EDITORIAL

AGRO



Reconoce Agricultura ausencia de plagas del aguacatero en municipios de Jalisco y Nayarit

  • ​Productores pueden acceder a mercados con mayor competitividad nacional e internacional.

La Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural declaró a cuatro municipios de Jalisco y Nayarit como zonas libres del barrenador grande del hueso del aguacate (Heilipus lauri), barrenador pequeño del hueso (Conotrachelus aguacatae y C. perseae) y de la palomilla barrenadora del hueso (Stenoma catenifer).

Estos dos acuerdos, publicados en el Diario Oficial de la Federación (DOF), elevan el estatus fitosanitario de los municipios de Chiquilistlán y Tepatitlán de Morelos, Jalisco, y de Ahuacatlán e Ixtlán del Río, Nayarit, en beneficio de los productores aguacateros, ya que pueden acceder a mercados con mayor competitividad nacional e internacional.

El reconocimiento es producto del trabajo conjunto entre el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica) y los productores para cumplir las normas oficiales NOM-066-FITO-2002 para el manejo fitosanitario y movilización del aguacate y la NOM-069-FITO-1995 sobre el establecimiento y reconocimiento de zonas libres de plagas.

Los técnicos del organismo de Agricultura constataron la ausencia de las plagas con base en los resultados de muestreos en áreas geográficas determinadas.

Es importante mencionar que los productores deben seguir aplicando las medidas fitosanitarias establecidas en las normas con el fin de evitar que la región pierda la condición de zona libre.

La presencia de las plagas del aguacatero ocasiona daños en el fruto, pues las larvas se alimentan de la pulpa y del hueso, lo que puede provocar pérdidas de hasta 90 por ciento de la producción, y su presencia implica restricciones para movilizar y comercializar el fruto.


México es el principal país productor y exportador de aguacate en el mundo, cuenta con 175 mil 939 hectáreas y más de dos millones 184 mil toneladas anuales de producción. Jalisco y Nayarit ocupan el segundo y cuarto lugar con 201 mil 804 y 57 mil 563 toneladas anuales, respectivamente.



Supera México expectativa de exportación de aguacate a Estados Unidos durante primer mes del año

  • En enero se enviaron más de mil 400 embarques semanales, lo que equivale a un camión cada seis minutos, en beneficio directo de más de 100 mil familias que han dejado de migrar de los huertos michoacanos.

  • La producción de aguacate en Michoacán está sustentada en micro y pequeños productores, ya que de los 26 mil 980 agricultores registrados en el Plan de Exportación, 25 mil 377 cultivan huertos menores a 10 hectáreas.

Con el apoyo de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural, productores michoacanos de aguacate exportaron en enero a Estados Unidos 127 mil toneladas del fruto, con lo cual superaron las expectativas para esta temporada, estimadas en 125 mil toneladas, en beneficio directo de más de 100 mil familias que han dejado de migrar de los huertos michoacanos.
Esta actividad ha detonado empleos formales en Michoacán, los cuales se han incrementado 106 por ciento en la última década.

La siembra de aguacate produce 310 mil empleos directos y 78 mil indirectos en México y se estima que cada mil toneladas cosechadas generan 160 empleos.

Durante seis años, de forma ininterrumpida, la Asociación de Productores y Exportadores de Aguacate de México (APEAM) promociona este producto mexicano en EU con resultados exitosos. El consumo del fruto en su población ha pasado de 500 gramos, antes de 1997, a 3.5 kilogramos per cápita en la actualidad.

De acuerdo con datos del Sistema Electrónico de Certificados Fitosanitarios Internacionales de la Asociación, el envío de aguacate a EU en las cinco semanas previas al Supertazón fue superior 4.4 por ciento, en relación con el mismo periodo de 2019.

La final de fútbol americano en EU representa, para el Programa Nacional de Exportación de Aguacate, el período de mayor demanda durante el ciclo producción – exportación, que va de julio a junio de cada año. En enero se enviaron alrededor de mil 400 embarques semanales, lo que equivale a un camión cada seis minutos.

La producción de aguacate en Michoacán está sustentada, en su mayoría, en micro y pequeños productores, ya que de los 26 mil 980 agricultores registrados en el Plan de Exportación 25 mil 377 cultivan en huertos menores a 10 hectáreas.

Más de siete mil 500 productores siembran en superficies menores a una hectárea; siete mil 64 cultivan en huertos de entre una y dos hectáreas; tres mil 900 trabajan superficies de entre dos y tres hectáreas; dos mil 366 cultivan en terrenos de entre tres y cuatro hectáreas, mientras que mil 493 agricultores cosechan en huertos de entre cuatro y cinco hectáreas.

El aguacate de Michoacán es el único certificado por la Agencia de Inspección de Sanidad Animal y Vegetal (APHIS, por sus siglas en inglés) del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA).


Estados Unidos representa 84 por ciento del total de las exportaciones michoacanas; otros mercados estratégicos para los productores de aguacate son Canadá y Japón, entre otras naciones.



