EDITORIAL

RECONSTRUCCIÓN REPUBLICANA




*3T – 4T: Cárdenas – AMLO

*Herencia postcardenista

*G-20: México universal y solidario 


VLADIMIR ROTHSCHUH 


La transformación de México ha sido vertiginosa pues en menos tiempo que las revoluciones sangrientas, el presidente López Obrador ha podido desmantelar la herencia del absolutismo presidencial como dio cuenta  Alejandra Frausto develando el billete de Lotenal alusivo a los primeros dos años de la Residencia Oficial de Los Pinos transformada en un espacio cultural abierto a los mexicanos y monumento del viejo presidencialismo absolutista y de la democracia traicionada. Los méritos pacifistas y fraternos del presidente López Obrador consiguieron en breve desmantelar el andamiaje de la corrupción nacional anidada en lo que alguna vez fue la residencia del general Lázaro Cárdenas como oposición al boato heredado desde Maximiliano en Castillo de Chapultepec. El presidente López Obrador dio un paso más que la tercera transformación cardenista y así como el Tata canceló esa dote monárquica de la residencia presidencial en el cerro de los chapulines, el presidente López Obrador canceló el oropel posterior del presidencialismo posrevolucionario en  Los Pinos. Dos años atrás Alejandra Frausto apresuró los tiempos para conseguir que esa residencia de la ignominia presidencialista pasara a convertirse de inmediato en la casa abierta de todos los mexicanos y no sólo albergando la cultura en sus distintas manifestaciones artísticas sino dando cabida a los médicos y enfermeras que dieron la batalla y sus vidas en la lucha contra el Covid19. Hace unas semanas en el homenaje por el 50 aniversario luctuoso de Lázaro Cárdenas, el presidente López Obrador erigió el punto final del expresidente Cárdenas en un museo con su nombre en lo que fue su residencia, la cual se suma a formar parte de las transformaciones que viven esas áreas verdes en el cuadrivio geográfico en que convergen lo histórico, ambiental, social y cultural más grande del mundo en “Chapultepec: Naturaleza y Cultura”. Así como el presidente Cárdenas concluye el monarquismo electo yéndose a La Hormiga, de igual forma el presidente López Obrador replica ese punto final a la corrupción post cardenista del presidencialismo en Los Pinos yéndose juaristamente a pernoctar en Palacio Nacional. No resta imaginar quien quiera en la posteridad rebautizar el Centro Cultural Los Pinos como Andrés Manuel López Obrador en ubicuidad con el ejercicio republicano de la cuarta transformación con la tercera o bien acondicionar el espacio que habitó en Palacio Nacional coexistiendo museísticamente con el presidente Benito Juárez.  Alejandra Frausto timbró los dos años del Complejo Cultural Los Pinos con el billete alusivo de Lotería Nacional,   demostrando que la vertiginosidad de la 4T pudo lograr en paz, sin sangre, aquello que fue cruento en otras naciones, pues la tarea del presidente López Obrador no ha sido menor extinguiendo la guardia pretoriana del Estado Mayor Presidencial, achicando los sueldos ominosos que rebasaban la figura del Jefe de Estado, la multiplicidad de funciones de la burocracia dorada, el pillaje de los fideicomisos, en otras palabras, el gobierno obeso y contrapeso del pueblo famélico. 

Los países pobres del mundo vieron en el presidente de México una voz solidaria a favor de ellos cuando pidió a los países ricos del G20  quitar montos de deuda y del pago de servicio de la deuda a naciones pobres del mundo. Y esa solidaridad universal la retomó el secretario de Salud Jorge Alcocer porque si el gobierno de México aboga mundialmente por las víctimas económicas de la pandemia, a nivel doméstico hay que trascender el ejemplo del  presidente López Obrador apoyando a los deudos del Covid19 con un respaldo financiero para defunciones. Jorge Alcocer en el Pulso de la Salud equiparó las obligaciones morales de su dependencia con los actos globales del presidente López Obrador como la voz de los países pobres ante el G20. La 4T es candil de su casa y de la calle. En este pulso de la salud quedó claro que el futuro de la sanidad en México depende de instituciones públicas proactivas, Luis Antonio Ramírez Pineda destacó que el Presidente Andrés Manuel López Obrador lo instruyó a emprender un mayor activismo en el tema de la previsión, sobre todo para enfrentar al COVID-19 con población más saludable y sana. El ISSSTE está implementando el Programa “ECOS para el Bienestar”, el cual busca dentro de las familias de todos los municipios del país hacer más conciencia de tener una mejor alimentación y que el cuidado personal sea permanente para mejorar sus condiciones de salud. 

 

  https://twitter.com/VladRothschuh