EDITORIAL

EL PRESIDENTE Y LA MILICIA

  


*Sainete juarense
*Contrapeso senatorial
*Iglesia y sociedad
*Cuchillo de palo


VLADIMIR ROTHSCHUH


Con la reinserción del Estado Mayor Presidencial al Ejército, la reapertura de Tlatlaya apunta a la sinuosa relación entre el presidente López Obrador y las fuerzas castrenses. Lo que presume Agustín Pro del triunfo legal que obliga a la PGR a reabrir el caso de los 22 civiles ‘ejecutados’ en el Edomex, es poco contundente porque los dos fallos anteriores que obligaron a la PGR a revisar Tlatlaya fueron en beneficio de los militares. Corresponderá al nuevo Fiscal General de República, Bernardo Bátiz, darle punto final a un caso manoseado muchas veces y que para el Ejército será favorable con López Obrador de Jefe Supremo de las Fuerzas Armadas porque siendo Jefe de Gobierno resolvió bien el escándalo de Digna Ochoa. Para los Divisionarios este antecedente habla por sí mismo de la magnífica relación que habrá entre el presidente López Obrador y la institución castrense.  Agustín Pro volverá a estrellarse con la circunstancia de octubre del 2001 cuando vociferaba ‘Todos somos Digna Ochoa’ y señalaba a la milicia como culpable igual que lo hace con Tlatlaya diecisiete años después.


Muchos abrazos 
y besos entre López Obrador y Javier Corral para que a unos días de la mesa de pacificación en Ciudad Juárez el Tribunal Estatal Electoral revoque el triunfo de Morena en dicha alcaldía. Haber invitado al gobernador chihuahuense a la mesa sobre pacificación se lo reclamaron las víctimas por considerar a Corral responsable del repunte al triple de la violencia estatal. Por la civilidad política no se le caracteriza al mandatario teniendo en sus haberes el crimen de Miroslava Breach y que ha dado pie para que Carmen Lira lo llame omiso, dual y agresivo. Sentarlo en la mesa de pacificación le ganó  descrédito al proyecto del  Presidente electo y en especial a su amnistía porque ningún chihuahuense está dispuesto a perdonar ni una más a Javier Corral, como quizá tampoco Morena por el fallo de los magistrados electorales en Ciudad Juárez y dependientes del gobernador. ¿Darán el mismo tratamiento  los morenos a Corral que a Gali? Dos veces el pejismo pierde en esa ciudad fronteriza: una en el foro de reconciliación y la otra con revocación a González Mocken.


Ayúdate para que el Padre
 Celestial te ayude es la homilía impresa del arzobispo Aguiar Retes en la nueva época del Semanario Desde la Fe a toda la grey capitalina que aguarda que un solo hombre, que no es Dios ni el Hijo de Dios, les resuelva sus vidas como lo expresan los desfiles en la casa de campaña del Presidente Electo. Aguiar Retes a través de la pluma de Marilú Esponda hace un llamado a ‘Construir una Sociedad Sólida’ para que los mexicanos no aguarden la transformación desde el gobierno de López Obrador. En lo que despabila el Arzobispo Primado la conciencia social en sus responsabilidades y obligaciones, a su vez libera al Presidente Electo de un mesianismo que sus seguidores le reclaman cual tlatoani. Del Presidente de la República, sus gobernados aguardan les resuelva casi todo y lo contrario equivale a la execración vivida con el fallido bono democrático foxista para que de las alabanzas del 2000, hoy reciba el ex mandatario bajezas infinitas. Y no sólo ayuda el Cardenal Aguiar a  López Obrador haciendo un llamado a los mexicanos a cumplir con los compromisos dados a cada uno por el Creador, sino que rememora a los fieles católicos la misión de cada uno como individuo y dentro del grueso colectivo. Cada mexicano haciendo lo suyo es la mejor alabanza al Altísimo, pero cada mexicano esperando que los gobernantes le hagan lo suyo es la negación de su esencia espiritual. Aguiar Retes rompe con las demonizaciones que caracterizaron la vieja época del Semanario Desde la Fe ofreciendo respuestas a los mexicanos desde la fortaleza de ellos mismos para que cuando pidan y obtengan no sea por falsas idolatrías.


Motín es una palabra
 degustada por el Presidente Electo conforme sus preferencias en el léxico bonapartista del siglo pasado. Y vio amotinados a Polevnsky y Batres por hacerse de la coordinación morena en el Senado, enviándoles ahora mismo un estense quietos en el encuentro con Ricardo Monreal: el zacatecano, adelantó López Obrador, como adelantó a Sheinbaum en la CDMX, será el ‘dirigente de nuestro movimiento en esa Cámara del Poder Legislativo’. En los hechos fue vencido el ex delegado de la Cuauhtémoc, la bancada estaba orientada hacia Martí Batres si es que se trataba de una elección democrática. Fue muy sugerente el Presidente electo diciendo que él no dará línea en la división y autonomía legislativa, lo que habrá será colaboración como movimiento, por ello es que confirma a Yeidckol y Martí la mejor decisión tomada. Con Ricardo Monreal coordinando los senadores, el principal contrapeso lo tendrá Sheinbaum como natural candidata presidencial en el 2024, puesto que con Batres y Mario Delgado habría una simbiosis hacia un mismo proyecto, sin omitir  para quien trabaja el coordinador de los diputados según los fines del Canciller.


Lo que mal comienza...
la subsecretaria virtual de Segob, Taniana Clouthier, le echa tierra a la relación de López Obrador y Peña Nieto. No era nada más su conflicto con Bartlett por las razones paternas que hayan sido, ahora se trata de cuestionar a Peña Nieto como mal mandatario porque no asume sus funciones y se las deja a Andrés Manuel. Apuesta Tatiana Clouthier por el conflicto algo así como el gobernador de la violencia en Ciudad Juárez reprochándole al Presidente electo por no meter en la cárcel a Peña Nieto. La duda sobre la Tía Tati no es qué se trae sino ¿quién la trae?, pues carga un enorme resentimiento con Andrés Manuel porque la recompensó en un papel de segunda en Bucareli. Fue Bartlett, Peña Nieto, también es Navarrete Prida,  blanco de sus fobias hacia el Presidente electo por no aniquilar a los priístas o ex priístas como si López Obrador y muchos que lo acompañan no hubiese militado en el tricolor. Es obvio el final de Clouthier en Segob renunciando al encargo para irse con bonos políticos acusando al presidente López Obrador de traicionarse a sí mismo.