EDITORIAL

LA AUTORIDAD DE CLAUDIA





 *Es mejor un trío
*Primer fake de gobierno
*Fiscal Carnal jarocho
*En los bueyes vecinos
*Amor de lejos
*Mandado comido
*Cartas manchadas



VLADIMIR ROTHSCHUH


Recupera su credibilidad Claudia Sheinbaum acotando a quienes pusieron en sus labios la fake de las fotomultas.  Se mantiene en su oferta de campaña yendo contra el negocio financiero impositivo de Mancera, también declarado inconstitucional por negar el derecho de audiencia ante Seguridad Pública para atestar con cientos de miles de amparos al Contencioso Administrativo. La misma Jefa de Gobierno electa fue víctima de las fotomultas como los millones de capitalinos que engordaron esos negocios que imaginaron en concubinato  Moreno Valle, Barbosa y Mancera cuando aún compartían deseos comunes. La derrota del perredismo en la CDMX se cocinó en el malestar colectivo de las fotomultas y llamó a sorpresa que Sheinbaum con la victoria en sus manos dijera que seguirían pero en vez de cobrar pesos y centavos se sancionaría a los conductores con trabajos comunitarios. Daba pie la Jefa de Gobierno a mirarla como un político tradicional de los que ofrecen e incumplen como suele identificarse la partidocracia. Atareada quizá Sheinbaum con la reingeniería de su gobierno y la designación de su Gabinete, que desoyó a Iván Escalante sobre el malestar generado por el gazapo de los medios. Auto-rescatada de la palabra traicionada por la prensa, devuelve la Jefa de Gobierno prestigio a su potestad pública, las fotomultas serán canceladas, como lo promovió entre los electores. La seguridad vial en la CDMX se interpretó punitivamente acorde con la paz nacional conseguida a través de la violencia, Sheinbaum pone su grano de arena a las mesas de diálogo.
 El Fiscal Carnal 
que ciñó el affaire entre Ricardo Anaya y Raúl Cervantes consolidó la identidad de Acción Nacional reclamando justicia en los bueyes vecinos. Algo así como la ética de violentar los estatutos albiazules para declararse candidato presidencial, es lo que pervivió en  meses pasados por la simbiosis del no-discurso del anayismo. La reciente designación panista de su fiscal carnal en Veracruz es el mal sabor de la victoria pírrica de Mayli pero antecedida en Querétaro con la jaculatoria de Pancho Domínguez exigiendo hoy el holocausto anayista en el CEN del PAN.


Amor de lejos, 
reza el refrán que Chrystia Freeland hace válido yéndose a meter a las oficinas de campaña de López Obrador. Las cartitas amorosas entre Trump y el presidente electo mexicano son de tinta, papel y tijera, sobre todo esas punzocortantes con las que suele andar en el bolsillo Potus para aplicárselas a sus presuntos aliados como se las aplicó al Peña Nieto que lo metió hasta Los Pinos para recibir a cambio majaderías constantes. Los melosos deseos entre López Obrador y Donald Trump huelen distinto y saben a miel de maple con la canciller canadiense tomando del brazo a Amlo para decir juntos al unísono: es mejor un trío que una relación tradicional de pareja. Es bien sabido por Ebrard hacia donde apunta el interés de Trump coqueteándole a Amlo, inspira a convencerlo que los buenos negocios siempre son entre dos y no más, haciendo a un lado a Canadá conforme su dilatado objetivo renegociador.  Después de dos horas en  el despacho romano del Peje, Freeland salió contenta y satisfecha: la garantía que tiene México de no sucumbir a la voracidad de Trump para volver al aliado sureño en su patio trasero, se llama Canadá.
Por el equipo de Mario
 Delgado los suyos ponen cartas blancas sobre la mesa a Polenvsky, asegurando que ninguna liga, ningún Lobohombo, ninguna bancada rota, marca la trayectoria del senador y ex jefe de finanzas de la CDMX.
 Enrique Cabrero 
se le come al mandado a Marco Mena y a María Elena Álvarez-Buylla diciéndose listo para mover Conacyt a Tlaxcala y comenzar cuando antes la adecuación del espacio cedido por el Gobernador priísta a López Obrador para albergar la descentralización del Consejo Nacional de Ciencia  y Tecnología. En el tercer debate presidencial, López Obrador designó a Álvarez-Buylla para la titularidad del organismo responsable de nuestra desemejanza científica con el resto del mundo. Cabrero Mendoza demuestra que la política es otra ciencia dando un paso adelante y antes que Álvarez-Buylla para señalarle a López Obrador que hay eficacia atendiendo antes de lo previsto sus instrucciones. Marco Mena, sin embargo, no soltará al saliente titular del Conacyt la Plaza Bicentenario.    


Pagan los tabasqueños
 el mal genio de Arturo Núñez, negándose a acompañar a Rocío Nahle en la búsqueda de los terrenos para la refinería, colmó su estilo de gobierno que  acabó por sancionarlo en las urnas. El futuro de Tabasco ya no le importa a Arturo, lo que le importa ahora es la Delegación Cuauhtémoc si es que el Adán moreno no le aplica la misma regla simple de Granier. En contraste Rocío Nahle se encontró en Campeche con un Alejandro Moreno Cárdenas deshecho en atenciones para recibir a Pemex, al grado que la virtual Secretaria de Energía descubrió el ambiente y el espacio para fincar una nueva refinería en Carmen.