EDITORIAL

MULTICULTURALISMO


  

* Amlo y los migrantes hondureños
*Moctezuma en el legado tlatoani
*Napo contra los canadienses
*Monreal por más candados
*Romo versus Espriú



VLADIMIR ROTHSCHUH


Las diversas giras de Esteban Moctezuma por San Luis Potosí urden una trama que pone a sus ‘paisanos’ a cobijarlo como su futuro gobernador en el 2021. El futurismo forma parte de la idiosincrasia nacional y no es exclusiva del altiplano y su cultura mexica de la cual forma parte como heredero ancestral el titular de la SEP en la Cuarta Transformación.  El tlatoanismo vuelve a perseguir a Esteban Moctezuma en el 2024 poniéndolo a competir los potosinos por el terruño o por la Presidencia de la República al lado de Claudia Sheinbaum, Marcelo Ebrard, Alfonso Durazo y Ricardo Monreal. Prácticamente dos secretarios del gabinete de López Obrador han recorrido de ‘pe-a-pa’ el país con sus foros por la transformación educativa y por la paz, pero ninguno apunta a los tiempos adelantados con la Cuarta Transformación revolucionando los usos y costumbres del poder presidencialista de Juárez, Madero y Cárdenas. Moctezuma en San Luis Potosí como en las demás entidades que ha visitado más de una vez, se ciñe a la encomienda educativa formulada por el Presidente electo y que ahora inscribe hacia las diversidades regionales y multiculturales. No es cuestión mexicana que para el norte, centro y sur del país se aplique un mismo modelo educativo, forma parte de los vicios occidentales de estandarización y simplificación y que los orientales superan por individualizar los fenómenos. Entre el saber y no saber, la vieja pedagogía recetaba la misma medicina; hoy se reconoce que hay doce inteligencias múltiples, además de la emocional y financiera, como que las lectomatemáticas no son todo. Reconociendo la consulta educativa los muchos Méxicos en el país, avanza Esteban Moctezuma la justicia histórica que el Federalismo no conquistó en 32 regiones. La educación multicultural prometida por el titular de la SEP ante sus paisanos potosinos se encabalga con la nueva educación para la vida que no adelanta las agujas del reloj sucesorio.  


La iniciativa de Ricardo Monreal de trasladarle al SAT las atribuciones de Función Pública como segundo contralor de la obra pública y prestadores de servicios, ocurre cuando el Presidente electo desaparecerá el SAT y simplificará las contribuciones fiscales a un crédito a la palabra. Monreal no exagera con eventos como la Estafa Maestra a nivel federal, el Caso Barreiro en lo estatal y los moches legislativo municipales, mientras se fugan por ahí 74 mil millones de dólares. Más que poner un alto a los contratos del ‘gobierno’ con empresas fantasmas, Monreal tendrá que pluralizar  hacia ‘los gobiernos’ porque a nivel federal son muchos los candados entre el IMSS, Infonavit, SHCP, SFP y su padrón único para elevar la transparencia a un código que no acontece en el Legislativo, Poder Judicial y las administraciones estatales y municipales.


Como el gobierno de Venezuela, el presidente hondureño se dice víctima de sus enemigos de derecha por la manipulación que hacen sobre las migraciones en sus fronteras. Los miles de hondureños son considerados por Juan Orlando Hernández  instrumento de sus adversarios políticos para afectar la imagen internacional de su país. Contra Colombia son las diatribas del presidente Maduro por alentar los desplazamientos de venezolanos hacia otros países vecinos con tal de originar una crisis regional. En el tránsito de la Caminata Migrante hacia México, el mandatario venezolano acusó al peñanietismo de bloquear las compras trianguladas que su gobierno celebra con empresarios mexicanos fantasmas para paliar la hambruna con alimentos caducos pero aún consumibles. En la lógica bolivariana es la derecha ideológica quien mueve a los migrantes hacia México no contra Peña Nieto, sino para entorpecer los vínculos diplomáticos López Obrador – Donald Trump. Al Presidente electo mexicano la circunstancia de los migrantes hondureños pone a prueba su temple y el desafío no se lo carga a ningún adversario internacional sea madurista o antimadurista y lo resuelve con la mano en la cintura: los migrantes mesoamericanos tienen las puertas abiertas de su gobierno para comenzar a trabajar en el Tren Maya.  El mensaje de López Obrador a Jimmy Morales como a Donald Trump coincide en las raíces de la pobreza, sin desarrollo seguirán los migrantes desplazándose por el sueño americano.


El fusible del Presidente electo con la IP comienza a tiznarse cuando Juan Pablo Castañón le da la vuelta a Alfonso Romo y lanza un comunicado descalificando a la ciudadanía en la toma de decisiones económicas. El espíritu del CCE sedoso en sus primeros encuentros con López Obrador se eriza con el NAIM y la rebeldía de Jiménez Espriú desafiando la correlación de fuerzas que había estabilizado el Jefe de la Oficina de la Presidencia.  La balanza del poder no radica entre los grupos del gabinete amlista sino en el Presidente electo que no sobrecarga a ninguno de sus cículos cediéndoles la razón absoluta porque no es un gobernante absoluto. Ha metido varias veces el freno de mano López Obrador a su equipo para neutralizar sus preferencias sobre Texcoco. Y la salida al enrarecimiento de Romo y Espriú la ha ofrecido Slim: Texcoco o Santa Lucía deben hacerse con la empresa privada. El magnate aligeró la disputa, donde apunte la consulta ahí estarán él y los demás empresarios involucrados en el NAIM.


El trompo en la uña le pone Gómez Urrutia al presidente López Obrador y a su canciller Ebrard con la gira a Ottawa: deben quejarse ante Trudeau  de las violaciones ambientales y humanas de las mineras canadienses en suelo mexicano, cuando corona la Cuarta Transformación el amor y la paz. Para el canciller Ebrard, la licencia del líder minero hacia Trudeau, le llega en el momento que tiene en el fuego los fierros de los migrantes hondureños que descomponen la agenda con Trump. El senador que se mantuvo protegido por las autoridades canadienses durante su exilio no es que sea ingrato con quienes lo refugiaron, porque desde allá estuvo denunciando a las mineras Torex Gold Resources y Blackfire por el asesinato de ambientalistas en Guerrero y Chiapas. Extiende Gómez Urrutia su reclamo a la delegación que presidirá Ebrard y se acompañará de Víctor Villalobos, Márquez Colín, González Blanco, Rocío Nahle y Sánchez Cordero, pues no se trata de conflictuar la agenda con Canadá ahora que nos castiga con el acero sino de facilitarle al ombudsman de aquel país sus investigaciones en México.  Contando los canadienses con un defensor del pueblo ¿acaso no debe dirigirse el senador Urrutia a la homologación de intereses con González Pérez o aguarda a que arribe a la CNDH Solalinde?




419 818719 914 481