Incrementar producción de maíz y demás granos básicos, una de las metas relevantes del Gobierno de México: Agricultura
·         Con la participación de productores e investigadores se impulsan buenas prácticas agrícolas, tecnología, fertilización y semillas mejoradas, así como paquetes tecnológicos desarrollados por los centros de investigación en el país, afirmó el secretario Víctor Villalobos Arámbula.
·         Plantea el subsecretario Víctor Suárez la importancia del modelo de agricultura de conocimientos integrados, que conecta los saberes campesinos con el conocimiento científico para derivar en sistemas agroalimentario justo, sustentable, saludable y competitivo.
El Gobierno de México tiene como uno de sus grandes temas de atención revertir la dependencia alimentaria en granos básicos, principalmente maíz, con la participación de productores e investigadores para impulsar buenas prácticas agrícolas, tecnología, fertilización y semillas mejoradas, así como paquetes tecnológicos desarrollados por los centros de investigación en el país.
Así lo señaló el secretario de Agricultura y Desarrollo Rural, Víctor Villalobos Arámbula, en la octava conferencia mensual del ciclo “Autosuficiencia alimentaria e innovación tecnológica con prácticas sustentables”.
Afirmó que hay la determinación de esta administración de reducir la importación de maíz amarillo, de uso pecuario e industrial, a través del incremento de producción y rendimientos del grano en la misma frontera agrícola, pero con el apoyo de la innovación y la tecnología.
Por su lado, el subsecretario de Autosuficiencia Alimentaria, Víctor Suárez Carrera, afirmó que hoy México es protagonista y pionero en una nueva revolución tecnológica, que deja atrás el modelo de revolución verde, por obsoleto.
“Esta revolución consiste en un modelo de agricultura de conocimientos integrados, donde los campesinos, los productores, conectan su conocimiento milenario con el conocimiento científico” y derivan en una forma de producir que cultiva alimentos pero también cultiva al suelo, “pues el suelo es un recurso al que debemos pagar tributo”, dijo parafraseando al científico Édgar Quero, participante también en la conferencia.
El subsecretario afirmó que este modelo (que involucra el uso de microorganismos, de compostas, lixiviados, control biológico y más, además de un diálogo constante entre productores, técnicos y científicos) tiene cuatro características intrínsecas e inseparables: es justo, pues se trata de que haya una retribución justa para los campesinos/productores en la cadena de valor; es sustentable, pues propicia la recuperación de suelos y el cuidado de los recursos naturales; es saludable, pues genera alimentos sanos para el productor, su familia y la población en su conjunto, y es competitivo.
Este modelo, que es resultado “de un esfuerzo de muchos años y que viene muy desde abajo combina mejoras en el suelo y cuidado de mantos acuíferos y simultáneamente mayores rendimientos por hectárea e ingresos”, dijo el subsecretario.
Ejemplificó con el caso de productores de Hidalgo, que apoyados por el Centro Nacional de Innovación y Transferencia de Tecnología de Hidalgo(CENITTH), de la Fundación Produce, y apoyados también por Édgar Quero, investigador de ese Centro, han pasado de cuatro o cinco toneladas por hectárea de maíz a 15 o incluso 20-22. En la propia conferencia Anwar Estrada y su padre, Óscar Estrada, dieron testimonio de ello.
En la conferencia, cuyo tema fue “Recuperemos el potencial productivo del maíz”, otro participante fue José Antonio Cueto, coordinador de Investigación, Innovación y Vinculación del Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP), quien habló de los desafíos del cambio climático, que propicia lluvias escasas y erráticas, y habló de las condiciones de los diferentes suelos en el país, en el marco de las posibilidades reales de elevar productividad en maíz.
Potencialidades
El secretario Víctor Villalobos aseguró que uno de los esfuerzos de la Secretaría está puesto en lograr reducir, en los próximos años, las importaciones maiceras, que actualmente suman 16 millones de toneladas.
Hay una tarea importante por hacer con el acompañamiento de todos los actores de la cadena productiva, a fin de recuperar la capacidad productiva en maíz amarillo, mejorar los rendimientos del país, cuya media nacional de producción es de tres toneladas por hectárea, apuntó.
“Tenemos que ir midiendo la capacidad de respuesta en la disminución de importaciones, en función del incremento de la producción, y esto es una meta y un reto en este gobierno, mediante una agenda de trabajo establecida para lograrlo, a favor de los productores y del país”, subrayó.
Precisó que el Gobierno de México le ha puesto particular importancia a la autosuficiencia alimentaria, disminuyendo la dependencia de los granos básicos de la alimentación, en un escenario donde somos el primer importador internacional de maíz y somos quienes lo desarrollamos y lo compartimos con el resto del mundo.
La misión, enfatizó, es disminuir la dependencia de maíz amarillo de la importación, porque somos autosuficientes en maíz blanco, con una producción promedio de 22 millones de toneladas, de las que casi un millón se han estado exportando a países como Venezuela, Colombia y Sudáfrica.
Ante productores, investigadores y funcionarios del gobierno federal, el secretario Víctor Villalobos indicó que hablar del maíz y de la necesidad de incrementar su producción nos remite a su vinculación con nuestras raíces, ancestros e identidad nacional, por lo que su cultivo y rentabilidad es parte de los objetivos de este gobierno.
“Estamos vinculados y ligados a esta especie: somos hijos del maíz. Con su domesticación y selección natural y empírica, se incidió en sus características morfológicas, del centro se México hasta Nicaragua. Hoy se cuenta con 46 diferentes razas de maíz en Mesoamérica, y en este proceso la mujer tuvo que ver en la mejora de algunas de las especies”, destacó


Cierra balanza agroalimentaria de México con nueve mil 091 mdd de superávit en 2019
·         Con base en cifras preliminares del Banco de México, en 2019 las exportaciones agropecuarias y agroindustriales generaron 37 mil 843 millones de dólares, es decir, registraron un incremento anual de 8.59 por ciento, respecto al mismo periodo de 2018.
·         En pimiento y chiles se tuvo un aumento en valor de 17.93 por ciento (de mil 165 llegó a mil 374 mdd); en aguacate se obtuvo 16.02% más (pasó de dos mil 494 a dos mil 893 mdd), y en melón, sandía y papaya, juntos, creció 12.88% (de 461 a 521 millones de dólares).
La balanza agropecuaria y agroindustrial de México registró en 2019 un superávit de nueve mil 091 millones de dólares, cifra superior en dos mil 672 millones de dólares con respecto a lo registrado durante el año 2018; el dato representa un récord histórico, al alcanzar 41.61 por ciento de incremento a tasa anual, informó la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural.
Con base en cifras preliminares del Banco de México, la dependencia federal detalló que durante el periodo de referencia las exportaciones agropecuarias y agroindustriales generaron 37 mil 843 millones de dólares, un incremento anual de 8.59 por ciento respecto a 2018.
Señaló que las importaciones agropecuarias y agroindustriales en 2019 fueron por 28 mil 752 millones de dólares, lo que significó un aumento marginal de 1.13 por ciento respecto a las registradas en el mismo periodo del año anterior.
En lo referente a los bienes agropecuarios, para el periodo enero-diciembre de 2019 se registró un alza en las exportaciones, al pasar de 16 mil 508 millones de dólares, en 2018, a 18 mil 106 millones de dólares, y una ligera disminución en las importaciones, toda vez que se redujeron de 13 mil 222 millones de dólares a 13 mil 215 millones de dólares en el 2019.
Lo anterior deriva en un saldo de la balanza agropecuaria y pesquera (que, junto que con la agroindustrial, forma parte del total de la balanza agroalimentaria) positivo de cuatro mil 890 millones de dólares, cifra mayor en 48.85 por ciento respecto al mismo periodo de 2018.
En el rubro agroindustrial, las exportaciones alcanzaron los 19 mil 738 millones de dólares, un crecimiento a tasa anual de 7.61 por ciento, mientras que las importaciones mostraron un avance de 2.16 por ciento, sumando un total de 15 mil 537 millones, lo que resultó en un superávit en su balanza comercial de cuatro mil 201 millones de dólares y un aumento a tasa anual de 34.03 por ciento.
Las hortalizas, bebidas y frutas son los principales grupos de exportación, al concentrar más del 60 por ciento, con el 21, 20 y 20 por ciento de participación, respectivamente.
El sector de cárnicos es el que presenta mayor dinamismo durante los 12 meses de 2019, con una variación positiva de 19 por ciento respecto al mismo periodo del año anterior.
En 2019, destaca el aumento del valor comercial de las uvas y pasas, que alcanzaron crecimiento del 46.93 por ciento, al avanzar de 200 millones de dólares a 294 millones de dólares; en fresa fresca se registró un incremento de 41.53 por ciento, al crecer de 413 mdd a 584 mdd, y la carne porcina fue al alza en 31.61 por ciento, al pasar de 536 mdd a 706 mdd.
Además, en pimiento y chiles se tuvo un ascenso del 17.93 por ciento (de mil 165 llegó a mil 374 mdd); en aguacate se obtuvo 16.02% más (de dos mil 494 a dos mil 893 mdd), y en melón, sandía y papaya, juntos, creció el valor obtenido 12.88%, al pasar de 461 millones de dólares a 521 millones de dólares.
Más del 50 por ciento de las importaciones se concentran en cuatro grupos: cereales, 18 por ciento; cárnicos, 15 por ciento; semillas y frutos oleaginosos, 13 por ciento, y lácteos y demás productos de origen animal, con ocho por ciento.

