EDITORIAL

FRATERNIDAD GLOBAL

 


 

*ONU acepta propuesta de 4T

*G-20 arranque solidaridad universal

*Naturaleza y cultura, manantiales

 

VLADIMIR ROTHSCHUH 


México con el presidente López Obrador obtuvo a nivel mundial lo que ninguna otra nación del orbe, cuando propuso en marzo del año pasado ante el grupo de los veinte países ricos: “que la ONU intervenga para que se garantice a todos los pueblos, y los países por igual, el acceso a medicamentos y a equipos, que por la emergencia están siendo acaparados por los que tienen más posibilidad económica. La ONU debe de intervenir también para que no haya especulación en compras de medicamentos, equipos, ventiladores, todo lo que se requiere”. El Jefe de Estado mexicano sobresalía en esa reunión virtual por destacar la fraternidad universal ante una pandemia que apenas asomaba sus resfríos exponencialmente, añadiendo un elemento más cuando llamó a  “las grandes potencias, las hegemonías, a hacer un compromiso de tregua en este tiempo. Evitar políticas arancelarias unilaterales, no a los monopolios comerciales, revisar lo del manejo del precio del petróleo, que estaba afectando mucho a la economía mundial, ayudar a estabilizar los mercados financieros y atajar la especulación”.  Diez meses después y en inicios del 2021, el presidente López Obrador reafirmó su vocación global solidaria aceptando que la mitad de las vacunas que Pfizer entregaría semana a semana a México, la ONU pueda destinarlas a los países de escasos recursos económicos y que representan a la mayoría del orbe. La Cuarta Transformación mexicana acertó en marzo del 2020 con una prospectiva de la universalidad y gratuidad de la vacunación contra la pandemia y de pedirlo secuenció el presidente López Obrador su palabra empeñada hace diez meses ante el G-20, liberando 200 mil dosis semanales de Pfizer con tal que lleguen a los países que no cuentan con dinero para contratar dichas vacunas como sí lo hicieron Europa, Norteamérica y los asiáticos. No se trata del botepronto de quitarnos para darle a otros, ni ser candil de la calle, sino de reafirmar el compromiso fraterno y solidario global como lo llamó el canciller Ebrard el año pasado con su iniciativa formulada ante la ONU luego del llamado del presidente López Obrador a los países ricos. El presidente López Obrador ha colocado el diseño de la arquitectura fraterna que debería regir el nuevo orden postpandémico y ha contribuido a que la esperanza sea el aliciente de este 2021 en las naciones pobres con México liderando la fraternidad y solidaridad globales. Los mexicanos no se quedarán sin vacunas porque hay contratos con Cansino, AztraZeneca, Oxford y Sputnik. En el calendario nacional de vacunación, el presidente López Obrador había detallado que conforme su edad entraría en el modelo de los adultos mayores con una sola dosis de la Cansino.  El neoliberalismo desdibujó no sólo el rostro de México en los pasados sexenios haciendo a un lado sus obligaciones el Estado de Bienestar sino que esa enfermedad local fue pandemia universal, de ahí el acierto del presidente mexicano de izquierda ante ese nicho de países ricos para fortalecer lo que como hombres nos obliga en esta emergencia sanitaria.  

Y conforme ese paradigma de re-construcción del nuevo orden, el presidente de México empuja con vitalidad sus siete polos de infraestructura que darán nueva fisonomía a México y lo elevarán de la postración de pasados sexenios. Y así lo explicó el Presidente López Obrador cuando atajó a uno de sus colaboradores que le cuestionó la prisa de acabar en esta administración dichas obras de infraestructura,  pues en el 2024 ningún pendiente debe quedar. Las mañaneras de los lunes son la forma de acicatear los compromisos contraídos en Dos Bocas, Felipe Ángeles, Interurbano, Interoceánico, Texcoco y Tren Maya. Dando recado el Proyecto Prioritario Bosque de Chapultepec, Naturaleza y Cultura, sobre la rehabilitación de la zona de la ermita de Vasco de Quiroga y los manantiales de Santa Fe, que conectará la Cuarta Sección del bosque con el pueblo para generar inclusión y derechos culturales a poblaciones con alto grado de marginalidad. El proyecto contempla la rehabilitación de un área de 13 mil 226 metros cuadrados que comprende la ermita Vasco de Quiroga, una construcción del siglo XVI, en donde se difundirán conocimientos de herbolaria y la zona de los manantiales de Santa Fe, en donde se creará un espacio para actividades culturales al aire libre y un jardín lúdico etnobotánico, fortaleciendo así la cultura ambiental y la importancia del agua para la Ciudad de México. La fraternidad global de la 4T es el espejo de su solidaridad doméstica.

 

https://twitter.com/VladRothschuh