EDITORIAL

UN FISCAL PARA LA TRANSFORMACIÓN



  
*SNTE tras Moctezuma
*Eficacia judicial
*Rebeldía en el equipazo
*CDMX, ciudad de derechos
*Morenos sin contrapesos
*Magisterio institucional
*Precarización del empleo



VLADIMIR ROTHSCHUH


El consejero
 jurídico de López Obrador, Julio Scherer, ve una cuestión de tiempo en la elección del Fiscal General de la República; arrancando la nueva legislatura, la mayoría morena  concederá el pase automático al futuro responsable de la procuración de justicia nacional. Por el proceso de reinvención gubernamental más que de alternancia exigidas por las enmiendas de la Cuarta Transformación Nacional, la percepción de Scherer coincide con la del titular del INACIPE, Gerardo Laveaga, porque siendo un tema la corrupción será atendida por un Fiscal, y el otro,  la procuración e impartición de justicia, estará en manos de la FGR. La autonomía del Fiscal atraerá nuevas atribuciones como será  la composición de los consejeros ciudadanos y los procesos de consulta social en la elaboración y aprobación de programas de la FGR. Mientras unos juristas como Laveaga apuntan a la eficacia de la Fiscalía General de la República en el momento histórico nacional, a otros como Bátiz, les preocupa el marco legal secundario que origina una especie de vacío legal promotor de amparos contra las acciones ministeriales. Lo que otea Julio Scherer es que conforme a esos tiempos políticos, de septiembre a diciembre, la normatividad susodicha pueda aterrizarse sin dificultad luego de haber permanecido estacionada abúlicamente por varios años en el legislativo.   


Lo dicho, 
los gimoteos de la Tía Tati contra Bartlett no serán los primeros ni los últimos. A un mes de haber ganado la elección presidencial, los golpes bajos en la nueva élite gobernante están en su momento álgido porque así como se alebresta la familia panista Clouthier contra el nuevo titular de la CFE, lo mismo acontece contra la decisión de López Obrador a favor de Monreal en la bancada morena del Senado. Como se ha mantenido oculto Alfonso Romo azuzando a Clouthier contra Bartlett, igual acontece con Polenvsky contra Monreal pues no le parece confiable para tenerlo a cargo de la mesura parlamentaria cuando ha repetido el zacatecano que él ‘será contrapeso al presidencialismo de un solo hombre’. Bastó esa frase de Monreal, como la de Taibo, para que Yeidckol  acuerpe el anhelo de Martí Batres al frente de la mayoría en la Cámara Alta. Porque Batres es pejista probado cuando entró en conflicto con Ebrard por Felipe Calderón y se disciplinó a la decisión de Amlo a favor de Sheinbaum. Como no le dijo y ni le ha externado Romo al presidente electo su oposición a Bartlett en la CFE, igual se comporta Polenvsky sobre la coordinación de zacatecano en el Senado. Se requiere mucha hormona entre morenos para contradecir a López Obrador y más ahora como virtual presidente electo, evidenciando aquello que Balzac denominó ‘La condición humana’.



Juan Díaz 
de la Torre anda tras Esteban Moctezuma. Con el Secretario Virtual de la SEP el líder del SNTE no ha tenido contacto, como sí considera que lo han tenido el nieto y el yerno de la maestra,  obviando que Moctezuma les cerró las puertas de la SEP porque no volverá  Fernando González a ocupar cargos en la instrucción pública. Ha de escuchar pasos en la azotehuela el líder del SNTE advirtiendo a López Obrador que ‘yo Johnny fui electo para dirigir al magisterio oficialista hasta el 2024’, o sea, tiene la misma vigencia que el sexenio pejista. Y pese al ‘elbazo’, se siente sólido Díaz de la Torre a la cabeza del SNTE porque a él ningún funcionario lo designó en el encargo llámese Chuayffet o Peña Nieto; por lo tanto, no se mira removido por el pejismo de sus funciones, como no se vieron Jonguitud ante Salinas, ni Elba Esther ante Peña Nieto. Cualquier soberbia que le quiera observar Esteban Moctezuma a Juan Díaz de la Torre la vacuna éste yendo contra cinco medidas ilegales de la reforma educativa sobre el magisterio. Jactancioso y visionario Juan está hoy contra la máxima transformación de Peña Nieto y además acompaña en su legitimidad al presidente electo. Sin embargo, lo que ofrezca el SNTE y lo que proponga la CNTE son insuficientes en la cuarta transformación de Moctezuma en la instrucción pública. La niñez es la que siempre sale perdiendo en los conflictos fácticos sindicales, llegó el momento de crear un solo techo que albergue las distintas expresiones magisteriales nacionales y regionales, porque así como hay dos sindicatos en disputa por las gracias del centralismo presidencialista, abundan sindicatos estatales que hacen lo mismo frente a los gobernadores. Sumar y no dividir integra la agenda de Esteban Moctezuma en la SEP más allá de ir contra lo punitivo de la reforma educativa, sino armonizar la convivencia y tolerancia de los sindicatos que componen la masa magisterial del país, sin olvidar que todos ellos conforman la integralidad de los rayos, la rueda y el eje que  debe de poner en primer ángulo a los estudiantes y a los padres de familia.


No todo es UNAM 
en el Gabinete de Claudia Sheinbaum. Después que el presidente electo aceptó la recomendación de Alcocer para ir por el rescate de lo mejor de Solidaridad en el sector sanitario rural del país, la Jefa de Gobierno de la CDMX develó al personaje encargado bajo su administración de la salud, una investigadora de la UAM con experiencia planificadora en la CDMX. Sheinbaum como Amlo recuperará la infraestructura sanitaria e irá un paso adelante del mandatario electo, elevará los salarios y prestaciones de médicos y enfermeras. El precarismo ha sido otro de los males de las izquierdas, no sólo mexicana sino de todo el mundo. Enaltecer la calidad de vida de médicos y enfermeras, comenzando por sus salarios, viene a romper la incertidumbre en que se encuentra sumido el sector hospitalario con un derecho social que no reconoce siquiera a los suyos. Gran parte del fracaso de las clínicas rurales de Solidaridad se debe a los ínfimos salarios que desmotivan a los galenos a desplazarse a otras regiones del país y es poco probable que Amlo consiga acciones de fe entre los médicos para que vayan  a la montaña sin goce de sueldo. Entre las promesas de Sheinbaum, denota el cariño que guarda hacia la demarcación que gobernaba, el año entrante Topilejo tendrá un Hospital General.


https://www.facebook.com/vladrothschuh