EDITORIAL

EL WATCHMAKER

  



*Los fraudes de 1994 y 2006
*Reconciliación sindical
*Cojeras senatoriales
*Rectorado ejemplificante



VLADIMIR ROTHSCHUH



Mantiene su estilo el Presidente electo y por contar con una Ayudantía no hay vallas de amiguismos y cercanías que lo desnaturalicen. En el affaire  entre Cuauhtémoc Blanco y Rabín Salazar, ganó la Cuarta Transformación. Se impuso a las diferencias procreadas por los parroquialismos y se apareció por Morelos el Electo a darle el respaldo merecido a Cuauhtémoc Blanco y confirmar que el lecho de su administración boga entre espinas cuando los ‘rabinos’ se hicieron notar en abucheos que hacen reconsiderar a López Obrador las ventajas de subir lastres a su gobierno en aras de la paz kantiana. El clavo en el ataúd fincado con la delegación presidencial en la figura de Olga Sánchez Cordero en la toma de posesión del nuevo gobernador morelense, lo desclavó el Presidente electo pasando de la gratitud suriana con Astudillo a la morelense con Blanco y de paso a la chica de todos los tamales partidistas. No hay lugar a las rencillas para que pesistas y turquesas dejen de trabajar por México atorándose en los vicios que han trabado las transformaciones con tiempos adelantados, menos entre los morenos con la gallera alborotada por Félix Salgado amenazando a las Fuerzas Armadas. La maestra Gordillo que prepara su gira nacional del desagravio a la cola de la Gira Nacional de Amlo por la gratitud, recibió su Amlodipino para dejar atrás los avasallamientos y conflictos sindicales enmarcados en el paradigma del ex Partido de Estado que en nada benefician los trabajos de Moctezuma en la SEP, quizá a eso se deba la nueva relación que han establecido Aceves del Olmo y Gómez Urrutia. En Morelos como en Guerrero el Electo fue preclaro: amor y paz.

 

En los dos meses que restan a este sexenio el USMECA no saldrá de incubadora, es plazo fatal el que se echó encima Ildefonso Guajardo con los empresarios y con López Obrador para ‘desmontar’ los temas arancelarios divergentes. Y como el watchmaker de todas las demiurgias, Guajardo se ha convertido en pieza fundamental de ese engranaje. La experiencia de Pedro Aspe diciéndole a Zedillo presidente ‘y para qué retiraron los alfileres’ es una piedra angular para el programa de la Cuarta Transformación. Sobre ese horizonte del Efecto Tequila tiene que abanicar el Presidente electo su devenir al menos por tres años. Y ello señala no sólo el tema comercial del USMECA, sino las cuestiones cambiarias, fiscales y hacendarias. Y es ahí donde Alfonso Romo tiene la primera palabra pero no la última porque no pudo concretar para la SHCP el mensaje a los mercados domésticos y mundiales. Los alfileres son importantes en cualquier alternancia y más cuando hay trasfondos mayores en una reinvención no sólo del gobierno sino del Estado. Los años de campaña presidencial y su labor oposicionista viendo las goteras del Establishment, hacen a López Obrador figura mesurada en la circunstancia apelando una y otra vez entre su Gabinete y partidarios morenos, a asumirse con visión de Estado y hacia futuro. Ese porvenir se mezcla inevitablemente con el nuevo acuerdo comercial con un socio muy tramposo como es Trump y para lo cual necesita una cuña que lo apriete bien como es Ildefonso Guajardo, al fin y al cabo facilitador y precipitador de la aceptación gringa y canadiense sobre el primer borrador macro del TLC, que en palabras propias del titular de Economía, ahora hay que darle la forma merecida para el sano comercio regional desmontando las obstrucciones arancelarias.


Va acompasándose Ricardo Monreal con la Cuarta Transformación y aquello que lo hacía cojear con el Presidente electo ha sido corregido a tiempo para que no haya más jalones de orejas públicos reinventando chivos expiatorios. La Comisión de la Verdad explicada por Alejandro Encinas, malentendida en algunos sectores castrenses y morenos, fue aclimatada por Monreal con decoro al tener que reconocer Salgado la calidez del Ejército, indudablemente ahora que López Obrador promete transformarlo en un Ejército de Paz. El conflicto de Iguala involucrando a la milicia no tiene ningún sustento jurídico pero sí político entre el Grupo Hidalgo y el presidente Peña Nieto como fue el 68 entre Díaz Ordaz y Luis Echeverría. Encinas reconoció la institucionalidad de  la milicia y descargó sobre eventos aislados la demonización al Ejército, sin embargo dejó fuera la responsabilidad de los políticos que han ordenado acciones sin que sobre ellos recaiga ninguna responsabilidad.


 Habiendo cumplido en tiempo y forma Enrique Graue las peticiones del CCH Vallejo,  Rectoría UNAM consiguió destrabar aquello que hace 50 años fue la mecha corta del desentendimiento unamita hacia una coyuntura prefabricada. Y no acabó Graue de cumplir las demandas ceceacheras cuando la Asamblea Interuniversitaria se hizo notar con otro pliego petitorio que aún siquiera redactaba. Son jóvenes y Graue maduro para que haya equilibro por parte del rectorado a escenarios legítimos o fatuos. Sin preguntarse Enrique Graue por el origen de los fenómenos, su misión ha sido aplicar el aikido para que esa energía acreciente el vigor de la UNAM. El No-Conflicto en la Máxima Casa de Estudios diría que algo anda mal entre los jóvenes universitarios como sucede hoy en la pandemia coreana de suicidios por el conformismo en el sur y la censura en el norte. El Encuentro Nacional de Rectores ponderó las acciones de Enrique Graue como un referente de tolerancia en la educación superior mexicana.


 La ruta por la que Roberto Madrazo pretende entrar a la amnistía del Presidente electo es de dos vías y solamente ha cumplido una, la del fraude del 2006, apartándose del fraude de 1994. Lo que endilga el ex malogrado candidato presidencial sobre Felipe Calderón sucedió en Quinta Grijalva con los gastos exorbitantes de su campaña. Posee las actas Madrazo del fraude del 2066 y tiene las actas o las cajas de huevo del fraude de 1994, para redimirse por completo y que Adán Augusto le corra el picaporte. 



                              419 818719 914 481                                          https://www.facebook.com/vladrothschuh