El grupo de lácteos y demás productos de origen animal es el que presenta mayor dinamismo, ya que sus importaciones crecieron 18 por ciento en comparación con el mismo periodo del año anterior.


Unen esfuerzos Gobierno de México y productores para fortalecer la productividad de la caficultura nacional
·         Los secretarios Víctor Villalobos Arámbula y María Luisa Albores González, y, en representación de la Secretaría de Economía, el subsecretario Ernesto Acevedo Fernández, así como productores, instalaron una comisión interinstitucional tendiente a establecer soluciones conjuntas, con atención especial al sector social.
·         Revisarán los temas relacionados con el ordenamiento del mercado, búsqueda de precios justos –de acuerdo con la calidad del producto-, fomento al consumo, acceso al financiamiento, rehabilitación de plantas agroindustriales e impulso a la comercialización de pequeñas empresas sociales.
Las secretarías de Agricultura, Bienestar y Economía promoverán con el sector cafeticultor nacional un diálogo permanente, a través de la instalación de una comisión interinstitucional, para la búsqueda de soluciones conjuntas que permitan fortalecer la productividad de la cafeticultura, principalmente del sector social.
En el encuentro, que tuvo lugar en la sede de la Secretaría de Agricultura, se abordaron temas de ordenamiento del mercado, obtención de precios justos  –de acuerdo con la calidad del producto-, fomento al consumo, acceso al financiamiento, rehabilitación de plantas agroindustriales e impulso a la comercialización de pequeñas empresas sociales.
Se planteó también la instrumentación de esquemas para la venta del aromático de calidad de pequeños productores en tiendas Diconsa, a través del organismo Seguridad Alimentaria Mexicana (Segalmex); mayor vigilancia en la importación de café; representación en los organismos internacionales del sector; fortalecer acciones de sanidad, e incorporación en programas productivos, como Sembrando Vida.
El titular de Agricultura, Víctor Villalobos Arámbula, señaló que estos y otros temas se abordarán en la agenda que será atendida por representantes de las dependencias federales integrantes de la Comisión Interinstitucional, y que iniciará trabajos la próxima semana, en respuesta a las demandas de los productores de café del país.      
Afirmó que el Gobierno de México tiene el compromiso y la responsabilidad mediante el diálogo franco y abierto, de atender la problemática de un sector de importancia productiva y social.
Recordó que México ha tomado la iniciativa para integrar un frente regional que defienda la calidad el café y un precio más justo.
La secretaria de Bienestar, María Luisa Albores González, indicó que el sector cafetalero nacional es uno de los mejor organizados del país, y en la dependencia que encabeza, acotó, preocupa y ocupa esta importante actividad productiva, puesto que representa a familias de regiones marginadas, indígenas y de mayor pobreza en el país.
Aseguró que se tiene el compromiso y la voluntad de este gobierno de trabajar en sinergia con todos los actores, en especial con los más desprotegidos.
De manera interinstitucional se trabaja en coordinación con productores, industria y autoridades para dar atención oportuna a los sectores vulnerables, como el cafetalero, con el acompañamiento para que se desarrollen en nichos de comercio justo y mejores precios al café de calidad, agregó. 
El subsecretario de Industria, Comercio y Competitividad de la Secretaría de Economía, Ernesto Acevedo Fernández, subrayó que tiene la encomienda de aportar lo necesario en la construcción de un diálogo propositivo para hacer mejor frente a los retos en el sector cafetalero, como es el cumplimiento de políticas públicas más incluyentes y de mayor impacto económico y social.
Con la representación de los productores, el presidente del Sistema Producto Café, Anuario Herrera Solís; de la Coordinadora Nacional de Organizaciones Cafetaleras, Fernando Solís Callejas, y de la Coordinadora Estatal de Productores de Café de Oaxaca (CEPCO), Miguel Tejero Villicaña, entre otros, resaltaron este espacio de diálogo y el inicio de una interlocución real, con el ánimo de buscar conjuntamente las soluciones a las demandas del sector.
Indicaron que con acciones integrales que beneficien al sector, y una mejor coordinación interinstitucional, se mejorará la atención a los productores.
Dentro de los primeros compromisos, refirieron, destaca la integración de un padrón real de productores de café, fortalecer la renovación de cafetos y reactivar el tema de los servicios ambientales que favorece a la actividad.

