EDITORIAL

RESCATE MESOAMERICANO



  
*Simbiosis social IMSS/Infonavit
*Fertilizantes, política y violencia
*Trump queda a deber
*Desafíos culturales del Tren Maya



VLADIMIR ROTHSCHUH


La cuenta regresiva del plan migratorio de los 45 días la sembró de vida el presidente López Obrador cediéndole 30 millones de dólares a El Salvador. El gesto mexicano azota las talegas de Trump obligándolo a cumplir su parte de un plan conjunto de desarrollo económico y social en el sureste mexicano y parte de Mesoamérica: la prosperidad es el muro natural que evitará las migraciones masivas hacia Estados Unidos. Esos 30 mdd son una porción de las otras inversiones en Guatemala y Honduras, por ser las principales naciones expulsoras del área. La ONU se comprometió a secundar ese plan de López Obrador quizá como modelo piloto hacia otras naciones del orbe que rankean los indicadores internacionales de exportación ilegal de mano de obra. Por encima de las razones ideológicas que suelen mover la xenofobia como es el caso de Trump y los grupos extremistas norteamericanos, López Obrador ha puesto sus principios humanistas para que miles de mesoamericanos no tengan que desplazarse por el sueño gringo a costa de arriesgar vidas cuando pueden conseguir esa promesa en El Salvador, Guatemala y Honduras. El mandatario Bukele representa esa derecha empresarial recién llegada al poder salvadoreño, pero ello no frenó al presidente López Obrador a construir una alianza de prosperidad regional prometida desde Bush y Salinas o más recientemente desde Peña y Obama quedando en históricos engaños a las naciones. El enorme mérito de la Presidencia de México ha sido el talento de López Obrador para apartarse de las etiquetas políticas dando paso a la tolerancia y respeto a la diversidad asentándolo al trabar con ideologías opuestas como la de Trump y Bukele, igual que lo hace sin distingos con los gobernadores mexicanos opositores. Trump y Estados Unidos quedan a deber en el Plan Marshall iniciado por México y López Obrador en Mesoamérica.


 Con  Zoé Robledo en el IMSS, Carlos Martínez acrecentará el espíritu de colaboración que no hubo en meses pasados entre el Infonavit y el Seguro Social. Robledo apenas designado comenzó a destacar las bondades de la 4T en derechos sociales expresados en las cifras laborales del mes de mayo con mayor índice de empleo que en el 2018 y todo por la fórmula que incorpora a los jóvenes becarios en el pleno empleo. Carlos Martínez por su parte lleva recorrido gran parte del país promoviendo el programa del Infonavit 'Responsabilidad Compartida' beneficiando a 26 mil familias con cinco mil millones de pesos y cuya meta es alcanzar 800 mil derechohabientes. Muchos jóvenes becarios que ganan más del salarios mínimo también esperan más que atención sanitaria del IMSS para ser considerados en la oferta viviendera de Carlos Martínez. El derecho social a la vivienda propuesto en el Infonavit atraviesa a las juventudes incorporadas por la 4T en el empleo formal, como ya lo hace el IMSS entre los becarios y todo estudiante que desde sexenios pasados no descubrieron que contaban con derechos a atención médica en el Seguro Social. Nuevos programas innovadores se guarda Carlos Martínez en la manga de la camisa y que  con Zoé Robledo en el IMSS le será más fácil concretar en la recuperación social de ambos organismos.


La politización del fertilizante en Guerrero, más el conflicto de interés que envuelve a Coldwell con los fertilizantes, no detuvo a Víctor Villalobos  en la entrega de esos insumos a los pequeños productores rurales de Guerrero. Más de 200 centros de distribución abrió Sader en esa entidad beneficiando a los sectores campesinos con mayor retraso económico y que habrá de decantar en paradigma para otras regiones del país con alta marginación. El volumen que Víctor Villalobos calcula atender supera a los diez mil agricultores por jornada y que siembran especialmente frijol, maíz y arroz en una superficie de 450 mil hectáreas. El paradigma está en que esa gratuidad sea filtrada para que llegue a verdaderos productores rurales y no se siga beneficiando al crimen organizado como señaló el delegado de Sader en Guerrero. La toma de carreteras, secuestros de funcionarios y saqueo de bodegas federales, forma parte de la tradición suriana donde la política y el crimen organizado han desempeñado su peor papel con los insumos agrícolas que no llegaban a sus destinatarios.


Alejandra Frausto dio un respiro a Jiménez Pons, Jiménez Espriú y Miguel Torruco haciendo a la Secretaría de Cultura garante de cuidado y respeto del legado de los dos mil sitios arqueológicos mayas por  donde cruzará el tren del sureste. Los impactos ambientales que siguen en veremos debido a la pusilanimidad de Josefa González y de SCT, consiguen un giro con el acuerdo de Cultura y Sectur para que las nuevas tecnologías mapeen el subsuelo precolombino y ayude a los ingenieros y técnicos a trazar un buen proyecto que usualmente siempre conduce a otros semejantes. Ya no se trata de los vagones culturales, de la difusión de Museos Comunitarios, regidos por la burocracia administrativa que siempre llega después a usufructuar la creatividad previa, pues el acuerdo de Frausto y Pons se sitúa en el anteproyecto de un gran plan donde el presidente López Obrador ha otorgado plazos fatales a sus colaboradores porque ese Tren Maya como Dos Bocas y Santa Lucía, se ha topado con una ineficacia inaudita de quienes deben pasar del discurso de siempre a los hechos renovadores de México. La responsabilidad asumida por Alejandra Frausto  es una garantía bien aceptada por las comunidades indígenas, solamente ella será la responsable en lo inmediato de la protección de ese bien cultural de siglos, circunstancia que la coloca en la acera de enfrente de la abulia burocrática dispuesta como siempre a obturar los grandes cambios del país. Alzar la voz y sostener su autonomía es el paso inevitable de este convenio de Frausto con los responsables del Tren Maya, ella como  López Obrador no se prestará a corrupción, partidismos clientelares y fatuidades ideológicas contra las que se ha venido manifestando el Presidente de México.

  
www.twitter.com/vladrothschuh