EDITORIAL

DIPLOMACIA MEXICANA


 

*Amlo, Putin y Jinping

*Colegios Electorales fallidos

*Gutiérrez Müller - Frausto – Marant

  

VLADIMIR ROTHSCHUH

 

El presidente López Obrador se une a los gigantes mandatarios Xi Jinping y Vladimir Putin que aguardan los resultados oficiales de las elecciones estadunidenses para felicitar al nuevo inquilino de la Casa Blanca. En ningún caso se ha cuestionado al mandatario chino victimizado por Trump señalándosele de amigo del responsable de esta crisis económica global y del odio económico al tigre asiático. Al contrario, el responsable de esta crisis pandémica y presunto adversario de Donald Trump en Canadá, Justin Trudeau, ha sido el primero en salir a felicitar a Biden por su apretado triunfo cuando es co-autor con Trump de meter en la cárcel a la heredera de Huawei e inversionista de los laboratorios experimentales de Wuhan de donde salió el Covid19. El presidente López Obrador vivió en carne propia esos asegunes de la democracia imperfecta mexicana que se reproducen en Estados Unidos con el obsoleto Colegio Electoral, autor aquí del fraude del 88 con la quema de las urnas comiciales a manos de la derecha panista con tal de cerrarle el paso a la izquierda en el Frente Democrático. El presidente López Obrador nada le debe a Donald Trump, salvo una vecindad deteriorada por el racismo que buscó levantar muros, eliminar enmiendas contra los soñadores, encarcelar en perreras a los migrantes; en fin, esas políticas de mala vecindad que contradijeron el juarismo de la Cuarta Transformación son las que debió atender el canciller Ebrard bajo una nueva política exterior mexicana bajando la confrontación y dando paso a la flexibilidad que ocasionara menos daños a los heredados desde la guerra fratricida del Plan Mérida. El presidente López Obrador rememoró en la circunstancia Biden - Trump, las aberraciones de la democracia imperfecta con el fraude electoral del 2006 cuando la izquierda del PSOE levantó el brazo a Calderón siendo que el INE no oficializaba los resultados; paradójico, no fue la derecha de Aznar y del PP aliada histórica del PAN quien salió a bocajarro a cometer la patraña electoral en México sino esa izquierda de Felipe González vinculada empresarialmente a Carlos Slim y Calderón.  Como los estadistas de China y de Rusia, el Jefe de Estado Mexicano, López Obrador, optó por una sensatez y no por una comunión con las otras potencias que compiten con Estados Unidos en la era del nuevo orden postcovid,  pues como oposición  Amlo sufrió la democracia imperfecta de la que Estados Unidos sigue aferrado con el arcaísmo de su Colegio Electoral y de la que entonces el candidato López Obrador enteró a Biden sin respuesta alguna. Las felicitaciones a Biden en México las ha cuajado la derecha panista buscando revivir las malas épocas para los mexicanos que sufrieron el criminal Plan Mérida. Lo poco que había que esperar de Trump no es lo mucho que puede aguardar México de Biden. 

 


La otra diplomacia mexicana la celebró en días pasados Beatriz Gutiérrez Müller en vísperas de los festejos históricos de México en el 2021, cuando fue personalmente a Europa a solicitar cooperación con muchos gobiernos de los cuales obtuvo respuestas aceptables y de otros no tanto pues se negaron devolver a México sus legados históricos. En ese marco de defensa diplomática del patrimonio histórico y cultural, Alejandra Frausto se enteró la colección invierno de Isabel Marant que copiaba tejidos de los pueblos originarios y solicitó a la diseñadora de H&M conocer sus planes de compartir con las etnias mexicanas los frutos de esa pasarela. La nueva diplomacia cultural arrancada en este sexenio se convirtió en apartado de la cancillería de Ebrard gestionando como nunca antes restituciones de piezas de nuestro pasado como las 594 pinturas virreinales en posesión de las autoridades italianas, por ejemplo. Hoy todos los sectores creativos estatales vinculados a los pueblos originarios se han sumado a esa petición de Frausto a Marant pues la misiva de la Secretaria de Cultura del Gobierno mexicano a la diseñadora no es de contrastes conflictivos sino de un ganar-ganar para todos, en especial a los telares de las etnias nuestras. La estrategia diplomática de Frausto afina la visión renovadora de Gutiérrez Müller en el rescate y renovación de la narrativa histórica y cultural mexicanas.

 

  https://twitter.com/VladRothschuh