Da a conocer Agricultura Reglas de Operación de Producción para el Bienestar
·         El Programa, con 11 mil millones de pesos en este 2020, contribuye a la autosuficiencia alimentaria y su población objetivo rebasa los dos millones de productores de granos, café y caña de azúcar
·         Elevar productividad y producción es el principal objetivo del Programa; se dota a los beneficiarios de liquidez para invertir en labores productivas de sus predios.
Este viernes 7 de febrero, el Diario Oficial de la Federación (DOF) publicó el Acuerdo por el que se dan a conocer las Reglas de Operación para el ejercicio 2020 del programa Producción para el Bienestar, de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural.
“Este programa, que es prioritario del Gobierno de México y que en 2019 rebasó los dos millones de productores beneficiarios, contribuye al objetivo de la Cuarta Transformación de la autosuficiencia alimentaria, y la apuesta para este 2020 es hacerlo con un enfoque muy claro de sustentabilidad y prácticas agroecológicas, a fin de que movilicemos todas las capacidades productivas posibles, produzcamos alimentos sanos y avancemos en nuestro propósito de producir más y mejor por medio de elevar la productividad”, afirmó el subsecretario de Autosuficiencia Alimentaria, Víctor Suárez Carrera.
“La intención última es que los propios productores y sus familias vivan y coman bien y que ofrezcamos más alimentos sanos a la población en su conjunto”, dijo.
De acuerdo con el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF), el programa cuenta con un presupuesto de 11 mil millones de pesos para este 2020, y prevé continuar sus apoyos directos a productores inscritos en el padrón de beneficiarios. Estos productores son de pequeña y mediana escala de granos (maíz, frijol, trigo panificable, arroz, amaranto, chía y sistema milpa, entre otros), caña de azúcar y café.
Los productores de granos de pequeña escala tienen predios de hasta cinco hectáreas de temporal o hasta 0.2 hectáreas en riego, y su cuota por hectárea prevista en el programa es de mil 600 pesos ya sea para el ciclo Primavera/Verano o para Otoño/Invierno; los de mediana escala tienen predios de más de cinco y hasta 20 hectáreas de temporal y de más de 0.2 y hasta cinco hectáreas de riego y su cuota es de mil pesos por hectárea.
En el caso de café y caña de azúcar, los beneficiarios son productores con hasta 20 hectáreas de temporal o hasta cinco de riego. La cuota por productor de café es de cinco mil pesos, y la cuota por productor de caña de azúcar es de siete mil 300 pesos.
El Acuerdo publicado en el DOF establece que Producción para el Bienestar tiene el objetivo general de “incrementar la productividad, principalmente de granos básicos, caña de azúcar y café de productores de pequeña y mediana escala, a través del otorgamiento de apoyo al ingreso de los productores”.
Su objetivo específico es “dotar de liquidez, para el impulso de la capitalización productiva, mediante apoyos directos, que podrán complementarse con esquemas estratégicos de acompañamiento técnico y vinculación con servicios productivos, en cultivos, regiones, entidades o localidades específicas”.
El Acuerdo establece también los criterios de elegibilidad de los beneficiarios: fundamentalmente, que el productor siembre un cultivo elegible; que compruebe que el año anterior utilizó el recurso del apoyo en actividades productivas de sus cultivos; que esté registrado en el Padrón de Productores de la Secretaría de Agricultura, y que los predios de los productores cuenten con la georreferencia (para identificar la ubicación del mismo).
Además, considera que el productor entregue la documentación que acredite la propiedad o posesión de sus predios; que entregue también documentación personal: (Clave Única de Registro de Población, CURP, identificación oficial –INE/IFE– y comprobantes de domicilio), y que entregue una carta, bajo protesta de decir verdad, que señale que sembró o sembrará al menos un cultivo elegible.
El periodo de apertura y cierre de ventanillas está programado del primero de febrero al 31 de octubre de 2020, aunque, precisa el Acuerdo, “la Unidad Responsable podrá modificar estas fechas o establecer nuevos periodos de acuerdo con las necesidades del Programa, los ciclos productivos o casos de excepción que considere pertinentes, mismos que publicará en la página de la Secretaría”.
El programa tiene presencia nacional, pero, dado su enfoque hacia productores de pequeña y mediana escala, concentra a más de 60 por ciento de los beneficiarios en el sur sureste.

Firman México y Hungría memorando en materia de agricultura, ganadería, desarrollo rural, pesca y acuacultura
·         Este instrumento será la base para trabajar de manera coordinada en el intercambio de información, capacitación y mejores prácticas mediante tecnologías adaptadas a las necesidades de los pequeños productores.
El secretario de Agricultura y Desarrollo Rural, Víctor Villalobos Arámbula, y el ministro de Agricultura de Hungría, István Nagy, firmaron un memorando de entendimiento en materia de agricultura, ganadería, desarrollo rural, pesca y acuacultura, con el que ambos países estrechan lazos de colaboración.
Este acuerdo impulsará la promoción de la industria rural y de las actividades acuícolas directamente relacionadas con la producción de alimentos, a través de tecnologías adaptadas a las necesidades de los pequeños productores, con énfasis en el estudio de sus efectos sobre el empleo rural, los costos de producción alternativos y la capacitación.
En la reunión, el titular de Agricultura, Víctor Villalobos Arámbula, y el ministro de Agricultura, István Nagy, coincidieron en que este acuerdo permitirá el establecimiento de las bases para la cooperación en el desarrollo de programas específicos de trabajo y la implementación de proyectos técnicos y científicos en beneficio de los dos países.
El secretario Villalobos indicó que este instrumento será la base para trabajar de manera coordinada en el intercambio de información, capacitación y mejores prácticas, con el fin de compartir el conocimiento y aprovechar las experiencias en beneficio del sector agropecuario de ambas naciones.
Indicó que entre México y Hungría las relaciones bilaterales seguirán fortaleciéndose mediante acciones conjuntas en materia de acuacultura, haciendo frente a los efectos del cambio climático en relación con los sistemas de producción sostenible y mejoramiento genético de plantas de cultivo y el intercambio de conocimientos técnicos y de expertos.
El ministro Nagy manifestó su interés por la realización de visitas técnicas recíprocas y la identificación de temas de cooperación, así como impulsar misiones empresariales para la promoción comercial de productos del sector en ambos países.
Agregó que en los últimos años el mercado húngaro ha estado abierto a la importación de productos agrícolas, particularmente, de frutas y legumbres de México; de igual manera, mencionó que Hungría tiene un marcado interés por aumentar la producción piscícola en criaderos de agua dulce.
Al cierre de septiembre de 2019, la balanza comercial agroalimentaria y pesquera de México con Hungría registró un déficit de 1.5 millones de dólares, menor al de 1.9 millones de dólares correspondiente al mismo lapso de 2018. México exportó mercancías por 1.14 millones de dólares, mientras que las importaciones ascendieron a 2.7 millones de dólares.
De enero a septiembre, nuestros principales productos de exportación a Hungría fueron cerveza, tequila, aceites aromáticos esenciales, aceites resinoides, pieles enteras, árboles, hortalizas secas y maíz para siembra, entre otros.
En el mismo periodo, México importó, principalmente: preparaciones para alimentación de animales, hortalizas secas, productos de confitería, preparaciones alimenticias diversas, maíz para siembra y vinos.
En el encuentro participaron por Agricultura, el abogado general, Francisco Conzuelo Gutiérrez, y la coordinadora general de Asuntos Internacionales, Lourdes Cruz Trinidad.
Por parte de Hungría, el embajador de Hungría en México, Zoltán Németh, el subsecretario de Estado, de Relaciones Internacionales, Zsolt Belánszky-Demko, y el agregado de Asuntos Comerciales, Balázs Vass.Este instrumento será la base para trabajar de manera coordinada en el intercambio de información, capacitación y mejores prácticas mediante tecnologías adaptadas a las necesidades de los pequeños productores.

