EDITORIAL

EL 68 A MEDIO SIGLO

  

  
*Anodinos contra el tiempo
*Universidades y libros
*Comercio de tres
*Nuevo modelo de justicia
*Indicadores de igualdad
*Los árbitros de Blanco



VLADIMIR ROTHSCHUH


El 68 es tan amplio y versátil que da para mucho como el retiro de las placas que la administración de Díaz Ordaz colocó en las obras del Metro del Distrito Federal. En la historia reciente el último  Mandatario y Jefe de Gobierno que construyeron un Metro en la Ciudad de México fueron Marcelo Ebrard y  Felipe Calderón. Hoy reafirma su estilo el gobierno de Miguel Ángel Mancera cobrando venganza contra Díaz Ordaz por construir lo que López Mateos se negó a hacer,  el primer Metro en la capital del país donde intervinieron María Félix y el mandatario francés De Gaulle. El ingenio destructivo del mancerismo, como en la Línea Dorada, es amarrar irrisorios cabos sueltos sobre el 68  para juzgar al Presidente Díaz Ordaz a través de una de sus grandes obras y no por lo que Luis Echeverría fraguó como un golpe de Estado para hacerse de la Presidencia de México. El talento mancerista  de haber encarecido el precio del pasaje en el Metro, de cobrar peaje por transitar y estacionarse en la vía pública o privatizar las multas de tránsito, se vuelca en derruir lo ajeno a nombre de una ideología entre quienes profesan ninguna. La cobardía de sancionar el Jefe de Gobierno (no electo) al presidente Díaz Ordaz por darle a los chilangos el primer Metro del país, se acompasa en el tratamiento generado contra Marcelo Ebrard por la Línea 12 sin que hubiese cargos o sanción alguna en lo que fue un burdo ajuste de cuentas. El mancerismo exalta su carácter anodino en el 68 retirando las placas alusivas a la administración que se atrevió a desafiar la sismicidad del DF con un transporte subterráneo que hoy sigue atendiendo a millones de ciudadanos pero en franco abandono de la administración actual que se considera superior en su mediocridad privatizadora de los servicios públicos, al Milagro Mexicano y su Estado de Bienestar.  


Se superó a sí misma la Segunda Feria Internacional del Libro Universitario UNAM 2018: 12 mil visitantes, 14 países, 450 ponentes, 13 mil títulos bajo 220 sellos editoriales, 200 actividades culturales, literarias y artísticas, además de la IX Asamblea de Rectores de Universidades Públicas de Latinoamérica y el Caribe que tuvo a la UNAM y a su rector Graue de anfitriones. La segunda edición de FILUNI consiguió los objetivos de Volpi y Díez-Canedo, destacando la visibilidad editorial universitaria, estimulando el diálogo regional y fomentando el conocimiento entre los diferentes actores pasivos y proactivos del universo de las letras.


Entre todos los reconocimientos de Peña Nieto a los renegociadores del TLC hizo hincapié en Jesús Seade. El representante del Presidente electo en el team de Ildefonso Guajardo es destacado por el mandatario saliente como si intentara elevar los créditos de quien está siendo proyectado para el cuerpo diplomático de Ebrard y con destino a China. De la virtual Secretaria de Economía, Márquez Colín, nadie tiene un referente en este proceso comercial no obstante sus responsabilidades próximas a asumir, si no es que López Obrador ajusta su equipo como ya lo hizo en la Cancillería, en el Infonavit y en Segob. El nuevo acuerdo comercial apenas comienza en los legislativos de los tres países y esta es otra faceta de los renegociadores económicos de México, Canadá y Estados Unidos siendo que el paso ya lo adelantó Guajardo entregándole al Senado dichos acuerdos alcanzados con Lighthizer. La capacidad negociadora es tanto comercial como política o en sustancia la política preside lo demás que es donde Guajardo destaca, y Seade por la mayoría morena en las Cámaras, no tendría conflicto. El nuevo acuerdo pierde a uno de sus innovadores con Peña Nieto lejos de Los Pinos en diciembre, pero asimila a López Obrador en el horizonte de dificultades que han sembrado Trump y Trudeau el uno para el otro. Como toda carrera de obstáculos y relevos nada habría sido posible sin unos u otros, lo cierto es que las firmas mexicanas en el trilateral no contendrán ni las de Peña Nieto, ni las de Gamboa pero hay algunos como Alfonso Romo que desean que Guajardo acabe de amacizar un acuerdo rodeado aún de varios escollos. En las transiciones administrativas comenzadas entre los equipos de López Obrador y el de Peña Nieto, la alternancia en la Secretaría de Economía ha sido la más compacta de todas y quizá la única operando en los intereses futuros de México que son idénticos a los de la Cuarta Transformación.


Convergieron con el Presidente electo,  Héctor Díaz Santana y Gerardo Laveaga, en el Foro del INACIPE/Fepade sobre la Justicia Penal Electoral: el nuevo modelo ha de recuperar su positivismo. En otras palabras el hecho que Díaz Santana esté a cargo de la Fiscalía de Delitos Electorales y que Santiago Nieto no haya sido designado para Fiscal de la Nación, acrecienta la percepción de López Obrador sobre una justicia sin adjetivos. La Fepade entreveró sus funciones cuando el Senado abdicó de sus obligaciones cediéndole el espacio de la Fiscalía a un colaborador de Miguel Barbosa, quien ahora con su derrota electoral poblana atrajo esos fantasmas que prostituyeron en su momento a la Fepade intentando anular en la mesa judicial lo que no obtuvo en las urnas. Afortunadamente la Cuarta Transformación apunta al decoro aceptando respetar los procesos electorales de Coyoacán y de Puebla, como haber descartado a Nieto en la FGR por sus fobias peñanietistas. El Foro del INACIPE/Fepade hacia un nuevo modelo de justicia con la presunción de inocencia, audiencias, oralidad, resoluciones alternativas de controversias, más jueces de control, revela que pese a ser reconocida en todo el país, su implementación va a la zaga de lo deseado conforme lo representó Héctor Díaz Santana  enmendando los vicios de la Fepade.


A partir del uno octubre, el Instituto Nacional de las Mujeres (INMUJERES) abrió al público interesado el Sistema de Indicadores para el Seguimiento del Proigualdad (SIS Proigualdad). Son 263 indicadores por Igualdad, Desarrollo Sostenible,  instrumentos internacionales y por temática. La agenda de la mujer que estará a cargo de otra mujer en Segob, Olga Sánchez Cordero, contará con este programa para medir y conseguir los objetivos que asumió nuestro país en sus leyes e instrumentos internacionales a favor de las mexicanas.


Cuauhtémoc Blanco es gobernador de Morelos por referéndum a su desempeño en la alcaldía. Se puede poner la camiseta, puede identificar su administración por los árbitros, el hecho es que fue votado por su desempeño como edil y por el mal desempeño de Graco en la silla de gobierno. El Presidente electo y el saliente no fueron a su toma de posesión y eso define su futuro en quienes lo vislumbran desde el PES como Presidente de México y superando los desafíos heredados en una entidad deshecha. Contra corriente al poder presidencial, ningún gobernador ha llegado lejos, a corriente Graco fue perdonado por todos sus excesos en detrimento de los morelenses. Las navajas amarradas por los halcones rabinos entre Blanco y Amlo son tema urgente a resolver, toda vez que el lema del Presidente electo es ‘amor y paz’.  Un gobierno de árbitros no suena mal si el primer comisario de los ciudadanos es el Ejecutivo estatal.


  

                             419 818719 914 481                                          ttps://www.facebook.com/vladrothschuh