EDITORIAL

TRAFICANTES DE PRIVILEGIOS

  




*Turismo sin corporativismo
*Restauración del tejido social
*Impuestos y gobiernos fallidos
*Cumbre de Marrakech


  
VLADIMIR ROTHSCHUH


Resta que los empresarios turísticos monten un plantón como el de jueces y magistrados para reclamar sus privilegios a la Cuarta Transformación. La extinción del Consejo de Promoción Turística venía siendo exigida por los pasados titulares de Sectur debido a que ellos y la Secretaría quedaban supeditados a un clan empresarial que tomaba decisiones con el dinero público de los impuestos de los turistas. Sin esos miles de millones vertidos en la opacidad del Consejo de Promoción Turística, los empresarios que manejaron esos recursos públicos anuncian una catástrofe en el sector porque ellos ya no operarán esos miles de millones y que tienen de ejemplo a sus amigos los exgobernadores de Quintana Roo y de Veracruz como botones de la prostitución de esos bienes del erario. Miguel Torruco ha brindado a los empresarios turísticos la oportunidad de impulsar la industria sin chimeneas bajo la esencia del emprendedurismo independiente y sin los extravíos corporativos que jibarizan la innovación y jerarquizan a la sombra de la corrupción entre empresarios gubernamentales e independientes. En México, a diferencia de otras naciones, nuestra IP no llega ante el Gobierno a ofrecerle dinero para impulsar el desarrollo, por desgracia nuestros empresarios son  seudocontratistas como dejó en claro el fallido NAIM de Texcoco o como refiere el presidente López Obrador a los jueces, magistrados y ministros, llamándolos traficantes de privilegios. Y el Consejo de Promoción Turística era un nicho de privilegios como lo es Proméxico y todos los fideicomisos creados dentro del Gobierno para desviar recursos públicos sin rendirle cuentas a nadie. Miguel Torruco se ha puesto a la par de López Obrador extinguiendo los legados  de desigualdad de la derecha y la tecnocracia.
 
A los tres ejes culturales definidos por Alejandra Frausto como son inclusión, diversidad y libertad, faltó añadirle uno muy suyo, la generosidad que aprendió al lado de Rafael Tovar y de Teresa al hacer de Conaculta y de la Secretaría de Cultura un Poder Plano sin escalafones en una pluralidad de rayos sosteniendo la rueda desde un eje que hace un todo cultural. Sobre las experiencias de Frausto es que se logrará conseguir la restauración del tejido social y la paz que ninguna arma corta o larga ha podido edificar por medio de la violencia y sus convenciones trágicas de la lengua: el léxico del poder y ciudadano han girado en torno a la guerra. La sentencia de Frausto de la cultura ornamental que postra el servicio y los objetivos por la rigidez de lo que solamente se consigue en la blandura, por supuesto que no estaba dirigido al ‘Jarrón con flores’ de Van Gogh, cuando dijo que la cultura no volverá a ser un adorno sino que expresaba la pérdida de visión de los administradores culturales para observar toda una tradición revolucionaria rompiendo esquemas desde lo inmediato popular, sacro, consumista o demodé. Y a la generosidad, acompaña la humildad a Alejandra Frausto al confesarse como una promotora inimaginada en la titularidad de la Secretaría y que la despoja de la soberbia que tanto daño ha hecho a nuestra cultura. 
Carlos Urzúa tendrá que repetírselo al diputado Ramírez Cuéllar: los impuestos definen el perfil democrático de un gobierno. La inexplicable obsesión de izquierda del diputado barzonista por aumentar las alcabalas a los mexicanos que pagan ya doble tributación manifestada en los gimoteos de diputados y senadores contra el ISR,  se estrella en su ideología y se pulveriza en los hechos: el gasto social del Estado se ha cubierto en los últimos años con los impuestos de los contribuyentes, paradojalmente ni el petróleo, ni la maquila, ni el turismo, ni las remesas, han sido los pilares para el desarrollo nacional, sino los impuestos. Las últimas cifras del SAT fueron que además de cubrir los contribuyentes el gasto social, hacían posible la inversión en infraestructura. Ramírez Cuéllar había adelantado más gravámenes desde San Lázaro  ignorando a López Obrador con la desaparición del SAT y del ISR. No obstante los llamados del titular hacendario a los legisladores federales para no andar asustando a las inversiones, tirando la bolsa y al Peso, se inician con la incomunicación de Mario Delgado como líder del Congreso.  Más impuestos señalan el talante antidemocrático de un gobierno. 
Quienes han vivido bajo dictaduras o persecuciones políticas pueden valorar las migraciones. Ángela Merkel nació en la Alemania comunista y ese es el origen de su gobierno de puertas abiertas a los migrantes. El envés está en que no basta con tener ascendentes migrantes para encontrar equidad, tal sucede con el nieto de un alemán migrado a Estados Unidos y que hoy dirige la Casa Blanca. En la cumbre migratoria de Marruecos la pobreza de las naciones se expresó en la cerrazón de Estados Unidos, Hungría, Austria, Lituania, Dominicana, República Checa, Polonia, Chile y Eslovaquia. En cambio México se comprometió en todos los puntos del Pacto de Marrakech, teniendo por vez primera la Cancillería de nuestro país a un perseguido político que debió refugiarse en París y luego en California. Indudablemente Marcelo Ebrard conoce lo que es huir de su terruño y eso le permite tener una visión diferente hacia las migraciones que atraviesan a México hacia Estados Unidos. La negativa de Trump de sumarse al Pacto de Marrakech aparentemente complica la agenda binacional de la Cuarta Transformación, siendo que lo ofertado en la cumbre por Ebrard para Mesoamérica en 30 mmdd contiene la promesa de Trump para crear prosperidad en Guatemala, El Salvador y Honduras a manera de incentivar el arraigo. Ebrard expuso a Pompeo y Nielsen una resolución natural al caso de los hondureños estancados en Tijuana a través de un Plan Marshall para Mesoamérica y en Marruecos lo sostuvo, dando a entender el común acuerdo de López Obrador y Trump sobre los indocumentados.  



419 818719 914 481