EDITORIAL

ECONOMÍA Y GOBIERNO



*Más pensiones, años menos

*Funcionalidad de la economía moral

*Claudia no está sola 


VLADIMIR ROTHSCHUH 

 

La segunda etapa del proyecto transformador del presidente López Obrador se imbrica en la normalización postcovid, una vez en verde el semáforo epidemiológico puso punto final el Primer Mandatario a las conferencias sobre un tema que dejó de serlo; atrajo a Ramírez de la O a operar su proyecto de Economía Moral donde estuvo muy involucrado el técnico al haber revisado el último libro del Presidente sobre las cuestiones morales y de felicidad del devenir económico. Si el país está a la baja en la pandemia, si el referéndum del seis de junio fue de reconocimiento a la Cuarta Transformación, el sello del presidente López Obrador se tradujo en gratitud hacia su proyecto y hacia quienes están determinados como los primeros. Las pensiones que cubrían a las etnias ahora beneficiarán a todos los adultos mayores del país a partir de los 65 años, elevando la cifra al doble, a cinco mil cien pesos bimensuales. Quizá por tiempos de dispersión en la cartera que dirige Javier May es que no se simplificará en este año la entrega de pensiones mes a mes, deberán saber administrar los adultos mayores su dinero en sesenta días, elevando así su estatus familiar debido a lo que representan para las finanzas del hogar. El nuevo titular hacendario seleccionado por el presidente López Obrador promete elevada certidumbre al manejo de la economía mexicana ante el respeto que goza en la comunidad doméstica e internacional, pero también Ramírez de la O llega en un momento en que el proyecto del presidente López Obrador superó la prueba de fuego en los pasados años sobre los extremismos y los extremistas. México destaca en las finanzas mundiales como una de las mejores por la conducción alejada de las recetas comunes de endeudamiento del FMI y BM; la paradoja ha sido que el Fondo Monetario salió a vitorear los logros de la Cuarta Transformación en su parte tributaria y por saber distanciarse del proteccionismo a los grandes empresarios que no solamente en México fue lamentable con el Fobaproa sino también en la Eurocrisis que obligó a ponerle candados al plan Basilea III.  


El presidente López Obrador prometió ponerle más atención a la CDMX, estará más cerca de las decisiones en la geografía de Claudia Sheinbaum. Y como resultado inaugural, el Primer Mandatario atendió el señalamiento de la Jefa de Gobierno que pidió más comunicación de las acciones gubernativas de la Cuarta Transformación y mucho menos difusión pandémica. Así que las conclusiones inmediatas es que se acabaron las vespertinas y ahora tendrá más visibilidad el trabajo de gobierno de Sheinbaum como del presidente López Obrador.  La mancuerna de la Jefa de Gobierno y del Presidente de México permitirá a Sheinbaum recuperar estos años perdidos en la pandemia y que ofrecieron al canciller Ebrard posicionarse como el Súper Secretario del Gabinete, pues inteligentemente Relaciones Exteriores atrajo todo lo relativo a las vacunas y gobiernos internacionales. Aparentemente la Jefa de Gobierno se ha quitado dos pesos de encima sin el canciller Ebrard y el doctor Gatell en la primer línea informativa del Covid, una vez la renovada aproximación con el Presidente de México, no obstante, que el dinámico Ebrard organiza un dossier sobre la CDMX para sumarse al team de Palacio Nacional y los temas capitalinos. Como ayer,  hoy el presidente López Obrador reitera, Claudia no está sola.

  

https://twitter.com/VladRothschuh