EDITORIAL

4T: CIBERDELITOS






*Quirino aplaca el gallinero
*Davos y nuestra reingeniería
*Autonomismo de la Justicia
*Austeridad y salud pública
*Matrix: lado oscuro



VLADIMIR ROTHSCHUH


Las quejas emitidas desde la Consejería Jurídica de la Presidencia de México sobre el desempeño de la Fiscalía General de la República, las apuró Alejandro Gertz con varias renuncias en Delitos Federales e Investigación Criminal, más otras que faltan para poner en el mismo horizonte a la FGR con la 4T. Demuestra el Fiscal de la Nación ponerse al cien como suele decir el presidente López Obrador en las dudas fifís durante sus Mañaneras. Los temas de pérdida de identidad reclamados en la Cámara Alta frente a las atribuciones de la Guardia Nacional o de la Inteligencia Financiera de la SHCP, no eran tales como hicieron entender Alfonso Durazo y Santiago Nieto a los senadores y en espacial al líder de la Jucopo, Ricardo Monreal. Los nuevos cuadros que llegan a la FGR aparecen con el aval de Palacio Nacional con tal de darle cuerpo a la simbiosis obligada que Julio Scherer ha abonado sin detrimento del autonomismo de la Fiscalía y que se dirige a un objetivo común, la eficacia del Estado de Derecho.


Los tiempos sucesorios en Sinaloa andaban muy adelantados para Quirino Ordaz, pero no para su Secretario de Desarrollo Social que abonaba y administraba la sucesión en la silla de gobierno con cargo al erario de los pobres. Y todo lo que le decían en privado al Gober Quirino de que Álvaro Ruelas había adelantado las agujas del reloj un sexenio, no les hacía mucho caso y se les resbalaban como Merlín. Y uno de esos confidentes que atendía en antesala las quejas políticas de la militancia tricolor y de los presuntos quirinistas ofendidos por ver a Sedeso en casa de campaña, era el secretario particular Ricardo Madrid, asumido en cuerpo y espíritu  en la reencarnación de su jefe cuidándole las espaldas y los demás frentes. Cumplidos los compromisos adquiridos en campaña con el Malovismo y hasta con el Elbismo, Quirino Ordaz aplicó el manual asiático de la guerra removiendo a Ruelas y dejándolo de insubordinado mayor a subordinado menor y a tiro de piedra para que el desempleo no lo pusiera a elucubrar enmiendas o traiciones estando los 60 millones de Ahome como filosa espada sobre su cabeza. El torniquete de Ordaz Coppel en Sedeso con Ricardo Madrid no debe ser tan apretado para podrir el organismo sino darle huelgo con tal que respire y demuestre talento el nuevo Secretario en lo inmediato habiéndole quedado chica la Particular y abriéndose el frescor de futuros promisorios con la dedicación de operar exclusivamente para el  mejor gobernador de todo México en un único proyecto común, Sinaloa y la Patria toda.


Advirtió Gerardo Laveaga los pasos atrás en que se encuentra el marco jurídico mexicano sobre los adelantos digitales y sus ‘errores en la Matrix delictiva’. Curiosamente la apelación del titular de INACIPE ocurre cuando la  Revolución Cuatro Cero es el concepto del primer mundo sobre la digitalización planetaria y que en México por azar o destino el proyecto de país lo ensambló el presidente López Obrador como Cuarta Transformación intentando superar los tres hitos históricos de nuestra mismidad criolla. Conceptualmente México y Europa van a la par con una Cuarta Transformación, allá tres pasos adelante del post – post industrialismo con la inteligencia artificial, la obligación del salario universal y la reducción de jornada laboral para la felicidad humana, mientras que acá los pasos nuestros se atoran en pobreza, corrupción, desempleo, cuyos rezagos timbran para Laveaga Rendón en la paridad global de los ciberdelitos a los que nuestras instituciones públicas se han visto sometidos por Corea del Norte cuando robó millones de dólares de nuestras arcas públicas sin que a la fecha el Estado haya emprendido un reclamo internacional. Hay temas vitales para Gerardo Laveaga que se acompañan de los intangibles digitales del que nuestro sistema legal revela enormes agujeros por donde troyanos, espartanos o simples gusanos, hacen de las suyas.


Mientras Carlos Urzúa se va a Davos a presumir las conquistas económicas de la Cuarta Transformación en el foro de los países ricos, su planeación de achicar 20% más el aparato burocrático corre por igual en todas las dependencias federales siendo el ISSSTE de Luis Antonio Ramírez el más cumplidor en esa reingeniería administrativa. El oaxaqueño y cabecilla de organismo social de los trabajadores del Estado se observa innovador desapareciendo las costosas figuras de los Delegados Federales que operaban estatalmente como un segundo ente dentro del ISSSTE, el ingenio de Ramírez Pineda tiene animados a los hacendarios de Palacio Nacional con una transformación que dará anchura al ISSSTE hacia la derechohabiencia gracias a la enmienda de abolir la excesiva burocracia de escritorio y contraproducente a los médicos, enfermeras y medicinas.  Los Delegados Federales desaparecen en las filiales estatales del ISSSTE dando paso a una nueva figura de enlaces con sueldos menores cuya flexibilidad les permitirá vincular las líneas dictadas por Carlos Urzúa a todo el aparato gubernamental permitiendo sobrevivir las instituciones de las que dio razón hace poco Luis Antonio Ramírez con la permanencia de Turissste de vitalidad y funcionalidad trascendente en las dinámicas sociales de Torruco en Sectur.


www.twitter.com/vladrothschuh