ESCUELAS ABIERTAS Y LA SEP CERRADA


 

*Invocación bolivariana

*Los crímenes de la OEA y ONU

*Amlo es el ejemplo laboral

 

VLADIMIR ROTHSCHUH

 

El llamado del presidente López Obrador a desaparecer la OEA para dar paso a un nuevo organismo renovado es un viejo reclamo de todos los pueblos que han sido víctimas de sus malos gobiernos. Nicaragua, Chile, Uruguay, Venezuela, Cuba, Argentina, Brasil son naciones que han vivido el horror de los crímenes de sus gobernantes sin que la OEA hiciera algo decoroso para mitigar las atrocidades del poder político. La renovación de la OEA es una exigencia de los pueblos de América que han sucumbido en el aparato burocrático del multiorganismo, como millones de personas lo son ahora de las Naciones Unidas por su responsabilidad global de  infamia llamada pandemia, debido a que no supera por nación ni el número de muertos de cáncer, diabetes y obesidad. Emplaya la sentencia del presidente López Obrador más allá de la OEA fincándose en la Organización Mundial de la Salud, a la que el gobierno de México no debería seguirle el retozo de la bajeza neoliberal y los miles de millones de dólares en unas cuantas manos que está operando la mafia global de las farmacéuticas y sus vacunas. La OEA ya no responde como no ha respondido antes a los pueblos de América, como tampoco la ONU hoy asumida en el ente patibulario con su brazo ejecutor de la OMS que también merece renovarse.


 

Llueva, truena o relampaguee, promete el presidente López Obrador, que en agosto inicia el nuevo ciclo educativo presencial. El equipo de la maestra Delfina disiente del anuncio del presidente de México pues no quieren regresar a trabajar, las escuelas, y edificios de la SEP están vacíos en contraste de lo que será el regreso presencia de los alumnos a sus planteles. En sentido inverso, hoy la titular de Economía ordenó a las 40 representaciones de su dependencia abrir puertas y que todo el personal se presente a laborar y ofrezca los servicios del sector comercial del gobierno del presidente López Obrador. Tatiana Clouthier llegó al edificio de la Secretaría de Economía encontrándolo en total abandono laboral, porque no era simplemente que no llegaran a laborar físicamente sino que tampoco lo hacían a distancia. Lo decoroso que todos los días el presidente de México fuera la flama de la vitalidad del gobierno de México en las mañaneras, no lo tomaron así Secretarios del Gabinete y la tabla rasa de la burocracia. El regreso a clases prometido por el presidente López Obrador por la salud emocional de los niños y la juventud del país, requerirá vigor de la maestra Delfina Gómez para despertar ese elefante atolondrado y ocioso llamado SEP, porque sería grave que los niños regresen a clase mientras la SEP y sus oficinas sigan vacías. Tatiana Clouthier puso el ejemplo siguiéndole el paso al presidente López Obrador que no inventa pretextos para inasistir a las mañaneras.

 

https://twitter.com/VladRothschuh