José Córdoba con su liliputienses impreparados, inexpertos y voraces, la desgracia de México señalada por el presidente López Obrador se remonta a los neoliberales como al cesarismo en la aniquilación de la República Romana. La prostitución política tampoco es guía moral justificada en la división escatológica de las ideologías. El INE y su Consejo Electoral son el espejo de ese homúnculo partidocrático con salarios millonarios y su transgresión cuántica en la era digital.

 


El juarismo del presidente López Obrador se pondrá a prueba con el representante de la traición a Benito Juárez y sus leyes de Reforma contra la Iglesia y el Clero, cuando acuda al besamanos en Palacio Nacional el operador de Girolamo Prigione. La reforma al 130 constitucional de los neoliberales fue un tiro de gracia al Benemérito de América, pues México contó con una Carta Magna progresista en cuestiones laborales, sociales, religiosas y rurales, hasta que la modernización del salinismo metió mano al intocable legado de Juárez, Madero y Cárdenas, los pilares de la Cuarta Transformación. Pietro Parolin  con dos mil años de Iglesia tiene su propia percepción del tiempo con que valora a México y el chance transexenal que se le ofrece cuando el salinismo tiene oportunidad de regresar al poder presidencial. La ilegitimidad de la elección del 88 facilitó a Prigione la circunstancia de comprarle el alma a Carlos Salinas con tal de conseguir en cada parroquia y cada cura del país, la aprobación al fraude electoral. El presidente López Obrador encarnando los ideales juaristas y con mayoría en la próxima legislatura, está en la obligación ética de restituir los principios liberales a la Constitución mancillada por los tecnócratas.

 


Se deshicieron en halagos hacia Delfina Gómez los dirigentes de la asociación nacional de padres de familia, extendieron también ese reconocimiento al presidente López Obrador debido a que designó en la SEP a una maestra con trabajo de piso y experiencia en las aulas. La ANPAF estuvo pidiendo a la SEP ser tomada en cuenta en el trabajo escolar y extra curricular, nadie la atendió no obstante que agrupa a casi treinta millones de alumnos y sus respectivas cabezas de familia. Es con Delfina Gómez que se abren las puertas de la SEP en clara identificación de que sin la ayuda de los padres de familia cualquier educación está llamada a fracasar. Los nuevos eslabones que fomenta Delfina Gómez en la instrucción pública son humanos, de padres a hijos a mentores y autoridades. 


https://twitter.com/VladRothschuh