EDITORIAL

FRACASOS NEOLIBERALES





*Nacionalización eléctrica
*Bibliotecas para la paz
*Parlamento abierto
*Juarismo educativo

  
VLADIMIR ROTHSCHUH


Manuel Bartlett a diferencia de Romero Oropeza no se anduvo con las ramas del huachicoleo eléctrico  y dio nombres de los responsables del saqueo, debilitamiento, subordinación, de la CFE. El periodo que abarca Bartlett comprende de Carlos Salinas a Peña Nieto, pasando indudablemente por Zedillo, Fox y Calderón, no obstante las disculpas ofrecidas por el presidente López Obrador al ex funcionario de energía y ex mandatario que en conflicto de interés se fue a servirle con pensión a una transnacional beneficiada en su administración y mandato. La gira presidencial por Morelos estuvo pringada por la Huesca donde reconoció López Obrador intereses encontrados pero en especial de los proveedores privados de la CFE que azuzan a lugareños a manera de vender sus servicios a precios mayores. Bartlett reconoció en López Mateos la voluntad nacionalizadora de la electricidad y la circunstancia se repite décadas después bajo la Cuarta Transformación, devolverle al Estado ese 50% de electricidad atesorado por manos privadas desde que el salinismo comenzó la modernización Thatcheriana y pasó a manos amigas los bienes del pueblo. La culpabilidad revelada por Bartlett tiene que ir más allá de lo anecdótico pues es insuficiente indiciar ante la FGR José Córdoba Montoya, Jesús Reyes Heroles, Carlos Ruiz Sacristán, Luis Téllez, Alfredo Elías Ayub, Felipe Calderón Hinojosa, Georgina Kessel, Jordi Herrera, Alejandro Fleming, Francisco Rojas y Enrique Ochoa Reza, si no actúa con la virilidad de López Mateos y que define el espíritu de la Cuarta Transformación con la gesta cardenista. Para muchos es un comienzo fincarle responsabilidades a esos exfuncionarios energéticos siendo el paso siguiente la re-nacionalización de la electricidad mexicana en el siglo XXI.


La Biblioteca México no es desdorada por Gold-in, clavo final con el que la Secretaria de Cultura, Alejandra Frausto, fija el destino de las casi ocho mil bibliotecas del país que no dependen de una persona. Lo genialmente lamentable o extremadamente cortés, radica en lo que Alejandra Frausto acota y transparenta al margen de filias, fobias e ideologías la obligación suya en el devenir cultural del país y no meramente al espacio de la Ciudadela trascendido por siete mil y tantas bibliotecas urgidas de acervos, actualizaciones e infraestructura que deberá poner al día Marx Arriaga. Lo que significa que los objetivos bibliotecarios perdieron brújula nacional y que bien se ajustaron al centralismo imperante en torno a la Capital del país y  vaya, de su Centro Histórico. Cuáles fueron los aportes de la red  de bibliotecas a la cultura de la paz, cómo contribuyeron a alentar los tejidos sociales hacia la no violencia, son algunas de las interrogantes expresadas en las nuevas políticas pacifistas de la Cuarta Transformación reclamadas desde la nueva estrategia cultural. Alejandra Frausto abocada a transformar y no meramente al continuismo administrador,  rebasa obviamente desde su función las alternancias para quienes basificaron las confianzas en un burocratismo dorado e ‘intocable’.


Lo que es la consulta popular para López Obrador, es el parlamento abierto para Monreal. La Jucopo ha vacunado los asegunes en torno a la Guardia Nacional, toda esta semana, la sociedad civil en sus sectores interesados podrán intervenir en el diseño del nuevo organismo que sacará al Ejército de las calles. Los temas acordados por Monreal y los demás coordinadores de bancada van desde Constitucionalidad y Convencionalidad, Derechos Humanos, Sistema Nacional de Seguridad Pública, Federalismo, Profesionalización, capacitación y uso de la fuerza en cuestiones de seguridad. La iniciativa enviada por el presidente López Obrador a San Lázaro sufrió un desbalance desde los diputados de Morena tergiversándose el espíritu original con que el Jefe de Estado la hizo llegar a Mario Delgado. La confianza de López Obrador y de Alfonso Durazo es que Monreal sabrá devolverla a su esencialidad por sus controles sobre el grueso de senadores morenos. La consulta popular concluyó satisfactoriamente para todas las partes los temas del NAICM y del Tren Maya, el reto para Monreal será  ponerse a la par del Presidente de México a través del parlamento abierto como una consulta popular, consiguiendo que la sociedad civil avale la arquitectura presidencial de la Guardia Nacional.


El INEE al descalificar la Beca Universal Benito Juárez a cuatro millones de estudiantes en situación  económica precaria, abunda en la insolvencia del INEE cuestionando aquello que no atendió ni resolvió con la deserción escolar de los becarios en el sexenio pasado. El presidente López Obrador blindó sus programas de bienestar acompañándose de la estrategia educativa de Esteban Moctezuma a favor del conocimiento como única arma para la felicidad y favorecedora de la paz. El caso de los 43 contiene el preclaro ejemplo de una mala educación porque no hay pedagogía ahí donde el crimen organizado utilizaba a los normalistas de mulas y grupos de choque político. Durante las tres décadas de neoliberalismo, señala en análisis de la SEP, las aulas no formaron nuevos mexicanos y la becarización no retuvo en los pupitres al estudiantado siendo precisamente Iguala el nicho de pobreza estructural, opulencia criminal, subcultura pedagógica, de un coctel explosivo que expió a 43 víctimas de un sistema caduco e inoperante. Ahí el presidente López Obrador y Esteban Moctezuma fincaron con ese gobernador que se está portando a las mil maravillas, Héctor Astudillo,  el porvenir de Guerrero y de México con una nueva estrategia inclusiva del bienestar desde el fomento educativo. Esteban Moctezuma entiende que estas becas serán una Mejoral en la inmediatez si no se atiende desde las raíces  la educación para la paz en los jardines infantiles y con puericultoras de elevada formación profesional y con altos salarios, como ocurre en Francia, Alemania, Finlandia o Japón.



https://twitter.com/VladRothschuh