EDITORIAL

LA OTRA SALUD PÚBLICA



  
*#MeTooBellasArtes
*Politiquerías oaxaqueñas
*Agricultura 2020
*Dos pasos adelante


VLADIMIR ROTHSCHUH

Las giras finsemaneras de la salud han servido al presidente López Obrador, Jorge Alcocer, Ramírez Pineda y Zoé Robledo, para tratar otras sintomatologías de la salud pública como los caminos intermunicipales abandonados por los gobernadores, el crimen organizado que la Guardia Nacional no nota en las quejas de las comunidades, la burocracia que no aterriza entre los pobres la ayuda social o que por la sobre representación de los mandos duplicados por el calderonismo, estén los bienes incautados al narco en antesala de una oficina de la élite dorada. Y hoy con el metalenguaje animal sancionado, no se puede sostener que las giras de trabajo en la red de IMSS Bienestar maten de una pedrada varios pájaros porque sería incurrir en violencia verbal a los seres sintientes con alas, no obstante, en los eventos 67 y 68 por la sierra poblana y oaxaqueña, el presidente López Obrador además de enfrentarse con los fracasos del modelo médico neoliberal, se encuentra con que la dinámica de su agenda de trabajo va no dos pasos delante de su gobierno, sino tres o cuatro cuando espera encontrar resoluciones sociales pero aún éstas no se cumplimentan; circunstancia que el Primer Mandatario denominó politiquería debido a que las quejas se originaron en una entidad gobernada por el tricolor y por una familia de muchas mañas como los Murat, no así en Puebla donde gobierna Miguel Barbosa y todo apuntaba a haber recibido esos apoyos sociales. Y en esas zancadillas no se sabe hasta dónde los Murat se estarán haciendo el harakiri empujando a Luis Antonio Ramírez Pineda a la silla de gobierno oaxaqueña en sustitución de Alejandro, con muchos pendientes en el Infonavit que investiga Carlos Martínez, como los que llevaron a Rosario Robles a Acatitla y a Medina Mora a vérselas con su pasado. El acierto del presidente López Obrador, no solamente fue asentar que no se dejaba engañar sino descubrir en el gimoteo oaxaqueño la aberrante politiquera que indujo horas después a que Graciela Márquez informara sobre los 350 mil créditos a la palabra para gente que toda su vida se vio obstaculizada por el sistema bancario por carecer de un aval. Con los datos de la Secretaria de Economía, ratificó el Primer Mandatario que no se equivocó atajando las infamias opositoras  descaradas por el priísmo oaxaqueño que no se las guardó hasta el 2021, pues está en campaña. Los cuatro días del presidente López Obrador, Jorge Alcocer, Ramírez Pineda y Zoé Robledo por Oaxaca y Puebla, aseguraron el  bienestar sanitario en medicinas, infraestructura hospitalaria y servicio médico y de enfermería,  en regiones de pobreza donde la tercera transformación jamás hizo justicia con los derechos sociales establecidos en la Carta Magna: salud para todos. 


En buen momento el presidente López Obrador declaró a su gobierno defensor de las mujeres y a Sánchez Cordero una aliada para su integridad y derechos, pero también habría que sumar entre esas aliadas de las mujeres, a la titular de Cultura, pues es épico el desafío que se le presenta a Alejandra Frausto con el adelanto de Plácido Domingo en Bellas Artes, el tenor busca cobijarse en México y bajo la Cuarta Transformación luego de la debacle internacional por las acusaciones de una veintena de mujeres víctimas y que lo han llevado a ser proscrito en distintos países. Las experiencias de Naasón Joaquín García, líder de la iglesia evangélica La Luz del Mundo, detenido en Estados Unidos por delitos sexuales, vacunan el anuncio de Plácido Domingo sobre su concierto estelar en Bellas Artes para festejar su debut en ese espacio hace más de medio siglo cuando el escenario mundial le es desfavorable. La épica de Frausto no será para que la cultura mexicana se vea envuelta en la vorágine internacional de #MeToo sino además por la fruslería del entretenimiento televisivo que malversó en sexenios pasados a Bellas Artes con sus artistas de operetas jaboneras. Lo plausible ocurre en la Cuarta Transformación que reglamenta y prohíbe Bellas Artes ‘para funciones, espectáculos, presentaciones, exposiciones o conciertos que tengan entre sus finalidades el proselitismo político, turístico, actos de carácter religioso, de negocios o festejos particulares, incluyendo aquellos que se realicen en espacios internos y externos’, quedando por supuesto, la hendija a favor del afamado tenor Plácido Domingo y sus sesenta años de carrera iniciada en Bellas Artes. Naasón Joaquín por abusos sexuales está en prisión, sobre Plácido Domingo recae la palabra de veinte mujeres también de su gremio que han conseguido alzar la palabra y lograr el veto a nuestra máxima voz internacional que a manera de disculpa musitó creer que todas ellas lo hicieron con consentimiento. Por llegar proactivamente en el respeto a las mujeres que laboran en el sector cultural y en general sentenciado por el presidente López Obrador, la secretaria Frausto instruirá a Lucina Jiménez a cerrarle públicamente y no en secreto, las puertas a Plácido Domingo en Bellas Artes y en cualquier otro espacio cultural, pues nomás se acordó de México sesenta años después y busca refugio en el terruño como cualquier psicópata sexual rechazado en otras partes del mundo. "Las mujeres de México, sentenció el presidente López Obrador, tienen una aliada en la 4T y todos estamos obligados a proteger a las mujeres y lo vamos a seguir haciendo".


Un mes después del Primer Informe del presidente López Obrador, comparece el titular de Agricultura ante el Congreso. No se ocultó Víctor Villalobos en Comisiones tratando de esquivar el vendaval político, tampoco alegó tener enfermos en su familia obviando su obligación constitucional de rendirle cuentas al Legislativo. En palabras resumidas, Víctor Villalobos comparece ante el Pleno porque representa la cartera del Gabinete con el mejor Superávit que se desgrana en baja inflación, seguridad alimenticia y en correlato de la Economía Moral que encabeza el presidente López Obrador. Con el poco presupuesto que el yerno de Salinas le proyectó para el 2019 desde Hacienda el año pasado, consiguió Villalobos hacer más que los neoliberales obtuvieron en el sector agrícola, sobre esos positivos de su desempeño, no tiene más obligación Villalobos que exigirle a los diputados incrementar el presupuesto agrario, no importando las estimaciones que hubiese hecho Arturo Herrera, finalmente los mexicanos comen del agro y por esos precios bajos es que en las mesas de las familias se adquieren artículos a menores precios, sin excluir que la paz del país es la paz rural. Cacarear los triunfos rurales de la Cuarta Transformación es la mejor cosa por hacer cuando la diversidad productiva tiene compitiendo a México en los nuevos mercados de Eurasia y Asia, como demostración que el devenir económico no queda anclado, como también lo pretende Graciela Márquez, a la vecindad gringa. Tiene demasiado a su favor Víctor Villalobos para cucharearle un poco más al presupuesto 2020 del sector rural y de la autosuficiencia alimentaria urgida a conseguir en este sexenio.