EDITORIAL

LA CONSTITUCIÓN MORAL






*Turismo de clase mundial
*Eje de la reconciliación
*Verde que te quiero verde
*Perdón y olvido, en casa


VLADIMIR ROTHSCHUH



Entre más cavile el Presidente electo en promulgar su Constitución Moral, más se embarnece el repositorio de los personajes a ser amnistiados por un segundo chance en aras de la sana convivencia republicana en la Cuarta Transformación. Para López Obrador las imágenes del diputado cercanísimo a Mancera pasado de copas en un antro de la CDMX le llegan en un momento en que el legislador Muñoz Ledo será quien se encargue de la transmisión de la banda presidencial el uno de diciembre. La Constitución Moral la ha promovido el Presidente electo desde sus épocas de líder del PRD cuando llamaba a cuentas en público a los camaradas de partido que golpeaban a sus esposas y a sus hijos por consumir alcohol y drogas. Más tarde reprobaría Amlo la conducta de su cercano ex ministro de la SCJN que envió a la cárcel a la madre de sus vástagos y dio qué hablar por el inhumano trato. La Constitución Moral se vuelve urgente para quienes hacen guasa de la Cuarta Transformación de México y se la pasan triunfalmente por sus arcos sudorosos, como el diputado electo dueño de camionetas europeas de lujo que acaba de montar el show en Tijuana por viajar VIP. Este legislador moreno en fechas calderonistas fue el que contrató de secretaria en San Lázaro a su íntima, es el mismo que se tomaba selfies en las auroras boreales de Sudamérica y que ahora reclama para sí el merecimiento clasista por haber sido un desposeído. La Constitución Moral a Muñoz Ledo, Fernández Noroña y demás, se les hace urgente para que de aquí a diciembre la Cuarta Transformación llegue fresca y vigorosa a sostener sus aciertos.



El sexto lugar mundial 
de México en el top ten de Turismo se merece en segunda medida a la subsecretaría de Planeación y Promoción Turística de Sectur que preside Solís Trejo  y habrá de encabezar Simón Levy a partir de diciembre. En primera instancia ese merecido sexto sitio en el ranking de la OMT se debe a la cruzada auto impuesta por Enrique de la Madrid y que habrá de retomar Miguel Torruco bajo la Cuarta Transformación. Cuando inició este sexenio, México estaba fuera del Top internacional de turismo y es a partir de las nuevas políticas públicas en Sectur con el peñanietismo que del sitio once se fue desplazando a pasos agigantados hasta posicionarse México merecidamente al lado de China, USA, España. A De la Madrid no le tocó empujar y acompañar un megaproyecto turístico como le tocará a Torruco y a Levy con el Tren Maya, lo que hará más fácil la movilidad mundial de México hacia los primeros tres lugares de la OMT. La adquisición de Levy en Sectur es otra de las mejores incorporaciones que ha hecho López Obrador y que nadie mejor certifica que las fobias manceristas desatadas recientemente.


De las mesas de paz
 que ha desarrollado el Presidente electo y el virtual Secretario de Seguridad Pública, pocas noticias han tenido los diputados y senadores de Morena. El eje de la reconciliación es el instrumento que muestra necesario López Obrador a las víctimas y que en los Foros de Tijuana y Michoacán ha expresado inquisiciones más que samaritanismos. La Amnistía, quien primero la ha puesto en práctica es López Obrador a través del perdón y olvido hacia la Mafia del Poder para dar paso a una tersa alternancia y un devenir promisorio en el Establishment de la Cuarta Transformación. El perdón cristiano, musulmán, hebreo y la compasión budista no se otorgan al otro, se conceden a uno mismo. Y de esto los legisladores de Morena no están entendidos al llegar diputados y senadores en afán de venganza. La sentencia de que los ultras del morenismo van a pasar a cuchillo a los que López Obrador ha perdonado, hacen del ágora un apestoso matadero. La Amnistía promocionada por López Obrador, por Alfonso Durazo y Olga Sánchez Cordero debe comenzar cuanto antes en el partido que dirige Polevnsky.  La falta de proyectos de nación o de gobierno generó fantoches administraciones fallidas siendo ejemplo inmediato Miguel Ángel Yunes, Javier Corral y más atrás Arturo Núñez. Antes que la iniciativa de ley que formularán Durazo y Sánchez Cordero llegue al legislativo, deberá el Presidente electo haber convencido a los diputados y senadores que la Amnistía comienza por todos ellos.

 

Los ecologistas 
han sabido interactuar electoralmente a lo largo de su existencia a través de alianzas con partidos mayores. El anuncio de Arturo Escobar declarando su independencia del PRI encierra el historial práctico del PVEM acompañando al tricolor cuando era hegemónico y enseguida haciéndolo con el PAN vía Fox y Calderón para repetirlo con el PRI por la vía de Peña Nieto. El PRI quedó diezmado en las elecciones por el viejo tricolor que lo rebasó en sus ofertas de anticorrupción y justicia social, así que la media vuelta que está dando Arturo Escobar es incompleta pues seguirá en los ámbitos de antaño. Pero no ha dicho el Güero Escobar que vaya a coaligarse con Regeneración porque no hace falta decirlo con la ceremonia que hay entre el abuelo de Manuel Velasco con el Presidente electo y que allega a los Verdes con los morenos. Vivió como subsecretario de Gobernación Arturo Escobar, momentos desagradables que involucraron a la PGR con tal que dejara la Subsecretaría en Bucareli, sobrados motivos para mantener fresco el recuerdo y no suscribirse a la amnistía de Andrés Manuel para perdonar a la gente de Osorio Chong comprendiendo la circunstancia  de entonces y que hoy lo colocan en el cruce de caminos de las negociaciones parlamentarias con el ex subsecretario de Gobierno de Segob y ex líder nacional priísta, René Juárez Cisneros. Ni del brazo priísta, ni del brazo azul, marchará la bancada ecologista de San Lázaro como igual lo hará Velasco en el Senado frente a Osorio Chong y Zepeda si es que los morenos deciden acompañarse de los Verdes, pues fue esta izquierda la que solicitó a Osorio Chong la destitución del Güero Escobar para darle sitio al ex esposo de la esposa del actual presidente de la mesa directiva del Congreso, Muñoz Ledo. Cuando llegó Juárez Cisneros a Gobernación fue en la salida de Miranda Nava a Sedesol por lo que no hay ninguna coincidencia en los tiempos del actual coordinador de los diputados priístas para que haya disidencia por parte del coordinador de los legisladores tucanes.