EDITORIAL

EMPODERAMIENTO RACIAL Y DE GÉNERO

 


 

La dama de hierro

La nueva normalidad sanitaria

Estadista Teflón

 

VLADIMIR ROTHSCHUH

  

Propone el presidente López Obrador a tres mujeres indígenas de tres etnias distintas para cabecear la extraviada Conapred y que ahora se enrumba hacia su mayor desafío, con el empoderamiento no solamente de género sino racial pues aunque tengan nombres castizos, en realidad Claudia Morales es una jalisciense wixárika, Mónica González  es cucapá de Baja California, mientras que de Durango es la tepehuana Olga Santillán.  El presidente López Obrador habrá llamado la atención en el Sureste cuando la línea de mujeres del EZLN ha estado firme en la defensa sectorial del ‘Quinto Poder’, no obstante que la discriminación no se rige por geografías como ha sido la perspectiva zapatista en su nueva forma de separar unos ‘indios buenos de otros’, como unas ideologías de otras conforme en paradigma del viejo siglo.  Para el feminismo de derecha que se manifestó a principios de año en Palacio Nacional, no será menor la apelación del presidente López Obrador a la dignificación de las mujeres con su terna propuesta para dirigir un organismo que lleva tiempo atascado en los intereses tradicionales del costumbrismo mexicano. El feminismo de derecha descalifica desde ahora a estas tres indígenas por no cumplir el perfil de su clasismo arraigado.  



Después del hospital de Morelos, sigue el del ISSSTE en Tláhuac  con una inversión de cinco mil millones de pesos que el presidente López Obrador instruyó a Arturo Herrera le aprobara  a Luis Antonio Ramírez debido a su honestidad y combate a la corrupción en el ISSSTE hasta ponerlo en números negros de la mala herencia tecnócrata.  Este hospital general en Tláhuac es otro de los referentes del presidente López Obrador hacia una salud de primera con 32 especialidades y que regionalmente beneficiará a millón y medio de servidores públicos.  Arturo Herrera Gutiérrez, titular de la SHCP y Luis Antonio Ramírez Pineda, Director General del ISSSTE, circularon las infraestructuras del hospital que contará con un total de 378 camas, 250 censables y 128 no censables; 35 consultorios y ocho quirófanos, construido en dos años con un costo de dos mil 300 millones de pesos. El ISSSTE comenzó a desandar la emergencia de la pandemia hacia la nueva normalidad sanitaria donde el Hospital General “Tláhuac” servirá para abatir el rezago quirúrgico de la zona metropolitana que llega a más mil 600 cirugías diferidas, especialmente las de traumatología, ortopedia, oftalmología y otorrinolaringología, entre otras.



El presidente López Obrador también tiene su Dama de Hierro en el Gabinete como lo demuestra Alejandra Frausto estando en contacto estrecho con personajes infectados por el Covid19 sin verse afectada por el virus. La vez pasada fue Irma Sandoval que dio positivo luego de haberse reunido con Alejandra Frausto sin que ésta manifestara un estornudo de la fiebre china; el segundo caso acaba de sucederle a la titular de Cultura con Claudia Sheinbaum, con la que compartió espacio y tiempo en el área cultural de Los Pinos para tratar el devenir de la obra cultural más grande de muchas latitudes en el Bosque de Chapultepec. Frausto va de dos nada, revelando que la fortaleza inmunológica radica en el estado de ánimo como evidencia el presidente López Obrador todos los días tratando con enfermos y sanos. Al presidente López Obrador no se le puede llamar sino el Estadista de Teflón, nada de lo que la reacción ha hecho en estos meses ha logrado adherirse a su investidura, mucho menos una pandemia que ataca a los temerosos y a cuya mística se suma Alejandra Frausto.  

 

https://twitter.com/VladRothschuh