EDITORIAL

INTELIGENCIA POR LA PAZ

  


*Salario Mínimo
*Ministros y magistrados
*Estrategias agrícolas
*Poderes invisibles

  
VLADIMIR ROTHSCHUH


Al inquilino presidencial de la Toriello Guerra, le encontró Alfonso Durazo un espacio próximo dónde destacar los trabajos de seguridad nacional. Así hoy el presidente López Obrador se movió al espacio militar de la autopista a Cuernavaca para el Encuentro Nacional de la Paz. Ahí oxigenó a las milicias Alfonso Durazo cuando exoneró al Ejército y culpó a las estrategias del calderonismo y del peñanietismo contra el crimen organizado. Poseyendo la milicia un sofisticado organismo de inteligencia prefirieron los ex mandatarios usar la fuerza ocupacional como en la vieja guerra de posiciones; para mal de sus administraciones, del país y de las Fuerzas Armadas, se le dotó al crimen organizado de un potencial equiparándolo al Estado. El nuevo enfoque de Alfonso Durazo con la Guardia Nacional será demostrado en los seis meses que vienen mudando la guerra estúpida con sus miles de muertes por una de inteligencia en la que se recuperará la paz social sin efectos colaterales y daños visibles al tejido del país. Por considerar Calderón y Peña al crimen organizado como un poder paralelo, le confirieron ambiciones desmedidas al confrontarlo con las Fuerzas Armadas. Será sorprendente cómo logrará Durazo que el ‘Poder Invisible’ vuelva al submundo de donde no debió salir jamás y eso implica más humildad en el trabajo de la Guardia Nacional para borrarse a la vista de todos y simplemente rendir eficacias con una paz nacional sólida y perceptible en el bienestar de todos.
 El magistrado electoral José Luis Vargas no comparte las decisiones de la Presidente del TEPJF, como tampoco las comparte el ministro Medina Mora sobre el expresidente de la SCJN, Luis María Aguilar.  La magistrada Otálora aún le queda tiempo encabezando el Tribunal Electoral y la presidencia de la Corte se renueva en estas semanas. El fallo de Puebla rebela al magistrado Vargas contra los excesos panistas y los 600 mil pesos de emolumentos, al ministro Medina Mora lo aleja de los excesos albiazules. Para el ex embajador y ex titular de la PGR con el panismo, debe mediar la honestidad y la cordura que no pulula en el grueso de ministros y que coinciden con la derecha albiazul en la autonomía en base a altos honorarios. No le concede la razón el ministro Medina Mora ni a sus compañeros de pleno con los elevados emolumentos, ni a los expresidentes Fox y Calderón sobre la honrada medianía aplicada a los exmandatarios pensionados. La magistrada Otárola debe irse del TEPJF conforme los juicios del magistrado Vargas Valdez, y en los prospectos a dirigir la Suprema Corte, ya no figura como único aspirante el ministro Zaldívar con la honrada medianía exaltada por Medina Mora. 
Optimista Víctor Villalobos con el presupuesto a la baja asignado a Agricultura, sobra para cumplir las 25 grandes estrategias del año venidero. Los objetivos de la reingeniería de SADER apuntan a hacer más evitando las duplicidades y la carga burocrática originada por la basificación de confianza heredada por el calderonismo y respetada por el peñanietismo a costa de invertir más en cuestiones laborales que en el agro. Villalobos cuenta con los dedos de sus manos esas prioridades que el nuevo presupuesto cubrirá en fertilizantes, crédito a la palabra, canasta básica y precios de garantía. El problema del agro nacional no era de dinero sino de malas administraciones, aunado al corporativismo que desde empresarios hasta agrupaciones rurales hincaban deshonestamente el diente a un presupuesto parasitado por los clientelismos políticos. Con las regiones en que ha dividido el campo, con las nuevas tecnologías y la innovación, espera Villalobos romper la noria del atraso acicateada por la corrupción cómplice desde las oficinas centrales. Como varios programas son articulados por otras dependencias como Sedebien, STPS, Sedatu y Semarnat, la balanza del gasto de Sader se equilibra evitando las duplicaciones que tuvieron lugar en el pasado sexenio. 
La nueva política de salarios mínimos del presidente López Obrador, la apuró con la designación de Andrés Peñaloza  en la Conasami, un encargo transitorio para Luisa María Alcalde  que acabó con la herencia salinista de Basilio González para dar inicio a una recuperación del salario mínimo de 103 pesos; espera ir más allá Alcalde con la proyección de la Conasami por algo ligero, plural y donde no se despilfarren 200 mdp entre sus miembros  y que distinguen a su nuevo titular. Eso justifica por qué escogió Alcalde Luján a un activo de la Comisión cuando el salario mínimo dejó de medir a la clase trabajadora para enfocarse en indicadores económicos de Banxico e Inegi y gubernativos para multas y amparos; no es sorprendente por ello que la Coparmex encabezara a los demandantes no con fines laborales sino políticos. De no apurarse Alcalde Luján enviando al Presidente de la República la iniciativa sobre Conasami y el Mínimo, del Senado le llegará la Ley que Mancera, Madero y Gómez Urrutia perfilaron desde el sexenio pasado con fines opositores al peñanietismo y que hoy mudan al lopezobradorismo. Un salario mínimo elevado no es sinónimo de bonanza económica, Venezuela tiene uno de los más altos del planeta sin solventar las necesidades mínimas de sus trabajadores. En esas contradicciones logró observar Luisa María Alcalde que  como Jefe de Gobierno, Mancera hizo campaña a favor de triplicar el mínimo pero como jerigonza política pues pudiéndolo no lo aumentó a sus trabajadores de base, como tampoco lo hicieron los empresarios de la Coparmex.  A esta nueva política salarial de la Cuarta Transformación le antecede la promesa del presidente López Obrador de hacer justicia hacia abajo entre quienes ganan menos de 20 mil pesos en el Estado, aunado ahora a los 103 pesos diarios del mínimo.




419 818719 914 481