  La agricultura, llamada a ser eje de desarrollo nacional y fuente de bienestar colectivo: Víctor Villalobos
·         Al participar en la reunión mensual del Consejo Directivo de la Canacintra, el secretario de Agricultura señaló que los principales retos en el sector agropecuario y pesquero son incrementar la inversión en ciencia, innovación y transferencia de tecnología, fomentar alianzas público-privadas y posicionar los productos mexicanos en los mercados internacionales.
·         Un objetivo es otorgar valor agregado a las actividades del campo, esto significa pasar de la actividad primaria a la agroindustria, con el fin de lograr mejores percepciones en los trabajadores del sector, precisó el presidente de Canacintra, Enoch Castellanos Férez.
Recuperar el papel regulador del Estado, reorientar programas y mecanismos de entrega de apoyos directos a los productores, manejar los recursos con transparencia y rendición de cuentas, y combatir la corrupción, son parte de las directrices en la transformación de la política agropecuaria y pesquera de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural, impulsada por el Gobierno de México.
Así lo afirmó el titular de Agricultura, Víctor Villalobos Arámbula, quien aseguró que en esta administración se redujeron programas y simplificaron sus mecanismos de operación, se reestructuró la Secretaría y se aplica una reingeniería de la Banca de Desarrollo Rural, todo ello enfocado a revertir el rezago del campo y reducir la dependencia alimentaria.
Durante su participación en el Primer Consejo Directivo de la Cámara Nacional de la Industria de Transformación (Canacintra), el secretario Villalobos Arámbula señaló que esta misión requiere de la participación de todos los sectores, incluido el privado y sus organizaciones, con la perspectiva de que la agricultura debe ser eje de desarrollo nacional y fuente de bienestar colectivo.
En su ponencia magistral: “La política agropecuaria y pesquera mexicana”, el funcionario federal indicó que entre los principales retos que enfrenta el campo están incrementar la inversión en ciencia, innovación y transferencia de tecnología, fomentar alianzas público-privadas y seguir posicionando los productos mexicanos en los mercados internacionales.
Ante los representantes del sector empresarial del país, dio a conocer que, entre los logros del primer año de gestión, resultado del trabajo de todos los productores, resalta el crecimiento de las actividades primarias durante el tercer trimestre de 2019 en 5.4 por ciento, respecto al mismo periodo de 2018.
También, destacó el superávit de ocho mil 315 millones de dólares que presentó la balanza comercial agroalimentaria para los primeros once meses de 2019, superior en 48.3% a lo reportado durante el mismo periodo de 2018.
Para el mismo lapso, las exportaciones alcanzaron los 34 mil 619 millones de dólares, presentando un crecimiento anual de 8.6%, agregó.
En 2019, los programas Producción para el Bienestar, Precios de Garantía y Crédito Ganadero a la Palabra canalizaron 21 mil 891 millones de pesos, en beneficio de 2.2 millones de productores, comentó.
El presidente de la Canacintra, Enoch Castellanos Férez, mencionó que el organismo empresarial que representa es un aliado para enfrentar los retos en el sector agroalimentario, como son mejorar los ingresos a los trabajadores del campo, en donde la industria de la transformación tiene mucho que aportar.
Un reto y paso importante para ello, refirió, es otorgar valor agregado a las actividades del campo, lo que significa pasar de la actividad primaria a la agroindustria, con el objetivo de obtener mejores ingresos a lo largo de toda una cadena.

Destacó la oportunidad de participación en el financiamiento para maquinaria, equipo agrícola y material vegetativo, lo que permitirá avanzar en conjunto por una agricultura que reparta la riqueza y contribuya a superar la pobreza en el medio rural.



Aprueba Agricultura Programa Nacional de Normalización 2020 para fortalecer sanidad agropecuaria y pesquera
·         Incluye ocho temas de protección fitosanitaria, 10 de protección zoosanitaria, 18 de pesca responsable, uno de ganadería y cuatro de competitividad.
·         Buscan reducir el tiempo de elaboración, discusión y expedición de las Normas Oficiales Mexicanas en materia agroalimentaria.
Con el objetivo de fortalecer el marco regulatorio, simplificar procesos, ordenamientos y acuerdos oficiales, el Comité Consultivo Nacional de Normalización Agroalimentaria (CCNNA) de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural aprobó el Programa Nacional de Normalización 2020.
El programa incluye ocho temas del Subcomité de Protección Fitosanitaria, 10 del Subcomité de Protección Zoosanitaria, 18 del Subcomité de Pesca Responsable, uno del Subcomité Especializado en Ganadería y cuatro del Subcomité Especializado en Competitividad.
En materia fitosanitaria, el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica) propuso la creación de una nueva norma para simplificar los requisitos y especificaciones que deben cumplir los establecimientos relacionados con la fabricación, formulación por maquila, importación, distribución y comercialización de plaguicidas agrícolas.
Propuso modificar la Norma Oficial Mexicana (NOM) 079 en materia de requisitos fitosanitarios para la producción y movilización de material propagativo libre de virus tristeza y otros patógenos de los cítricos; la 052, que se refiere a los trámites para presentar el aviso de inicio de funcionamiento por las personas dedicadas a la aplicación aérea de plaguicidas agrícolas y la 077, enfocada a la realización de estudios de efectividad biológica de los insumos de nutrición vegetal.
En materia zoosanitaria, el Senasica propuso modificar las NOM 008 y 009, ambas regulatorias de establecimientos Tipo Inspección Federal (TIF), y la 045, relacionada con las características zoosanitarias para la operación de establecimientos donde se concentren animales para ferias, exposiciones, subastas, tianguis y eventos similares.
También, puso a consideración la modificación de la NOM 012, relacionada con la regulación de productos químicos, farmacéuticos, biológicos y alimenticios para uso en animales o consumo por éstos; la 060, que incluye las especificaciones zoosanitarias para la transformación de despojos animales y su empleo en la alimentación animal, y la 062, por la que señala las especificaciones técnicas para la producción, cuidado y uso de los animales de laboratorio.
La Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (Conapesca) propuso reprogramar para su estudio las NOM 018 sobre pulpo; la 019, moluscos bivalvos; la 020, merluza; la 021, atún aleta azul; la 029, tiburones y rayas; la 038, trazabilidad; la 039, jaiba; la 049, zonas de refugio pesquero; la 063, curvina golfina; la 064, artes y métodos de pesca prohibidos, y la 74, sistemas de Exclusión de Fauna Acuática.
Buscará modificar las NOM 003 sobre pelágicos menores; la 006, sobre langosta; la 014, sobre almeja generosa; la 62, sobre Sistema de Monitoreo Satelital de Embarcaciones Pesqueras, y la 065, sobre mero.
El Subcomité Especializado en Competitividad propuso la creación del Proyecto de NOM: Miel de abejas meliponas, especificaciones para su producción; el Proyecto de NOM: Especias y hierbas culinarias, y el Proyecto de NOM: Sal de mar artesanal, especificaciones mínimas de calidad agroalimentaria.
Asimismo, busca la modificación a la NOM 001 en materia de prácticas comerciales y especificaciones sobre el almacenamiento, guarda, conservación, manejo y control de bienes o mercancías bajo custodia de los almacenes generales de depósito, incluyendo productos agropecuarios y pesqueros.
El Comité Consultivo propuso derogar distintas normas supeditadas a las que se pretenden crear o modificar durante el presente año, cuyo funcionamiento se contrapone con las nuevas disposiciones.
EL CCNNA trabaja para reducir el tiempo de elaboración, discusión y expedición de las Normas Oficiales Mexicanas en materia agroalimentaria, permite fortalecer el marco regulatorio para el sector y generar mayor certidumbre en necesidades sanitarias, de calidad e inocuidad en beneficio de los consumidores mexicanos.




