EDITORIAL

LA NUEVA EDUCACIÓN

  




*Jugar a las vencidas
*Neoliberalismo agrario
* Reingeniería turística
*Huachicoleo político


VLADIMIR ROTHSCHUH


Optó el Presidente de la República por resolver desde dentro el huachicoleo con una amonestación genérica hacia fuera de no jugar a las vencidas con el Estado y a ver quién se cansa primero a partidos, políticos, legisladores, empresarios, alcaldes, gobernadores, crimen organizado y trabajadores de Pemex. Los intereses creados en torno al hurto de combustible doblegó al pasado sexenio cuya máxima expresión se dio en el gasolinazo y el uso del Ejército contra esa mafia compleja que albergaba toda una industria cabeceada por gobiernos estatales,  municipales, empresarios y legisladores en complicidad con altos funcionarios de la petrolera. La apuesta se hizo similar con la Cuarta Transformación a partir del involucramiento de las izquierdas, si hay políticos ligados a esa industria delictiva no había por qué creerle al cambio de gobierno, sin embargo López Obrador no está dispuesto a compartir la corrupción heredada, inclusive cuando participe el grueso de la clase política. Para el Presidente de México esta lucha lo muestra desigual en el orden de los usos y costumbres de la corrupción, lo que no lo fragiliza en tanto conoce  con nombres y apellidos a los distintos grupos que componen el huachicoleo. Su promesa de no volver a ver al pasado es desnaturalizada por los que confunden ese pasado en el robo de combustible presente.  Insistirle al Presidente de México que deje las cosas como las recibió, es apostarle a un error siendo que López Obrador no juega aún su última carta contra la clase política, sino que prefiere la disuasión desde el origen en Pemex. De ahí que jamás se conocerá la raíz del helicopterazo poblano, no obstante que Luis Sandoval, Alfonso Durazo, y Alejandro Gertz hayan develado la caja negra.


Casi 26 millones de alumnos de educación básica regresaron a clases con un referente que obliga a Esteban Moctezuma a incidir en la correlación numérica de los estudiantes que pasan de primaria a secundaria. Mientras en la primaria hay catorce millones, en la secundaria se rompe la continuidad albergando a seis millones de jóvenes para cuestionar dónde están los ocho millones de alumnos faltantes. La Cuarta Transformación tiene a la mano la obviedad sobre los errores creados a propósito con la educación obligatoria, la inserción laboral de la niñez, el crimen organizado y la subcultura familiar de procrear hijos como fuente de subsistencia. Desde que Esteban Moctezuma participó en los noventa del siglo pasado en la modernización educativa de la SEP hasta la fecha, poco o nada ha cambiado en los modelos imperantes de la instrucción pública como reflejo del paradigma económico y social que perdura en torno de las familias. La educación se ha mantenido divorciada  de sus alumnos, sus comunidades y hogares, procreando ingratamente objetos para el decoro sistémico. Romper esos eslabones es el sentido de la nueva educación rescatada los pasados seis meses en los foros que darán cuerpo al innovador modelo educativo. Así como López Obrador sentenció a los mexicanos que no podía fallarles, igual acontece con Moctezuma en la instrucción pública por su amplia experiencia desde hace tres décadas.


Dejar atrás las expresiones neoliberales de 1992 fue el juramento de Víctor Villalobos en el 104 aniversario de la promulgación de la Ley Agraria. El año nuevo de cada administración federal se inaugura en Veracruz  de vez con vez la gesta agrarista de 1915 que cambió paulatinamente la condición rural de los mexicanos y se precipitó en una traición zapatista cuando el salinismo le daba el tiro de gracia al ejido con la privatización de la tierra. Villalobos Arámbula no se había expresado sobre el tema en la alternancia, pero en Veracruz y junto a Cuitláhuac García y Román Meyer, retomó los pendientes que mantienen postrado al agro nacional ante los excesos de abandono y pobreza, del atraso productivo, tecnológico y de inversión. A la vista no hay aún una contra reforma del  27 constitucional pero sí una dedicatoria de López Obrador a través de su representante de Sader en el momento carrancista cuando advirtió  Villalobos que ‘la ley agraria de 1915, la Constitución de 1917 y la Reforma Agraria de Lázaro Cárdenas formaron parte de un proceso histórico para llevar, por medio del reparto de tierras, justicia social a los territorios rurales;  proceso finalizado de manera abrupta por las reformas neoliberales de 1992, por lo que la Cuarta Transformación busca nuevamente rescatar al agro del estado de abandono al que lo condenaron tres décadas de políticas públicas excluyentes’. La advertencia de Víctor Villalobos ojalá sea atendida el equipo senatorial de Ricardo Monreal, representado en el evento por la Comisión de Agricultura presidida por Narro Céspedes. Es posible desandar los caminos entreverados del neoliberalismo privatizador en el campo como ha hecho posible la Cuarta Transformación con la restitución juarista de la honrada medianía en los  salarios de los servidores públicos.

 

Dio curso Miguel Torruco a la reingeniería financiera, administrativa y de eficiencia de la Secretaría de Turismo con el cierre de las 21 representaciones del Consejo de Promoción Turística en el extranjero. Antes tuvo que designar el Presidente de la República a Glenda Argüelles en la titularidad del CPTM con tal de ajustar las sobredimensiones de un organismo adverso a la funcionalidad administrativa de Sectur. Ahí Torruco Marqués figuró la agenda inmediata de su dependencia adelantando la participación de México en la feria internacional turística de Madrid donde piensa Torruco aproximarse a nuevos mercados interesados más allá del turismo de sol y playa sobre el que ha girado en las últimas décadas la oferta internacional. Desde la transición Torruco se había fijado objetivos que superaran la masificación por la calidad de los visitantes extranjeros con tal de colocar a México entre las naciones que reciben mayor derrama financiera que ocupacional. Después de su fin de año familiar en Acapulco, Torruco Marqués refrendó su vinculación histórica hacia ese destino turístico y que inculcó su madre, para anunciar que Acapulco sigue siendo autofinanciable y que no obstante la itinerancia del Tianguis Turístico, ese puerto será la sede de este año. La reingeniería de Torruco en Sectur con el CPTM, adelanta a Marcelo Ebrard los ajustes que deberán asumir las representaciones diplomáticas de México en el extranjero promocionando el turismo, obligación y responsabilidad extraviada desde los excesos tecnócratas.




https://twitter.com/VladRothschuh
https://www.vladimirrothschuh.com