EDITORIAL

PERSEVERANCIA



*Opacidad del INAI
*INSABI, Zapata
*Fobias políticas
*Hermandad mayor


VLADIMIR ROTHSCHUH

Dos puntos fundamentales arroja la respuesta de Beatriz Gutiérrez Müller sobre su carrera académica: que el anonimato siga coronando las pesquisas del INAI y que un académico con grado de Doctor perciba un sueldo inferior a un chofer de Uber. Por un asunto que ella misma había ventilado tiempo atrás en beneficio de la transparencia del gobierno del presidente López Obrador, pero que el INAI extendió un crédito en razón de una posverdad, sabiendo las diferencias que permean entre los Comisionados y el Presidente de México debido al perfil de elefante blanco que ostenta el organismo, tanto por su ineficacia en la transparencia como por la ausencia de honrada medianía juarista. A la esposa del presidente López Obrador la acabó echando de Twitter la patraña escondida en el anonimato y que lamentablemente se resiste a ser legislada en este sexenio como ocurrió ya en Europa acerca de la veracidad de los usuarios de redes sociales; sin embargo donde resulta inadmisible que ese vicio de la cobardía persista es en el INAI facilitando a sujetos anónimos exigir información de sujetos reales y públicos. Elevar los sueldos de todos los niveles académicos y poner fin a la opacidad en el INAI merecen ser atendidos por el Congreso y no porque las bancadas de Mario Delgado y Ricardo Monreal sean mayorías o porque la circunstancia parte de Beatriz Gutiérrez Müller, sino porque es un pesado fardo de lustros que no se ha querido atender estando ahora de por medio hechos a favor como el aumento histórico al salario mínimo bajo la 4T, así como el código de ética de la Cartilla Moral que transparenta al servicio público. La doctora Gutiérrez Müller atendió con humor esa historia propiciada por ‘una petición hecha al INAI, seguramente de alguien que codicia mi fracaso (¿o el de mi esposo?) o que nace a la luz de la tiniebla de quien se frota las manos pensando: ‘ya la cachamos, es aviadora’… Sí, quizá sea de este modo: me cacharon confesando que la carrera académica me ha dado sinsabores y desengaños, sobre todo cuando un despistado confunde mi profesión con su fobia política. Sin embargo, mi carrera académica me ha brindado satisfacciones y logros. En vez de decepcionarme este o aquel, me volvió más perseverante’.


Tres eventos de la Cuarta Transformación marcan a inicio del 2020 el cambio en la agenda de gobierno: el INSABI, los festejos del 6 de enero y la reunión con embajadores y cónsules. El presidente López Obrador fue el primero en adelantar el duro arranque del INSABI enfrentando las rémoras del conservadurismo y de los intereses creados por el Seguro Popular entre las mafias farmacéuticas, políticas y batas blancas. Ciertamente que el comienzo del modelo nórdico de salud para todos los mexicanos es usado por la oposición para repetir su autoderrota moral, pero en una semana han conseguido Jorge Alcocer y Juan Ferrer retroalimentar ese nefasta herencia. Encabalgado con el tema sanitario el seis de enero abundó a favor de las enfermeras sus nuevas responsabilidades y el alcance de las promesas de basificación expuestas por el presidente López Obrador, como el giro radical que se mantuvo inamovible a lo largo de la Tercera Transformación como exactitud en la Ley Agraria y que López Obrador despojó de los oropeles carrancistas moviendo su homenaje al terruño del Caudillo del Sur en Morelos. Y el tercer acto de la 4T en la Cancillería permitió destacar a dos mujeres del Gabinete en este año de reconocimiento oficial de género a Leona Vicario en las figuras de Alejandra Frausto y Graciela Márquez. El presidente López Obrador desempolvó la vieja frase de la hermandad mayor de México hacia Latinoamérica que los neoliberales mandaron al retrete histórico cuando desvalorizaron nuestra potencia cultural y económica que destacó reciedumbre en la geopolítica de entonces. La diplomacia cultural vuelve a poner a México a la cabeza no sólo de la región conforme las cifras de Frausto en las acciones del 2019 y prometidas para el 2020.



twitter.com/vladrothschuh