Inspecciona Agricultura más de 921 mil equipajes durante operativo vacacional de invierno 2019
·         Más de 800 oficiales del Senasica y 101 unidades caninas resguardan el patrimonio agroalimentario nacional.
·         Su labor permite reducir el riesgo de ingreso de alimentos que pudieran ser portadores de plagas o enfermedades no existentes en México.
La Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural informó que durante el operativo vacacional de invierno 2019, los oficiales del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica) revisaron 921 mil 414 equipajes, que contenían mercancía de riesgo para el patrimonio agroalimentario de México.
El operativo aplicado en puertos, aeropuertos y fronteras, inició el 17 de diciembre de 2019 y concluyó el martes 7 de enero de 2020, con la participación de más de 800 oficiales de inspección sanitaria y 101 unidades caninas del organismo de Agricultura.
El mayor número de revisiones se desarrolló en barcos, con 438 mil 717 equipajes; en vuelos internacionales fueron inspeccionados 272 mil 796 y en nacionales, 142 mil 54; en ingreso a pie por fronteras, 67 mil 847, y en entradas por vehículo, 59 mil 263.
Del 23 al 29 de diciembre fue el periodo en el cual se observó mayor flujo de pasajeros, con un total de 367 mil 160 equipajes inspeccionados, la mayoría de ellos (53 por ciento) provenientes de barcos y cruceros.
En cada periodo vacacional Agricultura se suma al trabajo de diversas dependencias del Gobierno de México para que los vacacionistas nacionales y extranjeros tengan seguridad, protección, orientación y facilidades para que su ingreso a territorio nacional sea ágil.
El trabajo de los oficiales de inspección permite reducir el riesgo de ingreso de mercancías que pudieran ser portadoras de plagas o enfermedades no existentes en el país, que representarían afectaciones a la producción de alimentos en México.

Con antelación al periodo vacacional, el Senasica invita a los mexicanos y a los turistas extranjeros a informarse y declarar, en puertos, aeropuertos y fronteras de México, los productos agroalimentarios que trae consigo, con previo conocimiento de cuáles están permitidos y prohibidos para ingresar a nuestro país, por el riesgo que representan para la producción de alimentos, para lo cual pone a disposición la página https://www.gob.mx/senasica/acciones-y-programas/informacion-para-viajeros-193524



Establece Gobierno de México una diferente manera de apoyar al campo: entregas directas, de frente a la gente y sin corrupción: Víctor Villalobos
·         El titular de Agricultura, Víctor Villalobos Arámbula, y el gobernador de Puebla, Miguel Barbosa Huerta, entregaron recursos, maquinaria, equipo agrícola, material vegetativo e insumos, por un monto de 121 millones de pesos, en beneficio directo de tres mil 400 productores.
·         Anunciaron la construcción de dos centros de acopio en la localidad: uno para la cosecha de granos y el otro de leche,  dentro del Programa de Precios de Garantía, enfocado a beneficiar prioritariamente a los pequeños productores, campesinos y comunidades indígenas.
El secretario de Agricultura y Desarrollo Rural, Víctor Villalobos Arámbula, afirmó que el Gobierno de México ha establecido una forma diferente de entregar apoyos para el campo: de manera directa, de frente a la gente y sin corrupción, prácticas básicas para lograr su rescate y cumplir las expectativas de desarrollo de los productores.
Durante la entrega de recursos, maquinaria, equipo agrícola, material vegetativo e insumos, por un monto de 121 millones de pesos, en beneficio directo de tres mil 400 productores, el titular de Agricultura señaló que con estas acciones se hace realidad la entrega física de apoyos, semilla certificada y módulos de maquinaria agrícola.
Son activos que muestran el esfuerzo federal y estatal, orientado a incrementar la productividad agropecuaria y acuícola en el estado, refirió.
Ante más de dos mil productoras y productores de la entidad, el secretario Víctor Villalobos Arámbula anunció la construcción de dos centros de acopio en la localidad: uno para la cosecha de granos y el otro de leche,  dentro del Programa de Precios de Garantía, enfocado en el beneficio de los pequeños productores, campesinos y comunidades indígenas.
Subrayó que en este gobierno se ejecutan las políticas públicas necesarias para acompañar a los pequeños productores y revertir el abandono en el que estaban, así como acompañar a los agricultores de hortalizas y frutales que destacan en esta entidad, y que contribuyen a la autosuficiencia alimentaria.
En el evento: “Entrega de apoyos para la recuperación del campo poblano”, el gobernador Miguel Barbosa Huerta apuntó que empezamos el año con buenas noticias para el campo del estado, con la entrega de apoyos producto de la coordinación entre los gobiernos federal y estatal, que tiene como principios la sencillez, honradez y buena fe.
Informó que adicionalmente se canalizarán 460 millones de pesos para la entrega de fertilizantes orgánicos, en apoyo a los productores de los 217 municipios de la entidad, con la finalidad de hacer realidad la esperanza de tener una mejor calidad de vida para las familias del sector rural.
La secretaria de Desarrollo Rural de Puebla, Ana Laura Altamirano Pérez, aseguró que el campo poblano es un eje de desarrollo para el estado,  ocupa el tercer lugar en biodiversidad y registra más 145 cadenas agrícolas: manzana, cítricos, maíz, frijol, agave y pitaya, entre otros.
Indicó que en la entidad se siembran alrededor de 900 mil hectáreas, con una producción de 7.3 millones de toneladas de alimentos.
En este gobierno se proyecta un compromiso  social y con el manejo transparente de los recursos “haremos historia, haremos futuro”, aseguró.
La presidenta municipal de Tecamachalco, Marisol Cruz García, expresó que erradicar prácticas de corrupción en la entrega de apoyos, con el ejemplo del presidente Andrés Manuel López Obrador, la historia del campo en el estado y en el país va a cambiar radicalmente.
En representación de los productores beneficiarios, Maricela Coleto Fuentes, refirió que “ahora venimos porque los apoyos son de verdad, no venimos a llenar un espacio maquillado, y con el cambio de gobierno tenemos esperanza. Estamos recuperando la confianza en las autoridades”.



