EDITORIAL

CAUSALES DE NULIDAD




*Fiscal de Justicia
*Transición turística
*Mafia del poder
*S19 y partidocracia
*Coordinadores azules


VLADIMIR ROTHSCHUH


Revive Gerardo Laveaga el bono democrático de la transición democrática foxista y se lo adosa a la alternancia de López Obrador con su 54% de legitimidad comicial para designar el nuevo Fiscal General de la República. Disipa el titular del INACIPE  la confusión originada por las ONG’S en el combate a la corrupción y la procuración de justicia cuando ambas son funciones que corren por el mismo sentido pero en carriles paralelos. Como oposición el virtual presidente electo consideraba que el Ejecutivo debía apartarse de la Fiscalía para darle autonomía a las decisiones que la política obstruye sexenio tras sexenio. Como hombre en el poder el macuspense sintoniza con Peña Nieto y con los anteriores inquilinos presidenciales, la conveniencia de designar al procurador o fiscal general de justicia; esta es la percepción cambiante entre estar abajo y arriba en la pirámide política. La autoridad del responsable de la PGR o FGR recae como todo, en hombros de la figura presidencial,  porque desacreditado el mandatario en turno con él naufraga no sólo su Procurador o Fiscal, sino todo su Gabinete, su partido y  que compromete al virtual presidente electo, ante la máxima de Lord Acton y los Quijotes que instalados en el poder devienen en más de lo mismo según ha sucedido en lo que va del nuevo siglo mexicano y sus alternancias. Gerardo Laveaga le otorga a López Obrador el derecho natural de escoger y decidir al titular de la FGR evitando así la ingobernabilidad guatemalteca, italiana o brasileña. El bono democrático en un régimen presidencialista inviste de autoridad a la figura del Jefe de Estado que por esas características sistémicas puede llegar a perderlo sin necesidad de un plebiscito.
 Mientras Miguel 
Torruco anuncia los objetivos de la nueva agenda en el sector turístico, se desprendió Enrique de la Madrid de Texas para venir a la CDMX a lanzar el innovador Sistema Nacional de Certificación Turística y la Primera entrega del Distintivo Nacional de Calidad Turística a empresas y prestadores de servicios turísticos del país. En Texas el titular de Sectur promocionó la campaña  Viajemos Todos por México entre los paisanos que por distintos motivos no se han sumado al grueso de estadunidenses que disfrutan de nuestra gastronomía, industria hotelera y la calidad de los prestadores de servicio.  Con el nuevo Sistema de Certificación Turística sienta las bases Enrique de la Madrid a la competitividad mundial y que hacen de México potencia internacional moviéndose en este sexenio del sitio once al seis del top ten de la OMT. En la entrega de los distintivos participaron Salvador Sánchez Estrada, Fernando Olivera Rocha, Roberto Zapata, quedando para la próxima, la aparición del virtual secretario, Miguel Torruco, quien más temprano que tarde  deberá anclar la transición pejista en Sectur como señaló con la descentralización de la dependencia federal hacia Chetumal. 
Con la alternancia 
hacia la  izquierda y el perdón del virtual presidente electo al cabecilla de la Mafia del Poder, a Emiliano Salinas lo vuelven a meter al fogón no por el apoyo al movimiento pacifista de Javier Sicilia y Álvarez Icaza, sino por los recursos conseguidos por una de las agrupaciones humanitarias de Keith Raniere a la asociación del poeta democristiano. A los hijos del virtual presidente electo también los focalizaron atrayendo recursos financieros a manera de perjudicar a su padre en la campaña presidencial, algo parecido a los golpes bajos contra los hijos de Zedillo con los de Montiel y Sahagún o los orgullos nepóticos del jolopismo. El expresidente de la modernización que creía en las señales de paz y amor del virtual presidente electo, ahora entiende que esos abrazos y carantoñas entre el macuspense y Claudio X González fueron dilaciones a lo que se viene después del uno de diciembre. Deslindado, apartado y cuestionando del liderato de Raniere, el hijo del expresidente Salinas no escapa del resentimiento que acumula su padre en la clase política como el envés de lo que representa el macuspense entre sus detractores que aún velan armas y no descuelgan de los portales las anécdotas monetarias de los vástagos de la nueva familia presidencial.
 Nadie respinga 
por las formas en que el virtual presidente electo designó a Monreal coordinador de los morenos en el Senado. Lo que no es pecado en la nueva clase gobernante se lo achacan demoníaco a Damián Zepeda por dejar sucesor en el Comité Nacional que a su vez lo designará coordinador de los azules en la Cámara Alta. El senador sonorense promete una oposición responsable a los intereses de México como lo asentó en días pasados cuando cuestionó los delegados personales en los estados designados por el virtual mandatario porque violentan el orden federativo y la soberanía de los estados y municipios. Si a los morenos les desagrada la oposición de Damián Zepeda mal hacen en intervenir en la vida interna de los demás partidos para conseguirse coordinaciones a modo en el Legislativo. Damián Zepeda al frente de los panistas en el Senado no será un vecino cómodo para el impuesto Monreal.
 Ese INE 
que no le levantó el brazo a López Obrador la noche del uno de julio, se inconforma con las amenazas de reducción salarial a la élite burocrática electoral. La austeridad no es el fuerte ni de algunos consejeros del INE, ni de la partidocracia como lo manifestaron en la tragedia del S19 negándose vía Nacif a reducirse salarios  y como el  PAN y Morena a mochar sus gastos de propaganda. El consejero Ciro Murayama acotó las reformas salariales del virtual presidente electo explicando los pros y los contras de la autonomía del INE y su servicio profesional electoral. Valoran en el seno del INE que la multa a Morena por malversar la ayuda a los damnificados del S19 podría ir más allá de la mera sanción financiera porque arrastra causales de nulidad al triunfo virtual de Amlo. Contra Calderón y Peña Nieto, el populismo inició procesos de nulidad por rebasar gastos de campaña y los más de 100 mdp de ayuda para las víctimas de los sismos representan a juicio de los Consejeros del INE, una atrocidad humana, política y social, porque se desvió esa asistencia hacia la campaña del actual ganador presidencial en las urnas. Ese INE que perdió en la figura de Lorenzo Córdova la circunstancia de alzarle la mano al ganador de la tarde-noche del uno de julio, bien puede bajarle el brazo al virtual mandatario electo por el fraude cometido contra la ayuda financiera a los damnificados del S19 y todo por el borlote de la austeridad salarial.
 Los republicanos 
denominaron abyecto a Trump por humillarse ante el tirano ruso ¿de qué calificarán a Potus por asistir a la toma de posesión de López Obrador?