EDITORIAL

EJÉRCITO RENDIDO ANTE AMLO

  

  
*Republicanismo con la milicia
*México, potencia deportiva
*Diplomacia comercial y turística
*La estafa maestra y sus chivas


VLADIMIR ROTHSCHUH

  
Lo que no hizo el presidente Peña Nieto ejerciendo su potestad sobre Osorio Chong, lo acaba de hacer el presidente López Obrador con su subsecretario Alejandro Encinas: sacar a las Fuerzas Armadas del proceso de Ayotzinapa. La institucionalidad de la milicia no está sometida a ninguna prueba en lo sucedido con los 43, una sentencia realmente legitimadora que ningún otro mandatario desde los sesenta había asumido con tal verticalidad como lo hace el presidente López Obrador a través de su responsable de Derechos Humanos de Segob, Alejandro Encinas. El involucramiento del Ejército en Ayotzinapa le pareció grosero al general Salvador Cienfuegos al grado de romper con el titular de Bucareli pero sin conseguir en Los Pinos el respaldo completo. Inauditamente y sin esperarlo pero mereciéndolo, los castrenses consiguen un voto de credibilidad de quien será su autoridad máxima, si no es que ya lo es a partir de esta decisión con los 43. Como nunca en la historia reciente de las Fuerzas Armadas un Presidente de la República reconoce la trascendencia y probidad de un organismo emanado en la Tercera Transformación Nacional y constituido esencialmente por pueblo. El despeje de Encinas sobre las investigaciones de Ayotzinapa y apartando aquello que el Grupo Hidalgo entreveró con fines transexenales, expresa una certeza que otorga al Ejército y a Marina, la mayor confianza jamás vista como institución al servicio de México y los mexicanos sin distingos de colores partidistas o credos. La tradición y traición de la clase política ha sido descargar en el Ejército responsabilidades que fueron tomadas por civiles, cargando sobre el cuerpo castrense fobias inmerecidas como sucedió con Díaz Ordaz, Echeverría, López Portillo, Salinas y Calderón. El subsecretario de Gobernación acentuó la institucionalidad de las Fuerzas Armadas por encima del desdoro de algunos de sus miembros que han violentado las cadenas de mando y los protocolos de derechos humanos. Las acciones personales de algunos miembros de la milicia se han usado para condenar toda una institución a la que no se le reconoce como merecen, sus acciones heroicas contra el crimen organizado, salvaguardando vidas en casos de desastres, volcando ayuda a las comunidades marginadas con atención sanitaria, alimenticia, movilidad y vivienda. Los altos mandos militares, cuadros medios y soldados no pueden menos que estar en gratitud perenne hacia el presidente López Obrador por asumirse con gusto e identidad social en el Jefe Supremo que la milicia no había tenido desde mediados del siglo pasado cuando ocurrió el tránsito al civilismo en la clase gobernante de la Revolución Mexicana.


Varias papas calientes le ha puesto en las manos el Presidente electo a la virtual titular de Conade, Ana Guevara, siendo la última el compromiso en el COI por 5 mmdd para elevar México a potencia deportiva en Tokio 2020. La mala fama del deporte en manos de Vázquez Raña y El Tibio, aunada a la función del Fiscal Especial michoacano en Brasil, han sentado las bases de una transformación radical, donde ningún joven talentoso o animoso sea marginado en el deporte como tantos ejemplos que han recurrido a medios propios para representar exitosamente a México en otras partes del mundo y sin apoyo oficial. Los cinco mil millones de dólares comprometidos por López Obrador ante Thomas Bach, obligan a Ana Guevara a dar resultados deportivos y sociales reconstruyendo los tejidos comunitarios. En el tema social tendrá una bahía la próxima titular de Conade, evitar que la juventud sea atraída por el ocio que usufructúan quienes la usan de mulas o sicarios.


La reingeniería del canciller Marcelo Ebrard en Relaciones Exteriores otorgará ahorros millonarios al Gobierno del Presidente electo, salvaguardará los salarios del cuerpo diplomático mexicano, devolviendo a la Cancillería sus antiguas funciones comerciales y turísticas que la Década Perdida pasó a manos ‘privadas’ a través de fideicomisos que a nadie rendían cuentas pero operaban recursos públicos. La reforma de Ebrard obligará a Miguel Torruco y a Márquez Colín a achicar su equipo pues el Consejo de Promoción Turística y ProMéxico no tienen razón de existir en el diseño que Ebrard ha concluido y que aumenta las actividades de representación de embajadas y consulados. Conforme la nueva ley de salarios, ningún miembro del cuerpo diplomático mexicano acreditado en el extranjero ganará más que el Presidente de la República y a su vez tendrá más obligaciones promoviendo al país en turismo y comercio. El canciller Ebrard se ha mantenido sigiloso con su reingeniería en Relaciones, no sin antes proponérselo a López Obrador y que éste apruebe el ‘aleteo de la mariposa’, porque las viejas actividades recuperadas por Exteriores implican ajustes en otras dependencias del Gabinete y lo mejor, un uso más eficiente del gasto público.


 
El equipo de Rosario Robles aguarda que en la transición administrativa entre David Penchyna y Carlos Martínez Velázquez tenga lugar lo que se fraguó desde el Senado en la alternancia entre ella y Román Meyer Falcón. Los roblistas agradecen al Presidente electo mirar hacia el futuro pero lo que aún los calienta es que Ricardo Monreal  extreme su probidad hacia la Estafa Maestra cuando en el Infonavit perviven las secuelas de la hija del senador zacatecano. El clima está apto para que David Penchyna dé el siguiente paso, no sólo por las afectaciones a la ex Jefa de Gobierno, sino porque la merecida Comisión de Gobernación y Puntos Constitucionales no recayó en Osorio Chong.  Apegado Carlos Martínez Velázquez a las directrices del Presidente electo sobre los chivos expiatorios, el caso de Eldaa Catalina Monreal Pérez, no trascenderá más allá de lo que podría desear el equipo de Rosario Robles en Sedatu.




                                 419 818719 914 481                                          https://www.facebook.com/vladrothschuh