EDITORIAL

DESACRALIZACIÓN DEL PODER




*Boato de las élites
*Transnacional sin chimeneas
*Impunidad de autoridades y capos
*De Rusia con cinismo
*Unos más iguales que otros

  
VLADIMIR ROTHSCHUH


El Capitán de la aeronave fue a pedirle disculpas al Presidente electo por la demora de cinco horas del vuelo Huatulco – CDMX. Nunca el capitán o la tripulación de una línea aérea se había presentado ante sus usuarios afectados porque son seres anónimos  que no ameritan se les reembolsen las afectaciones. No le tocó la mala suerte a López Obrador con la línea aérea del Grupo Atlacomulco emparentada con los Murat y con Fox y con Calderón y con Zedillo, a los mexicanos les ha tocado la buena suerte que el Presidente de la República se asuma como otro ciudadano sujeto a las mismas cotidianeidades que la SCT solapa y los medios ignoran porque no son noticia. Con López Obrador viajando en vuelos comerciales se verán obligadas las líneas aéreas a brindarles buena atención a sus usuarios. Algo semejante sucederá con la asistencia de la alta burocracia del Estado a los servicios que prestará el organismo que dirigirá Luis Antonio Ramírez y que por decantación tendrá que cualificar todas sus atenciones pues ya no atenderá el ISSSTE a la baja burocracia sino además a la antigua clientela asegurada con gastos mayores para trasladar al extranjero sus dolencias. Desde la primera transición democrática y transada por la derecha y de la cual formaron parte muchos hoy disfrazados de pejistas, los reclamos eran patentes como era desacralizar el ejercicio del poder y abolir el boato político hasta en cuarto grado de parentesco. Preguntarle al Presidente la República cuánto costaba un kilo de limones, jitomates o de huevos, era ofender su alcurnia que le prohibía visitar plazas o mercados codeándose con el apestoso populacho. Extinguiendo López Obrador la red de guaruras y blindados a políticos y familiares, reducirá dramáticamente la impunidad en que se mezclaba el crimen organizado para comportarse y moverse con las élites del poder, así que desaparecidos los avasallamientos tan comunes por esas élites cederá paso la jerarquización establecida  por el abuso y la impunidad común.  Los ingleses solían hacer firmar contratos a sus funcionarios públicos y diplomáticos en la época del terrorismo donde aceptaban carecer de valor para el Estado en caso de ser plagiados. ¿Hará firmar López Obrador a todo su Gabinete algo semejante? La cuestión es si López Obrador permitirá que ese modelo del presidencialismo omnímodo sobreviva en la milicia, policías y fiscalías de justicia como nicho de la criminalidad paralela, siendo que a la máxima autoridad del Estado, el Presidente de la República, lo asiste una Ayudantía. La clase gobernante de los tres Poderes del Estado divorciada en salarios y lujos a costillas de los contribuyentes, propició el resentimiento colectivo que en las urnas de julio sancionó la prostitución de las instituciones. Magnífica la postal del Presidente electo aguardando en Huatulco cinco horas el avión (de Roberto Alcántara), como sucede corrientemente a la mayoría de los pasajeros de aviones, autobuses, taxis y otra infinidad de servicios (públicos),  pues solamente así los mexicanos obtendrán calidad  por aquello que pagan y no reciben a cambio.
 
 El turismo es la tercera fuente nacional de divisas, se enriquece y se mueve por sí mismo para ser colocado como un área vital del Gobierno, del estado o de la sociedad civil. La industria que recibirá Miguel Torruco está boyante y subsidiará a otras áreas del gobierno de la Cuarta Transformación. A eso se debe que el futuro titular de Sectur prometió mantener vigentes los programas y convenios que exaltan nuestra diversidad cultural, histórica, gastronómica, de playa, montaña, pueblos o eventos internacionales como los juegos de la NFL o la Fórmula Uno, o los Tianguis, a los abiertos de tenis o las regatas o el Dos de Noviembre en la CDMX. El adelanto de Torruco es que por contrato la Fórmula Uno seguirá y luego será valorada junto con Claudia Sheinbaum porque la Jefa de Gobierno lleva mano principal en estos atractivos que hacen de la CDMX el primer polo turístico de país moviendo a millones de personas. Lo que debería entonces ponderar Torruco es jalar de Monterrey a la CDMX los juegos de beisbol de grandes ligas a celebrarse el año entrante ahora que el Presidente electo ha declarado al béisbol deporte nacional acuerpado de Alfredo Harp y Ana Guevara.  El turismo en la escala cinco mundial da mucho que decir de México en el orbe y  en lo doméstico mucho que proyectar por ocupar los primeros sitios del PIB: no es una industria sin chimeneas, es una transnacional.
 
A la derechista Gabriela Cuevas no la hace izquierdista su selfie con Vladimir Putin, exprime los zumos del doble discurso que Mario Delgado no ataja por completo en San Lázaro. La austeridad ofrecida y declarada con números y centavos por la bancada morena en el Congreso de la Unión, señala que existe, como en la Granja de Orwell, algunos diputados más iguales que otros. La gira legislativa de la derechista y presunta subsecretaria de Relaciones Exteriores con Ebrard por recomendación de Videgaray, echa abajo el ‘tupperchallenge’ que cualquiera que ha comido quesadillas frías sabe que es un timo. La quesadilla fría para la bancada morena de Mario Delgado en San Lázaro llega de Rusia en el Segundo Foro Euroasiático de Mujeres, por fortuna, para que no sepa mal, aquí en México la enchilaron las redes sociales.

                           419 818719 914 481                                          https://www.facebook.com/vladrothschuh