EDITORIAL

LAS VENAS ABIERTAS DE MÉXICO





*Burocracias asesinas
*Mineras a cielo abierto
*La mujer del canciller
*Tangibles contra ley Scherer
*Responsabilidad compartida



VLADIMIR ROTHSCHUH


El presidente López Obrador confía que la Cuarta Transformación siente las bases de un cambio sin retorno donde los conservadores y neoliberales no puedan en un futuro, volver al pasado que regía a México hasta el 2019.  Como en la Ley de Salarios Máximos que en septiembre tendrá un segundo ajuste para impedir las puertas laterales de la judicialización, el presidente López Obrador debe convertir en Ley su promesa que a lo largo de este sexenio no se otorgarán más concesiones mineras. Dejarlo en voluntad suya sería dejar abierta las venas por donde México y los mexicanos se desangran con ese saqueo minero y sus infinitos daños ambientales, sociales, económicos, laborales y morales, pues los senadores y diputados de Morena han sido los primeros en ponerse al brinco sobre los beneficios que atraen las mineras en ocho millones de hectáreas  actualmente concesionadas en 25 mil permisos. El presidente López Obrador debe convertir en ley sus promesas transformadoras porque un país al que él le extendió la mano en Mesoamérica a través de Sembrando Vida, es ejemplo mundial de su lucha social contra las mineras que solamente crearon pobreza y violencia entre los salvadoreños. Hoy ese pequeño país que puede ser uno de nuestros municipios grandes se atrevió a desafiar el poder de las transnacionales  consiguiendo legislar la prohibición en todo su territorio de la minería metálica. Con esta reforma toda concesión queda cancelada, se acaba la destrucción de bosques por la minería a cielo abierto y se comienza una restitución ambiental a los daños acuíferos causados. El presidente López Obrador otorgó en el Plan Marshall a El Salvador millones de dólares y programas sociales replicados bajo Bienestar o Sembrando Vida y con su promesa de cancelar cualquier concesión futura a las mineras debería importar a México la experiencia salvadoreña contra la minería metálica y universalizar un derecho humano sin retorno como ambicionan no los priístas y panistas, sino los senadores y diputados morenos indignados con el Presidente de México por ir contra sus negocios de manos sucias.


Se le conoció como la Ley Scherer, la iniciativa dada a conocer por el presidente López Obrador y su Jurídico que en su frescura atendía y ponía fin a la corrupción de los inspectores gubernamentales y abreviaba  los tiempos acostumbrados para abrir un negocio. Claudia Sheinbaum retomó esa iniciativa presidencial para que a cualquier emprendedor le tome un día echar a andar su negocio y no la semana que normalmente tarda el burocratismo en la CDMX. No obstante el interés de Sheinbaum y de Scherer hay un ámbito que no es de la CDMX sino del Federal y que compete a Arturo Herrera, Carlos Martínez Velázquez y Zoé Robledo, haciendo que los tiempos reales no sean de una semana sino que mucho más extensos. La Ley tanto de Julio Scherer como la de Sheinbaum a favor del emprendedurismo se estrella con otros tangibles. No obstante la insistencia de la Jefa de Gobierno para que Protección Civil y Uso de Suelo sean expeditos, poco o nada ha cambiado en estos nueve meses de transformaciones como sucede en el Registro Público de la Propiedad que pese a haber dado el salto a la digitalización en el 2011 ésta se ha convertido en el garlito burocrático para alargar trámites de dos días hasta tres meses, aduciendo la obviedad que provoca la transición de lo escrito en papel a lo cibernético. Las burocracias son las enemigas de las transformaciones, de ese sabotaje  surgen las distopías enjaretadas a los líderes y no a los responsables silenciosos de criminalizar desde sus escritorios los cambios. Así parece que se quedó ínfimo el recorte del 40% en el servicio público porque el quid no era echar a ese personal sino reemplazarlo con cuadros propios de la 4T.


Oaxaca se integró a la estrategia viviendera de Carlos Martínez regularizando escrituras, condonando deudas, descontando impuestos, reestructurando carteras vencidas y revitalizando la vivienda abandonada. Quedaron comprometidos Alejandro Murat y los empresarios a difundir entre los trabajadores oaxaqueños las nuevas de la 4T en el Infonavit para acercar el mayor número de beneficiarios que al día de hoy desconocen los nuevos derechos actualizados por la administración del presidente López Obrador y que comprende la  Responsabilidad Compartida, a través del cual los créditos en veces salario mínimo (VSM) se convierten a pesos, además de otorgar un descuento promedio al saldo de 55% y de congelar el monto de los pagos de la hipoteca hasta que esta concluya. Carlos Martínez ha elevado a rango de derecho humano la vivienda con tal que deje de ser un decorado constitucional como lo fue  durante la vida del Infonavit: hoy todos tienen certeza de cuándo acaban de pagar su crédito y con facilidades para los cumplidos como para los que sufren la crisis del modelo neoliberal desempleador. Por dicha dinámica es que pronto ofrecerá el Infonavit un nuevo plan que permitirá a varios derechohabientes juntarse en un crédito y asegurar menores tiempos de pago y viviendas de nivel medio, con este paso el Instituto recobra su perfil solidario, de servicio y seguridad social con  créditos baratos porque bajar las tasas de interés es otra de las metas prometidas por Velázquez Martínez.


Las habilidades diplomáticas mesoamericanas  asumidas por el canciller Ebrard en la coyuntura de Donald Trump  no provienen de su paso por Relaciones Exteriores con Manuel Camacho sino de su matrimonio con la ex embajadora hondureña, Rosalinda Bueso. Toda la estrategia que el canciller Ebrard ha desplegado para los países expulsores de mano de obra hacia Estados Unidos, Honduras, El Salvador y Guatemala, se cocina en el intimismo matrimonial como suelen ser casi todas las decisiones políticas para bien o mal del actoraje representado. ‘Detrás de un gran hombre hay siempre una gran esposa´ y ciertamente que el Jefe de la Diplomacia de la 4T tiene experiencia matrimoniales desacertadas de lo contrario no habría fundado su futuro desde la Jefatura de Gobierno al lado de ‘la guapa e inteligente diplomática hondureña’ que después de esas mieles debió acompañar a su marido al exilio francés impuesto por Mancera y Osorio Chong. Gracias a su esposa Ebrard es denominado Súpersecretario por asumir controles en las distintas áreas del Gabinete erigiéndose así el Jefe del equipo, provocando los recelos naturales de los demás Secretarios pues de paso envuelve la sucesión por la dirigencia nacional de Morena hacia el 2024. El Plan Marshall de Centroamérica ofrecido por el canciller Ebrard a Washington es apenas una piedra angular del trabajo que despliega Relaciones Exteriores en la región e involucra a Venezuela donde la 4T ha puesto por delante los derechos humanos y la democratización como en aquellos tiempos de Contadora cuando México se hacía sentir en el concierto de Naciones. Igualmente ocurre con la ampliación de relaciones con China llevadas al fracaso en el sexenio pasado con el Tren Bala queretano derivado punitivamente en los 43 de Acteal. El rol de la ex embajadora Bueso en el Plan Marshall centroamericano contiene la misma madurez emocional de su esposo hacia Venezuela y por tanto queda extenderlo a los intereses democratizantes de los demás miembros regionales como son Panamá, Costa Rica y Nicaragua.  


www.twitter.com/vladrothschuh
vladyroth@gmail.com