EDITORIAL

MÚSICA CONTRA LA VIOLENCIA




*Extinción del Feminicidio
*4T en semilleros creativos
*Regresiones penalistas


VLADIMIR ROTHSCHUH


Vamos a pedirle a Alejandra Frausto, dijo el Presidente de México, que nos eche la mano con instrumentos musicales para la comunidad más pobre de Oaxaca de creciente talento musical, fue entonces cuando el presidente López Obrador ponderó al estilo Grimm el poder de la música sobre la violencia. Y a menos de dos semanas de la gira del Primer Mandatario por la comunidad más pobre de Oaxaca donde constató la inversión del dinero confiscado al narco para infraestructura de caminos, acabó cumpliendo su palabra a través de su operadora cultural, Alejandra Frausto, devolviéndole a las comunidades víctimas del crimen organizado 16 mdp en mil instrumentos musicales para 32 bandas de infantes y jóvenes de siete pueblos indígenas integrados a dos programas pluriculturales oaxaqueños. De enero del año pasado a éste, la Secretaría de Cultura logró que la Cuarta Transformación creara en Oaxaca catorce espacios que atienden a más de 500 niñas y niños con talentos creativos en música, textil y poesía, en los municipios más pobres como Tlaxiaco y Zahuatlán. El talento creativo de la niñez oaxaqueña volvió a lucirse ahora en Palacio Nacional como lo destacó a finales del 2019 en el Auditorio Nacional con ‘Tengo un Sueño’. La respuesta expedita de Frausto a las instrucciones del presidente López Obrador señalan su capacidad retroalimentadora frente a las otras poblaciones en extrema pobreza a quienes el Primer Mandatario destinó los recursos del Instituto para Devolverle al Pueblo lo Robado.


La orfandad en las reformas penales retrógradas detenidas en el Senado, persiste cuando se intentó hacer responsables del muégano fascistoide a Sánchez Cordero, Ricardo Monreal, Santiago Nieto, Alejandro Gertz, Alfonso Durazo y hasta a Julio Scherer y Arturo Zaldívar. ¿Quién traicionó a la Cuarta Transformación devolviendo el sistema penal al modelo económico inquisitivo? Afortunadamente la cordura prevaleció en el jurídico presidencial que no comparte el modelo neoliberal de justicia. El acento regresivo no se ha quitado de los renglones torcidos de la reforma en ciernes cuando pide el fiscal Gertz a la bancada de Mario Delgado dar un salto de tres lustros al pasado en aras de que los ministeriales puedan ser audaces en contra de quienes violenten a las mujeres. Palabras más, palabras menos, Alejandro Gertz que reclamó en público la falta de respeto a la presunción de inocencia, ahora reclama brevedad acabando la figura del Feminicidio. Los argumentos del Fiscal de la Nación son simples ante el entramado complejo del crimen de género. Acortar la vía de la delincuencia sin los artificios derecho humanistas, para mal de Rosario Piedra, Sánchez Cordero y Nadine Gasman, redundará en una justicia expedita y que obviamente remite a la reforma penal regresiva. Esta dialéctica invertida detalla beneficios para gobernadores y ediles a quienes se les librará de la carga feminicida que la CNDH emite en sus alertas y que muchísimo incomodan a los gobernantes; como no es a favor de los delincuentes la nueva reforma penalista, de igual forma extinguir el feminicidio por agravante de homicidio señala hacia el mismo objetivo contradicho por Gertz, cuando exigió para los delincuentes de cuello blanco perseguidos por Santiago Nieto, la presunción de inocencia.



twitter.com/vladrothschuh