EDITORIAL

LUNES POR LA PAZ





*Derecho humano al hogar
*Autonomía universitaria
*Miércoles sin carne
*Nadando con tiburones


VLADIMIR ROTHSCHUH


Querétaro se le cruzó al Presidente y dejó para el día siguiente el derecho constitucional a una vivienda con el plan de finiquitos para que los trabajadores acaben de pagar aquello que leoninamente se convirtió en una deuda impagable. En el homenaje a los Constituyentes López Obrador habló de la esencia social de la Carta Magna del 17 y que prometió actualizar en tres ámbitos: anticorrupción, impunidad y democracia. Tener un techo donde guarecerse tiene que ser universalizado en la Constitución para que no vuelva a suceder lo que encontró Carlos Martínez traicionado conforme los principios fundadores del Infonavit en los setenta: banqueros, sindicatos, constructoras y políticos hicieron rehén de sus apetitos a los derechohabientes. Puesto que no se trata exclusivamente de la vivienda que ofrece el Infonavit a sus acreditados,  la Cuarta Transformación tiene que  ir más lejos corrigiendo la crisis viviendera nacional y que en otras naciones adquiere un proceso natural de sus economías en desarrollo: en Dubái el Estado le regala una casa a todo recién casado, en Estados Unidos no hay enganche y se pagan las casas a muy largo plazo sin deteriorar las economías familiares.   Y por ahí deriva la oferta del presidente López Obrador en Querétaro sobre la corrupción y la impunidad que ocurre en el sector viviendero privado y que para el senador Monreal linda en la usura. La primera etapa de salvamento en el Infonavit la acordaron el presidente López Obrador y Carlos Martínez Velázquez hacia un grupo más vulnerable y que integran 195 mil trabajadores de escasos recursos que al fin tendrán casa y escrituras propias. De quedarse el Presidente de México en estos salvamentos estará ofreciendo resoluciones que ameritaban ser llevadas hasta los derechos sociales en la Constitución, porque sexenios adelante la memoria corta de la política volverá a la corrupción e impunidad. El saneamiento de la vivienda debe ser total como prometió el Director del Infonavit semanas atrás con el Derecho Humano a la Vivienda y que es uno de los logros del industrialismo de mil ochocientos cuando era un delito los cuartos redondos en las leyes laborales inglesas. La primera reforma urbana del mundo nació ahí y va de la mano de una vivienda digna para todas las clases sociales. La primera reforma del derecho humano a la vivienda tendrá que ser de la Cuarta Transformación de México.  


En septiembre del año pasado, Sheinbaum y Moctezuma acordaron lanzar en la CDMX los ‘Lunes por la Educación´, pero no fue sino hasta la semana pasada cuando causó entusiasmo la iniciativa de Esteban Moctezuma para educar a la niñez mexicana en la paz o en la No-Violencia. Aún caliente la propuesta del titular de la SEP, éste acompañó a Claudia Sheinbaum a inaugurar una escuela popular deteriorada por el 19S y recién remodelada en la Alcaldía de Clara Brugada para que en cuestión de horas la Jefa de Gobierno decidera acompañar la novedad curricular de la Instrucción Pública: todos los lunes los funcionarios altos y medios de la CDMX acudirán voluntariamente a los centros escolares a promover el coeficiente emocional que Gardner en 1983 estableciera como otra de las inteligencias que enriquecen el repertorio humano. La tarea de la educación por la paz en la Ciudad de México como en todas las aulas del país, vertebrará a corto plazo una transformación social y en la CDMX estimulará a la clase gobernante que habrá de aprender nuevos valores para sus vidas privadas que repercutirán en sus desempeños públicos. El lema anglosajón de conocer a un político según el comportamiento con su familia deja de figurar en las campañas electorales para volverse manifiesto todos los lunes en la Ciudad de México a través de 40 servidores públicos. El proyecto conjunto de Moctezuma – Sheinbaum conlleva algo más que Goleman, Gardner, Sémelin o Singer sino que se debe volver hasta los orígenes de la pasividad constructiva en el no-hacer-haciendo dialogado entre Arjuna y Krishna, padres de todos los movimientos pacifistas y hasta el no-moderno antiespecismo vegano. A los lunes por la paz de Sheinbaum y Moctezuma habría que sumarle creativamente los miércoles sin carne, muy comunes en Londres, a manera de redondear los principios mexicanos contra la crueldad.


Antes que comenzara la segunda plenaria de los legisladores federales de Morena donde participan egresados de la UNAM, el Rector de la Máxima Casa de Estudios prefirió vacunar a tiempo el tema de la autonomía universitaria enviándole a los legisladores una misiva sobre la reforma a  los artículos 3º, 31 y 73. Enrique Graue rememora que ya hubo una omisión en la fracción VII del artículo 3º  y que se debió a un error de dedo que bien supieron aclarar el presidente López Obrador y Esteban Moctezuma. En vísperas de la discusión en ciernes,  externó el Rector de la UNAM a las Comisiones Unidas que sabrán preservar en espíritu y letra el ‘derecho constitucional a la autonomía universitaria’.  Con ésta como lo es  cualquier Soberanía, se cumplirán ‘las tareas sustantivas de la Universidad Nacional, en beneficio de la sociedad y del progreso de la nación.’ Enrique Graue hace el reconocimiento adelantado a los legisladores y su partido en el poder sobre las enmiendas ya sancionadas colectivamente por la sociedad en general y certificadas por el Presidente de México y el Secretario de la SEP en la ‘fe de erratas’ sobre el intachable derecho a ser autónomos.


Recuperó Arturo Elías para la familia Slim la postal universalista del NAIM visto desde el cielo cuando descubrió el logo Telmex con la M iluminada de Maroon 5 en el SuperBowl. Ciertamente que los símbolos que proyectaba Fernando Romero y que algunos identificaron como alegorías de la clase dominante que desde milenios ejerce su dominio en la Tierra, proceden de una tentativa especial que solamente pudo ver y refrescar Arturo Elías en la semejanza Telmex y el SuperBowl. Ese ojo que todo lo ve hace posible la grandeza de Carlos Slim para no achicarse en lo sucedido en Texcoco cuando se puso de Mecenas a la par de la Cuarta Transformación cultural de México y seguir ocupando el primer sitio nacional del hombre más próspero y otros del mundo al lado de Bezos, Gates, Amancio y Zuckerberg. Su ritmo inversionista  arrancó el 2019 con las telefónicas centroamericanas, su incursión en Miniso, mientras Arturo Elías relanzaba ‘Shark Tank México’ añadiendo a la alberca a Emmanuel para darle más luz al proyecto como aquella escena de Luis XIV  exigiéndole a Farinelli más voz contra el eclipse del Sol de Francia.




https://twitter.com/VladRothschuh