EDITORIAL

GRACIELA – TATIANA

 


*Del nocebo al placebo Pfizer/Moderna

*Sanación sin vacunas

*Nuevo orden del e-commerce

 

VLADIMIR ROTHSCHUH

 

El presidente López Obrador ha colocado a Graciela Márquez en la línea sucesoria del INEGI, aspecto que nadie debería reclamar teniendo en mente la forma en que Eduardo Sojo llegó a dicho organismo. A partir del censo en que Julio Santaella conoció de cerca a la vida familiar, modesta y republicana del presidente López Obrador y la doctora Gutiérrez Müller, obtuvo una visión más acertada del proyecto de país representado en la pareja presidencial, siendo que a partir de ese encuentro cálido entre el Presidente, su esposa y Julio Santaella, el INEGI se volvió más amable con las estadísticas sobre la 4T. Graciela Márquez dejó un buen legado como reconoció el presidente López Obrador con el Tratado de Libre Comercio, con las negociaciones directas que emprendió en temas del acero y agro, la nueva NOM para acabar con el pillaje de las gasolineras, el apoyo crediticio a las MiPymes durante la cruda pandemia, el etiquetado frontal a los alimentos procesados, en fin Graciela Márquez le dejó abonado el terreno a Tatiana Clouthier quien ahora deberá resolver los pendientes en la regulación del comercio digital donde el desbarajuste es extremo con los abusos cínicos de las plataformas que cargan los impuestos a los vendedores, cobran lo que quieren por los alojamientos y ahora el cohecho internacional con el robo de mercancía importada a través de una empresa ‘china’  Quality Post denunciada ante Profeco pero ignorada por el equipo de Ricardo Sheffield, lo mismo que por la SCT de Jorge Arganis cómplices de la extinción de Sepomex. China es el país con más millonarios en el mundo y la mayoría proviene de las plataformas digitales. Jack Ma y Mohamed Yunus signaron convenios de colaboración con Economía y que debería desempolvar Tatiana Clouthier para darle un giro al Banco del Bienestar como la banca de desarrollo de los pobres debido a que Elektra nunca alcanzó esa función, e igual detonar a las MiPymes por la vía de las plataformas cuyo futuro quedó asegurado con esta pandemia al tener que asumir  los tres niveles empresariales mexicanos el e-commerce obligado por la pandemia. Insertar a México en el Nuevo Orden será una tarea que muchos valorarán en Clouthier, especialmente la economía moral del presidente López Obrador.  

 


En el Pulso de la Salud Jorge Alcocer señaló una obviedad que hizo a muchos removerse en sus butacas: la vacuna contra el Covid19 no acabará con la peste. El dato del Secretario de Salud de México se sustenta en que salubridad aplica en todo el país 50 millones de dosis contra la influenza cada año antes de la temporada de invierno sin conseguir acabar con las gripas, porque las cepas del Covid son mutantes y hay más de 3 mil de ellas. El calendario de vacunación mostrado por Alcocer va generacionalmente hacia abajo arrancando con los adultos mayores, sobre el dato que las vacunas no previenen ni curan sino el aparato inmunitario de cada persona.  El referente es cierto, comenzando con el presidente López Obrador como ejemplo de fortaleza física y seguido de todo el equipo del Pulso de la Salud, pues a ninguno le ha dado la gripa china, salvo a un miembro del equipo de Comunicación Social de Marta Cabrera, Víctor Cortés y que la superó bien. Con las vacunaciones masivas, el planeta comienza a desandar la campaña del nocebo que dirigió la OMS, pues los ensayos de Pfizer y Moderna fueron  placebos como las agüitas azucaradas usadas en Veracruz contra el cáncer el sexenio pasado. Irónicamente la inmensa mayoría de ciudadanos que se ofrecieron a probar la eficacia de las vacunas contra el Covid19 consiguieron inmunidad, no obstante que eran ampolletas de agua destilada. A ese placebo que acabará con el nocebo de nuestro Nuevo Orden o fin de una época, se le acerca la Estrella de Belén avistada la última vez hace 800 años. Buenos tiempos se aproximan para México y el mundo.

  

  https://twitter.com/VladRothschuh