Superan exportaciones agroalimentarias los 34 mil 600 mdd a noviembre, 8.6% más que el mismo lapso de 2018
·         La balanza comercial de este tipo de bienes registró un superávit de ocho mil 315 millones de dólares, lo que equivale a un incremento anual de 48.3 por ciento.
·         Las ventas totales de productos agroindustriales alcanzaron los 18 mil 203 millones de dólares y las de agropecuarios se ubicaron en 16 mil 416 millones de dólares, con incrementos de 7.47 por ciento y 9.91 por ciento, respectivamente.
Las exportaciones de productos agroalimentarios (que incluyen a los sectores agropecuario y agroindustrial) reportaron un avance acumulado al mes de noviembre del año pasado de 34 mil 619 millones de dólares, informó la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural.
De acuerdo con un reporte elaborado por el Centro de Información de Mercados Agroalimentarios de la Secretaría de Agricultura, este nivel de ventas internacionales al onceavo mes del año equivale a un incremento a tasa anual de 8.61 por ciento.
El documento detalla que las exportaciones de los primeros 11 meses de 2019 (34 mil 619 millones de dólares), son similares a las registradas durante todo el año 2018 (34 mil 849 millones de dólares).
En lo que corresponde al superávit agroalimentario reflejado en la balanza comercial agroalimentaria al mes noviembre del año pasado, este indicador mantiene su ritmo de crecimiento, con un aumento anual de 48.32 por ciento, lo que representa un saldo positivo por ocho mil 315 millones de dólares en el periodo.
Este superávit en la balanza comercial agroalimentaria es el más alto registrado en las últimas décadas, lo que refleja un mayor dinamismo en el sector exportador de este tipo de bienes, así como la calidad y demanda que tienen los productos mexicanos en los mercados mundiales.
Cabe señalar que en lo correspondiente a las exportaciones de productos agropecuarios entre enero y noviembre de 2019, éstos alcanzaron ventas por 16 mil 416 millones de dólares, lo que representa un crecimiento de 9.91 por ciento con relación a lo obtenido en el mismo lapso del año previo.
La balanza comercial de este tipo de productos registró un incremento de 58.44 por ciento a tasa anual, con un superávit de cuatro mil 307 millones de dólares.
Por su parte, las exportaciones de bienes agroindustriales se situaron en 18 mil 203 millones de dólares, un crecimiento a tasa anual de 7.47 por ciento, y un superávit en su balanza comercial de cuatro mil 008 millones de dólares, lo que equivale a un avance de 38.79 por ciento, en comparación a lo obtenido durante el periodo enero–noviembre de 2018.
A nivel segmento, la bebidas, hortalizas y frutas fueron los principales grupos de exportación al concentrar más del 60 por ciento de las ventas internacionales; en tanto que el rubro de cárnicos es el que presentó el mayor dinamismo durante el periodo enero- noviembre de 2019, con una variación positiva de 17 por ciento, respecto al mismo periodo del año previo.
En lo que corresponde a los productos con mayor demanda en el mercado internacional, la cerveza registró ventas por cuatro mil 528 millones de dólares, con un avance de 8.02 por ciento; los aguacates dos mil 711 millones de dólares, con un aumento de 18.16 por ciento; el tequila y mezcal, ventas por mil 800 millones dólares, con un 18.69 por ciento de crecimiento; azúcar, 767 millones de dólares, un crecimiento de 14.55 por ciento; artículos de confitería sin cacao, 740 millones de dólares, 9.88 por ciento más, y fresas con 507 millones de dólares, y un avance de 38.55 por ciento, en relación al mismo periodo del año anterior.
Cabe señalar que en el periodo de referencia (enero-noviembre), las importaciones de productos agroalimentarios registraron una tendencia estable con un ligero avance de 0.14 por ciento a tasa anual y un acumulado de 26 mil 304 millones de dólares.






Evita Agricultura ingreso de plagas al país con el rechazo de mil 500 embarques comerciales de riesgo
en 2019

·         Las medidas del Senasica contribuyen a resguardar el patrimonio agroalimentario nacional; evitó la entrada de 40 plagas de importancia cuarentenaria para vegetales y animales.

·         Destruyó o retornó al país de origen más de 600 toneladas de alimentos que se retuvieron al inspeccionar 13 mil 713 barcos, 199 mil 657 aviones y 186 mil 893 contenedores de ferrocarril con mercancías agropecuarias.

Entre enero y noviembre de 2019, el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica) rechazó la entrada a territorio nacional de mil 541 embarques comerciales, con lo que se evitó el ingreso de 40 plagas de importancia cuarentenaria que significan un riesgo para la producción de alimentos en México.

Para ejecutar estas acciones, los oficiales del organismo de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural inspeccionaron 13 mil 713 barcos, 199 mil 657 aviones y 186 mil 893 contenedores de ferrocarril con mercancías agropecuarias, de los cuales se destruyeron o retornaron al país de origen más de 600 toneladas de productos.

Estas medidas forman parte de las labores que lleva a cabo Agricultura, a través del Senasica, en todos los puertos, aeropuertos y fronteras con la finalidad de disminuir el riesgo de que ingresen plagas y enfermedades exóticas, es decir, que no existen en el territorio nacional.

Entre los productos vegetales rechazados se encuentran: papa, semilla de tomate, arroz, flor de jamaica, café, manzana y musgo.

De los de origen animal destacan carne de ave, cerdo y equino, alimento para animales y leche en polvo.
Los oficiales del Senasica revisaron 10 mil 64 barcos comerciales, dos mil 511 cruceros y mil 138 yates, en los cuales se retuvieron 494 mil 534 kilogramos de productos, que posteriormente fueron destruidos.

Del total de embarcaciones, 405 fueron barcos graneleros, que se caracterizan por transportar vegetales secos como maíz, trigo, frijol soya, semilla de canola y arroz en bodegas especiales.

También fueron inspeccionados 170 mil 485 aviones comerciales, 29 mil 172 privados y, con ayuda de las Unidades Caninas del Senasica, se revisaron 202 mil 912 equipajes, producto de lo cual se decomisaron 111 mil 496 kilogramos de mercancías.

En el ámbito turístico, la cantidad de mercancías destruidas de enero a noviembre de 2019 fue de un millón 560 mil 576 kilogramos, entre las que destacan embutidos, carne fresca de puerco, ave y res, alimentos para mascotas, lácteos, frutas, granos, hortalizas y artículos de santería.

Para llevar a cabo la destrucción de las mercancías retenidas, el Senasica cuenta con 40 incineradores ubicados en 16 aeropuertos, siete puertos, nueve puntos fronterizos y ocho Puntos de Verificación e Inspección Federal (PVIF), ubicados en las principales carreteras del país.

El personal técnico del Senasica remitió 138 mil 75 muestras de alimentos a laboratorios oficiales y aprobados, en los cuales se constató la presencia de 40 plagas de importancia cuarentenaria, por lo que se procedió a su destrucción, acondicionamiento o retorno al país de origen, a fin de preservar el estatus fito y zoosanitario de México, en beneficio del sector primario del país.

Entre las plagas cuarentenarias con más detecciones sobresalen: el virus rugoso del tomate (ToBRFV); malezas como Polygonum convolvulus, Pennisetum pedicellatum y Galium spurium; insectos como moscas de la fruta (Anastrepha obliqua, y Anastrepha sp.); gorgojo khapra (Trogoderma granarium), y nematodos como Meloidogyne chitwoodi y Oesophagostomum sp.

