EDITORIAL

ESTAFA MAESTRA II



*Políticas de Género
*Simbiosis autoridad/sindicatos
*Derecho Humano a la Vivienda
*Pemex apostillado
*El Carnaval de Jiutepec



VLADIMIR ROTHSCHUH



Tuvo que apostillarle el presidente López Obrador a Romero Oropeza el otro huachicoleo del que se hace tuerto Pemex cuando en la mañanera alzó la voz el Primer Mandatario como una estrofa de la Cartilla Moral: inadmisible que en la Cuarta Transformación se dé cabida a los responsables de la Estafa Maestra. Y no acentuaba la enmienda el Presidente de México a su subordinado que dirige Pemex, cuando desde el lado de la Suprema Corte se daba cabida a la responsable de apañar las desviaciones  millonarias en contra del erario ya en la PGR o en Función Pública, ahora como Contralora del Poder Judicial de la Federación. No obstante que el nuevo Ministro Presidente de la SCJN está vinculado de buena manera con la Cuarta Transformación, eso no implica que deje de obviar Zaldívar la supremacía que aún ejerce el videopoder de Televisa en la Suprema y en el Judicial todo.  No se trata de representar la pulcritud sino de ejercerla como viene señalando López Obrador a México y a su equipo de trabajo en la transparencia de sus bienes y desempeño, sino también de cumplir las  maneras como se lo hizo saber a Romero Oropeza con los personajes de la Estafa Maestra aún enquistados en la petrolera que intentó hacer rehén al Presidente de México con el huachicoleo. Y si pudo López Obrador contra la mafia que operaba la red de corrupción en los ductos, los sobrevivientes de la Estafa Maestra en Pemex se muestran ínfimos. En tanto avanza el Gobierno de México hacia la depuración de sus virtudes, en sentido contrario parece resistirse el Poder Judicial con la inclusión de Arely Gómez y de Televisa en las entrañas de la impartición de justicia.


Las miles de viviendas abandonadas, los millones de pesos pagados a cobranzas, las pérdidas millonarias en malas subastas, orillan a Carlos Martínez Velázquez a darle perfil humanista al derecho de los mexicanos a tener con decoro una casa o un departamento. La Cuarta Transformación ha trazado una política social de bien-estar, la vivienda forma parte de los derechos señalados en la Carta Magna, derechos muertos como la inmensa mayoría de aquellos articulados en los primeros párrafos constitucionales. El Infonavit perdió su esencia social y derivó en un instituto de lucro como casi todo lo intervenido por el neoliberalismo. La responsabilidad otorgada por el presidente López Obrador a Carlos Martínez es  sumar al Infonavit al universo de los nuevos derechos sociales de bienestar y en cuestión de semanas el Infonavit se aproxima a edificar el derecho humano a la vivienda. Se ha acercado Martínez Velázquez a la CNDH con tal de encausar juntos otro de los propósitos nobles de la Cuarta Transformación.  El Infonavit y la CNDH revisarán el programa de cobranza social y perfilarán el derecho humano a la vivienda. Este enfoque cambiará radicalmente la percepción actual que figura desde el Estado hasta la sociedad civil cuya bancarización sigue dando qué hablar por exceder los estándares internacionales y que serán modificados como refiere el senador Monreal porque rayan en la usura. Las necesidades básicas de los mexicanos como comer, trabajar, divertirse, leer, estudiar y tener un techo, no debieron ser objeto de abulia y lucro, Carlos Martínez simplemente acudirá al origen mexicano del Estado de Bienestar como lo prefiguraron los Constituyentes hace un siglo.


Escuchar es la mejor virtud de un personaje público, como nunca antes el diálogo entre autoridad y trabajadores de Cultura o Conaculta en el pasado, transitó como deviene ahora entre Alejandra Frausto con los voceros sindicales del sector y que está vez sumó al Sindicato Nacional Democrático de Trabajadores. Los alebrestos laborales  durante la transición correspondían a las relaciones del sexenio feneciente y no debían marcar el futuro de la Cultura, sus bases trabajadoras y la Cuarta Transformación. En los cinco meses de alternancia, Alejandra Frausto solamente podía hacer promesas, no intervenir en una relación que no era formalmente suya sino hasta ahora que los dirigentes sindicales de la Secretaría de Cultura comprueban la honestidad comprometida por Frausto meses atrás. Y si los vínculos entre la Secretaria y las distintas expresiones sindicales deben ser transparente, entonces qué mejor que informar abiertamente del segundo encuentro en Arenal para evitar las malas costumbres del pasado priísta cuando algunos miembros laborales  filtraron a ciertos medios de comunicación el encuentro del 17 pasado como un aquelarre. La imagen misma de Alejandra Frausto codo con codo con la dirigencia de la base trabajadora, eslabona los buenos tiempos prometidos por el presidente López Obrador a los sindicalizados que comenzarán a tener sueldos decorosos porque no se trata de que la Ley de Remuneraciones sea hacia abajo, sino en subir aquellos emolumentos precarios que menospreciaron las funciones básicas de quienes hacen posible el desarrollo administrativo del Estado.  


Por supuesto que importa una política pública de género como la que encabeza Olga Sánchez Cordero para que  la ignominia contra las mexicanas comience a desandar sus tropelías. El caso inmediato de Dafne McPherson, como señala Inmujeres, evidencia las fallas en la impartición de justicia insularizada, porque a pesar de contar México con marcos legales federales, a nivel estatal y municipal se desvirtuaban los derechos de las mujeres siempre acompañados de una ideología de derecha que impregnaba las decisiones judiciales como en el Corredor Azul de Querétaro. La duda se responde sola cuando se cuestiona por qué hasta que llega al poder nacional López Obrador y despacha en Gobernación Sánchez Cordero se comienza a desandar los torpes errores de la justicia que revictimizaba a las mujeres por esa sola condición de género. El caso McPherson por el que se congratula Inmujeres, responde a la particularidad que encabeza una mujer al frente de la agenda de política interior en Bucareli. Y no sólo es el caso del aborto espontáneo de Dafne sino la disculpa pública del Estado Mexicano a Lydia Cacho pendiente desde hace lustros pero reactivada por Sánchez Cordero en estas semanas.


A pesar de la deuda millonaria que le heredaron a Rafa Reyes en las arcas municipales,   las tradiciones no por ello perderán su encanto y someterán a Jiutepec a la apostasía de los malos gobiernos. El afamado Carnaval  que comenzó desde el pasado 20   seguirá este fin de semana y concluirá el lunes que viene con ‘El Brinco del Chinelo’ en el zócalo. Ofrece Rafa Reyes seguridad a los pobladores y visitantes una vez que pidió auxilio policial a Cuauhtémoc Blanco y a Alfonso Durazo para otorgar paz a las familias que acuden. Hoy sopla un viento de esperanza no sólo en Jiutepec sino en Morelos, una vez que la Mafia del Poder ha perdido sus privilegios y se encuentra demandada a rendir cuentas por tanta corrupción y violencia engendrada durante el graquismo.



https://twitter.com/VladRothschuh