EDITORIAL

MUJERES DE LA TRANSFORMACIÓN





*Planeación agraria
*100 días culturales
*Femenino – femenino
*Máximos vivienderos


VLADIMIR ROTHSCHUH

Tenían que ser dos mujeres, Alejandra Frausto y Josefa González,  con visión de futuro las que rompieran el molde de las concepciones criollas que depositaban en manos masculinas el devenir de los usos y costumbres en la Madre Tierra. La escisión entre medioambiente como un asunto meramente técnico y lo cultural como la torre de marfil, fue corregida por las Secretarias de Cultura y Semarnat al ‘fortalecer una cultura de sustentabilidad enfocada en el bienestar de las personas, las comunidades y el país en general, enraizando tradiciones y expresiones culturales que promuevan el conocimiento, la protección, la preservación de la riqueza natural y el patrimonio biocultural'. La historia de la humanidad es de las mujeres, comenzando por el aburrido, ingenuo y tonto Adán paseándose como bestia en el Paraíso, hasta el día de hoy en que las mujeres siendo el ‘primer sexo’ dominan todas las escenas de la vida y pujan por restituir sus derechos y los haberes de Gaia como lo viene reclamando Vandana Shiva. Los puntos macros del convenio entre Frausto y Josefa son ‘Proyectos específicos para la vinculación de la cultura y la protección al medio ambiente. Actividades artísticas y culturales de corte ambiental. Eventos, festivales, foros o cualquier otro esquema participativo o de difusión, de conformidad a los anexos de ejecución que se suscriban. Apoyos a la producción artística y cultural de sustentabilidad ambiental. Proyectos para la conservación, el conocimiento y difusión del patrimonio biocultural de nuestro país.’ Por qué antes no hubo una visión conjunta entre Conaculta y Semarnat, eso lo responde la innovación transformadora de género bajo la Cuarta Transformación. No ha habido una historia del hombre sino un saqueo de éste a las creatividades de la mujer, ahora Alejandra Frausto y Josefa González  cabecean el ruido blanco para meter en esa trama al resto del gabinete que debe formar parte de esta cultura sostenible.

 

Por las acciones y políticas culturales de Alfonso Suárez del Real, obtiene su mejor calificación Claudia Sheinbaum en sus primeros cien días de al frente de la CDMX. Siendo la primer mujer electa para  Jefe de Gobierno con la medición más alta desde Cuauhtémoc Cárdenas, López Obrador, Ebrard y Mancera, no todo se sujetó a su vasta popularidad sino que ciñeron su administración a ocho rubros en que seccionaron el desempeño de sus colaboradores desde diciembre a la fecha mostrándose en el nivel inferior último la seguridad pública y en primero o mejor calificado, el de cultura y artes. Lo que haga bien o mal el gabinete del gobierno capitalino se refleja en la imagen de Sheinbaum, pudiendo calificar ella misma a sus colaboradores como lo hizo en privado el presidente López Obrador a quienes les fallaron en los ámbitos de salud, empleo, pensiones y becarización. Pero no es la Secretaría de Cultura de la CDMX la que se lleva el mayor presupuesto, casi siempre el sector artístico financieramente lleva la peor parte como lo asentó Mayer al descalificar a la UNESCO por pedir a sus naciones miembros el 1% del PIB para cultura. Con menos recursos presupuestales la cultura que dirige Alfonso Suárez del Real es quien consigue la mejor evaluación para la Jefa de Gobierno en las mediciones ciudadanas. Invirtiendo los roles en las dependencias de gobierno de la CDMX, la única Secretaría capaz de conseguir la cultura por la paz y achicar la violencia es el Soft Power que dirige Suárez del Real. Menos policías, más poetas, menos cárceles, más teatros, harán la diferencia en la estrategia de Sheinbaum, como de López Obrador con Frausto, en la restitución del tejido social.



En Sonora presidió Víctor Villalobos el segundo foro para el Plan Nacional de Desarrollo  en materia agrícola y que denominó un ejercicio de planeación para un México próspero e incluyente. El primer pilar del PND no es la agricultura que da de comer a todos los mexicanos sino la seguridad pública, sin embargo con un pueblo hambriento  México jamás podrá conseguir la paz social anhelada desde que el neoliberalismo fijó entre sus prioridades la violencia del Estado para enmendar las fallas no de su malogrado modelo económico sino para criminalizar a los pobres. “México, acotó Víctor Villalobos, tiene que avanzar hacia una sociedad incluyente, debemos participar en la construcción de un proyecto de nación que incorpora los más altos valores de honestidad y compromiso con quienes más lo necesitan, y este foro es la oportunidad para que el PND no sea un documento más, sino la visión estratégica de la Cuarta Transformación del país”. La tarea no es menor en el ámbito rural y que no importando el lugar que ocupe en la jerarquía del PND, es un hecho inobjetable que a través de la soberanía alimentaria se desgranarán los demás satisfactores humanos en comunión a la par de otros. La violencia no se erradicará con la Guardia Nacional luego de las experiencias de la derecha con la colombianización del Plan Mérida en la que se disfrazó una nueva Guerra Fría donde no se pretextaba la aniquilación de comunistas sino de un nuevo injerencismo disfrazado contra el narcotráfico.


Celos debió generar Carlos Martínez en el informe de Meyer Falcón, porque el personaje político más buscado era el titular de Infonavit que ha podido tocar bases de la Cuarta Transformación desde una reforma al derecho social de los mexicanos a tener vivienda. El primer impresionado por los alcances de Martínez Velázquez fue el presidente López Obrador al ver que el joven director del instituto de la vivienda era  innovador con la universalización de los derechos de los mexicanos a tener un lugar digno donde vivir. La Constitución prefiguró muchos derechos, el milagro mexicano creó nuevas instituciones, los neoliberales las dinamitaron y ahora el Infonavit con el presidente López Obrador y la 4T, dará el siguiente empujón no sólo en la vivienda de los asegurados en el IMSS y que atiende el Infonavit, sino a transformar todo el andamiaje viviendero que hace unos días reventó la pústula de Casas Geo. Buscado y solicitado por los medios en el informe  del titular de Sedatu, abundó Carlos Martínez sobre el tema de los subsidios y sus impactos en rentabilidad, puesto que ‘al elevar los máximos de crédito significará también ir en contra de los intereses de la mayoría de los trabajadores que no utilizan el crédito a la vivienda’.



http://twitter.com/ROTHSCHUH2