Estas acciones coadyuvan a proteger el patrimonio agroalimentario nacional, en beneficio de agricultores y ganaderos quienes tienen la posibilidad de ser más productivos y competitivos para ofrecer a los consumidores mexicanos mayores garantías de que a su mesa llegan alimentos sanos e inocuos, y les permite exportar sus productos a más de 150 países del mundo.




Maíces nativos, clave para erradicar el hambre y mejorar la nutrición en el país: Agricultura-CIMMYT

  • El Programa MasAgro determinó que en el sistema milpa y los maíces podría haber importantes elementos para desarrollar variedades resistentes a las enfermedades, la sequía y otras condiciones extremas derivadas del cambio climático.
  • Se han desarrollado 158 ensayos y viveros de maíz nativo y de cultivos de la milpa en Oaxaca, Michoacán y Estado de México con el objetivo de consolidar un esquema que eleve la productividad sustentable y el bienestar de las comunidades milperas.
  • Crece el interés por los maíces de colores en varios nichos del mercado, que demandan productos nutritivos de alta calidad producidos artesanalmente y con inocuidad y bajo impacto ambiental.

La Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural y el Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (CIMMYT) desarrollaron, en una estrategia conjunta, 158 ensayos y viveros de maíz nativo y de cultivos de la milpa en Oaxaca, Michoacán y el Estado de México con el objetivo de consolidar un esquema que eleve la productividad sustentable y el bienestar de las comunidades milperas.

Con esta iniciativa conjunta, a través del Programa MasAgro se busca revitalizar la milpa y ampliar la investigación y el consumo de maíces nativos al representar éstos un potencial productivo que contribuirá a que la población mexicana tenga acceso a una alimentación sana, nutritiva y suficiente, indicó Agricultura.

En la Península de Yucatán, el CIMMYT y su red de colaboradores —mediante el enfoque de intensificación sustentable de MasAgro— afianzaron acciones que han sido reconocidas por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) como una de las soluciones más innovadoras para fomentar el desarrollo de las comunidades rurales y los grupos indígenas, abundó.

Destacó que en el país, los maíces nativos se adaptaron a las más diversas condiciones geográficas y a distintos usos, por lo que podría haber importantes pistas para desarrollar variedades resistentes a las enfermedades, la sequía y otras condiciones extremas derivadas del cambio climático.

Agricultura subrayó que el potencial de estos maíces, sin embargo, no se limita a su valor biológico puesto que se extiende al terreno de la economía, pues aunque actualmente 99.7 por ciento del consumo total de maíz en México corresponde a granos blanco y amarillo, los de colores recién han despertado el interés en nichos del mercado que demandan productos nutritivos de alta calidad producidos artesanalmente y con inocuidad y bajo impacto ambiental.

Histórica y culturalmente la milpa se caracteriza por su diversidad y asociación de cultivos. Existe desde hace por lo menos cuatro mil 500 años y, debido a las nuevas dinámicas socioeconómicas y la paulatina pérdida de su productividad por diversos factores, como la persistencia de prácticas inadecuadas, hoy su cultivo está siendo abandonado, hecho que fomenta fenómenos migratorios y pérdida de diversidad biológica, refiere un reporte del CIMMYT.

Además, agrega el organismo, es el sistema de producción que ha dado origen a la gran diversidad de maíces nativos (se han identificado 64 grandes grupos o razas de maíces originarios de México, pero solo se han aprovechado menos de 10 para el mejoramiento de maíz).

A pesar de su amplia variedad, datos del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) indican que en el país el maíz nativo representa apenas 0.8 por ciento de las hectáreas sembradas de este grano y su consumo solo alcanza 0.3% del total, destinándose primordialmente al autoconsumo de las comunidades campesinas e indígenas, las cuales son 80% de los productores de este cereal.

Ante este panorama, han surgido diversas iniciativas para proteger los maíces nativos y rescatar la milpa (algunas desde la normatividad y otras desde la investigación), con la finalidad de mantener la diversidad genética de las semillas y las plantas cultivadas, y que los beneficios que se deriven de la utilización de los recursos genéticos sean distribuidos justa y equitativamente, como señalan las metas de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU.






Firman gobiernos de México y China Memorándum de Entendimiento para desarrollo de infraestructura e investigación sobre maricultura

  • ​El proyecto avanzará hacia la generación de opciones para la producción de alimentos cultivados en el mar e incrementar los intercambios de investigadores para desarrollar temas de acuacultura.


Los gobiernos de México y de la República Popular China firmaron un Memorándum de Entendimiento con el objetivo de desarrollar investigación sobre maricultura y dinamizar el intercambio de científicos para apuntalar esta actividad.

El proyecto está estructurado para que en el futuro México cuente con un parque industrial acuícola que genere opciones para empresas que se dediquen a la producción de alimentos cultivados en el mar.

La firma del acuerdo estuvo a cargo de los directores generales del Instituto Nacional de Pesca y Acuacultura (Inapesca) de México, Pablo Arenas Fuentes, y del Instituto de Investigación Pesquera del Mar Amarillo (YSFRI) de la Academia China de Ciencias Pesqueras de la República Popular China, Li Jian, quienes subrayaron el potencial de México en materia acuícola y en maricultura.

Arenas Fuentes precisó que la firma del Memorándum concreta el interés mutuo en el desarrollo y avance de la investigación en maricultura, en la proyección de un parque y un centro de investigación exclusivo en maricultura en el municipio de Dzilam de Bravo, Yucatán.

Está previsto, apuntó, instaurar un centro de investigación especializado en maricultura e incrementar los intercambios de investigadores mexicanos y chinos para desarrollar temas de acuacultura.

También, dijo, se considera la realización de investigaciones en temas generales de acuacultura, como la producción de alimentos para peces o crustáceos de cultivo y de alevines para engorda, así como desarrollo genético.

Se prevé, además, la creación y consolidación de infraestructura relacionada con investigación científica; desarrollo tecnológico e innovación de la maricultura; difusión de ciencia y tecnología en maricultura; solicitudes conjuntas para programas cooperativos internacionales relevantes; asistencia técnica, y acciones estratégicas de coordinación e información, agregó.

El director general del Inapesca subrayó el potencial del Golfo de México y el Caribe para la maricultura --en particular Yucatán--, acotó, que tiene una plataforma continental extensa y con relativa baja profundad, lo que es propicio para esta actividad que se puede realizar en jaulas y corrales.

Resaltó que, de manera particular, la entidad yucateca está comprometida con la innovación y la tecnología y con los métodos aplicables de manera sustentable.

El coordinador general de Operación y Estrategia Institucional de la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (Conapesca), Luis Miguel Flores Campaña, remarcó el potencial de México para crear, a través de la maricultura, proteína de alta calidad.

Indicó que el memorando refuerza la cooperación interinstitucional entre Agricultura y las instituciones chinas, que por años se ha mantenido como una relación internacional sólida.

Las partes acordaron mantener encuentros frecuentes para fortalecer la estrategia plasmada en el Memorándum de Entendimiento.